Descargar Aplicación

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: 28 Diciembre 3 Enero 2021, LEVÍTICO 16-17, Respuestas.

Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

Le 16:10. ¿En qué sentido el cabrito para Azazel representó el sacrificio de Jesús? (it-1 261).

Fue en sentido simbólico, una vez al año, el día de expiación, el sumo sacerdote tenía que “ Poner ambas manos sobre la cabeza del macho cabrío vivo y confesar sobre él todos los errores de los hijos de Israel” antes de enviarlo al Desierto para qué en sentido simbólico se llevará los pecados del pueblo. de manera similar, Sobre la base del sacrificio de Jesús, él “carga” o se lleva los pecados del género humano, Y de esa manera se destierra por completo los pecados, haciendo posible que millones de personas y ponen fe en él sean bendecidas con vida eterna aquí en la tierra.

RESPUESTA OPCIONAL

El macho cabrío para azazel recibía facultad expiatoria de otro macho cabrío que era sacrificado, así es te cargaba con todos los pecados del pueblo y se lo llevaba el desierto donde se perdía con ellos, De igual forma Jesús fue una víctima expiatoria, ya que cargó con todos los pecados y dolencias de la humanidad, y así a llevárselos nos dio la oportunidad de vivir para siempre.

COMENTARIOS ADICIONALES

En primer lugar, la traducción más popular de la palabra Azazel es: “macho cabrío que desaparece”. ¿Qué quiere decir esto? En el Día de la Expiación, el sumo sacerdote que preparaba la ofrenda delante del Arca del Pacto, es decir, delante de la presencia De Dios para un perdón de los pecados que habían cometidos todos y todo el pueblo. El sumo sacerdote tenía que ofrecer dos machos cabríos (cabritos). Entre estos dos, se echaba a suerte quién de los dos era sacrificado mientras que el otro permanecía vivo y era enviado al desierto. ¿Qué tiene que ver esto con Jesús?. Uno de los cabritos, el sacrificado se designaba para Jehová y el otro para Azazel, este último permanecía vivo delante de la presencia de Jehová para hacer expiación por él, y luego era enviado al desierto. Sabemos de la santidad de la sangre, en la sangre se encuentra la vida que solo puede dar Dios y es por ello que es sagrada para todos los cristianos.

Pues, el macho cabrío sacrificado, su sangre le confería una facultad expiatoria, es decir, de perdón por los pecados al macho cabrío de Azazel, el valor de la sangre, de la vida del sacrificado se transmitía al que permanecía vivo y que era para Azazel.

Este macho cabrio no era sacrificado pero llevaba sobre él, el mérito expiatorio, el valor de la vida que procedía del otro animal y así lo aceptaba este macho cabrío que permanecía con vida al estar delante de la presencia de Jehová cuando ocurría este procedimiento. Este macho cabrío enviado a Azazel por un hombre preparado para ello se le enviaba al desierto donde se perdía y con él, los pecados del pueblo de todo el año, que desaparecían en dicho desierto. Estos dos animales se le consideraba como una sola ofrenda por el pecado.

De estas maneras, el macho cabrío para Azazel representó el sacrificio de Jesús. Jesús, cuya sangre como vida humana perfecta y que vivió lealmente siempre a Dios, tiene mucho más valor que la sangre de todos los animales que habían sido sacrificados hasta entonces. Jesús fue víctima expiatoria por los pecados de la humanidad, Jesús cargó con todas nuestras dolencias, transgresión, pecados y se los llevó, cargó con el pecado de todos los que ejercen fe en el valor de su sacrificio, del Rescate.

Le 17:10, 11. ¿Por qué no aceptamos transfusiones de sangre? (w14 15/11 10 párr. 10).

Estos textos dicen que ningún “Hombre de la casa de Israel o algún residente forastero” debería comer sangre. De manera similar, los siervos de Dios no podemos aceptar la práctica médica de sacar cierta cantidad de sangre humana y suministrar como transfusiones para extender la vida. aún  en situaciones en la que corre peligro nuestra propia vida,Estamos resueltos a cumplir este mandato, entendemos que la sangre representa la vida y es Sagrada para Dios, por eso, no aceptamos las transfusiones de sangre, a un qué habrá quienes nos ridiculicen por no aceptar la, ya que para nosotros es más importante obedecer a Jehová que intentar alargar nuestra propia vida desobedeciendo sus normas.

RESPUESTA OPCIONAL

Por amor a Jehová y sus mandatos, Ya que él desde el tiempo de los israelitas prohibió comer sangre y en hechos 15:29 no recordó una vez más abstenernos de la sangre lo que incluye las transfusiones, por eso es que nosotros nos mantenemos firmes en esta decisión, aun si nuestra vida corriera peligro.

COMENTARIOS ADICIONALES

Como hemos visto con la pregunta anterior, el valor de la sangre es sagrado, en ella se contiene la valiosa vida de la que disponemos y disponen todos los seres vivos y que solo puede dar Jehová, por lo que solo le pertenece a él y no a los hombres.

Ademas, los cristianos verdaderos con fe profunda en Dios y en su palabra comprendemos el gran valor de la sangre que quizás difiere del valor que le conceden muchas personas. No obstante, somos conscientes de todo lo que representa y siempre nos mantendremos firmes en el mandato bíblico aún en situaciones donde corran peligro vidas.

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

SOBRE JEHOVA

Levítico 16:22. El Día de Expiación se celebraba los días 10 de Tisri del año sagrado, y suponía la expiación de todos los pecados del pueblo. Hoy día, viven muchas más personas y con muchos más pecados, y todos esos pecados los carga Jesús con el sacrificio que ha hecho por toda la humanidad que pone fe en el Rescate y en la Palabra de Dios, esto refleja una gran muestra de amor por parte de Jehová.

Levítico 16:22, en el texto vemos que Jehová exigía a su pueblo que cumpliera con esta ofrenda del Día de la expiación, con el propósito de que estén limpios de pecados,  Esto me enseña sobre el inmenso amor que Jehová tiene a la humanidad, ya que se preocupa por nosotros y no nos abandona, y por eso debemos valorar todo lo que él hace por cada uno de nosotros.

En Levítico 17:11-12,  vemos que cuando Jehová les prohíbe usar la sangre como alimento a los Israelitas, él les da razones del porqué no debían utilizarla, y esto me enseña que Jehová no quiere que le tengamos una fe ciega, más bien Nuestra fe tiene que tener razones bien fundadas y razonamientos lógicos,  es por eso que nos ha dejado su palabra la Biblia, dónde nos explica todo  es por eso que debemos analizarla profundamente.

Levítico 16:1, El texto muestra que cualquier falta de respeto o violación de las instrucciones divinas sobre el modo de acercarse al Dios soberano Jehová, era la pena de muerte, como en el caso de dos de los hijos de Aarón. Esto me enseña y acercarse a Jehová no es algo que deba darse por sentado o creer que es algo imposible, Pues él es el más grande dignatario del universo, aún así, Jehová amorosamente ha provisto en medio de acercarnos a él, gracias al sacrificio de rescate y servicio sacerdotal de Jesucristo. Por consiguiente, debemos cumplir Y respetar los requisitos que nos ha dado, así disfrutaremos del honor de tener una amistad con él ser más digno del universo nuestro Dios Jehová.

Levítico 16;2, Jehová manifestó su presencia mediante una nube brillante, este resplandor sobrenatural en el santuario daba confianza al sumo sacerdote y, mediante él, a todos los Israelitas de que la presencia protectora de Jehová los cuidaba y satisfacer sus necesidades. Esto me enseña que Jehová es la fuente de la iluminación, de modo que, podemos estar seguros de que él es nuestro pastor protector y nuestro padre cariñoso,que sigue iluminandonos en el camino que conduce a la vida. ya que dentro de poco, en el nuevo mundo, La luz espiritual brillante y noble procedente de Jehová, influirá en la humanidad y disfrutaremos por completo de los beneficios de su luz. 

Levítico 16:23-25, El día de expiación, después de presentar las ofrendas por el pecado y antes de hacer lo mismo con las ofrendas quemadas, el sumo sacerdote se lavaba y se cambiaba de prendas, quitándose las de color blanco Inmaculado y poniéndose sus hermosas prendas, esto es una muestra de que Jehová pedía limpieza y vestimenta apropiada para adorarlo. Esto me enseña que no debemos tomarnos a la ligera el asunto de la limpieza o la vestimenta, este texto no Recuerda que los siervos de Dios siempre debemos estar limpios y vestirnos de manera apropiada, ya que no  tenemos que llevar ropa costosa, pero debe ser limpia, de buen gusto y Modesta, presentables para adorar y servir a nuestro Dios santo Jehová.

Estos capítulos del libro de Levítico, Hablan sobre los sacrificios que tenían que hacer siempre los Israelitas por sus errores, en la actualidad seguimos siendo pecadores al igual que ellos. Pero gracias al  Inmenso Amor de Jehová ya no tenemos que hacer sacrificios de ese tipo, pues envió a su hijo como sacrificio por todos,Dice que debemos mostrarle nuestro agradecimiento  sirviendole de corazón.

Levítico 17:3,4. En estos versículos vemos la importancia del valor de la sangre, la cual conocemos los cristianos, la vida es por medio de ella, y solo Jehová puede decidir sobre ella. Eso es así tal que esta persona sería eliminada de entre su pueblo. Los cristianos respetamos la vida, y no tenemos la potestad para decidir o juzgar sobre ella, solo Jehová puede.

Le 16:12,13. El sumo sacerdote debía ofrecer incienso ante la presencia de Jehová con mucho respeto esto lo hacía antes de ofrecer los sacrificios y así se aseguraba de que contaba con la aprobación de Jehová, igualmente podemos decir que nuestras oraciones son como incienso para Jehová, por eso, cuando pasamos por pruebas, le suplicamos a Jehová que nos ayude porque deseamos agradarle.

EL MINISTERIO

Levítico 16:4, Muestra que Jehová dio el mandato que Aaron se pusiera determinadas prendas de vestir para entrar al lugar Santo, entonces podemos ver que Jehová dio instrucciones detalladas respecto la vestimenta. Aunque en la actualidad Jehová no nos dice exactamente qué vestir, sabemos que él quiere que seamos modestos y que nuestra ropa refleje qué le servimos, Y no sólo cuando estamos en las reuniones o en la predicación.

En todo el capítulo 16 de levítico, vemos que Jehová incorporó un sistema de sacrificios para el pueblo, lo cual era un sistema bien definido, pues explicaba cómo tenían que ofrecerlos si  querían ser del agrado de Jehová, Así que este capítulo no podemos utilizar con nuestros estudiantes para mostrarles que no Sólo basta con ser bueno para que Jehová acepte nuestra adoración, Pues él desea que  lo adoren según sus mandamientos y leyes que están puestas en la Biblia.

Levítico 17:13, Dice que si alguien mata a un animal para comer, tenía que derramar su sangre y cubrirla con polvo y esto es porque la tierra es el escabel de los pies de Dios,  entonces al derramar la sangre del animal sobre la Tierra,  la persona indicada que le devolvía esa vida al dador de la vida y mostraba respeto debido por la vida. los cristianos hoy tenemos muy claro que no debemos comer sangre, pero también podríamos estar  faltando el respeto a la vida, si la ponemos en peligro por cosas innecesarias o pura diversión.

Levítico 16:13. Este incienso bien preparado provocaba una nube que protegía el Arca y el compartimiento donde se encontraba el sumo sacerdote. Salmo 141:2 dice que nuestras oraciones tienen que ser como este incienso, y es que ellas, nos brindan protección, por ejemplo en el ministerio, por medio de la oración pedimos espíritu santo para que nos proteja y nos ayude a lo que estamos a punto de enfrentarnos. Las oraciones que hacemos tienen que estar bien preparadas como este incienso.

Le 17:3-5. Si los israelitas querían comer carne, algo que no eran uy frecuente en su dieta, debían sacrificar un animal para comerlo, debían llevarlo al santuario, algunos se comían el mismo día, y esto era porque debido al clima cálido de Palestina y la ausencia de medios de refrigeración, se podría originar bacteria como la Salmonella, así que esta era una medida para protegerlos de futuras enfermedades, lo cual me enseña el amor que Jehová muestra con su pueblo ya que sus mandatos protegieron a su pueblo de muchas enfermedades.

Levítico 16:23. Aarón para el Día de la Expiación se tenía que cambiar de vestimenta y ponerse las prendas sagradas. Estas prendas eran diferentes a las que usaba para su función de sacerdote con otras ofrendas por el pecado. Al igual que Aarón, tenemos que respetar nuestro servicio a Dios y elegir aquellas prendas adecuadas para cada una de las facetas de nuestro servicio a Dios, así reflejaremos respeto y humildad hacia su Obra.

OTROS TEMAS

Levítico 17:7, Este texto muestra que los Israelitas habían sido afectados hasta cierto grado por la adoración falsa de Egipto,  pues Jehová les prohibió hacer sacrificios para los demonios en forma de cabra. Esto me enseña que los demonios todavía ejercen una terrible influencia en los humanos, por eso debemos ser cautelosos ya que podrían apartarnos de la adoración pura de Jehová. ya que quienes deseamos servir a Jehová tenemos que Esas hermosa de todos los objetos relacionados con ellos, cómo libros, revistas, películas carteles y grabaciones musicales o amuletos, también si leemos y estudiamos la Biblia todos los días nuestra fe se fortalecerá y no servirá de escudo contra la influencia de los espíritus malos.

Levítico 16:15, Este texto muestra que en el día de expiación, el sacrificio del macho cabrío a favor del pueblo, representó el sacrificio de Jesucristo que beneficia a la humanidad que no forma parte del Israel espiritual o sacerdotal. Esto me enseña que Jesús abrió la vía de acceso a todas las personas para acercarnos a Jehová. De modo que si ejercemos fe en este sacrificio podremos obtener una posición limpia delante de Dios y disfrutar de la bendición de rendirle servicio sagrado. por lo tanto esforcémonos continuamente por acercarnos a nuestro padre celestial, esto resultará en abundantes bendiciones ahora bien la perspectiva de acercarnos cada vez más a Jehová por la eternidad.

Levítico 17:14, La Biblia relaciona la vida con la sangre al decir “El alma de todas clase de carne es su sangre”. Está claro que la palabra de Dios trata la vida y la sangre como algo sagrado. Esto me enseña que Jehová mostró que no dejaban a los seres humanos la elección de usar la vida o abusar de ella como quisieran, Pues todo ser vivo tiene un propósito y un lugar en la creación de Dios. Y ningún hombre tiene el derecho de quitar una vida excepto cuando Dios lo permite y según la manera como él dice. por lo tanto, nuestros pensamientos y acciones deben Mostrar que valoramos y respetamos debidamente el don de la vida y la sangre Pues proceden de Jehová.

Levítico 17:10,  dice que Jehová mismo se enfrentaría la persona que no obedecer a el mandato de no comer sangre,  Así que vemos este es un asunto muy serio y no debe ser tomado a la ligera, ya que si no lo respetamos podríamos perder la esperanza de vivir bajo el Reino de Dios

Levítico 16:12-15, Dice que el sumo sacerdote debía quemar el incienso antes de ofrecer los sacrificios, del mismo modo, antes de ofrecer su vida en sacrificio, Jesús tuvo que obedecer a Dios realmente durante toda su vida, para que así esté aceptará su sacrificio. Esto me enseña que, si queremos que nuestro sacrificio de alabanza  a Jehová sean aceptados, Primero tenemos que obedecer a Dios Y cumplir sus mandatos en nuestra vida diaria.

Levítico 16;29, en este texto vemos que el día de la expiación los Israelitas debían humillarse y buscar el perdón de los pecados, por eso hacían en ayuno, es que así como ellos debían probar que realmente estaban arrepentidos de sus pecados Igualmente nosotros debemos reconocer y pedir perdón de corazón a Jehová si en algún momento le fallamos.

Levítico 17:10, en este texto vemos que, así como Jehová mandó a los Israelitas que no comieran sangre de ningún tipo, Igualmente nosotros debemos seguir cumpliendo con este mandato, ya que incluso cuando Jesús vino a la Tierra, utilizó el pan y el vino como símbolos de su carne y su sangre,  por lo que nosotros no podemos comerlos en el día de la conmemoración,  ya que es algo sagrado.

Levítico 17:11, En este texto vemos que para Jehová la sangre tiene el mismo valor que la vida, esto es algo que beneficia a toda la humanidad, ya que, sobre la base de esa ley, Dios hizo posible el perdón de los pecados, con el sacrificio de Jesús. Esto me enseña sobre el amor de Jehová y Jesús, ya que gracias a ese sacrificio, nosotros podemos tener la oportunidad de tener vida eterna.

Levítico 16:4. Nuestros lugares de reunión, las congregaciones también son santos y por ello debemos vestir con las prendas santas que den alabanza y honra a Jehová. El ministerio también lo es, y nuestra vestimenta debe adaptarse a ello. Pero es que toda nuestra vida es santa desde que hemos prometido dedicarla a Dios, es por ello, que nuestra forma de vestir todos los días debe ser la correcta, sin influenciarnos por las modas de este sistema.

Levítico 16:6. Nuestra oración es como aquel incienso bien preparado que causaba un gran aroma agradable a Jehová. Es el medio que tenemos para comunicarnos con él, para todo lo que necesitemos y para pedir perdón por nuestras faltas. Por lo que las oraciones tienen que estar bien preparadas y efectuarlas con respeto para que generen este aroma agradable, y para ello, no solo pidamos un perdón por nuestras faltas sino también por las de nuestra familia.

Levítico 16:10. El macho cabrío enviado a Azazel se mantenía vivo delante de la presencia de Dios como símbolo de aceptación de este mérito expiatorio del macho cabrío sacrificado. Los cristianos fieles de Dios somos testigos del sacrificio de Jesús como víctima expiatoria y por ello demostramos una fe profunda en el Rescate que dio por toda la humanidad y lo anunciamos en nuestras buenas nuevas a todas las personas.

Levítico 17:12. El mandato que se da es claro y directo: “ningún hombre debe comer sangre”. En la sangre se encuentra la vida del animal que solo ha podido dar Dios. Los cristianos respetamos la santidad de la sangre, y nuestras comidas y alimentación están libres de ella.

Levítico 17:13. Si un hombre cogía un animal que se pudiera comer, primero tenía que derramar toda su sangre y cubrirla con polvo. La cocción que tenemos que hacer sobre los alimentos que ingerimos tiene que ser la correcta, ya que no puede quedar ni un rastro de sangre en nuestras comidas.

Le 16:2. Aquí se explica que Jehová se aparecía en una nube encima de la cubierta, esta nube se hallaba suspendida sobre el arca entre los querubines de oro, esta nube alumbraba el Santísimo, y cada vez que era el Día de la Expiación, el sumo sacerdote debía comparecer ante la presencia de Jehová que era representada por la nube que iluminaba toda la habitación.

Le 16:16. El lugar donde moraba Jehová, en este caso el tabernáculo, eran lugares santos debido a su presencia, puesto que este lugar estaba situado en medio del pueblo Israelita que era de condición pecadora, el tabernáculo debía purificarse de una manera simbólica periódicamente de la inmundicia del pueblo salpicando la sangre de los animales sacrificados.

Le 16:29. Los Israelitas debían humillarse ante Jehová o como menciona la Biblia con referencias “afligir sus almas”, esto era el sentido de que durante el Día de Expiación, debían buscar el perdón de los pecados y para ellos efectuaban un ayuno durante ese día, ya que estaba relacionado con el reconocimiento de los pecados.

Le 17:1, 2. Los sacerdotes y los Israelitas recibieron a través de Moisés, el representante de Jehová, las leyes sobre la sangre lo que significó un rasgo distintivo que serviría para identificar al pueblo de Dios, hoy día los cristianos también estamos bajo el mismo mandato de abstenernos de sangre, así que constantemente seguimos recibiendo instrucciones sobre este asunto a través del esclavo fiel y prudente.

Le 17:13. Puesto que la sangre es algo sagrado para Jehová, él espera que también nosotros la consideremos sagrada, incluso absteneros de ella cuando vayamos a comer, la Ley estipulaba que si se cazaba un animal con el fin de comerlo se debía derramar su sangre en el suelo, nosotros igualmente debemos evitar ingerir cualquier alimento que contenga sangre en su preparación.

Le 17:15. Es interesante notar que la Ley sobre la santidad de la sangre aplicaba tanto a los israelitas como a los extranjeros que abrazaban la adoración verdadera y llegaban a estar bajo el pacto de la Ley, aunque las personas de todas las naciones estaban bajo el mandato de Génesis 9:3, 4 sobre abstenerse también de la sangre, Jehová esperaba que quienes lo adoraban cumplieran a cabalidad con su mandato

Levítico 16:2, Texto muestra  que Jehová le dio una advertencia a Aarón, Podemos percibir cuán importante es obedecer los mandatos y principios que Jehová nos ha mandado en su palabra la Biblia, nos enseña que depende de cada uno de nosotros si queremos sobrevivir o morir, pues nuestras acciones y palabras demostrará que queremos el agrado de Jehová, por eso si queremos vivir para siempre lo más importante es la obediencia plena que le tengamos a Jehová.

Levítico 16:5,6,  el texto muestra que se requerían dos machos cabríos, ya que uno era como sacrificio y el otro se llevaba al desierto por culpa de sus pecados. estos textos nos enseñan Que Jehová dio instrucciones específicas para el pueblo de Israel cuando se comete un pecado, así que este texto nos hace pensar hoy en día, pues quizás Cómo imperfectos que somos todos nosotros, debemos acudir a Jehová por el perdón, y lo hacemos por el medio que él ha dejado, qué son nuestros ancianos de la congregación, de esa manera estaremos obedeciendo las instrucciones que él nos ha dado mediante su palabra la Biblia.

Levítico 16:30,31, Este texto nos dice que Jehová si perdona las personas que se arrepienten de corazón, para ello debemos esforzarnos por cumplir con los requisitos que él ha mandado mediante su  ley.  Por eso si hoy estamos en falta con Jehová debemos lo más pronto posible pedir su perdón y así  ser de agradó a sus ojos, y no olvidemos nunca que Jehová con su inmenso amor nos perdonará.

Levítico 17:3,4, Texto nos hace pensar que nuestra duración debe ser pura  y para ello debemos cumplir los mandatos y principios  que Jehová nos a mandado,Peña que un acto de desobediencia nos puede costar la vida y perderla para siempre, por eso no pasemos por alto lo que Jehová ha mencionado su palabra la Biblia, ya que de nuestra obediencia depende nuestra vida.

Levítico 17:10, este texto nos enseña claramente que a Jehová no le agrada que ningún ser humano debe comer sangre de   ninguna especie, es por eso si un Israelita comía carne  Y después se enteraba que tal carne no había sido desangrada, era culpable de pecado, por eso como dice el versículo  lo eliminaría de su pueblo,  es decir le quitaría la vida, sin duda igual que aquel tiempo también debemos seguir esta instrucción para estar a la altura de la adoración que Jehová quiere.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *