Descargar Aplicación

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS:17-23 de enero 2022, Jueces 20 al 21.

Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

Jue 20:16. ¿Cómo se utilizaba la honda en las batallas de la antigüedad? (w14 1/5 11 párrs. 4-6).

La honda era un arma muy mortífera en las batallas, ya que un guerrero experimentado podía lanzar piedras de 250 gramos a una gran velocidad entre 160-240 Km/h y precisión. Para ello se colocaba la honda una piedra lisa en un pedazo de cuero que tiene dos correas amarradas en los extremos que era cogida con las manos, se giraba sobre la cabeza y se soltaba una de las dos correas.

COMENTARIOS ADICIONALES

Por ejemplo este texto dice que 700 de los mejores soldados podían usar «La honda y darle a un cabello sin fallar el tiro». También, en 1 Samuel 17:40-50 dice que David aprendió usar esta arma y con una «honda» mató al gigante Goliat. Además se ha encontrado en oriente medio un relieve que muestra a honderos asirios atacando una ciudad amurallada judía. De modo que un guerrero experimentado podía lanzar piedras a velocidades de entre 160 y 240 kilómetros por hora. Lo cierto es que «La honda» podía ser igual de mortífera que un arco, y se utilizaban como arma en las batallas de la antigüedad.

La honda consiste en un pedazo de cuero o tela con dos correas o cuerdas amarradas a los extremos. Se colocaba una piedra lisa de entre 5 y 8 centímetros (2 y 3 pulgadas) de diámetro y unos 250 gramos (9 onzas). Luego tomaba con una mano las correas por los extremos, giraba la honda sobre su cabeza y soltaba una de las dos correas; la piedra salía disparada con gran velocidad y precisión.

En Oriente Medio se han desenterrado muchas piedras de honda empleadas en batallas antiguas. Un guerrero experimentado podía lanzar piedras a velocidades de entre 160 y 240 kilómetros por hora (100 y 150 millas por hora). No se sabe a ciencia cierta si la honda tenía el mismo alcance que el arco, pero podía ser igual de mortífera. David mató al gigante Goliat con una honda.

La honda consistía en un pedazo de cuero o tela con dos correas o cuerdas amarradas a los extremos. El dueño del arma colocaba en el cuero o tela una piedra lisa de entre 5 y 8 centímetros de diámetro y unos 250 gramos de peso, luego tomaba con una mano las correas por los extremos, giraba la honda sobre su cabeza y soltaba una de las dos correas; la piedra salía disparada con gran velocidad y precisión lo que le convertía en un arma mortífera.

Bueno en este caso el soldado colocaba en el cuero de la honda una piedra lisa de unos 250 gramos, después con una mano agarraba las correas por los extremos, le daba vuelta sobre su cabeza y soltaba a una gran velocidad y precisión, e incluso la información explicaba que un soldado experimentado podía lanzar a una gran velocidad y precisión, e incluso la información explicaba que un soldado experimentado podía lanzar piedras a 160 y 240 kilómetros por hora.

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Jueces 20:1,11. Los hombres de Israel actuaron» en común acuerdo y lucharon unidos» en contra de los benjaminitas. Esto me enseña: que para luchar en contra de Satanás y hacerle frente a las pruebas es importante que los cristianos actuemos «en común acuerdo y unidos». No debemos hacer las cosas de manera individual o independiente, más bien, todos tenemos que estar unidos y confiar en la guía de Jehová. Nos acercamos a un período en el que la unidad será sumamente importante, así que es ahora cuando hay que aprender a cultivar la unidad que será imprescindible para salvarnos en el futuro.

Jueces 20:2. Menciona que los jefes del pueblo y todas las tribus ocuparon sus puestos en la congregación, sin duda el que todos cumplieran con su responsabilidad contribuiría a una buena organización, como ocurre con los engranajes de un reloj, de forma parecida en nuestros días todos ocupamos un lugar en la congregación, es importante que lo ocupemos, y que cumplamos de buena gana con nuestras asignaciones, sin duda esta buena actitud contribuirá a la armonía y el buen trabajo de la congregación.

Jueces 20:3. Israel fue a pedir cuentas por el crimen atroz que se había cometido. De igual manera Jehová rendirá cuentas por todos los crímenes que se originan hoy día, en la sociedad general y contra sus siervos fieles cuando traiga su Reino. La justicia de Dios se impondrá ante todas las injusticias que conocemos.

Jueces 20:3,4. El crimen sucedió en la ciudad de Guibeá fue ampliamente conocido por lo que hizo este levita al enviar restos de la concubina a cada una de las tribus de Israel. Aunque era de conocimiento un pecado, los miembros de las otras tribus se acercaron a la persona afectada y solicitaron la información exacta antes de actuar. Es muy sabio y amoroso cuando los ancianos en la congregación al oír sobre un pecado grave cometido por un miembro de la misma de informarse por esa misma persona sobre lo sucedido para tomar un decisión basada en las leyes y principios de Jehová para beneficio de la persona implicada y de la congregación.

Jueces 20:7. En el texto vemos que el levita pidió la opinión de todos y esto me hace recordar un proverbio que dice que en la multitud de consejeros hay logro, y eso también hacen los ancianos a la hora de tomar una decisión, toman en cuenta el pensar de los demás y de Jehová y nosotros también podemos seguir su ejemplo cuando se nos hace difícil tomar una decisión, podemos apoyarnos en los hermanos de nuestra congregación para que nos ayuden a discernir cual es la manera de pensar de Jehová.

Jueces 20:8,11. Los hombres de Israel «prepararon un plan de acción y tomaron medidas concretas» para ir a luchar en contra de los hombres de Guibeá que cometieron un acto depravado y vergonzoso. Esto me enseña: que nosotros podemos imitarlos, por ejemplo al tomar una decisión o realizar algún proyecto necesitamos «preparar un plan de acción y tomar medidas concretas» para realizarlos. Esto requiere esfuerzo, tiempo y dedicación de parte nuestra, pero sobre todo lo que necesitamos es pedirle sabiduría y fuerzas a Jehová para tener éxito en nuestras decisiones y proyectos.

Jueces 20:8. De común acuerdo ellos decidieron que el crimen tan horrible que se había ejecutado no podía ni debía quedar impune, y para ello habían verdaderos siervos de Jehová no debemos encubrir los crímenes horribles de otras personas, sin embargo, la realidad es muy diferente, vemos que incontables crímenes se han ejecutado y han quedado en la impunidad, esto nos confirma lo mucho que necesitamos el cambio que solo Jehová y Jesucristo pueden traer, confiamos en que ellos al debido tiempo darán a cada quien conforme a sus hechos.

Jueces 20:3,12. Los hombres de Israel cuando se enteraron de lo sucedido en contra de la concubina del Levita, se reunieron y comenzaron a investigar a hacer preguntas, esto les permitió comprender mejor la situación antes de actuar. Esto me enseña: que en las congregaciones cuando los ancianos juzgan algún pecado grave, en primer lugar, deben saber lo que verdaderamente ocurrió, por eso, deben investigar, «escudriñar cabalmente», hacer preguntas con el objetivo de averiguar los hechos del caso. El propósito principal al hacerlo es proteger y mantener la pureza en la congregación, y de ser posibles, ayudar al pecador arrepentido.

Jueces 20:12. Las tribus de Israel enviaron mensajeros a todos los hombres de la tribu de Benjamín para preguntarles como había sido posible que ese acto tan horrible se haya cometido entre ellos, como represalia, las demás tribus salieron a combatir contra Benjamín, con eso se demuestra que los siervos fieles de Jehová, tanto del pasado como del presente, no toleran las cosas malas que pasan en el mundo.

Jueces 20:12-13. Las tribus de Israel mandaron mensajeros para pedir a los responsables en lugar de acabar con todos. Así será la justicia de Dios, Jehová avisa de su propósito como estamos haciendo con la predicación, y en el tiempo señalado traerá su justicia para justos y para injustos. Nadie podrá decir que no sabía la voluntad de Dios, y su justicia tendrá en cuenta a las personas sinceras de corazón. La tribu de Benjamín no quiso entregar ni castigar a los hombres que habían violado a la concubina del levita, su tolerancia implicaba aprobación, de modo que eran en parte responsables de lo sucedido. Esto me enseña: que los siervos de Jehová tenemos la responsabilidad de informar los pecados graves. Así pues, si sabemos que alguien a pecado, nuestro deber es aconsejarle que pida ayuda a los ancianos. No queremos ser permisivos, pasivos o hasta indiferentes, más bien, debemos actuar cuando sea necesario, colaborar con el cuerpo de ancianos y buscar el bienestar de toda la congregación.

Jueces 20:13. Los israelitas tenían un alto sentido de justicia, el objetivo era eliminar de raíz a aquellos que habían perpetrado un crimen tan horrible, es verdad que en nuestros días no podemos eliminar a nadie ya que la Biblia y las leyes del Cesar tienen otro enfoque, pero es importante que amemos la justicia, y no cedamos a la tentación de restarle importancia a las faltas graves de otros, y dejarlas en el olvido, en nuestros días es algo muy común, los malhechores quedan impunes y andan por allí haciendo de las suyas, pero eso no cambia el hecho que todos daremos cuentas a Jehová de nuestras acciones.

Jueces 20:12,14. Vemos que los Israelitas manifestaban gran celo por mantenerse en buena posición delante de Dios por medio de remover la maldad, aun al costo de muchas vidas y esto es una gran lección para las congregaciones, de tener un mismo modo de pensar cuando se trata de aceptar la decisión de los ancianos cuando tiene que expulsar a alguien para mantener la congregación limpia en sentido moral y espiritual.

Jueces 20:18. La toma de decisiones que debía realizar la nación de Israel era muy seria y ellos querían tomar la mejor decisión según la voluntad de Jehová. Por eso solicitaron su respuesta y de alguna manera Jehová. Por eso solicitaron su respuesta y de alguna manera Jehová les hizo saber cuál debería ser la acción  que debían tomar. Gracias a Jehová y su organización, hoy tenemos innumerables ayudas para tomar decisiones de acuerdo a la voluntad de Dios. Su palabra la Biblia, las publicaciones, hermanos de mucha experiencia en la congregación como los ancianos. Sin duda encontraremos la respuesta de Jehová a la hora de tomar decisiones mediante cualquiera de estas ayudas que tenemos disponibles en nuestros días.

Jueces 20:19,23. Este texto me enseña que aun cuando uno busca la guía de Jehová, puede que nuestro camino de servicio a Jehová es difícil, esto ilustra muy bien la situación de nuestra hermanas que tienen esposos incrédulos quizás sea difícil servir recibiendo la oposición de sus familiares, pero como vemos eso no quiere decir que estamos mal, porque al final puede que las cosas mejoren y si no lo hacen aun tenemos a Jehová que nos recompensara por mostrarle leal.

Jueces 20:21,22. Aunque en dos ocasiones Jehová autorizó el ataque a Benjamín, 40.000 de las otras tribus murieron en esas ocasiones. Al parecer esto impuso una gran prueba a las tribus fieles con respecto a la justicia. Al parecer Jehová quería ver si ellos iban a ser persistentes en desarraigar este mal moral. Cuando buscamos la guía de Jehová a la hora de tomar decisiones, queremos ser persistentes en encontrar la respuesta de parte de Jehová. Puede que en una primera búsqueda no tengamos la respuesta completa de Jehová pero si insistimos en encontrarla él nos ayudará a tener la solución más efectiva para mantener un excelente relación con él.

Jueces 20:23. La disciplina de Jehová es imparcial, sobre todo cuando el ha dado advertencia y conocimiento exacto, aquellos que cometen pecados graves de forma premeditada y descarada no pueden esperar la bendición de Jehová, aun tienen tiempo de arrepentirse y buscar el perdón de Dios mientras todavía queda tiempo.

Jueces 20:23,26. El ejemplo de los Israelitas me enseña que cuando estamos pasando por un problema debemos ser constantes en la oración, así demostraremos que de verdad queremos hacer la voluntad de Jehová. Y como dijo Jesús si seguimos tocando o llamando seguro recibiremos una respuesta de Jehová a su debido tiempo.

Jueces 20:26-28. Pueda que nos preguntemos porque Jehová permitió que las tribus de Israel fueran derrotadas por la tribu de Benjamín, pues, al permitir que las tribus fieles sufrieran enormes pérdidas inicialmente, Jehová ponía a prueba su determinación de erradicar la maldad de Israel y si los motivos que les impulsaba a luchar eran los correctos, por eso, ante cualquier cosa que nos propongamos realizar, aseguremos de hacerlo por los motivos correctos.

Jueces 20:32. Tal como los benjaminitas, el mundo y el sistema de Satanás pueden llegar a pensar que está derrotando al pueblo de Dios. Cuando en realidad el propósito de Dios y las instrucciones con su pueblo son muy claras y dentro de poco vendrá el ataque final donde Dios ponga fin a toda la maldad y corrupción actual.

Jueces 20:35-38. Sin perder por un momento la confianza en Dios, el sumo sacerdote Finehás le preguntó a Jehová si todavía debían salir en batalla contra los hijos de Benjamín o ya no, Jehová respondió a su oración permitiendo que el ejército derrotara a los benjamitas y que incendiara y arrasara Guibeá, esto nos enseña que, a fina de todo, siempre es necesario buscar la guía de Jehová para saber actuar, nosotros también debemos hacerlo, en especial cuando tomemos decisiones que afecten a toda nuestra vida.

Jueces 20:40-42. Los benjaminitas no vieron lo que les cayó encima y quedaron aterrorizados. Sabemos que el día de Jehová vendrá como ladrón en la noche, en cualquier momento, el mundo no lo verá venir. Y es por eso, como nosotros tampoco lo sabemos, tenemos que estar preparados desde ya porque podría ser ahora mismo, dentro de una hora, mañana, pasado, en meses o años. Tenemos que estar siempre listos en nuestro servicio a Dios.

Jueces 20:46,48. Una sola acción en Guibeá trajo fatales consecuencias a esta ciudad y a la tribu de Benjamín. Sí se hubiese actuado inmediatamente castigando a los malhechores según la ley de Jehová todas estas muertes y demás consecuencias se hubieran evitado. Nunca lleguemos a pensar qué un pecado grave en la congregación puede pasarse por alto o minimizarse pensando que no afectará a los demás miembros de la congregación. En primer lugar queremos mantener limpio el nombre de Jehová. Además, nuestra responsabilidad es sostener las leyes de Jehová en su debido lugar.

Jueces 21:5. Las tribus de Israel hicieron un juramento: que cualquiera que no subiera a Mizpá para «reunirse delante de Jehová» tendría que morir. Esto me enseña: y recuerda la importancia de no descuidar las ocasiones sagradas de «reunirnos delante de Jehová». Nuestra ausencia a una reunión semanal puede afectar nuestro bienestar espiritual, por lo tanto, es fundamental reunirnos con regularidad. Conforme se acerca el fin, debemos estar más resueltos que nunca a no perdernos las reuniones cristianas y desempeñar el papel que nos corresponde par que estas sean edificantes y una fuente de consuelo para todos.

Jueces 21:8,10. Los habitantes de Jabés-Galaad, hombres, mujeres y niños recibieron castigo de muerte debido a no participar en la lucha en contra de la tribu de Benjamín. Esto me enseña: que, sin duda los hijos pueden sufrir las consecuencias del que, sin duda los hijos pueden sufrir las consecuencias del proceder de sus padres. Esto debería hacernos reflexionar a los padres sobre cómo nuestra propia conducta puede afectar de manera importante a nuestros hijos. Si los padres «estamos en temor del nombre de Dios, el sol de la justicia puede brillar» para bendición de toda nuestra familia. Por lo tanto, hagamos lo que es correcto a los ojos de Jehová.

Jueces 21:13. Después de todo lo sucedido, el pueblo de Israel envió un mensaje a los benjaminitas que estaban en el peñasco de Rimón y les ofreció la paz, esto era más para garantizar la continuidad de la tribu de Benjamín y su distribución en la Tierra Prometida, la descendencia de uno de los hijos de Jacob y el cumplimiento de las promesas hechas a Abrahán, Isaac y Jacob.

Jueces 21:15. El texto dice que Jehová había creado división en el pueblo, hay ocasiones en que la disciplina divina crea división, hay personas que creen que Dios es todo el tiempo paciente, y amoroso, y lo es, pero su amor y paciente, y amoroso, y lo es, pero su amor y paciencia tiene limites, y consecuencias, hoy no eliminamos a nadie físicamente, aun así hay muchos que nos critican por nuestra postura firme para aquellos que insisten en pecar y no arrepentirse, se crea un división, podría parecer contradictorio, confiamos y obedecemos a Jehová en todo momento como hicieron los fieles Israelitas.

Jueces 21:18, 19. Ante el problema de repoblación de la tribu de Benjamín, el resto de israelitas encontraron la solución en las mujeres que iban a la fiesta para Jehová en Siló, que está al norte de Betel, de esta manera se garantizaba que la tribu de Benjamín siguiera existiendo y segundo para que no buscaran a mujeres extranjeras que no conocían a Jehová, todo aquel cristiano que piensa en casarse debe hacerlo con alguien que sea del pueblo de Jehová.

Jueces 21:19-21. Esto se les ocurrió para engañar en cierto modo el juramento que habían hecho con Dios. En cierto modo, como siervos de Jehová sabemos lo que dice la Biblia y sus principios bíblicos. Estos son tal como están escritos en la Biblia, no debemos interpretarlos de forma que favorezcan nuestras decisiones o apoyar nuestros deseos. La Palabra de Dios es muy clara y exacta.

Jueces 21:21. En este texto se menciona el «baile en circulo» que realizaban las mujeres en relación con la fiesta anual que se celebraba en Siló. Esto nos muestra que el baile era parte de la diversión de los Israelitas y la época de la vendimia se convertía en una ocasión de festejo y gozo. Esto me enseña: que el baile es un don de nuestro Creador Jehová, es un medio en el que podemos reflejar diversión o alegría. No obstante, los cristianos nos aseguramos de bailar en un ambiente sano al compás de música debidamente seleccionada, que contribuya al placer y gozo sin acarrearnos malas consecuencias.

Jueces 21: 25. En este capítulo y los de la semana pasada, hemos visto como al no tener un rey en Israel cada uno hacía lo que le parecía, y para ellos las cosas estaban bien. Esto nos enseña lo necesario que es una guía y dirección, de lo contrario, cada uno haría lo que le parece y estaría bien. Por eso, respetemos las instrucciones divinas y la guía que nos da la organización de Jehová en la Tierra. Durante la época de los jueces, hubo una frase que decía, en aquellos días no había rey en Israel. Cada uno hacía lo que le parecía bien, ahora bien, la nación si disponía de las normas establecidas en la Ley, de modo que, con la ayuda de los ancianos y la instrucción de los sacerdotes, el pueblo tenía base para ‘hacer lo que era recto a sus propios ojos’ sin temor a equivocarse. Además, el código de la Ley prescribía que se ofrecieran sacrificios en un tabernáculo o templo portátil. Este era el centro de la adoración verdadera, que ayudó a mantener unida a la nación durante ese período.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *