Descargar Aplicación

TEXTO DIARIO, De hoy Lunes 13 de diciembre del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Lunes 13 de diciembre del 2021

Presta constante atención a ti mismo y a tu enseñanza. Haciendo esto te salvarás a ti mismo y también a los que te escuchan (1 Tim. 4:16).

Cuando empezamos a vivir de acuerdo con las normas divinas, a nuestros familiares quizás les cueste acostumbrarse a nuestras creencias y modo de vida. Por lo general, lo primero que ven es que ya no celebramos con ellos las fiestas religiosas y que no nos metemos en política. Al principio, puede que algunos se molesten con nosotros (Mat. 10:35, 36). Pero no debemos darlos por perdidos. Si dejamos de intentar ayudarlos a comprender nuestras creencias, en realidad los hemos juzgado y hemos decidido que no merecen obtener la vida eterna. Pero Jehová ha confiado la labor de juzgar a Jesús, no a nosotros (Juan 5:22). Si somos pacientes, es posible que con el tiempo nuestros familiares estén dispuestos a escuchar el mensaje. Debemos ser amables pero firmes aunque tengamos que pasar por pruebas (1 Cor. 4:12b). Es posible que nuestros familiares tarden en entender por completo que nos tomamos muy en serio el servicio a Jehová. w19.08 17 párrs. 10, 13; 18 párr. 14

De acuerdo con 2 Pedro 3:9, ¿por qué debemos dar testimonio a nuestros familiares?

Pronto, Jehová pondrá fin al mundo de Satanás. Solo sobrevivirán quienes tengan la actitud correcta para obtener vida eterna (Hech. 13:48). Dedicamos mucho tiempo y energías a predicar a las personas de la comunidad, así que es lógico que también queramos que nuestros familiares sirvan a Jehová. Nuestro cariñoso Padre celestial “no desea que ninguno sea destruido; más bien, desea que todos alcancen el arrepentimiento” (lea 2 Pedro 3:9).

¿Qué error pudiéramos cometer cuando le predicamos a un familiar?

Debemos recordar que podemos hablar del mensaje de salvación de una manera apropiada o de una manera inapropiada. Es posible que a un extraño le prediquemos con tacto, mientras que seamos muy directos cuando hablemos con un familiar.

¿Qué debemos tener presente a la hora de dar testimonio a nuestros familiares?

Al recordar la primera vez que tratamos de predicarles a nuestros familiares, muchos quizás nos lamentemos de cómo lo hicimos y pensemos que podríamos haberlo hecho mejor. El apóstol Pablo les dio a los cristianos el siguiente consejo: “Que su habla siempre sea con gracia, sazonada con sal, para que sepan cómo deben dar una respuesta a cada uno” (Col. 4:5, 6). Conviene tener presentes estas palabras cuando hablemos con nuestros parientes. De lo contrario, podríamos acabar alejándolos de la verdad en vez de atraerlos a ella.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *