Descargar Aplicación

NUESTRA VIDA CRISTIANA, 29 Marzo 4 Abril 2021, “No seamos como los desleales”, Análisis y Respuestas.

 

“No seamos como los desleales” (15 mins.): Análisis con el auditorio. Ponga el video No seamos como los desleales.

¿A qué prueba se enfrentó Nadia, y qué mal ejemplo evitó que fuera desleal?

Nadia se enfrentó a la prueba de asistir a una fiesta a la que pintan como inofensiva con otros compañeros de estudios. Su amiga la está influenciando para que se escape sin que sus padres se enteren y para divertirse con ella en una fiesta donde asegura que no pasará nada.

COMENTARIOS ADICIONALES

Nadia reflexiona y piensa en el mal ejemplo de nuestros primeros padres, donde Eva fue engañada por la serpiente e intentó influenciar con éxito a Adán para que comiera del fruto prohibido sin ni siquiera se lo plantease. Esto llevo a Nadia a detectar que esta fiesta no es tan inofensiva, supone un riesgo para su salud espiritual y no es apropiado que asista. Pero no solo eso, sino que intenta ayudar a su amiga para que vea el peligro que tiene delante.

Nadia tenía la inquietud de asistir a una fiesta mundana. De hecho parece que una de sus amigas que según era testigo de Jehová ya había asistido a este tipo de fiestas y la estaba tratando de convencer para que ella también fuera. Y el ejemplo que le ayudó a tomar la mejor decisión fue el de Adán y Eva, ella aprendió de este mal ejemplo y no se dejó engañar.

Ademas, Nadia no solo tomó la mejor decisión de no ir a la fiesta, sino que también comprendió que tenía la responsabilidad de ayudar a la hermanita que ya había ido a fiestas mundanas. Se dio cuenta de esto al meditar en los errores de Adán al escuchar la voz de Eva y comer del fruto prohibido.

¿A qué prueba se enfrentó un hermano que se sentía decepcionado, y qué mal ejemplo evitó que fuera desleal?

El hermano se encuentra disgustado por la decisión que tomaron una serie de ancianos sobre otros hermano. No puede entenderlo e incluso le dice a este hermano que le ayudará a ponerse en contra de ellos. Él piensa que nunca actuaría así si fuese anciano hasta que reflexiona en su propio orgullo es lo que lo está moviendo a sentirse así.

COMENTARIOS ADICIONALES

El sentía que los ancianos estaban siendo injustos al tomar una decisión que le afectó y también al saber de otro hermano que se sentía decepcionado de las decisiones de los ancianos. Él estaba pensando en apoyar a este hermano y, por así decirlo, ponerse en contra de los ancianos. Sin embargo, el mal ejemplo de Absalón le ayudó a recapacitar y pensar en las consecuencias de dividir a la congregación.

Y la verdad es que es bastante sencillo caer en este tipo de actitud, la de hablar mal de los ancianos o de quienes llevan la delantera en la congregación. Si hablamos mal provocaremos que la congregación se divida y eso traerá graves consecuencias.

Hay que comprender que aunque adoramos a un Dios Perfecto cómo Jehová, la organización terrestre que Él tiene y con la cual nos dirige no es perfecta. Son seres humanos imperfectos cómo nosotros por lo que es probable que tengan errores y se equivoquen. Sin embargo, hablar mal de nuestros hermanos que llevan la delantera no resolverá nada sino todo lo contrario, quizá hasta provocaríamos el enojo de Jehová.

El hermano recordó el mal ejemplo de Absalón y se vio reflejado en él. ¿Quiénes somos nosotros para decir que somos más justos que otros? Esta es la reflexión que le hizo ver al hermano que se estaba moviendo por orgullo y ego propio y no por amor. Lo que evitó que siguiera en contra de los ancianos, lo que podría provocar una riña, no solo entre él y estos ancianos, sino que podría contagiar a sus familias y a la congregación.

¿A qué prueba se enfrentó Esteban, y qué mal ejemplo evitó que fuera desleal?

Esteban, solo estaba lleno de buenas intenciones y quería ayudar a esta nueva hermana con sus problemas. Pero sin que se diera cuenta, estaba cayendo en una trampa, en un exceso de confianza con esta hermana que estaba poniendo en riesgo su integridad y la de su familia. Así es que hasta su mujer se empezó a preocupar por la situación, por el tiempo que compartía con ella juntos e incluso algunos gestos que hubieron.

COMENTARIOS ADICIONALES

Se enfrentó a la prueba de confiar demasiado en sí mismo. Él estaba teniendo mucho contacto con cierta publicadora nueva de la congregación. Y aunque sus intenciones eran simplemente ayudarla, por confiar demasiado en sí mismo no estaba viendo los peligros a los que se estaba exponiendo. Sin embargo, meditar en el mal ejemplo de Salomón y cómo este se desvió de la adoración pura por confiar excesivamente en sí mismo le hicieron ver sus errores.

Se dice que los accidentes aéreos en la mayoría de los casos les suceden a pilotos experimentados. Y aunque suene ilógico en realidad esto sucede por el exceso de confianza que estos tienen debido a sus innumerables horas de vuelo. De igual manera los ancianos deben de tener siempre cuidado de no creer demasiado en su propia sabiduría, porque ni Salomón que fue un hombre sabio se salvó del peligro de confiar demasiado en sí mismo.

Esteban, tras la preocupación de su esposa, empezó a reflexionar y darse cuenta que, aunque sus intenciones son nobles al intentar ayudarla, se estaba excediendo en confianza como pasó con Salomón en sí mismo. Estaba confiando tanto en sí mismo que no estaba viendo los indicios de lo que podría haber sido un problema. Así que siguió ayudando a esta hermana, pero en compañía de otros ancianos o hermanos de experiencia.

¿A qué prueba se enfrentó un hermano en la escuela, y qué mal ejemplo evitó que fuera desleal?

El hermano se vio atraído por el reloj inteligente de un compañero que se encuentra en la misma situación que él, estudiando y sin trabajo. No sabía cómo había conseguido el dinero y a él también le gustaría tener un reloj así. Hasta que el compañero le dijo que gana mucho dinero apostando en deportes online y se planteó hacerlo cuando vio el dinero que gana y le envió la página web al móvil.

COMENTARIOS ADICIONALES

Este hermano al ver el reloj de última generación que tenía su compañero de escuela deseo tener el dinero para también comprarse uno. Sin embargo ese mismo compañero de escuela le recomendó ganar dinero por medio de apuestas. Nuestro hermano antes de todo investigó el punto de vista bíblico respecto a esto y se dio cuenta que podía caer en pecados cómo la avidez y el amor al dinero, cosas por las cuales Judas Iscariote lo perdió todo.

Vemos cómo nuestro hermanito a pesar de tener el deseo de tener lo último en tecnología, no dejo que este lo controlara, más bien aporreo su cuerpo y controló sus pensamientos y busco guía bíblica y ayuda de sus padres. Sin duda aunque era muy joven demostró una gran madurez para resolver sus problemas. 

El joven hermano recordó a Judas, quién empezó muy bien y terminó muy mal. Él no quería terminar mal. Aunque ganara mucho dinero o perdiera mucho, había algo que estaba perdiendo aún más importante, no estaría poniendo en primer lugar el Reino de Dios ni las cosas espirituales, sino que solo estaría pensando en ganar más dinero o no perder tanto, alejándose de las actividades espirituales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *