Descargar Aplicación

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: 7 al 13 de junio del 2021, Deuteronomio 3 al 4, Respuestas. 

Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

Dt 4:23. ¿Prohibía esta ley hacer objetos con fines artísticos? (w04 15/9 25 párr. 3).

No, lo que prohibía esta Ley era elaborar imágenes para adorarlas o “inclinarse ante ellas y servirles”. Iba en contra de la idolatría y se basaba en el principio general de Deuteronomio 5:9 donde se menciona que Jehová exige devoción exclusiva. Así que las escrituras no condenan esculpir o pintar objetos con fines artísticos. 

COMENTARIOS ADICIONALES

Un claro ejemplo de ello es sobre el templo de Salomón, en 1 de Reyes, se habla sobre como en el santísimo había querubines de madera de árbol oleífero revestidos de oro y el mar fundido descansaba sobre doce toros de cobre, y las paredes laterales de las carretillas de cobre para el uso del templo estaban decoradas con figuras de leones, toros y querubines. 

Estas representaciones no eran ídolos; solo los sacerdotes que oficiaban podían ver las que estaban en el interior del tabernáculo y luego en el interior del templo. Así que nadie, salvo el sumo sacerdote, entraba en el Santísimo, y solo lo hacía el Día de Expiación. (Heb 9:7.) Por lo tanto, no había ningún peligro de que los israelitas pudiesen incurrir en idolatrar a los querubines de oro del Santuario. Estas figuras eran principalmente una representación de los querubines celestiales, y es evidente que no se les debía de venerar, ya que no se debía dar adoración ni siquiera a los mismos ángeles.




No estaba prohibido hacer objetos con fines artísticos. Cuando se prohibía era cuando se rompía el pacto con Dios, quién exige devoción exclusiva. Si estas figuras se usan para adorarlas, entonces sí está completamente prohibido. Pero las Escrituras no condenan esculpir o pintar objetos para fines artísticos.

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Deuteronomio 4:9 encontramos una indicación muy sabia de parte de Jehová al pueblo de Israel. Él les dijo que se mantuvieran “vigilantes […] para que no olvidarán las cosas que sus ojos habían visto”. En nuestro caso también es vital que, a medida que se acerca el prometido nuevo mundo, tengamos presentes los maravillosos actos de Jehová siendo estudiantes diligentes de su Palabra. 

Deuteronomio 3:23, 24 Moisés hace una afirmación que evidenció la gran fe y confianza que tenía en Jehová. Moisés dijo: “¿Qué dios en los cielos o en la tierra hace cosas poderosas como tú?”. Y es que Moisés había sido testigo de varias obras asombrosas en favor del pueblo de Israel. De igual manera nosotros en la actualidad somos testigos de cómo Jehová se está encargando de llevar a cabo una obra de evangelización mundial, sin duda esto y la manera en cómo la predicación cambia para bien la vida de las personas debe de fortalecer nuestra fe y confianza en Jehová. 

Deuteronomio 4:6-8 encontramos algunos versículos que hacen referencia a las leyes de Jehová. Precisamente en el discurso anterior se habló de los beneficios que estas leyes traen a nuestra vida. Sin embargo, para su tiempo estas leyes diferían mucho de la manera en cómo se ejercía justicia en las naciones vecinas de Israel. De igual manera, la disciplina que en ocasiones se debe de tomar dentro de la congregación cristiana difiere de la disciplina que otras religiones llevan a cabo, sin embargo esto es una muestra más de lo apegado que estamos a los principios bíblicos y el deseo de obedecer al pie de la letra lo que Jehová nos pide. 

Deuteronomio 4:9 Jehová también les dijo a los israelitas que a fin de tener éxito debían enseñar a las generaciones futuras. Esto suponía enseñar a los más jóvenes las maravillosas obras que Jehová había hecho por el pueblo de Israel durante el desierto. De igual manera, los padres de familia deben de esforzarse por enseñar a sus hijos las cosas que en tiempos actuales Jehová ha hecho y sigue haciendo en favor de su pueblo.

Deuteronomio 4:29 encontramos la expresión “tienes que buscar a Jehová con todo tu corazón y con toda tu alma”. Dado que sabemos que el alma abarca básicamente a toda la persona, quizá surja la pregunta ¿por qué se mencionan por separado al corazón y al alma?. Esto se puede responder pensando en un esclavo, que vende su alma a otra persona. Sin embargo, pudiera ocurrir que no sirviera a su amo de todo corazón, es decir que no utilizase todas sus fuerzas o facultades mentales en favor de los intereses de su amo. Es por eso que en este versículo y otros se nos exige servir a Jehová de todo corazón y de toda alma, sin exclusión de parte alguna de nuestro cuerpo, funciones, capacidades o deseos.

Deuteronomio 3:27, 28 se habla  sobre el ejemplo de Josue, Jehová lo escogió para que guiara a los israelitas cuando estaban a punto de entrar en la Tierra Prometida. Aunque llevaba sirviendo a Jehová muchos años, Jehová le dijo a Moisés: que lo “comisionara, animara y fortaleciera”, ya que lo necesitaría puesto que más tarde la nación de Israel tendría que pelear muchas batallas y al menos perdería una de ellas. (Josué 7:1-9). Esto me enseña que de igual manera yo puedo darle ese ánimo y apoyo hoy en día a los ancianos y los superintendentes, ya que ellos se esfuerzan mucho a diario por cuidar del pueblo de Dios, de esta manera alegramos a los hermanos y a Jehová. 

Deuteronomio 3:4,5. 60 ciudades con murallas altas, puertas y barras. Y aún así cayeron todas. Esto nos demuestra una vez más el poder de Jehová que da a su pueblo, sobre el que podemos confiar y que cumplirá todo lo que promete. No hay mayor poder que el de nuestro Dios Jehová y éste nos protege.

Deuteronomio 3:18. Notamos que se dice que “Jehová les ha dado esta tierra”. Aunque fueran estos hombres quienes lucharon, ganaron gracias a que Jehová estaba con ellos y toda la gloria y honra es merecedor Jehová. De igual forma, todo lo que tenemos hoy día es porque Jehová lo ha permitido, y estamos sumamente agradecidos a él, que siempre está con nosotros proveyendo lo que necesitamos.

Deuteronomio 3:19. Vemos la consideración de Jehová quién siempre está pendiente de cada uno de nosotros, de nuestra labor y función. Las instrucciones que nos da Dios siempre es y pensando en el bienestar de cada uno de sus siervos, por lo que a cada uno se le encomienda una tarea importante para el sostén del pueblo de Dios.

Deuteronomio 3:21. Por muchos reinos que fueran, todos llegarían a su fin. Este versículo nos transmite la seguridad de que en el futuro cercano hará lo mismo con toda persona, por muy poderosa que sea, que se ponga en contra de él o de su pueblo, él sin falta lo hará y su pueblo recibirá lo que merece.

Deuteronomio 3:22. “No deben tenerles miedo”. Un texto que debemos aplicar en nuestras vidas en todas aquellas situaciones en las que podemos sentir miedo, porque no importe cuán grande puede ser un problema que Jehová lo peleará por nosotros, nos dará las fuerzas, energía y aguante que necesitemos de forma que no tengamos miedo.

Deuteronomio 3:28. En este versículo Moisés que ya sabía que no iba a cruzar el Jordán tenía que nombrar a Josué nuevo líder, quién sí cruzaría y tenía que animarlo y fortalecerlo. De esto aprendemos una importante lección, y es que siempre debemos animar y fortalecer a nuestros hermanos, sin importar o sentirnos mal porque ahora sean ellos quienes desempeñen nuestras funciones dentro de la congregación.

Deuteronomio 4:1,2. Como siervos de Dios debemos obedecer tal cual están en la Biblia las normas y decisiones judiciales que se nos dan. No haciendo una interpretación de las mismas para una situación en concreto de forma que nos beneficie personalmente. La Palabra de Dios es tal como Él ha dicho, y debemos obedecerla en todo momento como están en las Escrituras.

Deuteronomio 4:3. Tal como ocurrió con las personas que se mantuvieron obedientes con lo acontecido del Baal del Peor. Si somos obedientes a Jehová también tendremos la salvación además de muchas bendiciones en nuestras vidas.

Deuteronomio 4:6. “No hay duda de que esta gran nación es un pueblo sabio y entendido”. Así también se nos conoce en la actualidad por ser el pueblo de Dios. Porque cada uno de nosotros vivimos con una serie de normas morales que en este mundo ya no existen, y aunque se nos puede perseguir por ello. Queremos seguir haciendo esto en nuestras vidas y que se nos siga conociendo como un pueblo aparte.

Deuteronomio 4:15-20. Aunque la Biblia no prohíbe las esculturas con fines artísticos. ¿Cualquier figura artística es válida? Quizás alguna escultura, dependiendo de lo que sea y su origen, aunque se diga que es puro arte, lo que ella representa no es así. Por lo que, aunque la Biblia no prohíbe esculturas con fines artísticos, tampoco vale cualquier cosa, hay que tener un equilibrio y un juicio coherente.

Deuteronomio 3:2. Jehová le dio a su pueblo estas animadoras palabras antes de que se enfrentaran ante Og, No le tengas miedo, porque lo entregaré en tus manos a él, a todo su ejército y su tierra, los israelitas tuvieron éxito cuando derrotaron a el rey Sehón de Hesbón pero pueda que se preguntaran si volverían a derrotar a otro enemigo, es por eso que las palabras de Jehová fueron reconfortantes para ellos y es probable que renovara su confianza en la otra promesa de que vivirían en la Tierra Prometida que ellos estaban conquistando, de vez en cuando siempre es bueno leer acerca de las promesas de Jehová ya que eso renovara nuestra fe en la esperanza de vivir en el paraíso.

Deuteronomio 3:18. Aquí Jehová destaca un punto muy importante que los israelitas debían tener si querían entrar en la Tierra Prometida y es que ellos debían demostrar valentía, esta valentía les serviría para que puedan tomar las armas, puedan ir a la batalla confiando en Jehová, no permitiría que el miedo al enemigo los invadiera y les daría las fuerzas para aguantar, igualmente nosotros debemos ser valientes para poder resistir hasta que podamos entrar al Nuevo Mundo, eso incluye resistir las presiones y las tentaciones del mundo de Satanás, para ello debemos confiar en Jehová estudiar su palabra y permanecer cerca de su pueblo.

Deuteronomio 3:21,22. Moisés fue un fiel siervo de Jehová y esperaba que Josué, su sucesor, también lo fuera, para ello él le recordó que en la victoria ante los reyes de Sehón y Og fue porque vio como Jehová estaba actuando en ese momento y que no debería tener miedo porque Jehová su Dios es el que estaba peleando por ellos, se puede decir que Josué vio en ese momento y a lo largo de su vida la mano de Jehová apoyando cada decisión correcta que tomaba, igualmente nosotros podemos ver la mano de Jehová en nuestra vida, eso nos ayudará a confiar en él y que ante cualquier situación que pasemos, contaremos con su apoyo.

Deuteronomio 3:23-27. A diferencia de algunos escritores que al mencionar detalles de su vida prefieren omitir sucesos desfavorables o que dejarían ver debilidades en su carácter, en la Biblia tenemos escritores que plasmaron en sus escritos todos los detalles de su vida, sea para bien o para mal, en este caso Moisés relata francamente de su propio pecado y el juicio divino de que él no entraría en la Tierra Prometida, en las que él le rogaba constantemente que le dejara pasar hasta que Jehová le dijo firmemente “Basta ya”, notar esos detalles nos permite apreciar la honestidad y la veracidad que caracteriza la Biblia y que podemos confiar en la veracidad de sus palabras.

Deuteronomio 4:1,2. La generación de israelitas que entrarían en la Tierra Prometida paso escuchando durante toda su vida las normas y las decisiones judiciales que les enseñaban a obedecer, esto era para que ellos vivieran en paz y armonía cuando entraran en la tierra que Jehová, el Dios de sus antepasados, aparte de eso, se les mandó a que no debían añadirle nada a lo que les estoy mandando ni deben quitarle nada, igualmente hoy la congregación cristina debe guiarse por los principios bíblicos, pero quienes la dirigen deben recordar que no deben imponer normas que no estén basadas en la Biblia.

Deuteronomio 4:6. Este texto demuestra que al estudiar y aplicar con diligencia la Palabra de Dios y sus mandatos, una persona puede llegar a tener más perspicacia que sus maestros y más entendimiento que los hombres de mayor edad y experiencia, este hecho se debe a que la sabiduría y el entendimiento en realidad son parte integrante de las reglas y decretos judiciales puros de Jehová Dios, por consiguiente, el que los israelitas entendieran fielmente estas reglas y decretos haría que las naciones vecinas lo vieran como un pueblo sabio y entendido, igualmente debemos ser unos ávidos estudiantes de la Biblia para poder aplicar los principios bíblicos a la vista de todos.

Deuteronomio 4:9. Moisés dirigió las siguientes palabras a todo Israel cuando este estaba listo para entrar en la Tierra Prometida, en resumen les dijo que para contar con la bendición de Jehová y prosperar en la Tierra Prometida que estaba a punto de heredar, el pueblo tenía que cumplir dos deberes para con Jehová su Dios, no debían olvidarse de las cosas maravillosas que él había hecho ante sus ojos y segundo debían enseñar tales cosas a las generaciones futuras, hoy día, como siervos de Dios que somos, tenemos que hacer lo mismo si queremos escoger la vida a fin de mantenernos vivos, para ello pudiéramos preguntarnos, ¿Qué cosas ha hecho Jehová por nosotros ante nuestros propios ojos?

Deuteronomio 4:25-29. En estos versículos pareciera que Moisés estuviera hablando de manera profética sobre el futuro de los israelitas, básicamente Moisés recalca que en el caso de que las futuras generaciones actuaran mal y comenzaran a servir a otros dioses, ellos desaparecerían de la Tierra que van a conquistar además de que serían dispersados entre los pueblos y solo pocos sobrevivirían en aquellas naciones donde algunos de esos pocos servirían a imágenes de dioses que de nada sirven, siglos después el profeta Jeremías les dijo a los israelitas palabras muy parecidas a las de Moisés para demostrarles que debido a la apostasía que habían mostrado, serían dispersados entre las naciones y serian hechos cautivos.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *