Descargar Aplicación

DISCURSO PUBLICO: SU FUTURO… ,;COMO PUEDE SABERSE?, Bosquejo del Discurso 45 Minutos

Nota al orador:

Usted puede conocer el futuro! Las profecías bíblicas nos dan esa información. Para los siervos de Jehová, el fu-turo es maravilloso. Ahora debemos prepararnos para ser parte de ese futuro

¿CUAL SERA SU FUTURO? 3 min.)

La gente se interesa mucho en lo que encierra el futuro

A menudo podemos ver pruebas perceptibles de interés en lo que encierra el futuro y cómo nos afectara.

(Brevemente dé ejemplos de su localidad: atención a predicciones de largo alcance de las condiciones me-teorologicas; informes periodísticos que predicen las condiciones de la economía, el mercado laboral, la si-tuaci6n internacional; artículos sobre cómo será la vida en el futuro, y así por el estilo)

El saber lo que el futuro encierra pudiera afectarnos en nuestro modo de vivir.

Dejaría usted su casa sola si supiera que probablemente alguien vendría a robarle ese día?

Para beneficiarse de saber lo que el futuro ha de traer, uno tiene que estar dispuesto a hacer ajustes en su vida según ese conocimiento.

Uno debe saber: 1) qué encierra el futuro en general y 2) qué puede y debe uno hacer al respecto.

Pero cómo puede alguien estar seguro de lo que encierra el futuro en general?

PUEDE HABER REVELACION DE COSAS QUE ESTAN OCULTAS, HASTA DEL FUTURO (20 min.)

Jehová Dios sabe la verdad sobre el futuro (Isa 14:24)

E] ilumina a los que le obedecen al suplirles información sobre el futuro (Isa 42:9)

El emocionante ejemplo del capitulo 2 de Daniel tiene relación directa con nuestros días; esta vinculado con nuestra vida y nuestro futuro.

La situación mundial desde el comienzo de la I Guerra Mundial se ilustré proféticamente hace unos dos mil seiscientos años.

La profecía del capitulo 2 de Daniel se dio mientras Babilonia era la potencia mundial dominante (Da 2:1-13)

Ni siquiera los caldeos pudieron determinar el contenido del sueño (it-1-S 390 § 6)

Dios podía revelar información oculta, incluso la interpretación del sueño (Da 2:14-23; dp-S 46-49)

Daniel recalcé que es a Dios a quien hay que acudir para conocer el futuro (Da 2:24-28)

Si nos interesa el futuro, nosotros también tenemos que aprender cual es la voluntad de Dios.

Daniel suministré detalles del sueño sobre el cambio de potencias mundiales (dp-S 50-57)

El sueño fue de una “imagen” colosal que tendría un fin desastroso (Da 2:29-35)

Al interpretar el sueño, Daniel identifico a Nabucodonosor como “la cabeza de oro” (Da 2:36-38)

La potencia mundial medopersa fue la siguiente parte de la imagen del sueño (Da 2:39)

En 539 a.E.C. se realicé la interpretación que dio Daniel; esto afecté la vida de la gente.

La interpretación de Daniel respecto a Grecia también fue exacta (Da 2:39b)

Al “primer rey” (Alejandro Magno) le sucedieron cuatro generales (Da 8:20-22)

El] cuarto reino, semejante a hierro, fue Roma; tuvo gran influencia en la historia, hasta nuestro mismo día (Da 2:40)

Conforme a la profecía, el Imperio romano vino después de Grecia; fue la fuerza que quebranté la revuel-ta judía y destruy6é a Jerusalén en 70 E.C.

El cumplimiento con relación a este “cuarto reino” abarca mas que el Imperio romano; las piernas de hierro de la imagen incluían otra potencia mundial que existe hoy.

Gran Bretaña y las colonias que tuvo por un tiempo en América del Norte se unieron y formaron la sép-tima potencia mundial.

Ha sido la mayor potencia hasta ahora, ¿pero qué le sucederá?

Nos debe interesar, pues nuestro futuro esta enlazado con lo que suceda.

El aspecto final del sueño es interesantísimo, pues muestra el resultado de los sucesos mundiales de la actuali- dad (Da 2:41-43; dp-S 57-60; w86-S 15/11 6; w85-S 1/7 31)

Los dos materiales descritos indican diferentes cualidades de la gobernación.

El hierro representa formas opresivas de gobernación humana.

El barro representa una gobernación más flexible por los hombres hechos del polvo; el hombre común ha tenido mayor influencia en ciertos gobiernos democráticos y socialistas.

¿Qué predice el sueño profético para el futuro, incluso el nuestro?

¿Qué relación tiene este sueño de hace siglos con nuestra vida?

NUESTRO FUTURO ESTA ENLAZADO CON LA MARCHA DE LAS POTENCIAS MUNDIALES (10 min.)

Aunque uno puede optar por pasar por alto el pasado, no puede esconderse del futuro

Si la profecía bíblica respecto al pasado resulté veraz, es sensato considerar lo que la Biblia dice acerca de nuestro futuro.

Según la profecía de Daniel, la marcha de las potencias mundiales pronto tendrá un fin calamitoso (Da 2:34, 35, 44; dp-S 60-62)

La destrucción de “la imagen” viene “en los días de aquellos reyes”… ¿Qué reyes y cuando?

“Aquellos reyes” son los reyes o gobernantes políticos del tiempo del establecimiento del Reino, o los que desde entonces han llegado al poder en el tiempo del fin de este sistema de cosas.

Al terminar este periodo, el Dios del cielo —no una naci6n humana— pondrá fin a las potencias mundiales.

“La piedra” que efectúa esto es el Reino mesiánico en manos de Jesucristo.

La “montana” representa la soberanía universal del Creador (S1 121:1, 2)

El Reino mesiánico, que fue establecido en 1914, salió de la soberanía universal de Jehová.

Con el respaldo de Jehová, tiene poder y autoridad para triturar para siempre “la imagen” de la gobernación humana.

Nos concierne esto, pues el sueño profético fija este suceso en nuestro tiempo, cuando existen los “pies” de barro y hierro.

Tal como esta profecía fue totalmente confiable en el pasado en cuanto a qué sucesos, entonces futuros, tendrían lugar, será igual de confiable en nuestro tiempo.

Esta profecía muestra que en el futuro toda la Tierra se llenara de la gobernación del Reino mesiánico (Da 2:35)

Las bendiciones se extenderán sobre toda la Tierra, así que verdaderamente será un gobierno mundial.

Pero ;qué condiciones generales habrá para sus súbditos? ;Qué puede esperar usted en cuanto a su futuro?

¿Puede saberlo ahora?

UN FUTURO QUE ESPERAMOS CON GOZO, Y EN EL CUAL DELEITARNOS (12 min.)

A todos nos animaría el que se nos asegurara que el futuro será deleitable.

Consideremos brevemente el cambio de condiciones que tenemos razón para esperar bajo el Reino de Dios, y por qué podemos confiar en que estas cosas tan deleitables sucederán.

La gente se deleitara con las condiciones que traerá la gobernación del Reino.

Es razonable que la humanidad vuelva a hablar un solo idioma; esto seria unificador y traería bendiciones (ws-S 175, 176)

Leyes unificadoras, perfectas, mejorarán la vida (Isa 2:3, 4)

La superioridad de la ley del cielo puede verse en que toda la humanidad no aprenderá mas la guerra.

La abundancia de alimento pondrá fin al hambre y la desnutrición (Sl 72:7, 16; ws-S 175; tp-S 105, 106)

Todos tendrán salud perfecta, lo que traerá mayor gozo en la vida (g87-S 8/5 8, 9)

Las incapacidades del cuerpo y la mente serán eliminadas, así como los hospitales y asilos (Rev 21:3-5)

La resurrección dará a los que sean levantados la oportunidad de hallar su lugar en el armonioso orden de cosas.

Jesús aseguré que tales cosas sucederían (Jn 11:23-25)

Podemos estar seguros de esas bendiciones futuras porque el centro de ese gobierno mundial será el cielo.

Tendrá poder sobrehumano y por lo tanto aptitud sobrenatural.

Pablo dio testimonio del poder y la aptitud de Dios en Efesios 3:20, 21 (léalo)

Al aplicar el principio de lo que él dijo, podemos confiar en lo que Dios efectuara.

Tanto Jehová como Cristo han mostrado vez tras vez su interés en beneficiar a otros (Mr 1:40-42; Heh 14:15-17)

Aunque uno sepa lo que encierra el futuro, lo siguiente es decidir qué hará para experimentarlo y disfrutar de él.

Es hora de ejercer fe en Dios y en las provisiones para el futuro; eso incluye apoyar activamente ese gobierno mundial.

¿Pueden otros ver fácilmente que usted apoya celosamente el Reino? ;Es constante su interés, y por lo tanto parte de su conversación diaria? ;Manifiesta en su vida ese apoyo?

Todos, sin excepción, deberíamos pensar detenidamente en esto, pues nuestro futuro esta determinándose ahora.

(Siga cuidadosamente la información del bosquejo y aténgase al tiempo asignado a cada seccién. No es necesario leer todos los textos citados)

Num. 19-S—pagina 2 DEBE PRESENTARSE EN 45 MINUTOS

1991 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania All Rights Reserved

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *