Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Domingo 17 de octubre del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Domingo 17 de octubre del 2021

Jehová es misericordioso y compasivo. No estará continuamente señalando nuestras faltas ni estará resentido para siempre (Sal. 103:8, 9).

Jeremías escribió el libro que lleva su nombre y probablemente también los libros de 1 y 2 Reyes. Sin duda, gracias a esta asignación vio lo misericordioso que es Jehová con los seres humanos imperfectos. Por ejemplo, supo que, cuando el rey Acab se arrepintió de sus malas acciones, Jehová dijo que no sería testigo de la aniquilación de toda su familia (1 Rey. 21:27-29). También se enteró de que, aunque Manasés ofendió a Jehová mucho más que Acab, Jehová lo perdonó cuando se arrepintió (2 Rey. 21:16, 17; 2 Crón. 33:10-13). Estos relatos debieron ayudar a Jeremías a imitar la paciencia y la misericordia de Dios. Pensemos en lo que hizo Jeremías cuando su amigo Baruc se distrajo por un tiempo de su labor. En vez de darlo por perdido, Jeremías lo ayudó transmitiéndole el mensaje franco pero cariñoso de Jehová (Jer. 45:1-5). w19.11 6 párrs. 14, 15

De acuerdo con lo que dice Proverbios 17:17, ¿Qué podemos hacer cuando un hermano sufre?

Hoy día, nuestros hermanos afrontan un sinnúmero de dificultades. Por ejemplo, muchos sufren los efectos de desastres naturales o desastres causados por el hombre. En esos casos, quizás algunos podamos recibir a estos hermanos en nuestro hogar. Otros tal vez puedan ayudar económicamente. Pero lo que todos podemos hacer es pedirle a Jehová que los ayude. Si nos enteramos de que un hermano está desanimado, quizás no sepamos qué decirle o cómo reaccionar. Pero todos podemos hacer mucho. Por ejemplo, podemos pasar tiempo con él, escucharlo con atención cuando nos habla y mencionarle un texto que a nosotros nos consuela (Is. 50:4). Lo más importante es que estemos al lado de nuestros amigos cuando nos necesiten (lea Proverbios 17:17).

¿Cómo nos ayudarán en el futuro las amistades que hagamos ahora?

Debemos estar decididos a hacer y mantener amistades fuertes con nuestros hermanos ahora. ¿Por qué? Porque nuestros enemigos tratarán de separarnos con sus mentiras e información errónea. Intentarán hacer que dejemos de apoyarnos y de confiar unos en otros. Pero fracasarán. No podrán romper los lazos de amor que nos unen. Nada de lo que hagan logrará acabar con las amistades que hemos forjado. De hecho, estas amistades durarán no solo hasta el fin de este mundo, sino toda la eternidad.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *