Descargar Aplicación

Examinando las Escrituras diariamente 2020

Sábado 10 de octubre del 2020

 Ustedes no creerán aunque se les cuente (Hab. 1:5).

Habacuc había dejado sus inquietudes en manos de Jehová. Pero entonces quizás se preguntó cuál sería su reacción. Puesto que Jehová es como un padre que comprende a sus hijos y se pone en su lugar, no reprendió al profeta por sus quejas sinceras. Dios sabía que eran un grito desesperado de dolor. En palabras que en realidad iban dirigidas a los israelitas infieles, Jehová le dijo lo que ocurriría en el futuro cercano. Es muy probable que Habacuc fuera la primera persona a quien Jehová le reveló que aquella época violenta se acercaba a su fin. Jehová le hizo ver a Habacuc que estaba preparado para actuar. Aquella generación malvada y violenta no tardaría en recibir un castigo. Con la expresión “en los días de ustedes”, Jehová indicó que su juicio llegaría en los días del profeta y sus contemporáneos. Ahora bien, ¿era esta la respuesta que esperaba Habacuc? En absoluto. Lo que Jehová dijo significaría más sufrimiento para todo Judá. w18.11 15 párrs. 7, 8.

¿Qué preguntas planteó Habacuc?

(Lea Habacuc 1:12-14, 17). Habacuc comprendió que Jehová utilizaría a Babilonia para castigar a los malvados, pero aun así estaba perplejo. Pese a ello, con humildad le dijo a Jehová que continuaba siendo su “Roca” (Deut. 32:4; Is. 26:4). Habacuc estaba decidido a seguir confiando con paciencia en el amor y la bondad de Dios. Esto le dio la confianza para volver a dirigirse a él y plantearle preguntas como estas: ¿Por qué permitía que las condiciones en Judá empeoraran? ¿Por qué no intervenía de inmediato? Si era el Todopoderoso, ¿por qué toleraba que hubiera aún más sufrimiento? ¿Por qué se quedaba callado y soportaba la maldad? Al fin y al cabo, Dios es el “Santo” y sus ojos son “demasiado puros para ver lo que es malo”.

¿Qué podría sucedernos, tal como le pasó a Habacuc?

Puede que a veces nos sintamos como Habacuc. Escuchamos lo que Jehová nos dice. Confiamos en él y leemos y estudiamos su Palabra, y esto nos brinda esperanza. Aprendemos de sus promesas gracias a la instrucción que recibimos de su organización. Con todo, tal vez nos preguntemos: “¿Cuándo dejaremos de sufrir?”. Veamos qué hizo Habacuc a continuación y lo que podemos aprender.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *