Estudio De La Atalaya, 8-14-Junio-2024, Confiemos en “el Juez de toda la tierra” y en su misericordia, Respuestas Subrayadas.

Amarillo: Respuesta Directa

Amarillo Claro: Respuesta Adicional

Celeste: Puntos Adicionales

“¿El Juez de toda la tierra no hará lo que es justo?” (GÉN. 18:25).

1. ¿Qué valiosa lección le enseñó Jehová a Abrahán?

FUE una conversación inolvidable para Abrahán. Mediante un ángel, Jehová le dijo que iba a destruir las ciudades de Sodoma y Gomorra. Aunque Abrahán tenía mucha fe en Dios, le costó entender esa decisión, y por eso preguntó: “¿De veras vas a destruir a personas justas junto con la gente malvada? […] ¿El Juez de toda la tierra no hará lo que es justo?”. Con paciencia, Jehová le enseñó a su querido amigo una valiosa lección: él jamás destruirá a las personas justas. ¡Cuánto nos reconforta saber eso! (Gén. 18:23-33).

2. ¿Por qué estamos seguros de que los juicios de Jehová son justos y misericordiosos?

2 ¿Por qué podemos estar seguros de que los juicios de Jehová son justos y misericordiosos? Porque sabemos que él “ve el corazón” de la gente (1 Sam. 16:7). De hecho, conoce “el corazón de cada persona” (1 Rey. 8:39; 1 Crón. 28:9). ¡Qué idea tan impresionante! La sabiduría de Jehová es tan inmensa que a veces no logramos entender por completo su manera de juzgar. Con razón el apóstol Pablo dijo: “Qué inexplicables son sus juicios” (Rom. 11:33).

3, 4. ¿Qué es posible que nos preguntemos? ¿Y qué analizaremos en este artículo? (Juan 5:28, 29).

3 Puede que a veces nos surjan preguntas como las que se hizo Abrahán. Quizás incluso nos preguntemos: “¿Hay posibilidad de que resuciten algunas de las personas que Jehová destruyó, como por ejemplo las de Sodoma y Gomorra? ¿Pudiera ser que vuelvan a la vida en la ‘resurrección […] de injustos’?” (Hech. 24:15).

4 Vamos a repasar lo que entendemos sobre el tema de la resurrección. Hace un tiempo, aclaramos la manera de entender lo que es la “resurrección de vida” y la “resurrección de juicio” (lea Juan 5:28, 29). a Esta aclaración nos ha llevado a hacer cambios adicionales, que analizaremos en este artículo y en el siguiente. Primero vamos a hablar de lo que no sabemos sobre la manera de juzgar de Jehová y después veremos lo que sí sabemos.

LO QUE NO SABEMOS

5. ¿Qué han dicho nuestras publicaciones en el pasado sobre las personas que murieron en Sodoma y Gomorra?

5 ¿Qué pasará con las personas a las que Jehová destruyó porque las consideró injustas, como por ejemplo las de Sodoma y Gomorra? En el pasado, dijimos que esas personas no iban a resucitar. Pero, después de mucho estudio y oración, el esclavo fiel y prudente se ha dado cuenta de que no podemos afirmar eso con seguridad. Veamos por qué no.

6. ¿Cuáles son algunas ocasiones en las que Jehová acabó con personas a las que consideró injustas, y qué no podemos afirmar?

6 Hay muchos otros relatos bíblicos que hablan de ocasiones en las que Jehová acabó con personas a las que consideró injustas. Por ejemplo, en el Diluvio murieron todas las personas de la Tierra excepto Noé y su familia. Más tarde, Jehová les ordenó a los israelitas que acabaran con los habitantes de las siete naciones que había en la Tierra Prometida. Y en otra ocasión hizo que un ángel matara a 185.000 soldados asirios en una sola noche (Gén. 7:23; Deut. 7:1-3; Is. 37:36, 37). En estos casos, la Biblia no nos da suficiente información para afirmar que Jehová destruyó para siempre a todas esas personas y que por tanto no van a resucitar. Analicemos este asunto más a fondo.

7. ¿Qué no sabemos sobre las personas que murieron en el Diluvio y en la conquista de Canaán? (Vea el dibujo).

7 Aunque sabemos que Jehová destruyó a estos grupos de personas como conjunto, no sabemos cómo veía a cada una de esas personas ni tampoco si tuvieron la oportunidad de aprender sobre él y arrepentirse. Hablando de la época del Diluvio, la Biblia sí dice que Noé fue “predicador de justicia” (2 Ped. 2:5). Pero no dice si trató de predicarles a todas y cada una de las personas de la Tierra mientras estaba ocupado construyendo el arca. Igualmente, no sabemos si todas las personas malvadas que vivían en Canaán tuvieron la oportunidad de aprender sobre Jehová y corregir su conducta.

ILUSTRACIÓN

Noé y su familia trabajan en la construcción del arca. A lo lejos se ve un pueblo rodeado por el bosque. Noé y su familia construyendo el arca. No sabemos si mientras tanto organizaron una campaña de predicación para avisarles a todas y cada una de las personas de la Tierra de que venía el Diluvio. (Vea el párrafo 7).

8. ¿Qué no sabemos sobre los habitantes de Sodoma y Gomorra?

8 ¿Y qué podemos decir de la gente de Sodoma y Gomorra? Sabemos que en Sodoma vivía un hombre justo llamado Lot. Pero no sabemos si les predicó a todos sus habitantes. Es cierto que eran malvados, pero ¿sabían todos ellos distinguir entre lo que estaba bien y lo que estaba mal? Parece que no, porque la Biblia dice que una multitud de hombres de Sodoma intentaron abusar sexualmente de los invitados de Lot. Entre esa multitud había gente muy joven que quizás no entendía la gravedad de sus actos (Gén. 19:4; 2 Ped. 2:7). ¿De verdad podemos afirmar con seguridad que Jehová, que es tan misericordioso, ha decidido que ninguna de  esas personas va a resucitar? Es cierto que Jehová le dio a entender a Abrahán que en esa ciudad no había ni siquiera 10 justos (Gén. 18:32). Así que eran injustos y Jehová actuó con justicia al destruirlos. Ahora bien, ¿podemos asegurar que ni uno solo de ellos volverá a la vida en la resurrección de los injustos? No podemos asegurarlo.

9. ¿Qué no sabemos sobre Salomón?

9 Por otro lado, la Biblia también habla de personas justas que se volvieron injustas, como por ejemplo el rey Salomón. Él conocía muy bien a Jehová y sabía cómo había que adorarlo, y recibió muchas bendiciones de parte de él. Pero con el tiempo empezó a adorar a dioses falsos. Eso enojó mucho a Jehová, y toda la nación sufrió durante siglos por culpa de los pecados de Salomón. Es cierto que la Biblia dice que, cuando murió, “descansó con sus antepasados”, entre ellos el fiel rey David (1 Rey. 11:5-9, 43; 2 Rey. 23:13). Ahora bien, ¿el tipo de entierro que recibió indica que sí va a resucitar? La Biblia no lo dice. Sin embargo, algunos podrían llegar a la conclusión de que sí va a resucitar porque Romanos 6:7 dice que “el que muere queda absuelto de su pecado”. Pero ese texto no significa que todos los que han muerto vayan a resucitar, como si la resurrección fuera un derecho que se gana por el simple hecho de haber muerto. La resurrección es un regalo que Jehová les concede por amor a las personas que quiere que tengan la oportunidad de servirle para siempre (Job 14:13, 14; Juan 6:44). ¿Será Salomón una de esas personas? Jehová sabe la respuesta; nosotros no. Lo que sí sabemos es que Jehová hará lo que es justo.

LO QUE SÍ SABEMOS

10. ¿Cómo se siente Jehová al destruir a los malvados? (Ezequiel 33:11; vea también la imagen).

10 (Lea Ezequiel 33:11). Jehová nos dice cómo se siente cuando ejecuta su condena contra alguien. El apóstol Pedro escribió por inspiración unas palabras muy parecidas a las del profeta Ezequiel. Dijo: “Jehová […] no desea que ninguno sea destruido” (2 Ped. 3:9). Sin duda, esas palabras nos tranquilizan. Tenemos la seguridad de que Jehová jamás destruye para siempre a nadie a menos que haya razones de peso para hacerlo. Está lleno de misericordia y demuestra esta cualidad siempre que es posible.

ILUSTRACIÓN

Un hermano enseña a los resucitados en el Paraíso. Señala a una pizarra con un dibujo de la imagen inmensa del capítulo 2 de Daniel. En la resurrección de los injustos, personas muy diferentes tendrán la oportunidad de aprender sobre Jehová. (Vea el párrafo 10).

11. ¿Quiénes no resucitarán, y cómo lo sabemos?

11 ¿Qué personas sí sabemos que no van a resucitar? La Biblia solo menciona a algunas. Por ejemplo, Jesús indicó que Judas Iscariote no resucitará (Mar. 14:21; vea también Juan 17:12 y la nota de estudio). Judas sabía perfectamente lo que estaba haciendo cuando actuó en contra de Jehová y de su Hijo (vea Marcos 3:29 y las notas de estudio). Jesús también dijo que algunos de los líderes religiosos que se habían opuesto a él no tendrían posibilidad de resucitar (Mat. 23:33; vea también Juan 19:11 y la nota de estudio “del hombre”). Y el apóstol Pablo advirtió que los apóstatas que no se arrepienten no resucitarían (Heb. 6:4-8; 10:29).

12. ¿Qué sabemos sobre la misericordia de Jehová? Mencione algún ejemplo.

12 Ahora bien, como ya vimos, Jehová está lleno de misericordia y “no desea que ninguno sea destruido”. ¿Cómo les demostró misericordia a algunas personas  que cometieron pecados graves? El rey David cometió adulterio y asesinato, que eran pecados muy graves, pero se arrepintió y Jehová le tuvo misericordia y lo perdonó (2 Sam. 12:1-13). El rey Manasés hizo cosas horribles durante gran parte de su vida. A pesar de la gran maldad de este rey, Jehová le mostró misericordia y lo perdonó porque se arrepintió de corazón (2 Crón. 33:9-16). Estos ejemplos nos recuerdan que Jehová demuestra misericordia siempre que encuentra una razón para hacerlo. Resucitará a David y a Manasés porque se dieron cuenta de que habían cometido pecados terribles y se arrepintieron.

13. a) ¿Por qué les mostró misericordia Jehová a los habitantes de Nínive? b) ¿Qué dijo Jesús tiempo después sobre los habitantes de Nínive?

13 También sabemos que Jehová fue misericordioso con los habitantes de Nínive. Dios le dijo a Jonás: “Me he fijado en su maldad”. Pero, cuando a). se arrepintieron de sus pecados, Jehová fue bondadoso y los perdonó. Demostró mucha más misericordia que Jonás. De hecho, cuando el profeta se enojó, Dios tuvo que recordarle que aquellas personas ni siquiera sabían “la diferencia entre lo que está bien y lo que está mal” (Jon. 1:1, 2; 3:10; 4:9-11). Tiempo después, b). Jesús usó el ejemplo de los habitantes de Nínive que se arrepintieron para destacar la justicia y la misericordia de Jehová. Dijo que ellos se levantarían “en el juicio” (Mat. 12:41).

14. ¿Qué oportunidad tendrán los ninivitas durante la “resurrección de juicio”?

14 ¿En qué “juicio” se levantarían los habitantes de Nínive? Jesús habló de “una resurrección de juicio”, la cual ocurriría en el futuro (Juan 5:29). Se estaba refiriendo a su Reinado de Mil Años, cuando habrá “una resurrección tanto de justos como de injustos” (Hech. 24:15). Para los injustos, será “una resurrección de juicio” porque Jehová y Jesús los observarán para ver si obedecen y ponen en práctica lo que aprendan. Si un ninivita resucita pero se niega a adorar a Jehová, su juicio acabará en sentencia de muerte (Is. 65:20). Pero, si elige ser fiel a Jehová, la sentencia será favorable y tendrá la posibilidad de vivir para siempre (Dan. 12:2).

15. a) ¿Por qué no debemos decir que nadie de Sodoma y Gomorra resucitará? b) ¿Cómo podemos entender las palabras de Judas 7? (Vea el recuadro “ ¿Qué quiso decir Judas?”).

 15 a). Jesús dijo que “el Día del Juicio le será más soportable a la tierra de Sodoma y Gomorra” que a quienes lo rechazaron a él y sus enseñanzas (Mat. 10:14, 15; 11:23, 24; Luc. 10:12). ¿Qué quiso decir? Podría parecer que Jesús estaba usando una hipérbole, pero todo indica que no fue así, sino que lo dijo en sentido literal, al igual que cuando habló de los habitantes de Nínive. “El Día del Juicio” del que habló aquí seguramente es el mismo juicio que mencionó cuando habló de los habitantes de Nínive. Tanto los ninivitas como los habitantes de Sodoma y Gomorra hicieron cosas malas. Pero los de Nínive tuvieron la oportunidad de arrepentirse. Además, recordemos que Jesús dijo que habrá “una resurrección de juicio” para “los que hicieron cosas malas” (Juan 5:29). Así que, al parecer, quizás haya esperanza para los habitantes de Sodoma y Gomorra. Es posible que por lo menos algunos de ellos resuciten y podamos ayudarlos a conocer a Jehová y a Jesús.

¿Qué quiso decir Judas?

Muchos años después de la muerte de Jesús, su medio hermano Judas escribió que Sodoma y Gomorra y las ciudades de alrededor habían “sufrido el castigo judicial de fuego eterno” (Jud. 7). ¿Qué quiso decir? ¿Estaba diciendo lo contrario de lo que había mencionado Jesús? (Luc. 10:12). No. b). Jesús no dijo que todos los habitantes de Sodoma y Gomorra resucitarían, sino que dio a entender que había esperanza para algunos de ellos. Al parecer, lo que se destruyó para siempre como advertencia contra la inmoralidad fueron las propias ciudades, no todos sus habitantes. Las palabras de Judas concuerdan con otras que escribió Jeremías. Este profeta explicó que Edom y Babilonia serían como Sodoma y Gomorra, es decir, que serían destruidas para siempre y que nadie volvería a reconstruirlas ni a vivir en ellas (Jer. 49:17, 18; 50:35, 39, 40). Por otra parte, tanto Judas como el apóstol Pedro dieron a entender que algunas de las personas a las que Dios había destruido no resucitarán (2 Ped. 2:6).

16. ¿Qué tiene en cuenta Jehová para decidir a quiénes va a resucitar? (Jeremías 17:10).

16 (Lea Jeremías 17:10). Este versículo resume muy bien lo que sí sabemos: Jehová siempre examina “el corazón” y analiza “los pensamientos más íntimos”. Al decidir a quiénes va a resucitar, le pagará “a cada uno según su conducta”. Jehová será firme cuando sea necesario, pero será misericordioso siempre que sea posible. Así que jamás debemos dar por hecho que una persona no va a resucitar a no ser que lo sepamos con toda seguridad porque la Biblia lo dice.

“EL JUEZ DE TODA LA TIERRA” SIEMPRE “HARÁ LO QUE ES JUSTO”

17. ¿Qué pasará con las personas que han muerto?

17 Desde que Adán y Eva se unieron a Satanás en su rebelión contra Jehová, han muerto miles de millones de personas.  Nuestro “enemigo, la muerte”, se ha cobrado muchísimas vidas (1 Cor. 15:26). ¿Qué pasará con todas esas personas? Un grupo de 144.000 cristianos fieles resucitarán en el cielo y tendrán vida inmortal (Apoc. 14:1). Una gran cantidad de hombres y mujeres que amaban a Jehová volverán a la vida en la “resurrección […] de justos” y vivirán para siempre en la Tierra si se mantienen fieles durante el Reinado de Mil Años de Cristo y la prueba final (Dan. 12:13; Heb. 12:1). También durante el Milenio, los “injustos” —entre ellos quienes nunca sirvieron a Jehová o quienes incluso “hicieron cosas malas”— tendrán la oportunidad de cambiar su conducta y adorar a Dios (Luc. 23:42, 43). Sin embargo, algunas personas fueron tan malvadas y estaban tan empeñadas en rebelarse contra Jehová que él ha decidido que no van a resucitar (Luc. 12:4, 5).

18, 19. a) ¿Por qué podemos confiar en las decisiones que tomará Jehová sobre los que han muerto? (Isaías 55:8, 9). b) ¿Qué veremos en el siguiente artículo?

18 ¿Podemos estar totalmente seguros de que, cuando Jehová juzga a las personas, sus decisiones siempre son justas? ¡Por supuesto que sí! a). Al igual que Abrahán, sabemos que “el Juez de toda la tierra” es perfecto, misericordioso e infinitamente sabio. Jehová le ha encargado a su Hijo la responsabilidad de juzgar y le ha enseñado cómo hacerlo (Juan 5:22). Tanto el Padre como el Hijo pueden ver lo que hay en el corazón (Mat. 9:4). Así que en todos los casos harán “lo que es justo”.

19 Confiemos siempre en Jehová y en sus decisiones. A diferencia de nosotros, él sí está capacitado para juzgar (lea Isaías 55:8, 9). Sabemos que estamos en las mejores manos, y por eso confiamos por completo en todos los juicios de Jehová y de su Hijo. También sabemos que Jesús, nuestro Rey, imita a la perfección la justicia y la misericordia de su Padre (Is. 11:3, 4). b). En el siguiente artículo hablaremos de lo que no sabemos y de lo que sí sabemos sobre cómo juzgarán Jehová y Jesús a las personas durante la gran tribulación.

¿QUÉ RESPONDERÍA?

¿Qué no sabemos sobre la resurrección de los injustos?

No sabemos exactamente quiénes entre los que fueron destruidos por Jehová resucitarán, ya que la Biblia no proporciona detalles específicos sobre el destino eterno de cada persona.

¿Qué sí sabemos?

Sabemos que habrá una resurrección de justos e injustos durante el Reinado milenario de Cristo y que Jehová examinará el corazón de cada persona para decidir su destino.

¿Por qué podemos confiar en que las decisiones de Jehová serán justas?

Podemos confiar en que las decisiones de Jehová serán justas porque él es infinitamente sabio misericordioso y perfecto en sus juicios ha encargado a Jesús quien también es justo y misericordioso la responsabilidad de juzgar.

ATENCIÓN: Hay una aplicación, canales de YouTube, páginas de Facebook y sitios web, etc. Que ¡Copian! estos comentarios y ganan dinero a costa de nuestro esfuerzo. Razón por la cual les pedimos, Queridos Hermanos por favor, si encuentra estos comentarios en otra página o aplicación le recomendamos no visitar esos sitios, o de lo contrario «Denúncielo». De esa manera nos apoyaría y animaría muchísimo para poder seguir subiendo contenido, ya que este trabajo que hacemos no tiene ningún fin comercial, más bien nuestro objetivo es servir de ayuda a nuestros Hermanos. De antemano muchas gracias, y que Jehová los llene de bendiciones este día.

NOTA: Los anuncios que aparecen en este Sitio, son únicamente para costear los gastos implicados que requieren mantener una página. Por lo tanto este sitio no se responsabiliza de «Los contenidos de las publicidades que aparecen», ya que los anunciantes publicitarios no son Testigos de Jehová. De modo que se le sugiere no prestar atención ni confiar en dichos anuncios. Atentamente TOOLSJW.COM.

IMPORTANTE: Saludos Cordiales mis Queridos Hermanos, les informamos que estamos teniendo problemas con la aplicación en Google Play, lo animamos a descargar nuestra aplicación interna solo hasta que solucionemos el problema, Y tenga la seguridad que esta aplicación es muy confiable y lo mejor es que ya «NO CONTIENE ANUNCIOS», solo que por no ser de Google Play les saldrá un mensaje de advertencia, pero no se preocupe está libre de virus. Muchas gracias por su comprensión, y que Jehová los llene de bendiciones este día, para descargarlo clic abajo

Por toolsjw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *