Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Viernes 26 de marzo del 2021.

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Fecha de la Conmemoración

(tras la puesta del Sol)

Sábado 27 de marzo del 2021

El espíritu mismo da testimonio con nuestro espíritu de que somos hijos de Dios (Rom. 8:16).

¿Cómo sabe alguien que ha recibido la llamada celestial? La respuesta se ve con claridad en las palabras que el apóstol Pablo les escribió a los que estaban en Roma y habían sido “llamados para ser santos”. Además de las palabras del texto de hoy, les dijo: “Ustedes no recibieron un espíritu de esclavitud que les haga volver a tener miedo, sino que recibieron un espíritu que los adopta como hijos, el espíritu que nos motiva a exclamar: ‘¡Abba, Padre!’” (Rom. 1:7; 8:15). Así pues, por medio de su espíritu santo, Dios les deja claro a los ungidos que han recibido la llamada celestial (1 Tes. 2:12). Jehová se encarga de que los que reciban su invitación de ir al cielo no tengan ni la más mínima duda en su mente y corazón (1 Juan 2:20, 27). Los ungidos no necesitan que nadie les confirme que son ungidos. w20.01 22 párrs. 7, 8.

“TIENEN QUE NACER DE NUEVO”

¿Qué cambio experimenta alguien cuando es ungido por Dios, según Efesios 1:18?

Puede que a la mayoría de los siervos de Dios de hoy día les cueste entender lo que le pasa a alguien cuando Jehová lo unge. Y es natural, porque ellos no han sido ungidos. Dios creó a los seres humanos para vivir para siempre en la Tierra, no en el cielo (Gén. 1:28; Sal. 37:29). Pero ha elegido a algunos para que vivan en el cielo. Por eso, cuando los unge, hace que su esperanza y su manera de pensar cambien drásticamente y deseen vivir en el cielo (lea Efesios 1:18).

¿Qué significa “nacer de nuevo”?.

Cuando un cristiano es ungido por espíritu santo, “nace de nuevo” o “nace de lo alto”.* Jesús también dio a entender que es imposible explicarle a alguien que no es ungido qué siente quien “nace de nuevo” o ha “nacido del espíritu” (Juan 3:3-8; nota).

¿Qué cambio se produce en la manera de pensar de un cristiano cuando es ungido?

¿Qué cambio se produce en la manera de pensar de un cristiano cuando es ungido? Antes valoraba de todo corazón la esperanza de vivir para siempre en la Tierra. Esperaba con muchas ganas el momento en que Jehová elimine toda la maldad y convierta la Tierra en un Paraíso. Tal vez se veía dándole la bienvenida a algún familiar o amigo resucitado. Pero, tras ser ungido, su forma de pensar cambió. ¿Por qué? No es porque ya no le entusiasmara la idea de vivir en la Tierra. Tampoco es debido al estrés o los problemas, ni porque de repente le pareciera aburrido vivir para siempre en este planeta. Simplemente, Jehová usó su espíritu santo para cambiarle su manera de pensar y darle una esperanza nueva.

Según 1 Pedro 1:3, 4, ¿qué siente el cristiano ungido al pensar en lo que le espera?

El cristiano ungido tal vez sienta que no merece un honor tan grande, pero no tiene ninguna duda de que Jehová lo ha escogido. Al pensar en lo que le espera, rebosa de alegría y gratitud (lea 1 Pedro 1:3, 4).

¿Qué piensan los ungidos de su vida en la Tierra?

¿Quiere decir esto que los ungidos desean morir? El apóstol Pablo contesta esta pregunta. Tras comparar el cuerpo de los ungidos a una tienda de campaña, dijo: “Los que estamos en esta tienda nos lamentamos y estamos agobiados no porque queramos quitarnos esta tienda, sino porque queremos ponernos la otra, para que la vida se trague lo que es mortal” (2 Cor. 5:4). Así que no es que los ungidos hayan perdido el interés por esta vida y quieran que termine lo antes posible. Al contrario, disfrutan de esta vida y desean aprovechar cada día para servir a Jehová con sus familiares y amigos. Aun así, no importa lo que estén haciendo, siempre recuerdan la gloriosa esperanza que tienen (1 Cor. 15:53; 2 Ped. 1:4; 1 Juan 3:2, 3; Apoc. 20:6).

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *