Descargar Aplicación
Primera conversación (3 mins. o menos): Empiece usando la sección “Ideas para conversar” y venza una objeción que sea común en su territorio (th lecc. 3).


PUBLICADOR: Buenos noches, mi nombre es Pablo (Ejemplo), y estamos…

AMO DE CASA: Perdóneme, pero en esta ocasión estoy muy ocupado, así que no tengo tiempo de prestarle atención.

PUBLICADOR: Le entiendo muy bien, actualmente estamos todos ocupados y muy preocupados, pero mi objetivo en este día era tratar de un tema que a todos nos ha pasado y que quería compartir con usted, le prometo que solo tomará pocos minutos.

AMO DE CASA: Está bien, pero no se demore por favor.

PUBLICADOR: No se preocupe, como le quería decir, estamos hablando con los vecinos sobre un tema por el cual casi todos nos hemos cuestionado al ver todas las cosas que pasan al mundo y a nosotros,  ¿Sera que cuando sufrimos es por un castigo de Dios?, ¿Qué dice usted?

AMO DE CASA: Yo creo que sí, ya que es una disciplina de él.

PUBLICADOR: Sabe, muchos pensábamos así antes, cuando atravesamos una situación difícil sea un enfermedad, la pérdida del empleo u otras clases de problemas pensamos que son como pruebas de parte de Dios, pero si nos ponemos a pensar, por eso, ¿Será Dios capaz de actuar así?

AMO DE CASA: No, creo que no.

PUBLICADOR: Así es, en la Biblia nosotros encontramos una afirmación que hizo Santiago, aquí en Santiago 1:13, que dice…, según este versículo, ¿Es posible someter a prueba a Jehová Dios?

AMO DE CASA: Eso es imposible, ningún humano puede poner a prueba a Dios.

PUBLICADOR: Exacto, y si seguimos leyendo lo que dice este versículo, ¿Qué otra cosa es imposible para Jehová Dios?

AMO DE CASA: Dice que él en cambio tampoco pone a prueba a las personas.

PUBLICADOR: Correcto, y entonces vemos que Dios es incapaz de poner pruebas mediante el sufrimiento, ante esto surge otra pregunta, entonces ¿Por qué nosotros sufrimos?, ¿Le parece bien si otro día le que dice la Biblia?

AMO DE CASA: Claro que si, por supuesto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *