Descargar Aplicación

DISCURSO PUBLICO: ¿QUIÉNES LLENAN LOS REQUISITOS PARA SER MINISTROS DE DIOS? , Bosquejo del Discurso 45 Minutos

Nota al orador:

Contraste el ejemplo de Jesús y sus discípulos con el de los clérigos de la cristiandad, que aseguran ser ministros de Dios. Mencione qué requisitos bíblicos deben satisfacer los verdaderos ministros de Dios y cómo se les prepara hoy para el ministerio cristiano

JESUCRISTO LLENÓ LOS REQUISITOS PARA SER EL PRINCIPAL MINISTRO DE DIOS (6 min.)

Tras bautizarse en el Jordán, a los 30 años, Jesús emprendió su ministerio (Lu 3:21-23)

En la sinagoga de Nazaret proclamó cuál era su comisión (Lu 4:17-21)

Fue por todos los pueblos y ciudades de Israel, predicando, sanando y efectuando el ministerio que se le había asignado (Mt 9:35, 36)

“No vino a la Tierra para que se le ministrara, sino para ministrar’ y servir como lo hace un humilde sirviente de casa, o diákonos (Mt 20:28)

Puso un maravilloso ejemplo para todos los que habrían de ser sus seguidores




SE INVITA A OTRAS PERSONAS A PARTICIPAR EN EL MINISTERIO QUE DIOS HA DADO (10 min.)

Desde el comienzo de su ministerio, Jesús invitó a otros a unírsele y hacerse “pescadores de hombres” (Mt 4:18, 19)

Hizo caso omiso de los líderes religiosos judíos, aunque estos conocían bien la Ley (Mt 23:2, 3, 6, 7)

En vez de aprobar a estos caudillos religiosos, los censuró (Mt 23:33)

Jesús no estableció seminarios ni escuelas teológicas, sino que llevó consigo a los discípulos para prepararlos en el “campo” (Mt 9:35-38)

En el transcurso de tres años preparó concienzudamente a hombres como Juan, Pedro y Santiago, y los envió como ministros capacitados, “predicadores del Reino de Dios’ (Mt 10:5-7)

Enseñaban y hablaban como su Amo (Hch 4:13)

¿Qué diferente de los guías religiosos actuales de la cristiandad?

Presumen de su educación en los seminarios, les encantan los títulos altisonantes y afirman haber recibido ordenación divina

Ciertas encuestas muestran que sus críticas de la Palabra de Dios han sumido a sus rebaños en la ignorancia bíblica (w91-S 15/1 7; w89-S 1/7 4, 5)

Muchos de ellos se han involucrado en política, conducta inmoral y escándalos financieros

Ni siquiera pueden concordar en lo que significa seguir el ejemplo de Jesús

REQUISITOS BÍBLICOS PARA SER MINISTROS DE DIOS (15 min.)

¿Quiénes, realmente, llenan los requisitos para ser ministros de Dios? Pablo da una respuesta directa en 2 Corintios 2:16b, 17

Las Escrituras indican con claridad los pasos necesarios para satisfacer adecuadamente los requisitos para ser ministros de Dios

Primero hay que adquirir conocimiento exacto de la Palabra de Dios, como lo hicieron los apóstoles y demás cristianos del siglo primero (Jn 17:3)

Además del conocimiento se requiere fe (Jn 3:16; Heb 11:6)

Como prueba de dicha fe debe haber obras de arrepentimiento por el proceder incorrecto anterior (Ro 2:4)

Luego, es necesario volverse o dar el paso de la conversión a fin de encaminarse en la dirección correcta que lleva al favor divino (Hch 3:19)

Hay que llegar al punto de la dedicación, ofreciéndose uno mismo a Dios para hacer su voluntad como seguidor de Jesucristo (Mt 16:24-26)

Para simbolizar la dedicación, el siguiente paso es el bautismo en agua, en obediencia al mandato de Jesús (Mt 28:19, 20)

Todos los que han dado estos pasos satisfacen, desde el punto de vista de Dios, los requisitos para ser ministros de las buenas nuevas

Lo que constituye la ordenación por Dios es el bautismo, no los diplomas universitarios ni las cartas de recomendación de hombres

Sus cartas de recomendación son aquellas personas que responden a su mensaje y se hacen ministros (2Co 3: 1-3)

El que trabajen seglarmente para mantenerse a sí mismos y a sus familias no invalida su afirmación de ser ministros de Dios

El apóstol Pablo hizo tiendas de campaña; aunque trabajó con las manos para satisfacer sus necesidades materiales, probó que era ministro celoso de Jehová (Hch 18:1-4; 20:34)

Hoy los testigos de Jehová imitan su ejemplo; incluso los que participan en el ministerio de tiempo completo

PREPARACIÓN ACTUAL QUE NOS CAPACITA PARA SER MINISTROS EFICIENTES (9 min.)

A todos los ministros de Jehová se nos prepara exhaustivamente para el ministerio

Semanalmente se celebran cinco reuniones de congregación que nos ayudan a mejorar nuestra destreza en el uso de la Palabra de Dios (Heb 10:23-25)

En todas las congregaciones, la Escuela del Ministerio Teocrático provee amplia instrucción sobre los métodos eficaces de estudio, la lectura y la oratoria públicas, la enseñanza y el ministerio del campo. Todos en la congregación pueden matricularse (2Ti 3:14-16; puede usar el libro Guía para la Escuela del Ministerio Teocrático para ilustrar el alcance y la profundidad de los temas abarcados)

La Escuela del Servicio de Precursor ha impartido a miles de ministros de tiempo completo por toda la Tierra preparación muy valiosa, a fin de que resplandezcan como iluminadores (Flp 2:15)

La Escuela del Ministerio del Reino suministra a los ancianos instrucción actualizada sobre la supervisión y el pastoreo de la congregación de Dios (Hch 20:28)

En los pasados cincuenta años, la Escuela Bíblica de Galaad ha preparado a miles de misioneros celosos que sirven por todo el mundo (Mt 28:19, 20)

La Escuela de Entrenamiento Ministerial provee instrucción especializada para que hermanos capacitados ensanchen su servicio

Todas estas provisiones forman parte de la educación bíblica que capacita a los siervos de Jehová para que sean ministros eficientes

Pablo reconoció que “el estar capacitados proviene de Dios’ (2Co 3:1-5)

MINISTROS CAPACITADOS QUE JEHOVÁ DIOS USA HOY (5 min.)

El hecho de que las buenas nuevas se estén predicando en todas las naciones demuestra que Dios aprueba sus esfuerzos (Mt 24:14)

Los ministros de Jehová proclaman hoy la advertencia divina siguiendo el ejemplo de Ezequiel, quien sirvió de “atalaya” al advertir a una nación rebelde de los juicios de Dios (Eze 3:17-21; 33:2-7; w91-S 15/3 15)

Los ministros aprobados de Jehová son colaboradores humildes y obedientes de Dios. Uno planta, otro riega, pero Dios lo hace crecer (1Co 3:5-9)

La Palabra de Dios nos exhorta a todos a seguir mejorando como ministros diligentes (2Ti 2:15)

De esta forma nuestro ministerio servirá para glorificar a Dios, salvar nuestra propia vida y la de los que escuchen la Palabra de vida que les proclaman los verdaderos ministros aprobados de Dios

(Siga cuidadosamente la información del bosquejo y aténgase al tiempo asignado a cada sección. No es necesario leer todos los textos citados ni mencionar los datos que aparecen entre paréntesis)

Núm. 81-S—página 2 DEBE PRESENTARSE EN 45 MINUTOS

1995 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania All Rights Reserved

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *