Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Viernes 14 de mayo del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Viernes 14 de mayo del 2021

Vayan, por lo tanto, y hagan discípulos de gente de todas las naciones (Mat. 28:19).

Los apóstoles debían estar muy emocionados cuando se reunieron en la ladera de una montaña. Jesús les había pedido después de su resurrección que se encontraran con él allí (Mat. 28:16). Quizás esa fue la ocasión en la que “se apareció a más de quinientos hermanos de una vez” (1 Cor. 15:6). ¿Por qué organizó Jesús esta reunión? Para darles a sus seguidores este emocionante trabajo: “Vayan, por lo tanto, y hagan discípulos de gente de todas las naciones” (Mat. 28:18-20). Quienes escucharon las palabras de Jesús llegaron a formar parte de la congregación cristiana del siglo primero. Su misión principal era hacer más discípulos de Cristo. En nuestros días, por toda la Tierra hay decenas de miles de congregaciones de cristianos verdaderos. Y siguen realizando esa misma labor fundamental. w19.07 14 párrs. 1, 2.




¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE HACER DISCÍPULOS?

 Según Juan 14:6 y 17:3, ¿por qué es tan importante la obra de hacer discípulos?

 ¿Por qué es tan importante la obra de hacer discípulos? Porque solo los que siguen a Cristo pueden ser amigos de Dios. Además, tienen una vida mejor ahora y la perspectiva de alcanzar vida eterna en el futuro (lea Juan 14:6; 17:3). Es cierto que Jesús nos ha confiado una seria responsabilidad, pero no estamos solos. El apóstol Pablo dijo que él y otros cristianos eran “colaboradores de Dios” (1 Cor. 3:9). Sin duda, Jehová y Cristo nos han concedido un gran honor a los seres humanos imperfectos.

¿Qué aprendemos de lo que les pasó a Iván y Matilde?

 La obra de hacer discípulos puede darnos mucha felicidad. Veamos lo que les pasó a Iván y Matilde, un matrimonio de Colombia. Le predicaron a un joven llamado Davier, que les dijo: “Me gustaría hacer cambios en mi vida, pero no puedo”. Davier era un boxeador profesional que consumía drogas y bebía en exceso. Además, vivía con su novia, Érika. Iván cuenta: “Empezamos a visitarlo en el apartado pueblo donde vivía. Teníamos que viajar muchas horas en bicicleta por caminos llenos de lodo. Cuando Érika vio los cambios en la conducta y la actitud de Davier, empezó a estudiar la Biblia también”. Con el tiempo, este joven dejó las drogas, la bebida y el boxeo. También se casó con su novia. Matilde dice: “Cuando Davier y Érika se bautizaron, en el 2016, recordamos lo que él decía: ‘Me gustaría cambiar, pero no puedo’. No pudimos contener las lágrimas”. Es evidente que sentimos una inmensa felicidad cuando ayudamos a alguien a ser seguidor de Cristo.

¿QUÉ IMPLICA HACER DISCÍPULOS?

 ¿Cuál es el primer paso para hacer discípulos?

El primer paso es buscar a quienes desean conocer a Jehová (Mat. 10:11). Demostramos que somos verdaderos testigos de Jehová si hablamos con todas las personas a las que encontramos. Y demostramos que somos auténticos cristianos si obedecemos el mandato de Jesús de predicar.

¿Qué nos ayudará a tener éxito en la predicación?

 Algunas personas están deseando aprender las verdades de la Biblia. En cambio, otras parecen indiferentes al principio, y tal vez tengamos que despertar su interés. Para tener éxito en la predicación, necesitamos saber bien qué vamos a decir. Escojamos temas que probablemente llamen la atención de las personas y pensemos en cómo presentarlos.

¿Cómo podríamos empezar una conversación? y ¿Por qué cree usted que es importante que escuchemos y que mostremos respeto?

Por ejemplo, podríamos decir: “Me gustaría saber su opinión sobre el siguiente tema. Hoy día, nos enfrentamos en todas partes a muchos problemas. ¿Cree que hace falta un gobierno mundial para resolverlos?”. Después, podríamos leer y comentar Daniel 2:44. O quizás podríamos decir: “Me gustaría hacerle una pregunta. ¿Cuál cree que es la clave para tener hijos bien educados?”. Entonces, podríamos analizar Deuteronomio 6:6, 7. Sea cual sea el tema que escojamos, pensemos en las personas con las que vamos a hablar. Imaginemos cómo las beneficiará aprender lo que la Biblia enseña de verdad. Cuando hablemos con ellas, es importante que las escuchemos y que respetemos su opinión. De este modo, las comprenderemos mejor y será más probable que nos escuchen.

¿Por qué no debemos cansarnos de hacer revisitas?

Antes de que una persona decida estudiar la Biblia, quizás tengamos que dedicar tiempo y esfuerzo a volver a visitarla varias veces. ¿Por qué? En primer lugar, porque es posible que no esté en casa cuando volvamos o que no pueda atendernos. Además, tal vez hagan falta varias visitas para que se sienta a gusto con nosotros y acepte el curso bíblico. Recordemos que es más probable que una planta crezca si la regamos a menudo. Del mismo modo, es más probable que crezca el amor de una persona por Jehová y Cristo si hablamos con ella con frecuencia de la Palabra de Dios.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *