Descargar Aplicación

Ilustraciones Teocráticas para Nuestro Ministerio, Tema: «RESCATE»

«RESCATE»

1) Digamos que un cabeza de familia se convierte en delincuente y es sentenciado a muerte. Sus hijos quedan en la miseria y llenos de deudas. Quizás el bondadoso abuelo de ellos interviene a su favor y, mediante un hijo que vive con él, se encarga de pagarles las deudas y les presenta la posibilidad de emprender una nueva vida. Por supuesto, para beneficiarse, los hijos del delincuente tienen que aceptar el arreglo, y, como es razonable, el abuelo quizás les pida que cumplan con ciertos requisitos como garantía de que no imitarán el derrotero de su padre.

2) IMAGÍNESE que se encuentra atrapado en un naufragio. En el momento en que ha perdido la esperanza, acude un rescatador y lo lleva a un lugar seguro. ¡Qué alivio siente cuando lo aleja del siniestro y le dice: “Ya está a salvo”! ¿No estaría en deuda con él? Literalmente le debería la vida. En algunos aspectos, este ejemplo ilustra lo que ha hecho Jehová por nosotros. Es patente que estamos en deuda con él. A fin de cuentas, es quien ha suministrado el rescate, posibilitando nuestra liberación de las garras del pecado y la muerte. Nos sentimos seguros, conscientes de que, mientras demostremos fe en ese valiosísimo sacrificio, se nos perdonarán los pecados y tendremos garantizado un futuro eterno (cl cap. 16 pág. 158)

3) Imaginémonos, a modo de ilustración, que vivimos en una ciudad cuyos residentes trabajan en su mayoría en una gran fábrica que ofrece buenos salarios y una vida cómoda. Pero todo cambia cuando la planta cierra sus puertas debido a que el administrador se volvió corrupto y la llevó a la bancarrota. Al encontrarnos de repente desempleados, ya no podemos pagar las facturas. Cónyuges, hijos y acreedores se ven afectados por la deshonestidad de un solo hombre. ¿Existe algún remedio? Sí. Un benefactor acaudalado decide tomar cartas en el asunto, ya que comprende el valor de la compañía y también se compadece del gran número de trabajadores y sus familias. Por consiguiente, adopta medidas para saldar la deuda de la empresa y reabrir la fábrica. La liquidación de esta única deuda supone un alivio para una gran cantidad de empleados y sus parientes inmediatos, así como para los acreedores. De igual modo, la cancelación de la deuda de Adán beneficia a muchísimos millones de personas. (cl cap. 14 pág. 143)

Recopilatorio de varias publicaciones publicada por Watchtower Bible and Tract Society of New York, Inc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *