Descargar Aplicación

DISCURSO PUBLICO:  VIVAMOS PARA HACER LA VOLUNTAD DE DIOS, NO LA NUESTRA, Bosquejo del Discurso 30 Minutos

Nota:

Explique cómo Llegaron los hombres a ser esclavos del pecado y también que podemos liberarnos de esa esclavitud poniendo fe en el sacrificio de Cristo. El agradecimiento que sentimos debería motivarnos a demostrar fe en el rescate por nuestra manera de vivir.

EN LA SOCIEDAD ACTUAL, SE RESPIRA POR TODAS PARTES EL ESPIRITU DE INDEPENDENCIA (3 mins.)

Es conveniente tener cierta independencia; a nadie le gusta depender por completo de los demás.

Lo que ocurre es que en este mundo impera un espíritu de independencia respecto a Dios, un espíritu irreverente y desequilibrado.

Este espíritu tan generalizado tiene su origen en Satanás (Ef 2:2).

Dicho espíritu satánico impulsa a la gente a rebelarse contra todo tipo de autoridad y contra todo limite que se imponga a sus deseos (lv 53, 54 parrs. 7, 8).

PARA SER VERDADERAMENTE LIBRES, TENEMOS QUE DEPENDER DE DIOS Y DE JESUS (10 mins.)

La inmensa mayoría de las personas creen que son libres, pero en realidad son esclavas del pecado [lea Romanos 6:16].

Algunas se han criado en lugares donde el concepto de pecado es casi desconocido; otras sencillamente no creen que exista el pecado (wi 15/6 8, 9 parrs. 9-12).

La Biblia enseña que Adán y Eva existieron de verdad y fueron creados sin pecado.

Si obedecían a Dios, podrían vivir para siempre (Gé 2:16, 17).

Al desobedecer a Dios, Adán demostré que quería ser independiente y se hizo pecador (1Ti 2:14).

Perdió para si y para sus descendientes la perspectiva de vivir eternamente (Gé 3:19; Ro 5:12).

Jehová, por su amor a los hombres, proporcioné un rescate a fin de liberarnos del pecado y la muerte [lea Romanos 6:23].

El rescate suministra la base para perdonar los pecados; debemos poner fe en él (w10 15/8 13, 14 parrs. 8-11).

Gracias al rescate, tenemos verdadera libertad y la esperanza de vivir por toda la eternidad.




VIVAMOS CONSTANTEMENTE PARA HACER LA VOLUNTAD DE JEHOVA (14 mins.)

Todos deberíamos mostrar nuestro agradecimiento a la Fuente de la vida, Jehová, y a su Hijo, Jesús, que entregué su vida por la humanidad (Mt 20:28; Hch 17:26-28).

Lo demostramos al decidir hacer la voluntad de Dios, no la nuestra [lea 2 Corintios 5:14, 15].

Hacer la voluntad de Dios implica que demos los pasos para dedicarnos a Dios y bautizarnos como testigos de Jehova, si todavia no lo hemos hecho.

No es suficiente con que nos guste lo que dice la Biblia y tengamos relación con los que hacen la voluntad de Dios.

Para llegar a bautizarnos, tenemos que arrepentirnos de nuestros pecados y rechazar las practicas que Dios condena (wi8 15/3 17, recuadro).

La dedicación a Dios implica que estamos dispuestos a repudiarnos a nosotros mismos (Mt 16:24;

w05d 15/3 11, 12 parr. 8).

Después de decirle a Dios en oración que nos dedicamos a él, lo hacemos público bautizándonos (Mt 28:19; Ro 10:10).

Tanto si ya nos hemos bautizado como si estamos dando los pasos hacia el bautismo, debemos rechazar constantemente las actitudes egoístas.

Huyan de las relaciones sexuales inmorales [lea 1 Corintios 6:18-20].

Evitemos las compañías y las diversiones que fomentan la conducta y los pensamientos impuros (Ef 5:3; g 9/13 5).

No luchemos por hacernos ricos ni amemos los bienes materiales (1Ti 6:9, 10).

Jesús dijo que no podemos “servir como esclavos a Dios y a las Riquezas” (Mt 6:19-24).

Hagamos como Jesús y dediquemos nuestro tiempo y energías a ayudar al prójimo.

Ayudemos a las personas a conocer la verdad sobre Jehová y su Reino (Mt 9:36-38).

Acudamos en ayuda del prójimo con humildad y de todo corazón, y procuremos atender sus necesidades (Jn 13:3-5, 12-15; wi5 15/2 8, 9 parrs. 14-16).

REFORCEMOS NUESTRA DECISION DE VIVIR PARA HACER LA VOLUNTAD DE DIOS (3 mins.)

Debemos recordarnos constantemente que dependemos de Dios y de Jesús.

En nuestras oraciones, démosle a Jehová las gracias por el don de la vida y por la esperanza de vivir para siempre, esperanza que depende de nuestra fe en el rescate.

Nuestras decisiones deben reflejar que no nos consideramos independientes, sino siervos del Dios verdadero.

Si reforzamos nuestra decisión de hacer la voluntad de Dios, disfrutaremos de bendiciones eternas [lea Romanos 6:22].

[Siga con cuidado el bosquejo y respete el tiempo asignado a cada sección. No tiene que leer ni explicar todos los textos que están entre paréntesis. Vea el libro Benefíciese, pags. 52-55, 166-169].

Num. 8-S 9/15 DEBE PRESENTARSE EN 30 MINUTOS

2015 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *