Descargar Aplicación

 TEXTO DIARIO, De hoy Viernes 16 de julio del 2021

Examinemos las Escrituras todos los días 2021

Viernes 16 de julio del 2021

¿No hemos de sujetarnos mucho más al Padre? (Heb. 12:9).

Debemos sujetarnos o someternos a Jehová. Él es nuestro Creador, y por ese motivo tiene el derecho de poner normas a quienes ha creado (Rev. 4:11). Pero hay otra razón importante para obedecerle: su manera de gobernar es la mejor. A lo largo de la historia, muchos hombres han tenido cierto poder y autoridad sobre otros. Pero Jehová es el gobernante más sabio, cariñoso, considerado y compasivo de todos (Éx. 34:6; Rom. 16:27; 1 Juan 4:8). Nos sometemos a él cuando hacemos todo lo posible por obedecerle en todas las cosas y luchamos contra el deseo de confiar en nuestro entendimiento (Prov. 3:5). Si llegamos a conocer sus maravillosas cualidades, se nos hace más fácil someternos a él, pues dichas cualidades se reflejan en todas sus acciones (Sal. 145:9). Cuanto mejor conocemos a Jehová, más lo amamos. Y, si lo amamos, no nos hace falta una larga lista de reglas que nos digan qué tenemos que hacer y qué tenemos que evitar. w19.09 14 párrs. 1, 3




Según Romanos 7:21-23, ¿por qué a veces nos cuesta someternos a Jehová?

Un motivo por el que a veces nos cuesta someternos a Jehová es que hemos heredado el pecado y somos imperfectos. Por eso, tenemos la tendencia a desobedecer. Cuando Adán y Eva se rebelaron contra Dios y comieron el fruto que les había prohibido, fijaron sus propias normas (Gén. 3:22). Como ellos, la mayoría de las personas hoy día prefieren no tener en cuenta a Dios y decidir por sí mismas lo que está bien y lo que está mal.

Hasta quienes conocemos y amamos a Jehová tal vez luchemos por someternos a él por completo. Eso es lo que le sucedió al apóstol Pablo (lea Romanos 7:21-23). Igual que él, queremos hacer lo que Dios considera correcto. Pero debemos luchar constantemente contra la inclinación a hacer lo malo.

¿Cuál es otro motivo por el que puede resultarnos difícil someternos a Jehová? Dé un ejemplo.

También puede resultarnos difícil someternos a Jehová por culpa de la influencia de la cultura en la que nos hemos criado. Muchas ideas humanas chocan con lo que Dios dice, y tal vez tengamos una lucha constante para desprendernos de modos de pensar que son comunes hoy. Veamos solo un ejemplo.

En algunos lugares, es normal que se presione a los jóvenes para que dediquen su vida a ganar mucho dinero. Esto es lo que le ocurrió a una hermana llamada Mary.* Antes de conocer a Jehová, estudió en una de las universidades más importantes de su país. Su familia la presionó para que consiguiera un empleo en el que ganara mucho dinero y tuviera prestigio. Y eso es lo que ella también deseaba. Pero sus objetivos cambiaron cuando conoció a Jehová y llegó a amarlo. Aun así, reconoce: “A veces, veo oportunidades de emprender negocios que me harían ganar mucho dinero pero que afectarían mi servicio a Jehová. Debido a cómo me criaron, todavía me cuesta decir que no. Tengo que suplicarle a Jehová que me ayude a resistir la tentación de aceptar trabajos que me impidan servirle” (Mat. 6:24).

Todos los Derechos Reservados Copyright © 2020 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania JW.ORG.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *