Descargar Aplicación

Examinando las Escrituras diariamente 2020

Lunes 5 de octubre del 2020

¡Cómo amo tu ley, sí! Todo el día ella es mi interés intenso (Sal. 119:97).

Para proteger el corazón, no solo debemos cerrarles el paso a las malas influencias, sino también abrírselo a las positivas. En las ciudades amuralladas, el portero cerraba las puertas para impedir que entrara el enemigo. Pero en otros casos las abría para permitir la entrada de alimentos y otras provisiones. De no hacerlo, los habitantes morirían de hambre. De modo parecido, tenemos que abrir con regularidad nuestro corazón para que entren las enseñanzas de Jehová. En la Biblia, encontramos los pensamientos de Dios. Por eso, siempre que la leemos, permitimos que estos influyan en nuestra manera de pensar, sentir y actuar. A fin de aprovechar al máximo nuestra lectura de la Biblia, debemos hacer dos cosas. En primer lugar, es imprescindible orar para que Jehová que nos ayude a ver “las cosas maravillosas” que contiene su Palabra (Sal. 119:18). En segundo lugar, debemos meditar en lo que leemos. Cuando hacemos todo esto, la Palabra de Dios alcanza lo más profundo de nuestro corazón y llegamos a amar la forma de pensar de Jehová (Prov. 4:20-22). w19.01 18 párrs. 14, 15.




¿Qué beneficios obtenemos al ver el canal JW Broadcasting? Dé un ejemplo.

Otra forma de permitir que los pensamientos de Dios influyan en nosotros es viendo todo lo que está disponible en el canal JW Broadcasting®. Un matrimonio dice: “Los programas mensuales han sido una respuesta a nuestras oraciones. Nos fortalecen y animan cuando nos sentimos tristes o solos. Y en casa ponemos las canciones a todas horas: mientras estamos cocinando, limpiando o simplemente tomando el té”. Estos programas nos ayudan a proteger el corazón. Nos enseñan a pensar como Jehová y a resistir la presión para que pensemos como Satanás.

Según 1 Reyes 8:61, ¿qué sucede cuando ponemos en práctica lo que Jehová nos enseña?, ¿Qué aprendemos del ejemplo del rey Ezequías? y En vista de lo que David le rogó a Jehová en el Salmo 139:23, 24, ¿qué podemos pedir en nuestras oraciones?

Cada vez que vemos los beneficios de hacer lo correcto, nuestra fe se fortalece (Sant. 1:2, 3). Nos sentimos bien por hacer que Jehová esté orgulloso de llamarnos hijos suyos, y nuestro deseo de agradarlo se hace más fuerte (Prov. 27:11). Cada prueba que enfrentamos es una oportunidad para demostrar que nuestro corazón no está dividido (Sal. 119:113). Al contrario, amamos a Jehová de todo corazón y estamos totalmente decididos a obedecer sus mandamientos y hacer su voluntad (lea 1 Reyes 8:61).

Por supuesto, todos cometeremos errores, porque somos imperfectos. Cuando eso suceda, recordemos el ejemplo del rey Ezequías. Él cometió errores, pero se arrepintió y siguió sirviendo a Jehová “con corazón completo” (Is. 38:3-6; 2 Crón. 29:1, 2; 32:25, 26). Así pues, rechacemos los intentos de Satanás por contaminarnos la mente. Pidamos a Jehová que nos ayude a tener “un corazón obediente” (1 Rey. 3:9; lea Salmo 139:23, 24). Lograremos ser fieles a Jehová si, por encima de todo, protegemos el corazón.

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *