Descargar Aplicación

Ilustraciones Teocráticas para Nuestro Ministerio, Tema: «CASTIDAD»

«CASTIDAD»

El cuadro quizá parecía pasado de moda. Puede que no encajara con la decoración de la casa. Por la razón que fuera, su dueño no le encontraba mucha utilidad, así que terminó en una venta benéfica de objetos usados con una etiqueta que marcaba 29 dólares. Sin embargo, unos pocos años más tarde, se descubrió que su valor ascendía a casi un millón de dólares. En efecto, resultó que era una excepcional obra de arte. Imaginemos lo que sintió su anterior propietario cuando supo que había subestimado aquel tesoro.

Algo parecido suele ocurrir con la castidad, es decir, la pureza moral de una persona. Hoy día, muchísima gente le resta valor a su propia castidad. Algunos consideran que está pasada de moda, que no encaja con la vida moderna, así que la venden barata, a menudo por unos pocos instantes de gratificación sexual. Y hay quienes la sacrifican para que sus compañeros o alguien del sexo opuesto tengan mejor opinión de ellos (Proverbios 13:20).

Muchos descubren muy tarde lo valiosa que era realmente su castidad. Con frecuencia se trata de una pérdida lamentable, pues, como expresa la Biblia, el resultado de la inmoralidad puede ser como veneno, “tan amargo como el ajenjo” (Proverbios 5:3, 4). En vista del clima de corrupción moral de hoy, ¿Qué nos permitirá valorar y mantener nuestra castidad? Veamos tres pasos relacionados entre sí que podemos dar.

Recopilatorio de varias publicaciones publicada por Watchtower Bible and Tract Society of New York, Inc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *