Descargar Aplicación

DISCURSO PUBLICO: Luchemos contra el espíritu del mundo, Bosquejo del Discurso 30 Minutos

NOTA:

Ayude a las personas interesadas en la verdad a comprender por qué deben luchar contra el espíritu del mundo y muéstreles cómo hacerlo. Use ejemplos y experiencias para que vean los beneficios de evitar el espíritu del mundo. Si lo desea, puede usar las imágenes suministradas para explicar las ideas correspondientes.

¿QUÉ ES “EL ESPÍRITU DEL MUNDO”? (5 mins.)

¿Por qué hay tantas personas egoístas, orgullosas y rebeldes?

La humanidad está controlada por una fuerza invisible y muy poderosa: “el espíritu del mundo” [lea 1 Corintios 2:12].

El espíritu del mundo es la forma de pensar y actuar que viene de Satanás [lea Efesios 2:2](lvs 63 párrs. 7, 8) [imagen 1].

El espíritu del mundo refleja la personalidad orgullosa y egoísta de Satanás.

Este espíritu promueve que la gente se independice de Dios y que actúe con egoísmo (w12 15/10 13 párr. 4).

¿POR QUÉ TENEMOS QUE LUCHAR CONTRA EL ESPÍRITU DEL MUNDO? (5 mins.)

Satanás desafió la soberanía de Jehová y afirmó que los humanos tienen el derecho de ser independientes de Dios (Gé 3:1-5).

Satanás usa el espíritu del mundo para hacer que la gente se una a su rebelión.

El estilo de vida que Satanás promueve es peligroso y causa mucho sufrimiento (Gál 6:7, 8).

Si seguimos la guía de Jehová, tendremos éxito y una vida feliz (Sl 32:8; 34:8).

Quien desee acercarse a Dios debe evitar “ser amigo del mundo” (Snt 4:4, 8).

¿CÓMO PODEMOS LUCHAR CONTRA EL ESPÍRITU DEL MUNDO? (12 mins.)

Respetando la autoridad.

A menudo, los que están bajo la influencia del espíritu del mundo no respetan la autoridad.

Sometámonos a la gobernación de Jehová y de su hijo, Jesucristo, quienes gobiernan de forma amorosa (Is 33:22; Ef 4:15).

Jehová ha establecido quiénes tienen autoridad en la familia y en la congregación, y eso promueve la paz y la unidad (1Co 11:3; Heb 13:17).

Obedezcamos a las autoridades civiles siempre que no nos pidan algo que esté en contra de las leyes divinas (Hch 5:29; Ro 13:1, 2).

Viviendo de acuerdo con las normas morales de Jehová.

Los que están bajo la influencia del espíritu del mundo se empeñan en decidir por ellos mismos lo que está bien o mal (Ef 4:17-19).

Aprendamos y obedezcamos las normas de Jehová; rechacemos “las obras de la carne”, que el espíritu del mundo fomenta (Gál 5:19-21; Col 3:5-10).

Hacerlo nos beneficiará en sentido físico y emocional (Sl 19:8).

Llevando una vida sencilla y centrada en hacer la voluntad de Dios.

Satanás se vale de “los deseos de los ojos” para promover la codicia y distraer a muchos de servir a Dios (1Jn 2:15, 16).

No nos esforcemos por conseguir riquezas o muchas cosas materiales (Mt 6:22, 24, 33; w11 15/5 12 párr. 4).

Podemos estar seguros de que Jehová nos dará todo lo que necesitemos.

DEJÉMONOS GUIAR POR EL ESPÍRITU SANTO (8 mins.)

El espíritu santo nos ayuda a luchar contra el espíritu del mundo [lea Gálatas 5:16] (nwt 1823, “Espíritu santo”).

El espíritu santo nos da la motivación y la fortaleza que necesitamos para luchar contra las actitudes carnales (1Co 6:11; Ef 2:3; 3:16) [imagen 2].

Roguémosle a Dios que nos dé su espíritu santo (Lu 11:13).

Permitamos que el espíritu de Dios guíe nuestros pensamientos y acciones (w18.02 25 párr. 12).

Evitemos exponernos a todo lo que promueva el espíritu del mundo.

Examinemos periódicamente quiénes son nuestros amigos y cómo nos divertimos; hagamos los cambios que hagan falta (Sl 101:3; Pr 13:20).

Dejemos que el espíritu santo de Dios sea la fuerza que dirija nuestra vida.

Seremos amigos de Jehová y tendremos el honor de demostrar que las acusaciones de Satanás no son ciertas (Pr 27:11).

[Siga con cuidado el bosquejo y respete el tiempo asignado a cada sección. No tiene que leer ni explicar todos los textos que están entre paréntesis. Vea el libro Benefíciese, páginas 52 a 55 y 166 a 169].

S-34-S Núm. 25 10/20  DEBE PRESENTARSE EN 30 MINUTOS

2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *