Descargar Aplicación

Examinando las Escrituras diariamente 2020

Domingo 30 de agosto del 2020

Viejos junto con muchachos. Alaben ellos el nombre de Jehová (Sal. 148:12, 13).

Los jóvenes pueden ponerse el objetivo de interesarse por los hermanos de edad avanzada. Pueden pedirles que les cuenten experiencias de sus años de servicio. Tanto ellos como los hermanos mayores se sentirán muy animados y motivados a hacer que brille la luz de la verdad. Por otro lado, todos podemos proponernos dar la bienvenida a quienes vienen al Salón del Reino. Quienes dirigen las reuniones para la predicación pueden contribuir a que los hermanos mayores continúen haciendo brillar su luz con intensidad. Para ello, deben asegurarse de que estos hermanos tienen un territorio apropiado para sus circunstancias. En algunos casos, pueden pedirle a alguien más joven que salga con ellos y los ayude. También deben ser comprensivos con los que no pueden predicar mucho debido a mala salud u otros problemas. Si son considerados, ayudarán a predicar con entusiasmo a todos, sean jóvenes o mayores, nuevos o experimentados (Lev. 19:32). w18.06 23 párrs. 10-12.

¿Qué podemos hacer para que brille nuestra luz en nuestro vecindario?

El escritor de uno de los salmos exclamó: “¡Qué bueno y qué agradable es que los hermanos moren juntos en unidad!” (lea Salmo 133:1, 2). A los israelitas los beneficiaba mucho adorar juntos a Jehová. El salmista comparó esta unidad al aceite de la unción, que era agradable y refrescante. Hoy día, ¿por qué no nos ponemos la meta de ser una influencia positiva en la congregación y fortalecer la unidad entre los cristianos? Si ya lo estamos haciendo, merecemos que se nos felicite. Pero ¿podemos tratar de ensancharnos y conocer mejor a nuestros hermanos? (2 Cor. 6:11-13).

¿Podemos esforzarnos más por hacer que la luz de la verdad bíblica brille en nuestro vecindario? Si somos amables con los vecinos, tal vez se interesen en la verdad. Preguntémonos: “¿Qué opinan mis vecinos sobre mí? ¿En qué estado se encuentran mi casa y el resto de mi propiedad? ¿Contribuyen a la buena imagen del vecindario? ¿Me ofrezco a ayudar a los demás?”. Cuando hablemos con nuestros hermanos, preguntémosles qué efecto ha tenido su buena conducta en sus vecinos, así como en sus familiares y compañeros de clase o trabajo. Es muy probable que nos cuenten experiencias positivas (Efes. 5:9).

 Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *