Descargar Aplicación

SEAMOS MEJORES MAESTROS: 9 al 15 de agosto 2021, Primera Conversación, Lección .1 asignación preparada. 

Primera conversación (3 mins.): Use las ideas para conversar y venza una objeción común en su territorio (th lec. 1).

PUBLICADOR: Aló María, cómo estás? Hoy pasé cerca tuyo cuando estuviste haciendo una compra te llamé pero no me escuchaste me quedé preocupada te pasa algo?

AMO DE CASA: Hola Sofía, discúlpame si no te vi. Es que esta mañana Recibí una noticia que me ha conmovido mucho.. Me enteré que un tío a quién quiero muchísimo le han  diagnosticado una enfermedad terminal y eso hace que mi cabeza este en otra parte.

PUBLICADOR: Me apena saber esa noticia María, me imaginaba que tenías alguna situación preocupante. Y créeme que si tuviera en mis manos ayudarte en algo con gusto lo haría

AMO DE CASA: Muchas gracias Sofía aprecio tus palabras, pero de verdad me duele muchísimo que mi tío pase por esta situación, siendo un hombre tan bueno, tan cariñoso, tan preocupado por la familia y que tenga que pasarle algo así, me duele muchísimo le he pedido a Dios que me ayude a entender porque pasa  esto pero no comprendo realmente.

PUBLICADOR: Te entiendo María y creo que si estuviera en tu lugar también pensaría en algún momento de esa forma pero créeme Tú sabes que yo leo la Biblia y ha llegado entender que estas cosas no provienen de Dios, quiero compartir contigo un pedacito de la Biblia que trae un poco aliciente un poco de paz a tu situación qué es muy penosa. Permíteme por favor compartirlo Santiago 1:13.

AMO DE CASA: Santiago 1:13: Que nadie diga durante una prueba: » Dios me está probando». Porque, con cosas malas, nadie puede probar a Dios ni él prueba nadie. 

PUBLICADOR: te repito la última parte de este versículo: » nadie puede probar a Dios ni el prueba a nadie» Por lo tanto María Dios no es el causante de lo que le pasa a tu tío, es la imperfección el pecado cosas que muy pronto Dios acabará y que me gustaría compartir un poco más de las bonitas promesas que Dios da para ti para tu tío para mí y para tantas personas que sufren en el mundo. ¿Crees que podríamos tener la oportunidad de hablar un  poquito más un  poquito más en una próxima ocasión?

AMO DE CASA: Me encantaría Sofía. En estos momentos lo que más necesito son palabras de aliento y sin duda Dios me las puede dar. 

PUBLICADOR: Con gusto quiero compartir contigo Sofía lo que Dios me ha enseñado y vamos a tratar de entender porque sufrimos para la próxima ocasión. Si me permites quiero mañana llamarte de nuevo para saber cómo sigue tu tío. Por ahora quiero que descanses un gusto. Hasta mañana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *