Descargar Aplicación

Examinando las Escrituras diariamente 2020

Domingo 16 de agosto del 2020

Esposos, continúen amando a sus esposas (Efes. 5:25).

La Biblia dice que los esposos deben vivir con sus esposas “de acuerdo con conocimiento”. Esta expresión también puede traducirse como “mostrándoles consideración” o “entendiéndolas” (1 Ped. 3:7). Para mostrarle consideración a alguien, tenemos que entenderlo. El esposo comprensivo sabe que su esposa es su complemento y que ambos son diferentes en muchos aspectos, pero entiende que eso no significa que ella sea inferior (Gén. 2:18). Por tanto, él le da importancia a lo que ella siente y la trata con dignidad y respeto. El esposo considerado también toma en cuenta los sentimientos de su esposa al no coquetear jamás con otras mujeres ni mostrar hacia ellas un interés indebido. Tampoco lo hace en las redes sociales y en Internet (Job 31:1). Es leal a su esposa, no solo porque la quiere, sino porque ama a Dios y odia lo malo (Sal. 19:14; 97:10). w18.09 29 párrs. 3, 4.

¿Cómo puede la esposa mostrarle consideración a su esposo?

Cuando el esposo sigue el ejemplo de su cabeza, Jesucristo, ayuda a que su esposa le tenga “profundo respeto” (Efes. 5:22-25, 33). Entonces, ella lo tratará con consideración, como por ejemplo cuando él tiene que dedicar tiempo extra a sus responsabilidades cristianas o cuando hay problemas que lo tienen muy preocupado. Un hermano de Gran Bretaña cuenta: “De vez en cuando, mi esposa nota que algo me tiene intranquilo porque no soy el mismo de siempre. Entonces, sigue el principio de Proverbios 20:5, aunque eso signifique esperar al momento oportuno para ‘sacar’ lo que tengo en la mente, salvo que sea algo que no pueda contarle”.

¿Cómo podemos todos enseñar a los niños a ser considerados con los demás, y cómo beneficiará esto a los niños?

Cuando los padres son considerados el uno con el otro, son un buen modelo para sus hijos. Pero también tienen la responsabilidad de enseñarles cómo ser considerados con los demás. Por ejemplo, pueden decirles que no corran en el Salón del Reino o que en las reuniones sociales deben permitir que los mayores se sirvan los alimentos antes que ellos. Claro, todos los miembros de la congregación podemos apoyar a los padres. Por poner un caso, si un niño hace algo amable por nosotros, como abrirnos la puerta, debemos felicitarlo. Esto tendrá un buen efecto en él y le grabará en el corazón que “hay más felicidad en dar que en recibir” (Hech. 20:35).

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *