Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Sábado 13 de noviembre del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Sábado 13 de noviembre del 2021

Observa, oh hijo mío, el mandamiento de tu padre, y no abandones la ley de tu madre (Prov. 6:20).

Jehová les ha dado a las madres un papel importante dentro de la familia y cierta autoridad sobre sus hijos. De hecho, pueden ejercer una profunda influencia sobre ellos que dure toda su vida (Prov. 22:6). Veamos las lecciones que las madres pueden aprender de María, la madre de Jesús. María conocía muy bien las Escrituras. Tenía un profundo respeto a Jehová y una estrecha amistad con él. Estuvo dispuesta a someterse a su guía aunque eso implicó un cambio total en su vida (Luc. 1:35-38, 46-55). ¿Qué pueden hacer ustedes, madres, para imitar su ejemplo? Primero, estudien la Biblia y oren personalmente para conservar su amistad con Jehová. Segundo, estén dispuestas a hacer cambios en su vida con el fin de agradarle. w19.09 18 párrs. 17-19

¿Con qué complicada situación se encontró Nehemías?

Jehová les ha confiado a los ancianos la importante labor de pastorear a sus siervos (1 Ped. 5:2). Los ancianos pueden aprender mucho de cómo trató al pueblo de Jehová el gobernador Nehemías. Debido a la posición que ocupaba sobre Judá, tenía mucha autoridad (Neh. 1:11; 2:7, 8; 5:14). Veamos con qué complicada situación se encontró. Se había enterado de que los judíos habían contaminado el templo y no les daban a los levitas el apoyo económico que fijaba la Ley. Además, no respetaban el sábado y algunos se habían casado con extranjeras. Así que Nehemías tendría que hacer algo al respecto (Neh. 13:4-30).

¿Cómo reaccionó Nehemías ante las dificultades?

Nehemías no abusó de su autoridad obligando a los judíos a obedecer sus propias normas. Más bien, oró con intensidad a Jehová para que lo guiara y le enseñó al pueblo la Ley de Dios (Neh. 1:4-10; 13:1-3). Además, fue humilde y hasta trabajó junto con sus hermanos en la reconstrucción de las murallas de Jerusalén (Neh. 4:15).

De acuerdo con 1 Tesalonicenses 2:7, 8, ¿Cómo deben tratar los ancianos a la congregación?

Es posible que los ancianos no se enfrenten a problemas como los que tuvo que tratar Nehemías. No obstante, pueden imitarlo de diversas maneras. Por ejemplo, trabajan duro para ayudar a los hermanos. Y no se creen superiores a los demás debido a la autoridad que tienen, sino que tratan con ternura a la congregación (lea 1 Tesalonicenses 2:7, 8). Su profundo amor y su humildad se reflejan en su manera de hablar a otros. Un anciano con experiencia llamado Andrew dice: “Me he dado cuenta de que los hermanos por lo general reaccionan bien cuando los ancianos son amables y les muestran un cariño sincero. Estas cualidades los motivan a colaborar con los ancianos”. Y Tony, que también lleva muchos años de anciano, explica: “Trato de seguir el consejo de Filipenses 2:3 y siempre me esfuerzo por considerar que los demás son superiores a mí. Esto me ayuda a no portarme como un dictador”.

¿Por qué deben ser humildes los ancianos?

Los ancianos deben ser humildes, igual que Jehová. Aunque es el Soberano del universo, se agacha para levantar “al de condición humilde desde el polvo mismo” (Sal. 18:35; 113:6, 7). De hecho, detesta a los arrogantes (Prov. 16:5).

¿Por qué deben mantener la lengua bajo control los ancianos?

Los ancianos que se someten a Jehová deben mantener la lengua bajo control. Si no lo hacen, pueden responder mal si alguien les falta el respeto (Gál. 5:14, 15; Sant. 1:26). Andrew, mencionado antes, dice: “A veces, me he sentido tentado a responder mal a un hermano que me pareció que me trató con poco respeto. Pero meditar en los ejemplos bíblicos de hombres fieles me ha ayudado a ver la importancia de ser humilde y manso”. Los ancianos demuestran que se someten a Jehová siendo cariñosos y usando palabras agradables cuando hablan con sus hermanos, incluidos los demás ancianos (Col. 4:6).

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *