Descargar Aplicación

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: 7-13 Diciembre 2020, LEVÍTICO 10-11, Respuestas.

 

 

 

Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

Le 10:8-11. ¿Qué aprendemos de estos versículos? (w14 15/11 17 párr. 18).

Aprendemos que como cristianos, debemos mantener un comportamiento sin tacha, y aunque ya no estemos bajo esta Ley, la Biblia si prohíbe y condena el beber en exceso y emborracharse. Por tanto, a título personal, debemos mantener nuestra conducta y comportamiento limpios, sabiendo hasta qué punto podemos hacer uso de bebidas con alcohol.

COMENTARIOS ADICIONALES

También el consumo de alcohol difiere de un país a otro, de unas personas a otras. Todos decidimos si tomar o no, si nos gusta o no. No hay nada malo en ello, siempre que sea equilibradamente, es un pecado cuando no es así, cuando el alcohol influye en nuestras facultades físicas, entonces eso sería beber en exceso y si es un pecado.

Además hay muchos hermanos que beben bebidas con alcohol antes o durante su servicio a Dios. Esta Ley de Levítico ya no aplica a nuestros días, pero sigue aplicando lo que dice la Biblia sobre el alcohol, por tanto, el buen juicio en la moderación del consumo de alcohol depende del hermano, y siempre que no altere sus facultades físicas.

En el texto podemos ver que los hijos de Aarón probablemente estaban ebrios mientras servían en el Tabernáculo, por eso es que Jehová dio esta prohibición pero esto necesariamente no quiere decir que no debemos consumir bebidas alcohólicas antes de ir a las reuniones, ya que las circunstancias no son las mismas en todos los países, pues en algunos lugares consumen bebidas alcohólicas con moderación durante las comidas antes de ir a la reunión, pero en otros no ven adecuadamente hacer esto.

También podemos ver aquí es que y realmente no está mal el uso de bebidas alcohólicas antes de ir a una reunión, ya que lo que Jehová condena es el emborracharse e incluso cuando Jesús se instituyó la conmemoración los discípulos bebieron vino que representaban su sangre, pues lo importante es usar el discernimiento y distinguir entre lo que le agrada a Jehová y lo que no, para así asegurarnos de que realmente contamos con su aprobación y que estamos limpios ante él.

Y podemos ver que es muy razonable este mandato que les había dado Jehová a los Israelitas ya que cuando una persona se encuentra bajo los efectos del alcohol no está en su juicio sano, por lo que no se podría considerar como una adoración pura por esa razón igualmente nosotros hacemos bien en hacerlo siempre con moderación y tomando las precauciones necesarias.

Le 11:8. ¿Pueden los cristianos comer los animales que prohibía la Ley mosaica? (it-1 142 párr. 4).

Sí ya que como dice claramente el versículo esos animales eran inmundos sólo para los Israelitas que eran quienes estaban bajo la ley Mosaica y sabemos que esta ley fue anulada con la muerte de cristo.

COMENTARIOS ADICIONALES

Actualmente si podemos comer de la carne de los animales, ya que estas limitaciones alimentarias sólo aplicaba a lo que estaba bajo la ley Mosaica es decir para los Israelitas ya que con la abolición de la ley por el sacrificio de Cristo Jesús se canceló la prohibición y una vez más los humanos podemos alimentarnos de la carne animal al igual que Jehová le dijo a Noé después del diluvio.

Como leemos en el texto, es «para ustedes» es decir, para los israelitas. Además, esa ley se deroga, es decir, se elimina sobre la base de la muerte sacrificatoria de Jesús, es por ello que se canceló esta prohibición y posteriormente a esto, todos los humanos podían considerarse bajo la misma provisión que se dio después del diluvio sobre qué «pueden comer de cualquier animal que se mueve y tiene vida».

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

SOBRE JEHOVÁ

Levítico Capítulo 11, habla sobre la ley de los animales, de toda clase. Un verdadero ejercicio para los israelitas para que hicieran una distinción de lo que es puro e impuro, de que aprecian, valoran y respetan lo que ha dicho Dios. Aún con estas distinciones, disponían de una extensa variedad a la que podían optar, no se limitó a unas pocas cosas, sino que tenían una extraordinaria variedad, refleja el amor de Jehová, que a su vez, era devuelto por los israelitas al ser conscientes en todo momento de lo que se podía o no comer.




Levítico 11:13-20, la ley dada a Moisés excluía comer animales predadores como por ejemplo las águilas los búhos el cuervo y el buitre, estos animales están en el nivel superior de la cadena alimentaria por lo que concentran gran cantidad de toxinas, como se sabe ahora estos microorganismos son los causantes de muchas enfermedades, esto me enseña que la biblia se adelantó milenios a los descubrimientos científicos, se aprecia la importancia que la ley confirió a la prevención en el cuidado de la salud, aunque la biblia no se escribió con el propósito de instruirnos sobre las enfermedades, la información que proporciona es científicamente exacta y deja en evidencia la infinita sabiduría que posee nuestro Dios Jehová.

Levítico 10:3, Jehová después de dar muerte a Nadab y Abihu, dijo mediante moisés que se santificará entre los que estuvieran cerca de él y se glorificará y adelante de todo el pueblo, el relato dice que Aaron se quedó callado, esto me enseña por lo menos dos cosas primero que Jehová se encargará de santificar y glorificar su santo nombre y no permitirá que nadie lo siga profanando y segundo el que Aarón se quedara callado no muestra que el acepto el grave error que habían cometido sus hijos, su ejemplo nos muestra que si alguien de nuestra familia recibe disciplina no debemos atrevernos a justificar ni criticar la decisión que se ha tomado, más bien debemos quedarnos callados y aceptar que han pecado contra Jehová.

Levítico 11:45, sin duda nuestro Jehová Dios es santo y exige que quienes le rinden servicio sagrado sean santos esto implica que deben vivir con santidad y permanecer física y espiritualmente limpios en todo sentido y esto incluye al mantenernos separados del mundo que nos rodea a cada uno de nosotros.

Levítico 11:44, muestra que Jehová es poderoso en santidad y no podía tolerar tal degradación en sus adoradores, porque el nombre de Jehová su nombre se debe mantener santo, y por eso no debemos atrevernos a causarle deshonra por nuestras palabras o nuestras acciones, así que debemos tener mucho cuidado con lo que hacemos para así glorificar el Santo Nombre de Jehová.

Le 10:20. La explicación que Moisés recibió de Aarón le pareció satisfactoria y por ende comprensiva, puesto que Jehová también estaba al tanto de lo sucedido para él también le resulto entendible la respuesta de sus siervo, saber que le servimos a un Dios que entiende nuestras limitaciones sin duda nos motivará a cumplir con todo lo que nos pida de la mejor forma.

Le 11. Cuando los israelitas recibieron las leyes de Jehová vieron que era porque él quería protegerlos de muchas maneras, por ejemplo evitaban comer animales los cuales podían producir enfermedades o que tuvieran relación con la adoración impura, sin duda seguir esta Ley les sirvió de mucho, igualmente cuando obedezcamos las leyes de Jehová sentiremos que él quiere protegernos en todo aspecto.

 Le 11:45. La Ley que Jehová había dado a los israelitas sobre los animales que podían comer y cuales no era con el propósito de que el pueblo se presentara santo a sus ojos, igualmente hoy en día Jehová exige lo mismo a nosotros en el sentido de que debemos presentarnos santos cuando le rindamos nuestro servicio a él, para ellos debemos vivir con santidad y permanecer tanto física y espiritualmente limpios.

EL MINISTERIO

Levítico 10:17-19, cuando Moisés le pregunto a Eleazar e Itamar porque no habían comido parte del sacrificio su padre Aarón fue el que contestó y dijo que él pensaba que no podían participar de la ofrenda santa, no estaba seguro si a Jehová le agradaría. Con esto Aarón mostró que quería asegurarse que sus decisiones agradan a Jehová, esto me enseña que si la biblia no nos dice que decisión debemos tomar en cierta situación, en vez de decidir lo que nos parezca bien, pensemos con cuidado y tomemos una decisión que se base en lo que sabemos que agrada Jehová, así estaremos seguros de que él nos dará su aprobación y su bendición.

Levítico 10:16, Moisés conocía muy bien la ley de Jehová y quería estar seguro de que tanto él y los demás obedecieran los mandatos divinos, por eso el relato dice que él buscó las partes de la ofrenda estaba asegurándose que se cumplieran bien todo lo que Jehová había mandado, esto me enseña que hoy en día recibimos instrucciones claras de parte de los ancianos y siervos ministeriales, por lo tanto no debemos molestarlos cuando se nos indique cómo debemos realizar o hacer alguna tarea ellos tienen una gran responsabilidad y deben asegurarse que se hagan las cosas tal como Jehová ha mandado.

Levítico 11:40,41, el que la ley prohibiera algo no significa que dicha prohibición no se pasará por alto alguna vez, por eso si la persona que pasará por alto la prohibición de comer la carne de un animal que fuera encontrado muerto sería inmundo a los ojos de Jehová y tenía que someterse al debido procedimiento de limpieza si no lo sé limpiarlo apropiadamente tenía que responder por su error, esto nos enseña que claramente si cometemos un error hacia los ojos de Jehová rápidamente debemos arrepentirnos del pecado o falta que hayamos cometido, sino, nuestra adoración no seguiría de agrado a los ojos de nuestro padre Jehová.

Levítico 10:1,2, hoy día los siervos de Jehová responsables tienen que cumplir con los requisitos divinos que Jehová ha mandado, además no deben ser insolentes al encargarse de sus obligaciones dentro de la congregación.

Levítico 11:25, vemos que en la ley Mosaica existían grados de índice por ejemplo en el caso de que alguien tocar un animal muerto su inmundicia sólo permanecería hasta el atardecer, también se daba la instrucción de que tendría que lavar sus ropas, de esto podemos extraer algunas lecciones por ejemplo que Jehová espera la mejor limpieza posible para un cristiano esto quiere decir que nuestra ropa debe tener un aspecto limpio y ordenado porque es toda una Joya

Levítico 10:1 y 2, este texto me enseña que independientemente de la razón por la cual Jehová considero que el sacrificio de Nadab y Abihú fuera ilegítimo, lo que queda claro es que Jehová espera que nosotros le sirvamos con limpieza tanto mental física y espiritual y también que no debemos ser insolentes o lo que es lo mismo descarados o irrespetuosos al servirle.

Le 10:9-11. Los hijos de Aarón debían abstenerse de vino puesto que ellos serían los encargados de enseñar a la nación de Israel todos los aspectos de la Ley y para ello debían estar en condiciones apropiadas para ello, nosotros igualmente participaos en una labor de educación bíblica a nivel mundial, por eso debemos evitar a todo costa cosas que nos hagan tropezar en nuestro servicio y así reflejaremos una imagen digna.

Le 11:6. Algunas personas pueden decir que la Biblia se equivoca cuando considera las liebres como animales rumiantes, es decir, masticar por segunda el alimento, en ese caso podemos explicar que la palabra hebrea que se usa para rumiar significa vomitar y que los israelitas entendían por rumiante algo muy diferente a lo actual, también podemos usar la información de la obra Perspicacia para poder explicar más a profundidad este asunto.

Levítico 10:19,20, cuando Moisés se escuchó la respuesta de Aaron de él porque él y sus hijos habían desobedecido las instrucciones y no habían comido parte del sacrificio, aceptó la explicación de Aarón y por lo visto Jehová también quedó satisfecho con esa respuesta, esto me enseña que en este caso debido a la ejecución de Nadab y Abihu, Jehová y Moisés comprendieron que Aaron posiblemente tenía temor de ofender o empeorar las cosas, más bien querían mejorarlas, lo que nos muestra que debemos saber escuchar cuando alguien nos explica las razones del por qué actúa, de cierto modo el prestar atención de manera comprensiva nos ayudará a que entendamos a la otra persona y llegar a conclusiones apropiadas.

Levítico 11:46,47, la ley acerca de los animales ponía de relieve que Jehová tenía el derecho de terminar lo que era propio y lo que no lo es en todos los aspectos de la vida de un Israelita, si ellos cumplían fielmente la ley con todos sus requisitos podrían servirle y recibir su bendición, esto me enseña que aunque los cristianos no estamos bajo la ley debemos reflexionar sobre si estamos a la altura de los requisitos que Jehová nos piden nuestros días, Jehová considerar que mantenerse limpio e incontaminado es un factor importante en la adoración verdadera, por lo tanto debemos asegurarnos de cumplir fielmente sus requisitos si queremos tener su aprobación y bendición.

Levítico 10:10,11. Como cristianos, siervos leales y fieles de Dios, nuestro estudio de la biblia nos permite diferenciar entre lo que está bien y lo que está mal, y en nuestras acciones debe reflejarse que distinguimos entre lo puro y lo impuro. Nuestro actuar servirá de ejemplo para todo el que nos vea y estará dando alabanza a Jehová.

OTROS TEMAS

Levítico 11:13, muestra que algunos de los animales que se les prohibió comer a los Israelitas se alimentaban de carroña y cuando nos entretenemos por ejemplo con cosas relacionadas con la religión falsa es como si estaríamos alimentándonos de carroña, pues como dijo el texto es algo asqueroso para Jehová.

Levítico 10:19,20, vemos que Moisés se enojó con los hijos de Aarón pero cuando escuchó las palabras de Aaron se le calmó la furia, y de esto podemos aprender una gran lección y es que cuando escuchamos un rumor o difamación antes de reaccionar debemos saber todos los hechos, pues puede que no estemos enterados de todo lo ocurridos. 

Levítico 11:45, nos recuerda una vez más que servimos a un Dios Santo en todo sentido, por lo tanto si queremos ser de su agrado tenemos que hacer el máximo esfuerzo posible por también serlo, y no sólo aparentar ser Santos, sino se lo realmente en nuestra vida diaria.

Levítico 11:32-38, vemos que Jehová incluso les dio normas sanitarias a los Israelitas, lo que nos enseña sobre su gran preocupación y su amor por su pueblo y de hecho en la actualidad debemos también ser muy limpios en sentido físico, así nos evitamos muchas enfermedades y también damos gloria al nombre de nuestro Dios.

Levítico 10:6, muestra que Jehová le dijo a la familia de Aarón que no era ninguna muestra de tristeza por la muerte de sus dos hijos lo cual debió quizá ser muy difícil, lo que nos enseña es que la obediencia está por encima del amor a algún familiar, por tal razón no debemos buscar la compañía de familiares o amigos expulsados.

Levítico 10:1-10, nos dice que los hijos de Aarón desobedecieron a Jehová y por eso perdieron la vida, hoy no es de esta forma, es decir cuando alguien peca no muere inmediatamente, pero si dejamos ser del agrado de Jehová y si no nos arrepentimos sinceramente en un futuro si perderemos la vida para siempre.

Le 10:1,2. Lo que les paso a Nadab y Abihú los hijos de Aarón nos sirve como señal y recordatorio de que todos los siervos de Jehová debemos ser responsables al cumplir con los requisitos divinos, además nunca debemos portarnos insolentemente cuando se nos confía con obligaciones teocráticas, debemos recordar que efectuamos un servicio sagrado a Jehová y el espera que le obedezcamos y le demos lo mejor.

Le 10:8-11. Después de lo que paso con Nadab y Abihú los sacerdotes recibieron el mandato en los que se les prohibía consumir bebidas alcohólicas cuando entraran al tabernáculo, esto era principalmente porque los efectos del alcohol entorpecerían sus facultades motrices y racionales además de descalificarlos por su falta de disciplina, lo que implicaría que en su estado podrían cometer faltas graves en su servicio como sacerdotes.

Le 11:6-8. La Ley mencionaba que la liebre y el cerdo eran animales que no debían comer, aparte de la implicación sobre la santidad que encierra este mandato también podemos apreciar que tal prohibición era por motivos de salud, puesto que en las regiones antiguas estos animales eran propensos a infecciones parasitarias debido a sus hábitos alimenticios sucios.

Levítico 11:38. Vemos que si sobre la semilla caía tan solo una parte de esos cadáveres, ya sería impura. Lo mismo ocurre hoy cuando comemos algún tipo de carne o alimento, si está muy poco hecha corremos el riesgo de que exista aún sangre, y sabemos el mandato que da la Biblia sobre la sangre. Es por ello, que tenemos que tener cuidado en cómo se cocinan los alimentos para que continúen siendo puros.

Levítico 10:9,10. Jehová con lo ocurrido prohíbe el uso de alcohol para que distingan la cosa santa de la cosa profana, la pura de la impura. Y es que, el alcohol, no está prohibido por la Biblia, pero sí su consumo en exceso y también la borrachera, ya que un exceso de alcohol afecta a nuestra conducta y nos lleva a un actuar no sano, no cristiano y conllevar a un pecado aún mayor.

Levítico 10:1. Hay ciertas cosas que Jehová no nos pide hacer y que puede suponer pecado contra Él, aunque pensemos que estamos ayudando a nuestros hermanos. Por ejemplo, el único que tiene la potestad de juzgar es Dios, si nosotros vemos que algún hermano está haciendo una acción que creemos incorrecta, no somos nadie para juzgarlo y decirle que está mal y que haga tal cosa u otra. Dios es el único con el derecho a juzgar, y nosotros solo nos limitaremos a ofrecer consejos, pero no propios, sino lo que dice la Biblia.

Levítico 11:44,45. Jehová había salvado al pueblo israelita de muchísimas circunstancias. Le tenía en una alta estima y por ello querían que fueran completamente santos y que ningún animal los pudiera hacer impuros. La Ley de los animales ya no se aplica, pero Jehová sigue teniendo una alta estima por su pueblo y quiere que seamos santos y puros por nuestro comportamiento y acciones que llevamos a cabo todos los días.

Levítico 10:20. Moisés había hablado y dicho lo que se tenía que hacer, y aún así Eleazar e Itamar no lo hicieron tal como había dicho y Moises se indignó. Sin embargo, reflexionó sobre lo que le dijo Aarón, fue comprensivo y flexible por la situación que estaba pasando. Un gran ejemplo que nos deja Moisés para ponernos en el lugar de nuestros hermanos, ser comprensivos por las situaciones personales que pueden estar pasando y ser flexibles.

Levítico 11:1. Después del diluvio se había dicho que «podían comer todo animal que se moviera y tuviera vida». Sin embargo, las circunstancias del pueblo israelita fue llevando a limitaciones para que aprendieran y supieran diferenciar lo que era puro de lo impuro y por tanto, se impusieron restricciones sobre lo que se podía comer o no. Hoy día, esta Ley no aplica y podemos comer de todo tipo de animal, pero tengamos en cuenta que hay un mandato todavía y siempre válida, y es la sangre, que es sagrada.

Levítico 11:4-8. Hoy día podemos disfrutar de la alimentación que queramos elegir y seguir. No vivimos con las restricciones de los israelitas, podemos disfrutar de una gran variedad de manjares, Jehová no quiere limitar nuestro disfrute pero sí quiere que sea sano. Respetemos la libertad que nos ha dado, y tengamos en cuenta que todas nuestras comidas tienen que estar libre de sangre y productos que lo puedan contener, como puede ser la morcilla.

2 comentarios en «BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS 2020, Semana Del 7 al 13 de Diciembre, Levítico 10 al 11, Respuestas.»
  1. Gracias por el excelente trabajo que facilita a siervos de Jehová que tienen muchas responsabilidades que atender., aunque es un deleite servir a nuestros queridos hermanos a veces nos sentimos abrumados por que también tenemos otras responsabilidades y el tiempo que nos lleva atenderlo es limitado. Jehová lo recompesará, muchas bendiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *