Descargar Aplicación

TESOROS DE LA BIBLIA, 27 septiembre 3 octubre 2021, “Alejémonos de las cosas inútiles”, Discurso Preparado.

 

“Alejémonos de las cosas inútiles” (10 mins.)

Se espera que los cristianos rechacemos todo lo que es inutil de inmediato, que esa sea nuestra «Reacción automática». Cuando el médico nos golpea con un martillito el tendón que tenemos justo bajo la rodilla, la pierna se extiende al instante de forma automática. Es un acto reflejo; no nos ponemos a pensar si vamos a realizarlo o no. De igual modo, cuando se presentan tentaciones, el cristiano que tiene el corazón puro y la conciencia educada por la Biblia rechaza automáticamente lo malo, pero qué sucede si, ¿No nos apartamos de lo que es inutil y nuestro corazón y conciencia no está educada por la Biblia?. Eso es lo que le pasó a un hombre llamado Acán, él dejó  que algo inutil lo sedujera y eso se vio en  su accionar  el cual demostró que su corazón y conciencia no estaba educada por la Biblia. 

Los israelitas habían recibido el mandato Divino de que, cuando conquistaran la ciudad de Jericó, destruyeran todo, salvo ciertos objetos que irían a parar al tesoro de Jehová, pero, ¿Que hizo Acán?, Diríjase por favor a su ejemplar de la Biblia y busquemos juntos el Registro Bíblico de Josué el Capítulo 7 y el Versículo 1 y el 21 . Dice:  Pero los israelitas no fueron fieles con lo que se había reservado para la destrucción, pues Acán, hijo de Carmí, hijo de Zabdí, hijo de Zérah, de la tribu de Judá, se quedó con algo de lo que estaba reservado para la destrucción.  Y el versículo 21, ahí menciona: Cuando vi entre el botín una prenda de vestir oficial de Sinara muy bonita, 200 siclos de plata y un lingote de oro que pesaba 50 siclos, los quise, así que me los llevé. Ahora están escondidos en el suelo dentro de mi tienda de campaña, y el dinero está debajo”. 

Así es Hermanos, Acán se quedó con algo de lo que estaba reservado para la destrucción, desobedeció y se llevó varios artículos lujosos, lo que ocasionó que los israelitas fueran derrotados en la ciudad de Hai y sufrieran numerosas bajas. Y algo interesante que menciona la información es que Acán espero que salga a la luz el robo para confesar su culpabilidad, lo cual nos da una lección importante a cada uno de nosotros, que no debemos esperar a que nos descubran para reconocer nuestros pecados, ya que Jehova se encaragara en sacarlos a la luz.

Ahora bien, qué podemos decir de las consecuencias, vamos a leer ahora los Versículos  4 y 5 y los versículos 24 al 26 del mismo Libro de Josue, si lo encontro acompañenme con la lectura por favor, Dice, el versículo 4 y 5:  De modo que subieron unos 3.000, pero tuvieron que huir de los hombres de Hai.a 5  Los hombres de Hai mataron a 36 hombres; persiguieron a los israelitas desde la puerta de la ciudad hasta Sebarim, y siguieron derrotándolos en la bajada. Por eso, el corazón del pueblo se derritió y se hizo como agua. Ahora leamos los versículos 24 al 26 menciona: Josué y todo Israel entonces se llevaron a Acán hijo de Zérah junto con la plata, la prenda de vestir oficial, el lingote de oro, sus hijos, sus hijas, su toro, su burro, su rebaño, su tienda y todo lo que era suyo, y los subieron al valle de Acor. 25  Josué dijo: “¿Por qué nos has causado este desastre? Jehová hoy te llevará al desastre a ti”. Entonces todo Israel lo mató a pedradas; después los quemaron en el fuego. Los apedrearon a todos. 26  Y pusieron sobre él un gran montón de piedras que sigue ahí hasta el día de hoy. Ante eso, la furia ardiente de Jehová se calmó.Por esa razón, ese lugar se sigue llamando valle de Acor hasta el día de hoy.

Con su acto de desobediencia Acán perjudicó a su familia y a toda la nación de Israel, como ya se mencionó lo que hizo ocasionó que los israelitas fueran derrotados en la ciudad de Hai y sufrieran numerosas bajas y Ante eso, Jehová se enojó muchísimo con los israelitas. En la actualidad que podemos aprender nosotros de este mal ejemplo, que si ocurriera algo parecido, no solo la persona que cometió el pecado se vería afectado, sino también familiares e incluso la congregación, entonces ¿Qué debemos hacer nosotros si ocurriera una situación parecida?, en este caso no es recomendable divulgar este asunto a quienes no tienen la autoridad y el deber de supervisar y corregir los asuntos, en otras palabras debemos ser cautelosos e informar este asunto a los Ancianos de la congregación.

Y qué podemos decir de nosotros, ¿Somos inmunes a caer en los deseos de los ojos?, ¡claro que no!,  Los verdaderos cristianos no somos inmunes a los deseos de los ojos y de la carne. Por eso, la Palabra de Dios nos anima a controlar con mucho cuidado lo que vemos y deseamos, y este texto lo encontramos en 1 Juan 2:15-17 que le invito a leer dice así: No amen al mundo ni las cosas que hay en el mundo. Si alguien ama al mundo, el amor al Padre no está en él., 16  Porque nada de lo que hay en el mundo —los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la ostentación de las cosas que uno tiene— proviene del Padre, sino que proviene del mundo. 17  Además, el mundo se está yendo, y sus deseos también, pero el que hace la voluntad de Dios vive para siempre.

Alguien que comprendió muy bien lo relacionados que están la vista y el deseo fue Job, quien dijo: “Un pacto he celebrado con mis ojos. Por eso, ¿cómo pudiera mostrarme atento a una virgen?”. Aquel hombre justo no solo se negaba a tocar con intenciones inmorales a ninguna mujer. ¡Ni siquiera quería acariciar la idea!. Siglos más tarde, en el Evangelio de Mateo. 5:28, Jesús destacó lo necesario que es mantener la mente libre de pensamientos impuros: “Todo el que sigue mirando a una mujer a fin de tener una pasión por ella ya ha cometido adulterio con ella en su corazón”.

En nuestra guía de actividades correspondiente a esta semana vemos un contraste de lo que le hizo Acán de robar parte del botín. Y lo que en la actualidad puede sucedernos a nosotros, ya que vemos a un hermano viendo algo inapropiado en su computadora, y lo que tienen en común es que ambos deseos inutiles entran por los ojos y que si dejamos que este deseo entre a nuestro corazón llegaremos a cometer cosas desagradables a los ojos de Jehová que no solo nos afectará a nosotros, si no puede afectar a nuestra querida congregación.

Entonces ¿Qué podemos hacer para evitar caer en esta trampa de satanás?,  El texto de 2 Pedro 3:13  que vamos a leer nos dará una idea, si lo encontró acompáñeme con la lectura por favor dice así: Pero hay unos nuevos cielos y una nueva tierra que esperamos según su promesa, y en ellos reinará la justicia. Si pensamos en la idea de que las cosas de este mundo y sus deseos impuros desaparecerán por completo, nos ayudará a rechazar los deseos que este mundo nos ofrece.

¿Recuerdan queridos Hermanos la ilustración inicial de este discurso?, que los verdaderos cristianos debemos rechazar todo lo inutil de inmediato y que esa sea nuestra «Reacción automática». Así como cuando un médico nos golpea con un martillito la rodilla, ¿Qué pasa con la pierna?, la pierna se extiende al instante de forma automática lo cual es un «Acto Reflejo»; no nos ponemos a pensar si vamos a realizarlo o no.

De igual modo, cuando se presentan tentaciones, el cristiano que tiene el corazón puro y la conciencia educada por la Biblia rechazará automáticamente lo que es inutil y perjudicial. Por eso Queridos Hermanos, si apartamos de nosotros las cosas inutiles, educamos nuestra conciencia y corazón con la palabra de Dios y pensamos en las promesas de Jehová de que habrá nuevos cielos y una nueva tierra que esperamos según su promesa y en ellos reinará la justicia, protegeremos a nuestra familia espiritual y fomentaremos la paz y unidad en el pueblo de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *