Descargar Aplicación

NUESTRA VIDA CRISTIANA , 14 al 20 de junio del  2021, Video, “Mostremos amor en la familia”  , Análisis y Respuestas.

“Mostremos amor en la familia” (15 mins.): Análisis con el auditorio. Ponga el video Mostremos en la familia el amor que nunca falla.

¿Cómo cuida con cariño un buen esposo a su esposa?

Atendiendo las necesidades de su esposa y viendo estas cómo algo de prioridad. Vimos cómo el hermano se había puesto a ver un partido de su equipo deportivo favorito pero eso no le impidió que le dedicará toda su atención a lo que su esposa quería expresarle.

COMENTARIOS ADICIONALES

Y en este ejemplo se hizo referencia a cuando la esposa quiere hablar de algo con su esposo, pero se debe de aplicar a cualquier necesidad que la esposa manifieste, de esta manera si el esposo trata con cariño a su esposa y atiende sus necesidades no le estarán dando lugar al diablo. 

Tal y cómo lo dice Efesios 5: 28, 29, el esposo debe de tratar a su esposa cómo se trata a sí mismo. Quién de nosotros ignoramos cuando nuestro cuerpo nos pide alimento, agua o descanso, seguramente todos tratamos de complacer a nuestro cuerpo en estos temas tan importantes. De igual manera atender las necesidades de la esposa es de prioridad. 

Si el buen esposo aplica este principio de Efesios 5:28,29, cuidará con cariño a su esposa cuando le da la atención que se merece. Lo que más quiere y lo que más desea es que su esposa se encuentre bien.

El esposo deja de lado lo que esté haciendo en ese momento, aunque sea algo que le guste, (como vemos en el vídeo, puede ser el fútbol), lo deja para escuchar a su esposa. No la ignora o hace como que está escuchando, sino que la trata con amor, con buenos gestos, con palabras animadoras y siempre le da la ayuda necesaria usando la Biblia, porque sabe que es la mejor guía, la que viene de Jehová, no lo que el mismo pueda llegar a pensar que es lo mejor.




¿Cómo demuestra una buena esposa profundo respeto por su esposo?

Pudimos observar cómo la actitud de la hermana fue la correcta al evitar discutir con su esposo. Él quizá tan solo le estaba pidiendo que llegase más temprano a casa, algo que es completamente válido. Es por ello que la hermana comprendió lo que su esposo le pedía y trato de razonar con él y sobre todo lo trato con el respeto que se merece.

COMENTARIOS ADICIONALES

Y es que en realidad discutir con el cónyuge no cristiano sobre temas espirituales es una mala idea ya que lo único que se logra es que el cónyuge ni cristiano comience a sentir rechazo hacia las cosas espirituales. En vez de eso lo mejor que podemos hacer es escuchar tranquilamente a nuestro cónyuge y buscar una solución de una manera tranquila.

Y es que el cónyuge que está aprendiendo de la Biblia debe de estar consciente que es él quien está aprendiendo a ser cristiano, por lo tanto debe de reflejar eso en el trato que le da a su cónyuge, de está manera quizá pueda ganarse a su cónyuge y ayudarlo a que acepte la verdad.

No entra en discusión con su esposo, poniéndose por encima de él, para querer tener la razón y salirse con la suya, sino que le demuestra profundo respeto al hablarle con cariño, con una buena sonrisa, así seguro que al esposo se le irá pasando el enfado y él también acabe con una bonita sonrisa junto con su esposa, como vemos en el vídeo.

El esposo de esta hermana no es testigo y cuando ella vuelva a casa después de su reunión el marido vemos que se enfada porque llega a esas horas a casa. Las hermanas que no tienen a su marido en la verdad son un gran ejemplo, cómo siguen demostrando profundo respeto a su marido con su buena conducta, como espera Jehová que hagan, y Jehová está muy contento con ellas. Nunca se pierde la esperanza de que su marido se de cuenta de que esta es la verdad y quiera empezar a estudiar, gracias a esa buena esposa que tienen a su lado.

¿Cómo se esfuerzan los padres por hablarles de Dios a sus hijos?

Buscando los momentos más idóneos para conversar con sus hijos sobre temas espirituales. Vimos cómo una familia después de su reunión de congregación en vez de irse cada uno a hacer distintas cosas cómo jugar videojuegos, leer un libro y ver la tele, se sentaron a cenar juntos y hablar de lo que más les había gustado de la reunión, eso sin duda fortalece la fe de los más jóvenes y une a los integrantes de la familia.

COMENTARIOS ADICIONALES

También los padres pueden esforzarse por hablarles de Dios a sus hijos buscando momentos relajados. Es decir no necesariamente deben de quedar a una hora o en un lugar, puede ser después de la comida o de la cena o en una salida al parque. Tal y cómo lo dice Deuteronomio 6:6, 7 “estas palabras deben de estar sobre tu corazón cuando te sientes en tu casa, cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes”.

Aprovechando bien el tiempo que están con sus hijos para enseñarles de Jehová. Ratitos en que estén cómodos y relajados. Que se les vea a los hijos dispuestos a hablar, contentos, que no se les haga aburrido o que piensen que les están sermoneando. Animándolos a contar sus experiencias y que den su opinión, escucharlos con atención para saber darles la mejor ayuda. Que se puedan sentir libres de abrir su corazón.

Que importante es que todas las semanas se haga la noche de adoración en familia, no vale decir que se está cansado, porque lo más importante es la espiritualidad de la familia y está antes que cualquier cosa.

Posiblemente en el vídeo, los padres están hablando de la reunión que han tenido, los vemos con la guía de actividades a todos. Hablan de lo que han aprendido en la reunión, que han sacado de beneficio, lo que les ha gustado y qué van a poner en practica a partir de ese momento. Es bonito que los padres hagan eso con sus hijos porque aparte de acercarse más a Jehová, también se acercarán más entre ellos y se sentirán más unidos y seguros al lado de sus padres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *