Descargar Aplicación

Estudio De La Atalaya, 15-21 de noviembre 2021, “Sacudiré todas las naciones”, Respuestas Subrayadas.

1, 2. ¿Qué sacudida simbólica se predijo para nuestros tiempos?

“En cuestión de minutos, las tiendas y los edificios antiguos empezaron a derrumbarse como un castillo de naipes”. “La gente estaba aterrorizada […]. Muchos dijeron que duró un par de minutos, pero a mí me pareció una eternidad”. Así se expresaron algunos de los sobrevivientes de un terremoto que sacudió Nepal en el 2015. Si nosotros hubiéramos vivido una experiencia así de traumática, difícilmente la olvidaríamos.

Sin embargo, en este mismo momento todos estamos viviendo otro tipo de sacudida, una que no afecta solamente a una ciudad o a un país. Jehová está sacudiendo todas las naciones del mundo, y lleva décadas haciéndolo. Así lo profetizó Ageo: “Esto es lo que dice Jehová de los ejércitos: ‘Una vez más —dentro de poco— sacudiré los cielos y la tierra, el mar y el suelo seco’” (Ageo 2:6).

3. ¿Qué diferencia hay entre esta sacudida simbólica y un terremoto literal?

A diferencia de un terremoto literal, que solo trae destrucción, la sacudida de la que habla Ageo produce buenos resultados. Jehová mismo dijo: “Sacudiré todas las naciones, y las cosas valiosas de todas las naciones entrarán en esta casa y yo la llenaré de gloria” (Ageo 2:7). ¿Qué significó esta profecía para quienes vivieron en el tiempo de Ageo? ¿Y qué significa para nosotros hoy día? En este artículo, responderemos esas preguntas y veremos cómo podemos participar hoy día en sacudir las naciones.

UN MENSAJE ANIMADOR EN LOS DÍAS DE AGEO

4. ¿Por qué envió Jehová al profeta Ageo?

Jehová le encargó al profeta Ageo una importante misión.  Veamos por qué. Es probable que Ageo fuera uno de los que en el año 537 antes de nuestra era regresaron a Jerusalén desde el exilio en Babilonia. Poco después de llegar, aquellos siervos fieles colocaron los cimientos del templo, la casa de Jehová (Esd. 3:8, 10). Pero, lamentablemente, luego afrontaron oposición, se desanimaron y abandonaron las obras (Esd. 4:4; Ageo 1:1, 2). Por eso, en el año 520 Jehová le encargó a Ageo que los ayudara a recuperar el entusiasmo y los animara a terminar el templo (Esd. 6:14, 15). *

5. ¿Por qué debió ser el mensaje de Ageo muy animador para el pueblo de Dios?

El mensaje de Ageo tenía el objetivo de fortalecer la fe de los judíos en Jehová. Con valor, el profeta les transmitió estas palabras a los que estaban desanimados: “Sean fuertes todos ustedes, gente que vive en esta tierra —afirma Jehová—, y trabajen. Porque yo estoy con ustedes —afirma Jehová de los ejércitos—” (Ageo 2:4). La expresión “Jehová de los ejércitos” debió animarlos mucho. Si querían tener éxito, los judíos tenían que confiar en Jehová, que cuenta con un inmenso ejército de ángeles.

6. ¿Qué efectos tendría la sacudida que predijo Ageo?

Jehová le mandó a Ageo que les dijera a los judíos que iba a sacudir de manera simbólica todas las naciones. Esta revelación les aseguró a quienes habían dejado de construir el templo que Jehová iba a sacudir Persia, la potencia mundial que englobaba a muchas naciones en aquella época. ¿Qué efectos tendría aquella sacudida? Por un lado, el pueblo de Dios terminaría de construir el templo. Por otro lado, incluso personas no judías se unirían a ellos y adorarían a Jehová en el templo restaurado. De seguro que aquel mensaje fue muy animador para el pueblo de Dios (Zac. 8:9).

UNA OBRA QUE SACUDE LA TIERRA EN NUESTROS DÍAS

7. ¿Qué obra estamos ayudando a hacer en nuestros días?

¿Qué significa la profecía de Ageo para nosotros hoy? Una vez más, Jehová está sacudiendo todas las naciones, y en esta ocasión nosotros ayudamos a hacerlo. Pensemos en lo siguiente: en 1914, Jehová hizo a Jesucristo Rey de su Reino celestial (Sal. 2:6). Para los líderes del mundo, el establecimiento de ese Reino fueron malas noticias. Significaba que “los tiempos señalados de las naciones” se habían cumplido, es decir, se había terminado el tiempo en el que no habría ningún gobernante que representara a Jehová (Luc. 21:24). En vista de esto, el pueblo de Jehová ha estado diciéndole a la gente, sobre todo desde 1919, que el Reino es la única esperanza para la humanidad. Esta obra de predicar “las buenas noticias del Reino” ha sacudido el mundo entero (Mat. 24:14).

8. Según Salmo 2:1-3, ¿Cómo ha reaccionado la mayoría de las naciones a este mensaje?

¿Cómo han reaccionado las personas a este mensaje? La mayoría ha reaccionado negativamente (lea Salmo 2:1-3). Las naciones están alborotadas. Se niegan a aceptar al gobernante que Jehová ha nombrado. No creen que el mensaje del Reino que predicamos sean “buenas noticias”. De hecho,  algunos gobiernos hasta han prohibido la predicación. Y, aunque muchos de los gobernantes de estas naciones afirman servir a Dios, no quieren renunciar a su poder y autoridad. Al igual que en tiempos de Jesús, hoy día se oponen al Ungido de Jehová atacando a sus siervos leales (Hech. 4:25-28).

ILUSTRACION:

Serie de imágenes: 1. Ageo les transmite un mensaje a los judíos que han dejado de reconstruir el templo debido al desánimo. 2. Hermanos y hermanas anuncian un discurso de Joseph Rutherford con letreros en las manos y colgados de los hombros. Algunos letreros dicen: “Sirva a Dios y a Cristo el Rey”. 3. Con la ayuda de “La Atalaya” número 2 del 2020, que habla sobre el Reino, un matrimonio predica por carta y por teléfono. 4. Jesús y su ejército de ángeles vienen desde el cielo para destruir a los enemigos de Dios.

¿Está usted participando al máximo en la obra de sacudir la Tierra que está teniendo lugar hoy día? (Vea los párrafos 7 y 8). *

9. ¿Cómo responde Jehová al ver la reacción negativa de las naciones?

¿Cómo responde Jehová al ver la reacción negativa de las naciones? Salmo 2:10-12 dice: “Así que ahora, reyes, sean perspicaces; acepten la corrección, jueces de la tierra. Sirvan a Jehová con temor y alégrense con temblor. Honren al hijo; si no, Dios se indignará y ustedes morirán en el camino, porque su furia se enciende rápidamente. ¡Felices todos los que se refugian en él!”. Jehová es bondadoso y les concede a estos opositores un periodo de tiempo para que cambien de parecer y acepten su Reino. Pero el tiempo se agota. Vivimos en “los últimos días” de este sistema (2 Tim. 3:1; Is. 61:2). Es más urgente que nunca que las personas conozcan la verdad y tomen la decisión de ponerse de parte de Jehová.

UNA REACCIÓN POSITIVA A LA SACUDIDA

10. Según Ageo 2:7-9, ¿Qué reacción positiva habría como resultado de la sacudida?

La sacudida simbólica que predijo Ageo produce un efecto positivo en algunas personas. Él explica que, como resultado de la sacudida, “las cosas valiosas [es decir, las personas de buen corazón] de todas las naciones” vendrán a adorar a Jehová (lea Ageo 2:7-9). * Isaías y Miqueas también profetizaron que esto sucedería “en los últimos días” (Is. 2:2-4, nota; Miq. 4:1, 2, nota).

11. ¿Cómo reaccionó un hermano cuando escuchó por primera vez el mensaje del Reino?

Veamos cómo sacudió este mensaje emocionante a un hermano llamado Ken,  que sirve en la central mundial. Han pasado unos 40 años desde que oyó hablar del Reino por primera vez, pero lo recuerda como si hubiera sido ayer. Cuenta: “Cuando escuché la verdad de la Palabra de Dios, me alegró saber que estamos viviendo en los últimos días de este sistema. Comprendí que, para recibir la aprobación de Dios y la vida eterna, tenía que salir de este mundo tan inestable y ponerme con firmeza de parte de Jehová. Oré y de inmediato lo hice. Dejé atrás este mundo y me refugié en el Reino de Dios, que no se puede sacudir”.

12. ¿Cómo se ha llenado de gloria el templo espiritual de Jehová durante estos últimos días?

Es evidente que Jehová ha estado bendiciendo a su pueblo. Durante estos últimos días, hemos visto que el número de personas que lo adoran ha aumentado de manera impresionante. En 1914 solo éramos unos pocos miles. Ahora somos más de ocho millones de siervos activos de Dios, y todos los años millones más se unen a nosotros para celebrar la Conmemoración. De esta manera, “las cosas valiosas de todas las naciones” han llenado los patios terrestres del templo espiritual de Jehová, que representa todo lo que él ha hecho para que podamos adorarlo de la manera correcta. Los cambios que estas personas hacen cuando se ponen la nueva personalidad también le dan gloria al nombre de Jehová (Efes. 4:22-24).

13. ¿Qué otras profecías están cumpliendo estos sucesos tan emocionantes? (Vea la imagen de la portada).

Estos sucesos tan emocionantes cumplen también otras profecías, como la del capítulo 60 de Isaías. El versículo 22 dice: “El pequeño llegará a ser mil, y el insignificante, una nación poderosa. Yo, Jehová, lo aceleraré a su tiempo”. Gracias a que tantas personas están entrando al pueblo de Dios, sucede algo maravilloso: estas “cosas valiosas” traen con ellas diferentes habilidades y un espíritu dispuesto para unirse a la predicación de “las buenas noticias del Reino”. Como resultado, el pueblo de  Jehová puede aprovechar esas habilidades que Isaías describió como “la leche de naciones” (Is. 60:5, 16). Con la ayuda de estos hombres y mujeres tan valiosos, se está predicando en 240 países y territorios, y se están editando publicaciones en más de 1.000 idiomas.

ILUSTRACION:

Serie de imágenes: Hermanos de distintas culturas participan felices en la predicación. 1. Una hermana escribe una carta. 2. Un matrimonio predica por teléfono. 3. Un hermano escribe en una computadora portátil. 4. Una madre ayuda a su hijita a escribir una carta.

Los siervos de Dios de todo el mundo han estado predicando felices a la gente el mensaje del Reino de Dios. (Vea el párrafo 13).

ES EL MOMENTO DE TOMAR UNA DECISIÓN

14. ¿Qué decisión tienen que tomar ahora las personas?

En este tiempo del fin, la sacudida de las naciones está obligando a todas las personas a tomar una decisión: ¿apoyarán al Reino de Dios, o confiarán en los gobiernos de este mundo? Aunque los siervos de Jehová obedecen las leyes del país en el que viven, se mantienen completamente neutrales en asuntos políticos (Rom. 13:1-7). Saben que el Reino es la única solución a los problemas de la humanidad, y ese Reino no es parte de este mundo (Juan 18:36, 37).

15. ¿Qué gran prueba de lealtad se predice en el libro de Apocalipsis?

En el libro de Apocalipsis se explica que en los últimos días se pondrá a prueba la lealtad del pueblo de Dios. Esto significa que seguiremos sufriendo persecución y oposición intensas. Los gobiernos de este mundo exigirán que los adoremos y perseguirán a quienes se nieguen a apoyarlos (Apoc. 13:12, 15). Y “a todos —pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos—” les impondrán “la obligación de ser marcados en la mano derecha o en la frente” (Apoc. 13:16). En la antigüedad, a los esclavos se les ponía una marca que identificaba quién era su amo. De manera parecida, en nuestros días se esperará que todas las personas tengan una marca simbólica en la mano o en la frente. En otras palabras, se esperará que todo el mundo demuestre por sus acciones y sus pensamientos que pertenece y apoya a los gobiernos políticos.

16. ¿Por qué es urgente que fortalezcamos ahora nuestra lealtad a Jehová?

Y nosotros, ¿Qué haremos? ¿Aceptaremos esta marca simbólica y les daremos nuestra lealtad a los gobiernos políticos? Quienes se nieguen a recibir la marca enfrentarán dificultades y peligros. El libro de Apocalipsis continúa diciendo que nadie podrá “comprar o vender excepto la persona que tenga la marca” (Apoc. 13:17). Pero los siervos de Dios saben lo que él les hará a los que tengan la marca (Apoc. 14:9, 10). Por eso, en vez de llevar esa marca, será como si escribieran en su mano: “Propiedad de Jehová” (Is. 44:5). Ahora es el momento de asegurarnos de que nuestra lealtad a Jehová es firme. Si lo es, él estará feliz de decir que le pertenecemos.

LA SACUDIDA FINAL

17. ¿Qué debemos recordar sobre la paciencia de Jehová?

Jehová ha demostrado mucha paciencia durante estos últimos días. Él no quiere que nadie sea destruido (2 Ped. 3:9). Les ha dado a todos la oportunidad de arrepentirse y de tomar la decisión correcta. Pero su paciencia tiene un límite. Quienes rechacen esta oportunidad se verán en la misma situación que el faraón de tiempos de Moisés. Jehová le dijo: “Yo ya habría podido extender mi mano para castigarte a ti y a tu pueblo con una enfermedad mortífera, y tú ya habrías desaparecido de la tierra. Pero te he dejado vivir por esta razón: para demostrarte mi poder  y para que se proclame mi nombre por toda la tierra” (Éx. 9:15, 16). Al final, todas las naciones tendrán que saber que Jehová es el único Dios verdadero (Ezeq. 38:23). ¿Cómo ocurrirá esto?

18. a) ¿Qué otro tipo de sacudida se describe en Ageo 2:6, 20-22? b) ¿Cómo sabemos que las palabras de Ageo tendrán un cumplimiento en el futuro?

Siglos después de la muerte de Ageo, el apóstol Pablo mostró por inspiración divina que las palabras que encontramos en Ageo 2:6, 20-22 tendrían un cumplimiento en el futuro (léalo). Pablo escribió: “Ahora él ha prometido: ‘Una vez más sacudiré no solo la tierra, sino también el cielo’. Ahora bien, la expresión ‘una vez más’ indica que se eliminarán las cosas que se sacuden —las cosas hechas— para que permanezcan las cosas que no se sacuden” (Heb. 12:26, 27). A diferencia de la sacudida mencionada en Ageo 2:7, esta sacudida significará la destrucción eterna de quienes, al igual que el faraón, se niegan a reconocer el derecho de Jehová a gobernar.

19. ¿Qué es lo que no será sacudido, y cómo lo sabemos?

¿Qué es lo que no será sacudido o eliminado? Pablo siguió diciendo: “En vista de que vamos a recibir un Reino que no se puede sacudir, sigamos recibiendo bondad inmerecida, para que mediante ella podamos darle servicio sagrado a Dios como a él le gusta, con temor de Dios y profundo respeto” (Heb. 12:28). En efecto, cuando pase la gran sacudida final, lo único que quedará firme y en pie será el Reino de Dios (Sal. 110:5, 6; Dan. 2:44).

20. ¿Qué decisión deben tomar las personas, y cómo podemos ayudarlas?

No hay tiempo que perder. Las personas deben elegir. ¿Seguirán apoyando el estilo de vida que fomenta este mundo y serán destruidas? ¿O harán los cambios necesarios para vivir de acuerdo con la voluntad de Dios y recibirán la vida eterna? (Heb. 12:25). Mediante la predicación, ayudamos a las personas a tomar esta decisión tan importante. Por eso, sigamos contribuyendo a que más cosas valiosas se pongan de parte del Reino de Dios. Y tengamos siempre presentes las palabras de nuestro Señor Jesús: “Las buenas noticias del Reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin” (Mat. 24:14).

¿QUÉ LE HAN ENSEÑADO SOBRE LA SACUDIDA DE LAS NACIONES ESTOS TEXTOS?

Salmo 2:1-3

Aprendimos que la reacción de las naciones es negativa a la sacudida que Dios está haciendo, las naciones se niegan a aceptar el reino como única esperanza, hasta han prohibido la predicación. Han tramado planes malvados e inútiles contra los siervos de Dios. Pero por más que se opongan contra el altísimo no vencerán ni ganarán.

Ageo 2:7-9

Jehová está sacudiendo las naciones, utiliza la predicación. Esta sacudida está atrayendo a muchas personas sinceras, humildes y honestas a la congregación para adorar a Dios y darle gloria, no sólo de palabra, sino en hechos, su buena conducta da gloria a Dios también. Dios ha bendecido la obra, en sus comienzos era un grupito, y hoy es un grupo de más de 8 millones de publicadores, y hay más millones que nos acompañan en la conmemoración y estudiando la Biblia.

Ageo 2:20-22

Viene otra sacudida, la cual tendrá un efecto directo en toda la humanidad, es importante estar definidos y decididos. Las personas deben elegir. ¿Seguirán apoyando el estilo de vida que fomenta este mundo y serán destruidas? ¿O harán los cambios necesarios para vivir de acuerdo con la voluntad de Dios y recibirán la visa eterna?. Mediante la predicación, ayudamos a las personas a tomar esta decisión tan importante. Por eso, sigamos contribuyendo a que más cosas valiosas se pongan de parte del reino de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *