Descargar Aplicación

NUESTRA VIDA CRISTIANA 2021, Semana del 24 al 30 de Mayo, video,  Jehová disciplina a quien ama, Análisis y Respuestas.

 
 
 
 
“La disciplina es una muestra del amor de Jehová” (9 mins.): Análisis con el auditorio. Ponga el video Jehová disciplina a quien ama.
 
¿Cómo fue la infancia de Canon, y qué pasó después?
 
Su infancia estuvo siempre rodeada de cosas espirituales ya que se crio en un hogar cristiano en donde tanto su padre cómo su madre le inculcaron un buen ejemplo. Sin embargo,
la verdad no había llegado completamente al fondo de su corazón.
 
COMENTARIOS ADICIONALES
 




Tan bueno fue el ejemplo que sus padres le dieron que llegó a bautizarse y a servir cómo precursor aún siendo un adolescente. Sin embargo, debido a sus inquietudes de 
joven y a malas amistades comenzó a tener una doble vida hasta que se alejó por completo de sus padres y de Jehová.
 
Canon confiesa que lo único que le interesaba en aquel entonces era divertirse. Por eso decidió alejarse de sus padres y vivir en completa libertad, una libertad que en
realidad lo hizo esclavo del alcohol, la inmoralidad y las drogas.
 
Canon creció en la verdad, vio el ejemplo teocrático de sus padres y de la congregación pero el mundo poco a poco lo fue influenciando de mala forma y él sucumbió.
Se relacionó con malas compañías tanto dentro como fuera del pueblo de Dios y terminó dejándolo, llevando una vida inmoral y peligrosa para su salud.
 
Canon terminó llevando una segunda vida hasta que decidió irse de casa y vivirla plenamente, emborrachándose, con drogas, conduciendo bajo estos efectos y con prácticas 
inmorales. Canon se perdió completamente en la maldad de este sistema y terminó con muchos problemas económicos y de salud.
 
Canon llegó a un punto de inflexión en el que se dio cuenta que no era feliz, al contrario, tenía muchos problemas. Recordó cuándo era realmente feliz, con sus padres y cerca
de Dios, y así tomó la iniciativa e hizo los cambios y sacrificios para volver con Dios.
 
¿Cómo lo disciplinó Jehová?
 
Mostrándole que aquello que él llamaba “libertad” en realidad no le traería la felicidad verdadera. Se dio cuenta que había dejado lo más valioso, su relación con Jehová,
por un montón de cosas basura. 
 
COMENTARIOS ADICIONALES
 
Y en realidad el video no trata de transmitir que Jehová les quita el trabajo o hace ser infelices a los que se alejan de Él, eso no es lo que hace Jehová. Más bien, sus propias 
acciones son los que les hacen darse cuenta que su camino es el incorrecto y es ahí en donde la disciplina de Jehová entra en juego.
 
Canon fue en búsqueda de ayuda espiritual, de los médicos que Jehová pone a nuestro cargo, de los ancianos de congregación. Quienes hablaron con cariño, bondad y paciencia 
a Canon y se pusieron a trabajar para que pudiera hacer los cambios oportunos en su vida inmoral pasada.
 
Las palabras de los ancianos le hicieron ver que la disciplina de Jehová es para nuestro bien y lo hace por el amor que siente por nosotros. Para que seamos sus siervos fieles,
nos mantengamos íntegros y alejados de los problemas de este sistema y vivamos en paz, armonía y alegría sirviendo a Jehová.
 
Como dice Canon a veces la disciplina puede ser dolorosa de aceptar pero es toda por amor y él mismo vio todas las bendiciones que recibió de Jehová por los sacrificios que 
hizo para cambiar y dejarse disciplinar por el amor de Dios.
 
¿Qué nos enseña la historia de Canon?
 
Que no hay nada bueno en el mundo de Satanás. Esa “libertad” que aparentemente ofrece el mundo es en realidad una esclavitud hacia cosas que nos traerán problemas, infelicidad 
y un sentimiento de culpabilidad. Pero que aunque en algún momento tomemos el camino equivocado, Jehová siempre estará dispuesto a recibirnos de regreso con amor y compasión. 
 
COMENTARIOS ADICIONALES
 
Que la disciplina de Jehová es perfecta, y que aunque son seres humanos imperfectos los que nos ayudan a regresar a Jehová, ellos se esfuerzan al máximo por transmitirnos los deseos 
y consejos de Jehová para nuestro bienestar. 
 
Una de las lecciones que sacamos de Canon es que las malas compañías pueden influir en nuestra conducta y personalidad corrompiendo lo bueno que tenemos y haciendo salir
lo malo. Y no solo malas compañías en el mundo, que hay muchas. Sino también posibles malas compañías en el pueblo de Dios, y éstas son aún más peligrosas.
 
 Las malas compañías pueden arruinar los hábitos útiles. Estas le afectaron mucho a Canon, si estas malas compañías están dentro de la congregación nos puede llevar a pensar
que podemos llevar segundas vidas y que sea compatible con el servicio a Dios porque los demás hermanos no nos ven, pero Jehová si lo hace. Y con el tiempo, cómo le pasó al hermano,
habrán consecuencias.
 
Esta historia nos enseña que no nos perdemos nada bueno fuera del pueblo de Dios. De hecho, este sistema es solo un círculo vicioso de malos hábitos que conduce a muchos 
problemas. Lo bueno de este mundo ya lo tenemos, nos tenemos a nosotros, tenemos a Jehová, con él, no nos falta nada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *