Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Viernes 13 de agosto del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Viernes 13 de agosto del 2021

Yo soy el más pequeño de los apóstoles, y no soy digno de ser llamado apóstol, porque perseguí a la congregación de Dios (1 Cor. 15:9).

Las personas que parecen seguras de sí mismas o que son directas no son necesariamente orgullosas (Juan 1:46, 47). Aun así, prescindiendo de la personalidad que tengamos, todos debemos esforzarnos por ser humildes de corazón. Veamos el ejemplo del apóstol Pablo. Jehová lo utilizó para fundar congregaciones en un lugar tras otro. Hasta puede que ningún otro apóstol de Jesucristo hiciera tanto como él en el ministerio. Pese a todo ello, Pablo no se consideró superior a sus hermanos. Señaló con razón que, si era un buen amigo de Jehová, no se debía a que fuera especial o a que hubiera alcanzado grandes logros, sino solo a que Dios le había mostrado bondad inmerecida (1 Cor. 15:10). Sin duda, dio una excelente lección de humildad cuando escribió a los corintios, teniendo en cuenta sobre todo que algunos de ellos lo criticaban (2 Cor. 10:10). w19.09 2, 3 párrs. 5, 6

¿Cómo nos ayuda 1 Pedro 5:6 a ver que la humildad agrada a Jehová?

La razón más importante para tener humildad es que eso agrada a Jehová, como dejó claro el apóstol Pedro (lea 1 Pedro 5:6). Con relación a estas palabras, el libro “Ven, sé mi seguidor” dice: “El orgullo es un veneno sumamente destructivo. Este defecto hace que hasta la persona más capaz sea inservible para Dios. La humildad, por otro lado, convierte en instrumento útil para Jehová hasta a la persona más insignificante”. Y añade que nuestro Dios “con gusto nos recompensará a nosotros si también manifestamos esa cualidad”.* Seguro que estamos de acuerdo en que no hay nada mejor que alegrar el corazón de Jehová (Prov. 23:15).

¿Por qué le gusta a la gente estar con los que son humildes?

Además de agradar a Jehová, tener humildad nos hace mucho bien. La humildad atrae a las personas a nosotros. Para entender por qué sucede esto, pensemos en con qué clase de personas nos gusta estar (Mat. 7:12). ¿Verdad que no nos agrada la compañía de quienes siempre se quieren salir con la suya y no aceptan sugerencias de nadie? En cambio, nos sentimos a gusto cuando estamos con hermanos que demuestran empatía, cariño fraternal, tierna compasión y humildad (1 Ped. 3:8). Pues bien, si así es como nosotros nos sentimos, es lógico pensar que los demás solo se sentirán a gusto con nosotros si somos humildes.

¿Por qué nos ayuda la humildad a enfrentar las dificultades de la vida?

La humildad también nos ayuda a enfrentar las dificultades de la vida. Es normal que haya cosas que nos parezcan injustas o incorrectas. De hecho, el sabio rey Salomón reconoció: “He visto a siervos a caballo, pero a príncipes andando en la tierra justamente como siervos” (Ecl. 10:7). No siempre se les da reconocimiento a las personas con talento, y en ocasiones se da más honra a quienes tienen menos aptitudes. Pero Salomón entendió que lo prudente es asumir la realidad en vez de obsesionarse con las situaciones negativas (Ecl. 6:9). Si somos humildes, nos resultará más fácil aceptar la vida como es, no como creemos que debería ser.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *