Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Lunes 29 de marzo del 2021.

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Lunes 29 de marzo del 2021

Jehová me envió para proclamar libertad a los cautivos y para darles libertad a los oprimidos (Luc. 4:18).

Jesús ayudó a las personas a liberarse de las enseñanzas opresivas de los líderes religiosos. Muchos judíos eran esclavos de las tradiciones y de creencias erróneas (Mat. 5:31-37; 15:1-11). Los que se consideraban guías espirituales en realidad no servían a Dios, así que estaban ciegos ellos mismos. Al rechazar al Mesías y su luz espiritual, permanecieron en oscuridad y siguieron siendo esclavos del pecado (Juan 9:1, 14-16, 35-41). Jesús mostró a las personas mansas cómo conseguir liberación espiritual al enseñarles la verdad y darles un buen ejemplo (Mar. 1:22; 2:23-3:5). Además, hizo posible que se liberara a la humanidad de la esclavitud al pecado. Gracias a su sacrificio, Dios puede perdonar los pecados de los que tienen fe en el rescate y la demuestran por su modo de vivir (Heb. 10:12-18). w19.12 10 párr. 8; 11 párrs. 10, 11.

UNA LEY BASADA EN EL AMOR

¿Cuál es el fundamento de la ley del Cristo?

Quienes viven en una casa que está bien hecha y que tiene cimientos sólidos se sienten seguros. Lo mismo les sucede a quienes obedecen una buena ley que tiene un fundamento sólido. Pues bien, la ley del Cristo tiene el mejor fundamento posible: el amor. ¿Por qué lo decimos?

¿Qué ejemplos prueban que Jesús hizo las cosas por amor? y ¿Cómo podemos imitar su ejemplo?

Primero, porque Jesús hizo todas las cosas por amor. Lo que lo motivó a enseñar a las muchedumbres, sanar a los enfermos, alimentar a los hambrientos y resucitar a los muertos fue la compasión, que es una manifestación del amor (Mat. 14:14; 15:32-38; Mar. 6:34; Luc. 7:11-15). Es cierto que todas estas actividades consumían gran parte de su tiempo y energías. Pero con gusto puso en primer lugar las necesidades de otros. Y, por encima de todo, demostró su inmenso amor sacrificando su vida por los demás (Juan 15:13).

Lecciones: Podemos imitar el ejemplo de Jesús poniendo en primer lugar las necesidades de los demás. También, cultivando compasión por las personas del territorio. Cuando esa compasión nos motiva a predicar y enseñar a otros, estamos obedeciendo la ley del Cristo.

¿Por qué sabemos que Jehová se interesa mucho por nosotros? y ¿Cómo podemos copiar el amor de Jehová?

Segundo, porque Jesús dio a conocer el amor de su Padre. Durante su ministerio, mostró lo mucho que Jehová se interesa por sus siervos. Por ejemplo, enseñó que cada uno de nosotros es valioso para nuestro Padre celestial (Mat. 10:31). Además, reveló que Jehová anhela que las ovejas perdidas se arrepientan y vuelvan a la congregación para recibirlas con los brazos abiertos (Luc. 15:7, 10). Y dijo que Dios demostró el amor que nos tiene dando la vida de su Hijo para rescatarnos (Juan 3:16).

Lecciones: ¿Cómo podemos copiar el amor de Jehová? (Efes. 5:1, 2). Pensando que nuestros hermanos son muy valiosos y recibiendo con alegría a las ovejas perdidas que vuelven a Jehová (Sal. 119:176). Demostramos que amamos a los hermanos dando de nosotros, como por ejemplo, ayudándolos en momentos de necesidad (1 Juan 3:17). Cuando tratamos a otros con amor, estamos obedeciendo la ley del Cristo.

¿Qué mandamiento de Jesús se registra en Juan 13:34, 35, y por qué es nuevo? y ¿Cómo obedecemos el nuevo mandamiento?

Tercero, porque Jesús mandó a sus seguidores que mostraran un amor sacrificado (lea Juan 13:34, 35). Este mandamiento es nuevo porque no estaba incluido en la Ley que Dios le dio a Israel. Jesús dijo que debemos amar a nuestros hermanos como él nos amó. Debemos amarlos incluso más que a nosotros mismos, amarlos hasta el punto de estar dispuestos a dar nuestra vida por ellos, tal como hizo Jesús. Y para eso hace falta un amor sacrificado.*

Lecciones: ¿Cómo obedecemos el nuevo mandamiento? En pocas palabras, sacrificándonos por nuestros hermanos. No solo estamos dispuestos a hacer el mayor sacrificio de todos, es decir, dar la vida por ellos. También estamos dispuestos a hacer sacrificios más pequeños. Por ejemplo, podemos desviarnos de nuestra ruta para llevar a un hermano mayor a las reuniones, renunciar a algo que nos gusta para agradar a un compañero cristiano o tomar vacaciones para ayudar en labores de socorro. Haciendo cosas como estas obedecemos la ley del Cristo y contribuimos a que la congregación sea un lugar donde todos se sientan seguros.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *