Descargar Aplicación

Estudio del Libro de la congregación, 3-9 de enero 2022, Capítulo 18, Párrafos 9-15, Recuadro 18A y Respuestas Subrayadas.

Estudio bíblico de la congregación (30 mins.): rr cap. 18 párrs. 9-15 y recuadro 18A.

9, 10. ¿Qué ejemplos revelan cómo actúa Jehová cuando sus siervos fieles están en peligro?

Motivo: Cuando los siervos fieles de Jehová están en peligro. Jehová siente una gran indignación cuando se ataca a sus siervos leales, los que se refugian en él. Por ejemplo, después de que los israelitas salieron de Egipto, el faraón y su poderoso ejército acorraló a su pueblo, que parecía tan indefenso allí, a la orilla del mar Rojo. Pero cuando aquel imponente ejército se lanzó a perseguir a los israelitas por el fondo del mar, Jehová dejó sin ruedas sus carros de guerra y se deshizo de los egipcios haciendo que el mar se los tragara. “No sobrevivió ni uno solo de ellos” (Éx. 14:25-28). Por el “amor leal” que Jehová sentía hacia su pueblo, desató su furia contra los egipcios (lea Éxodo 15:9-13).

Y ese mismo amor por su pueblo fue lo que impulsó a Jehová a tomar medidas en la época del rey Ezequías. Los asirios, la potencia militar más cruel y poderosa del momento, estaban a las puertas de la ciudad de Jerusalén. Los siervos leales de Jehová se enfrentaban a la amenaza de un asedio que los llevaría a una muerte lenta y espantosa (2 Rey. 18:27). Ante eso, Jehová envió a un solo ángel, que mató a 185.000 soldados enemigos en una sola noche (2 Rey. 19:34, 35). Imagínese el campamento asirio a la mañana siguiente. Todo está en su sitio: lanzas, escudos, espadas… No se oyen trompetas ni voces dando órdenes. Un silencio escalofriante recorre las tiendas de ese campamento repleto de cadáveres.

11. ¿Por qué nos infunden ánimo y valor los ejemplos bíblicos que hemos repasado?

Lecciones: Estos ejemplos de cómo reacciona Jehová cuando su pueblo está en peligro representan una clara advertencia  para nuestros enemigos: “Es aterrador caer en manos del Dios vivo” (Heb. 10:31). A nosotros, en cambio, estos mismos ejemplos nos dan ánimo y nos llenan de valor. Es un alivio saber que nuestro peor enemigo, Satanás, no saldrá vencedor. El “poco tiempo” que tenía se le va a acabar muy pronto (Apoc. 12:12). Mientras tanto, servimos a Jehová con valor, seguros de que ninguna persona, organización o autoridad puede impedirnos hacer la voluntad de Dios (lea Salmo 118:6-9). Esa misma convicción la expresó el apóstol Pablo cuando escribió estas palabras inspiradas: “Si Dios está de nuestra parte, ¿quién podrá estar en contra de nosotros?” (Rom. 8:31).

12. ¿Qué impulsará a Jehová a desatar su furia en la gran tribulación?

En la cercana gran tribulación Jehová nos protegerá, tal como protegió a los israelitas acorralados por los egipcios y a los judíos de Jerusalén amenazados por los asirios. Como Jehová nos ama tanto, su furia estallará cuando nuestros enemigos intenten acabar con nosotros. Esos insensatos que se atrevan a atacarnos estarán, por así decirlo, tocándole la pupila del ojo a  Jehová; su reacción será inmediata y definitiva (Zac. 2:8, 9). El resultado será la mayor matanza de la historia. Pero, cuando Jehová desate su ira contra sus enemigos, ellos no podrán decir que los ha tomado por sorpresa. Veamos por qué.

¿Qué advertencias ha dado Jehová?

RECUADRO INFORMATIVO 18A: Advertencias de Jehová sobre la futura gran batalla.

Ezequiel proclamando una advertencia de parte de Jehová.

Advertencias de Jehová sobre la futura gran batalla

En la Biblia encontramos muchas profecías que advierten de la llegada de una batalla decisiva en la que Jehová acabará con todos los que se oponen a él y a su pueblo. La siguiente lista contiene algunas de esas profecías. Verá que estas advertencias se parecen y que Jehová se ha asegurado de que toda la humanidad tenga la oportunidad de oírlas y hacer caso

EN LA ÉPOCA DEL ANTIGUO ISRAEL

EZEQUIEL: “Convocaré una espada contra Gog en todas mis montañas —afirma el Señor Soberano Jehová—” (Ezeq. 38:18-23)

JEREMÍAS: “Jehová […] personalmente juzgará a toda la humanidad. Y entregará a los malos a la espada” (Jer. 25:31-33)

DANIEL: “El Dios del cielo establecerá un reino que […] hará añicos y pondrá fin a todos esos reinos” (Dan. 2:44)

EN EL SIGLO PRIMERO

JESÚS: “Habrá una gran tribulación. Desde el principio del mundo hasta ahora, no ha habido una tribulación igual” (Mat. 24:21, 22)

PABLO: “Jesús […] con sus poderosos ángeles” ejecutará “venganza contra los que no conocen a Dios” (2 Tes. 1:6-9)

PEDRO: “El día de Jehová vendrá como un ladrón […], y la tierra y las obras que hay en ella serán puestas al descubierto” (2 Ped. 3:10)

JUAN: “De la boca de él [Jesús] sale una espada larga y afilada para atacar a las naciones” (Apoc. 19:11-18)

EN LA ACTUALIDAD

La Biblia es el libro más traducido y distribuido de la historia

LOS SIERVOS DE JEHOVÁ DE HOY…

… distribuyen millones de publicaciones bíblicas en cientos de idiomas

… dedican cada año cientos de millones de horas a la predicación

13. ¿Qué advertencias ha dado Jehová?

Jehová es paciente y ha advertido muchas veces que acabará con quienes se oponen a él y amenazan a su pueblo (Éx. 34:6, 7). Mediante profetas como Jeremías, Ezequiel, Daniel, Jesucristo y los apóstoles Pedro, Pablo y Juan advirtió que vendría una gran batalla que sería decisiva (vea el recuadro “Advertencias de Jehová sobre la futura gran batalla”).

14, 15. ¿Qué ha estado haciendo Jehová, y por qué?

Jehová hizo que esas advertencias quedaran escritas en su Palabra. Además, gracias a él, la Biblia se ha convertido en el libro más traducido y distribuido de la historia. Por todo el mundo, ha reunido a un batallón de voluntarios que ayudan al prójimo a reconciliarse con Dios y que advierten del cercano “gran  día de Jehová” (Sof. 1:14; Sal. 2:10-12; 110:3). Ha impulsado a su pueblo a traducir a cientos de idiomas publicaciones para estudiar la Biblia. También lo ha motivado a dedicar cientos de millones de horas al año a hablar de las promesas y las advertencias registradas en su Palabra.

Jehová ha estado detrás de todo esto “porque no desea que ninguno sea destruido, sino que todos lleguen a arrepentirse” (2 Ped. 3:9). Es un inmenso honor representar a nuestro paciente y cariñoso Dios y poner nuestro granito de arena para que se difunda su mensaje. Pero pronto se les acabará el tiempo a quienes no hacen caso de las advertencias.

ILUSTRACION:

Un ángel con una espada en la mano.

En la época de Ezequías, un ángel protegió al pueblo de Dios de los asirios; en el futuro, los ángeles nos protegerán a nosotros. (Vea los párrafos 10 y 23).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *