Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Jueves 28 de octubre del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Jueves 28 de octubre del 2021

De este modo todos sabrán que ustedes son mis discípulos: si se tienen amor unos a otros (Juan 13:35).

Jesús dijo que la gente sabría quiénes eran sus verdaderos discípulos si estos demostraban el mismo amor que él les había mostrado. Sus palabras se cumplieron en el siglo primero y también se cumplen hoy día. Así que es muy importante que nos demostremos amor unos a otros incluso cuando sea difícil hacerlo. Preguntémonos: “¿Qué puedo aprender de los hermanos que han seguido mostrando amor incluso ante algunos obstáculos?”. Como somos imperfectos, a veces nos cuesta amarnos intensamente unos a otros. Aun así, debemos esforzarnos por imitar el ejemplo de Cristo. Jesús nos enseñó que es importante hacer las paces con un hermano que tiene algo contra nosotros (Mat. 5:23, 24). Destacó que debemos llevarnos bien con los demás si queremos agradar a Dios. A Jehová le alegra ver que hacemos todo lo posible por estar en paz con los hermanos. No aceptará nuestro servicio si guardamos resentimiento y nos negamos hasta a tratar de hacer las paces (1 Juan 4:20). w20.03 24 párrs. 1-4

¿Qué problema tenía una hermana llamada Sarah?

Es posible que algunos tengan prejuicios, pero quizás no lo sepan. Por ejemplo, una hermana llamada Sarah creía que era imparcial porque no juzgaba a la gente según su raza, su posición económica o sus responsabilidades en la organización. Pero reconoce: “Empecé a notar que sí era parcial”. ¿En qué sentido? Ella viene de una familia en la que todos han ido a la universidad, así que prefería relacionarse con personas que también tuvieran estudios superiores. Una vez, incluso le dijo a un amigo: “Solo me relaciono con hermanos que han cursado educación superior y evito a los que no”. Está claro que Sarah debía cambiar de actitud. ¿Cómo lo hizo?

¿Qué aprendemos de lo que Sarah hizo para cambiar de actitud?

Un superintendente de circuito ayudó a Sarah a examinar su actitud. Ella cuenta: “Me felicitó por mi servicio fiel, mis buenos comentarios y mi conocimiento de la Biblia. Luego, me dijo que a medida que crece nuestro conocimiento también debemos cultivar cualidades cristianas como la humildad, la modestia y la misericordia”. Sarah tomó en serio lo que le dijo el superintendente. Dice: “Me di cuenta de que lo más importante es que seamos amables y mostremos amor”. Entonces, empezó a ver a los hermanos con otros ojos. Explica: “Trataba de ver en ellos las cualidades que hacen que sean valiosos para Jehová”. ¿Y nosotros? Jamás queremos sentirnos superiores debido a la educación que hayamos recibido. Si tenemos un intenso “amor a toda la hermandad”, seremos imparciales (1 Ped. 2:17).

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *