Descargar Aplicación

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: 1-7 Marzo 2021, Números 7-8, Respuestas.

 Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

Nú 8:17. ¿Cómo consideraba Jehová a los primogénitos varones de Israel? (it-2 717 párr. 3; it-2 939 párr. 2).

Jehová los consideraba de su propiedad, ya que eran dedicados a él, santificados en el santuario, debido a que conservó la vida de todos ellos cuando se celebra la Pascua en Egipto.

COMENTARIOS ADICIONALES

Los consideraba santos y esto es debido a que Jehová los había liberado de la muerte en la celebración de la pascua en Egipto, es por eso que le pertenecían a Él (Nú 3:12, 13).

Jehová llamó a toda la nación de Israel su “primogénito” por ser una nación primogénita debido al pacto abrahamico (Éx 4:22). Y Jehová al conservar su vida después de la liberación de Egipto, mandó que le fuera santificado “todo primogenito varon que abre cada matriz entre los hijos de Israel” (Éx 13:2) así que todos los hijos primogénitos de los Israelitas fueron dedicados a Dios puesto que serían los cabezas de la diversas casas que representaban a la entera nación.

A ciertos Israelitas se les consideraba santos de una manera especial, los sacerdotes tenían que mantener su santidad para poder llevar a cabo su servicio y Dios pudiera seguir considerándolos santos (Le 21). Los soldados se consideraban Santos durante toda su campaña militar ya que las batallas que peleaban eran las guerras de Jehová.




Puesto que todos los hijos primogénitos pertenecían a Jehová, tenían que ser redimidos en el santuario (Éx 13:1, 2; Nú 18:15, 16). Quien hiciera el voto de vivir como Nazareo (hombre o mujer) era santo durante el periodo abarcado por el voto, periodo en el cual se apartaba para dedicarlo por completo a algún servicio especial para Jehová.

 Todos los primogénitos varones de Israel le pertenecían a Dios tras su liberación de Egipto con la muerte de aquellos primogénitos y como cumplimiento del pacto abrahámico con Israel como nación primogénita escogida representada por los cabezas de las diversas casas que son los hijos primogénitos de los israelitas. Todos los primogénitos fueron dedicados a Dios.

Ademas, todos los primogénitos fueron dedicados a Dios y tenían que ser redimidos en el santuario. Todos los primogénitos de Israel eran santos para Jehová ya que había librado de la muerte a los primogénitos cuando se celebró la Pascua en Egipto. Israel era una nación santa y ciertos israelitas eran santos de manera especial como el sumo sacerdote y los sacerdotes, los profetas y escritores bíblicos, mujeres santas por ser fieles a Dios, soldados de las guerras de Jehová o los nazareos por ejemplo.

INFORMACIÓN ADICIONAL

Durante el voto hecho por vivir como Nazareo, se tenía que cumplir con ciertos requisitos legales y si se violaba alguno de ellos, quedaba como inmundo. Si esto sucedía se tenía que hacer un sacrificio especial para recuperar su estado de santidad, además de que los días transcurridos antes de hacerse inmundos, no contaban para su Nazareato así que debían de comenzar de nuevo a cumplir su voto (Números 6:1-12).

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

SOBRE JEHOVA

Números 7:5, Me enseña de Jehová Qué es un Dios muy amoroso, ya que siempre nos proporciona todo lo necesario para cumplir con su voluntad de la mejor manera,  nunca nos deja solos, por ejemplo, desde que somos estudiantes de la Biblia, mediante la reunión de entre semana nos vamos dando Cómo llevar el mensaje a otros, y a los precursores y ancianos les ha brindado escuelas para capacitarlos de la mejor manera.

Números 7:5. Jehová siempre piensa en su pueblo y una forma en la que lo demuestra es que siempre les proporciona y provee de lo necesario para que puedan realizar sus tareas, asignaciones y responsabilidades. A los siervos de Dios nunca les falta nada para efectuar su obra y su voluntad, y esto nos da mucha confianza porque por muy mal que pueda estar la sociedad actual, siempre contaremos con lo necesario para nuestro servicio a Jehová.

Números 7:4,5, Jehová aceptó con agrado todas las cosas que dieron los jefes de Israel,  estas se utilizaban para el servicio en el tabernáculo y también se repartía entre los Levitas. Esto me enseña que Jehová, aunque es el dueño de todas las cosas, se complace y acepta cuando damos de nuestro tiempo, energías o bienes para servirle. Además, desea que lo imitemos y mostremos un espíritu generoso y compartamos con el prójimo, especialmente con nuestros hermanos. la generosidad es una virtud y la Biblia nos invita practicarla, de modo que seamos dadores alegres  y compartamos unos con otros.

Números 7:8,9, dice que Dios hablaba con Moisés ya que era el principal del pueblo, hoy en día Jehová ya no habla con sus siervos de esa forma, pero sigue guiando al cuerpo gobernante mediante su Espíritu Santo, por lo tanto, nunca debemos dudar del esclavo fiel ya que es sólo gracias a esa guía que el pueblo de Dios sigue en pie.

EL MINISTERIO

En Números 8:4, vemos que los métodos que utiliza Jehová para transmitir información son diferentes,  en este caso el uso una visión para mostrarle a Moisés el modelo del candelabro qué debía hacerse. Esto me enseña que Jehová es nuestro magnífico instructor y mediante su organización nos instruye para que sepamos cómo cumplir con una comisión de predicar. un método para enseñar la verdad son los videos, estos llegan al corazón de la gente y apelan a los sentidos de la vista y el oído. Esto hace que la persona  esté más atenta y recuerde la información por más tiempo, de modo que usemos estos medios visuales en  nuestro Ministerio.

Números 8:6,7, dice que los Levitas debían purificarse para servir a Jehová,  estos versículos pueden servirnos en el Ministerio para mostrarles a nuestros estudiantes que para ser dignos de servir a Dios, primero debemos limpiarnos de todo rastro de la religión falsa incluyendo creencias objetos y supersticiones.

Números 7:2-5, muestra que los jefes Israelitas ofrecían toros como sacrificio, estos eran aceptados por Jehová ya que se utilizaban para el servicio del Tabernáculo. Esto me enseña y recuerdo que la Biblia de manera simbólica compara la alabanza de nuestros labios como los toros que se ofrecían como sacrificios. Por eso, en cualquier tiempo y circunstancias, debemos hacer declaración pública del nombre de Jehová. En especial, los jóvenes pueden utilizar sus fuerzas, energía vividor para tener un registro de servicio fiel a Dios, no hay duda, que cuando lo hacen regocijan el corazón de Jehová.

Números 7:84-88. Las dimensiones de la ofrenda total que ofrecieron todos los jefes fue muy grande, no se escatimó en nada y fue una ofrenda generosa. De igual manera, la generosidad es una cualidad que imitamos y cultivamos los siervos de Dios y ella se reflejará en lo que demos de nosotros mismos en cualquier ámbito a la voluntad de Dios y a su obra ministerial.

Números 8:26, muestra que los israelitas tenían que servir a sus hermanos, Este término no se limitaba el parentesco inmediato, más bien se utilizaba en un sentido más amplio: todos ellos eran hermanos, descendientes, de un padre común,  Jacob,  y Unidos en la adoración del mismo Dios, Jehová. Esto me enseña que, hoy en día es igual, la congregación cristiana Es una familia, todos los integrantes somos hermanos que adoramos a Jehová. Entre nosotros reina un ambiente acogedor, servicial, agradable y unidad, esto distingue a nuestra hermandad cristiana. Bajo el reino de Dios disfrutaremos de esta hermandad mundial en sentido completo. 

Números 7:10,11, Estos dicen que los jefes Israelitas ofrecieron ofrendas para la inauguración del altar todo lo que se hacía en esa ceremonia era para un propósito sagrado: era servir a Jehová Dios. Esto me enseña que, de igual manera hoy en día todos los cristianos podemos participar con nuestras ofrendas o construcciones en la inauguración de diferentes edificios, Cómo salones del Reino y salones de asambleas. para nosotros estos lugares son muy importantes y cumplen un propósito sagrado, que  son el centro de la adoración verdadera donde servimos a Jehová.

Números 7:9, Vemos en la tribu de Cohat estuvo dispuesto a aceptar responsabilidades y hacer trabajo duro, este texto dice que ellos transportaban sobre sus hombros las cosas santas. Esto me enseña que la Biblia ofrece una imagen positiva del trabajo duro. en realidad el trabajo es un don de parte de Dios, por eso, los cristianos verdaderos tenemos que ser laboriosos y responsables al hacer nuestras tareas. Además, tenemos que participar en el trabajo que Jehová nos ha asignado qué es predicar y hacer discípulos. recordemos nada es más gratificante que alegrar el corazón de Jehová y darle la gloria que él se merece.

El leer Números 7:1, me hizo recordar lo que sentimos todos el día de la dedicación de nuestro salón del reino,  todos nos sentimos emocionados y muy alegres al tener un lugar digno para adorar a Jehová,  e incluso nos comprometemos siempre mantenerlo en buen estado,  y así debe seguir siendo así hayan pasado Ya muchos años desde ese primer día de dedicación. El texto me anima a tener presente que nuestros queridos salones son la casa de Jehová.

El ejemplo de los Qoatitas mencionado en Números 7:9, me enseña que aunque no recibamos responsabilidades en la congregación cómo otros hermanos, no debemos sentirnos menos por eso y mucho menos sentir celos, ya que todos servimos al mismo Dios y con el mismo objetivo, es por eso que debemos apoyar al resto de hermanos y trabajar en unidad.

Números 7:2-5. Después de que se montara el tabernáculo, los jefes de las tribus de Israel en representación de las mismas llegaron para ofrecer ofrendas voluntarias como señal de gratitud y que también serían usadas para el uso y mantenimiento del tabernáculo apoyando de cierto todo el mantenimiento de ese lugar de adoración, igualmente nosotros tenemos lugares donde rendimos adoración pura a Jehová y nosotros podemos apoyar con su mantenimiento de diferentes formas, sea apoyando la limpieza después de las reuniones, participando del el mantenimiento o simplemente donando para apoyar la limpieza de nuestro lugar de adoración.

OTROS TEMAS

Números 7:1219,25, Tocante en las ofrendas de grano, es digno de notar que la expresión harina fina aparece repetidas veces, esto sugiere que Jehová esperaba que los israelitas se dieron cuenta de la importancia de dar lo óptimo, lo mejor para adorarlo. Esto me enseña que, si queremos agradar a Jehová, debemos examinar el tipo de adoración que le damos y asegurarnos que le  estamos dando lo mejor.  Nuestra adoración debe ser sincera, por eso debemos poner nuestro corazón completo cuando le servimos, pues debemos tener presente que Jehová merece la duración más pura posible, y acepta únicamente devoción exclusiva.

Números 7:9. De este versículo podemos extraer una lección. Y es que, aunque no tengamos responsabilidades o asignaciones concretas en las congregaciones o en el circuito, tal como los hijos de Cohat realizaban una importante labor al servicio del lugar santo cargando sobre sus hombros las cosas santas, todos y cada uno de nosotros, como siervos de Dios, cargamos sobre nuestros hombros la unidad y el amor del pueblo de Dios, sin nuestras cualidades que imitamos de la Biblia no sería posible, por lo que tenemos grandes responsabilidades aunque no sean asignadas públicamente.

Números 7:10,11. Notamos que son los jefes de Israel los que presentaron su ofrenda de inauguración del altar. Nos muestra la humildad de estos jefes que sin importar la posición que pudiesen ocupar fueron ellos personalmente según lo establecido quiénes ofrecieron las ofrendas y cómo veremos en los siguientes versículos, no fue una ofrenda simbólica sino que fueron muy humildes, generosos y dadores alegres para con la inauguración del altar, bondad y humildad que debemos imitar.

Números 8:2. Jehová le dijo a Aarón que las siete lámparas tenían que alumbrar a la zona enfrente del candelabro. No solo una sino las siete. Extrapolando ese versículo a la realidad y a las tentaciones que hoy existen, como cristianos tenemos la obligación de alumbrar el camino que lleva a la vida, pero no solo con una lámpara mientras las demás están orientadas a diferentes deseos y placeres de este mundo, sino que debemos enfocar toda nuestra atención, toda nuestra luz a lo que realmente importa siguiendo las instrucciones que nos dejó Jehová en la biblia sin que existan distracciones que nos puedan alejar a una zona oscura.

Números 8:4. El candelabro se hizo de acuerdo con la visión de Jehová, de hecho, si nos trasladamos a la referencia de este versículo a Éxodo 25:9, no solo el candelabro sino que el tabernáculo y todos sus objetos se hicieron exactamente al modelo que Jehová le mostró a Moisés. Este mundo nos enseñará diferentes modelos de conducta que quiere que imitemos para moldear nuestras vidas a su semejanza, pero al igual que con el tabernáculo y sus utensilios, Jehová nos dejó un modelo humano perfecto al que debemos imitar.

Números 8:7. Entre las cosas que tenían que hacer para purificarse se encontraba afeitarse todo el cuerpo con una navaja, lavar su ropa y purificarse. Esto era un mandato y procedimiento para la purificación de los levitas. Pero también aplica para nosotros hoy día, no tanto en el sentido de purificar nuestros pecados, pero si en el sentido de alabar y honrar el nombre de Dios como queremos hacer siempre, y un aspecto importante es nuestra higiene personal y nuestra manera de vestir ropa limpia, nuestra apariencia personal debe estar de acorde con los principios bíblicos y no que rinda obediencia a las modas mundanas de este sistema.

Números 8:14,16. Jehová al que le pertenecía todos los primogénitos decidió separar para él a los levitas que realizarían un servicio sagrado muy importante en el tabernáculo. Igualmente las responsabilidades, asignaciones o tareas que tengamos que realizar en las congregaciones o en otro ámbito de nuestro servicio a Dios son muy importantes para el servicio a todo el pueblo de Dios, si pensamos que una es más importante que otra, nos estaríamos equivocando, Jehová nos ha cogido a nosotros para desempeñar esa tarea y tenemos que hacerlo al servicio de su pueblo como él quiere.

Números 8:21,22. Los levitas se preparaban para su servicio sagrado. Nosotros también lo hacemos hoy día con el bautismo, no es una limpieza de nuestros pecados, pero si es una limpieza de nuestra antigua personalidad por la nueva personalidad cristiana con una conciencia limpia basada en nuestra fe en el sacrificio de Jesús y nuestra dedicación pública delante de Jehová y de todos nuestros hermanos. Nos preparamos haciendo los cambios oportunos para dedicarnos al servicio sagrado de Dios y eso nunca debe cambiar, nuestra personalidad y conciencia siempre debe estar limpia y nos puede ayudar imitar la santidad con la que los levitas realizaban sus tareas.

A Partir del versículo 12 del capítulo 7, vemos que cuando se terminó la construcción del Tabernáculo y se inauguró, durante 12 días cada principal presentó una ofrenda muy generosa Jehová, Esto nos enseña que  cuando le damos algo a Jehová debe ser sin reservas, no lo que nos sobra ya que él es lo más importante en nuestra vida.

Números 8:4, dice que el candelabro se hizo tal cual Jehová le había mostrado a Moisés en una visión, Esto me enseña personalmente que cada principio que Jehová ha dejado en su palabra debemos seguirlo tal cual, es no debemos exagerar o minimizarlo para nuestra conveniencia.

Números 8:2, Me hace meditar en que así como está siete lámparas debían iluminar la zona del candelabro, hoy en día debemos dejar que la Biblia hace una lámpara en nuestra vida y así guiar cada uno en nuestros pasos por el camino correcto,  es por eso que nunca debemos descuidar el estudio de las escrituras.

Números 8:16, Es un texto que personalmente me gusta mucho, porque nos recuerda que nosotros hemos sido apartados del mundo para un privilegio especial, para servir al creador del universo, es por eso que debemos portarnos como tal, debemos diferenciarnos del resto y esto lo hacemos con nuestra forma de actuar, de divertirnos, vestir, entre otras cosas.

Números 7:6-8. Vemos que los israelitas donaron carretas y animales de carga para que los levitas responsables puedan transportar el tabernáculo, los enceres sagrados y todo lo que implicaba aquella tienda sagrada, sin duda estos siervos de Jehová agradecieron de todo corazón la ayuda que suponía esas ayudas para el transporte, igualmente algunos hermanos hacen donaciones que son de mucha ayuda con tareas relacionas con la construcciones de salones o con tareas de socorro o a su vez ellos mismos se ofrecen para colaborar con tales tareas, sin duda todos los siervos de Jehová agradecen su ayuda.

Números 7:12. En este versículo se menciona a dos miembros de la familia de Judá, a Nahsón quien era el principal de la tribu cuando los israelitas estaban en el desierto y quien era el hijo de Aminadab y además de pertenecer a la quinta generación desde Judá el hijo de Jacob, estos dos hombres fueron importantes eslabones para garantizar la futura descendencia prometida que condujera a David y a Jesús, de hecho Nahsón fue padre de Salmón, el marido de Rahab, y abuelo de Boaz, el marido de Rut; sin duda cuando nos fijamos en estos pequeños detalles nos puede motivar a seguir estudiando sobre detalles importantes de la Biblia como la descendencia prometida.

Números 7:89. Cuando Moisés entraba en la tienda de reunión para hablar con Dios, oía una voz que hablaba con él desde encima de la cubierta del arca del Testimonio entre los dos querubines, entonces aquí podemos notar de forma gráfica la función que tienen los querubines con respecto a Jehová, los querubines son seres angelicales que tiene un rango muy importante y una relación muy estrecha con Jehová, el hecho de que estos querubines hayan estado en la cubierta del arca quería representar básicamente la mismísima presencia de Jehová, así que Moisés tenía una comunicación directa con Jehová por decirlo así.

Números 8:5, 6. Jehová le dio una orden firme a Moisés, toma a los levitas de entre los israelitas y purifícalos, aunque el mismo ya había dicho que los separó para que le sirvieran en una posición especial, igualmente había que purificarlos ceremonialmente a todos ya que sus funciones estarían directamente relacionadas con cosas sagradas y con Jehová, solo así ellos estarían aptos para sus funciones, estar limpios espiritualmente es importante para poder desempeñar tareas y funciones en nuestro servicio a Jehová, desde lo más básico como participar en el ministerio o tener responsabilidades en la congregación, en toda actividad que hagamos relacionado con Jehová debemos estar limpios espiritualmente.

Números 8:16. Los levitas fueron dados a Aarón para que desempeñaran deberes en el servicio del tabernáculo, de modo que Dios podía decir que ellos son los que han sido entregados, los apartados de entre los israelitas para que desempeñaran servicio especial para él, algunos levitas efectuaban tareas sencillas y otros recibían privilegios sobresalientes, como el de enseñar las leyes de Dios, lo importante es que todos los levitas desempañaban servicio sagrado a Jehová, igualmente nosotros sin importar que funciones desempeñemos en la congregación todos debemos estar agradecidos de cumplir un servicio sagrado a Jehová.

Números 8:25, 26. Los levitas debían retirarse voluntariamente del servicio sagrado que ellos ofrecían, no es que ellos dejaran de ser levitas sino que ellos dejarían de atender sus deberes asignados como por ejemplo atender tareas de transporte que requerían fuerza como mover el tabernáculo de un lugar a otro, este límite fijado límite para el servicio levítico no solo se debía a consideración humana, sino que también evitaba el exceso de mano de obra, además, los levitas jubilados todavía podían aportar su experiencia y consejos a los levitas más jóvenes lo que sin duda serviría de mucho en sus funciones sagradas del tabernáculo.

Números 8:25, 26. Los levitas que tenían 50 años debían retirarse voluntariamente de sus labores y obligaciones puesto que ya no podían desempañar dichas funciones en el tabernáculo debido a su edad, aunque podían participar ayudando a otros levitas y dando la oportunidad a otros para que desempeñen labores, aunque en nuestros días no se jubila a nadie de su labor como proclamador del Reino, el principio implícito en esta ley nos enseña una valiosa lección, aquel cristiano cuya edad avanzada le impida desempeñar ciertas obligaciones puede participar en otros aspectos del servicio que estén a su alcance y a su vez con su experiencia aconsejar a los más jóvenes.

Números 7:2,3, La generosidad de los jefes de las tribus era una manera de agradecer el privilegio que tenían de parte de Jehová. y sin duda esa generosidad motivaría a los demás miembros de su tribu a seguir su buen ejemplo. Esto nos enseña que hoy en día Todos tenemos el privilegio de demostrar nuestra gratitud mediante nuestras donaciones voluntarias,  ya sea mediante el apoyo de la obra de evangelizar, con contribuciones para apoyar la obra mundial o nuestras fuerzas para construir lugares de adoración y muchos de los ancianos son un buen ejemplo a seguir.

Números 7:9, Los Coatitas tenían el privilegio de llevar el arca del pacto, la mesa del pan de la proposición, el candelabro y los utensilios que se utilizaban en el tabernáculo. pero Aarón y sus hijos eran los únicos que podían ver y tocar los artículos santos para prepararlos para su traslado. Esto nos enseña que en la congregación  cada uno de los ancianos tienen un mismo nombramiento o Espíritu Santo. Sin embargo, no todos pueden realizar una tarea teocrática A menos que se le haya designado para ella. El respeto al orden teocrático trae bienestar para cada uno de ellos y todos los miembros de la congregación.

Números 8:4, Aunque se habían escogido a los mejores trabajadores para elaborar todos los utensilios y vestimenta que se usarían en el tabernáculo, aún así deberían seguir las instrucciones y modelos que Jehová había dado Moisés, de este texto aprendemos que es Imprescindible prestar mucha atención a las instrucciones de parte de Jehová,  ya que hoy tenemos la labor de enseñar la verdad sin Añadir o cambiar nada. queremos que sea lo más exacto a lo que contiene la palabra de Dios y que los nuevos discípulos la entiendan.

Números 8:7, Vemos que los levitas debían tener la condición apropiada para servir en el tabernáculo. lo cual era imprescindible para servir correctamente en ese lugar, de no hacerlo su vida estaría en serio peligro.  debían obedecer las instrucciones sin poner pretextos. Esto nos enseña que hoy en día nuestra condición espiritual es fundamental para obtener la aprobación de Jehová y tener las condiciones para realizar nuestro servicio sagrado. cada privilegio debe satisfacer algunos requisitos. sin embargo la principal labor es mantener nuestra pureza espiritual para servir a nuestro padre celestial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *