Descargar Aplicación

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: 24 al 30 de Mayo 2021, Números 34-36, Respuestas.

 
Busquemos perlas escondidas (10 mins.)

Números 35:31 ¿Por qué Adán y Eva no se beneficiarán del sacrificio de Jesús? (w91 15/2 13 párr. 13).

Puesto que en la ley de Moisés se mencionaba que “no debían tomar rescate por el alma de un asesino que merecía morir” (Números 35:31.) Adán no fue engañado, así que su pecado fue intencional por lo tanto equivalió a la muerte de su prole y es por ello que heredamos la imperfección de él y estamos bajo la condenación de la muerte. 

COMENTARIOS ADICIONALES

Adán merecía morir, pues, como hombre perfecto, había optado voluntariosamente por desobedecer la ley de Dios. Habría estado en contra de los principios justos de Jehová el que él aplicara el rescate a favor de Adán. Sin embargo, el pagar el salario del pecado de Adán es provisión para anular la sentencia de muerte que le vino a la prole de Adán (Romanos 5:16.)

Eran perfectos y su pecado fue por tanto del todo voluntario e intencional. Sabían exactamente lo que debían hacer, y ese árbol no debían tocarlo. Desobedecieron y por ello entró el pecado en el mundo, entró la muerte a toda su descendencia. Por ello, ni Adán ni Eva se beneficiarán del sacrificio de Jesús, ya que éste tuvo que darse porque ellos desobedecieron y fueron en contra de Dios.

Ningún rescate por la vida, y mucho menos la vida eterna proviene de un asesino que merece morir. Así lo fue Adán al condenar a la muerte a toda su prole, a todos nosotros. El rescate de Jesús cortará toda raíz de destrucción, de muerte, que proviene de nuestros primeros padres. Éste será el fin de la muerte, el fin de la raíz de nuestros primeros padres.

INFORMACIÓN ADICIONAL

Y en sentido legal, se corta de raíz el poder destructivo del pecado. El rescatador ‘gusta la muerte por todo hombre’, y así carga las consecuencias del pecado por todos los hijos de Adán. (Hebreos 2:9; 2 Corintios 5:21; 1 Pedro 2:24.) 




¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?
 
En Números 36:10-12 me enseña sobre la importancia de tener presente a Jehová en todas nuestras actividades ya que en estos versículos vemos como las hijas de Zelofehad estaban seguras de que las cosas saldrían bien si obedecían a Dios. Hoy en día cuando nos sometemos a las directrices del esclavo fiel y prudente o a los consejos de los ancianos, demostramos que amamos a Jehová Dios con todo nuestro corazón al ser obedientes y tendremos la garantía de que nos irá bien. 

Números 35:33 se habla sobre lo único que puede expiar el asesinato de personas inocentes y esto es la misma sangre de quienes la han derramado. Sin duda saber esto es animador puesto que será muy apropiado que Jehová destruya a los inicuos antes de transformar la tierra en un paraíso.

Números 35:6-8 vemos como Jehová cuidó de los levitas, a pesar de que no heredaron ninguna tierra, les asignó ciertas ciudades y campos adyacentes. Disponían de 48 poblaciones entre ellas estaban las ciudades de refugio donde residían cuando no trabajaban en el santuario. Esto me enseña que Dios atiende con creces las necesidades de quienes se dedican por completo a su servicio. Hoy en día los precursores regulares y especiales o superintendentes de circuito pueden estar seguros de que si cifran su confianza en Jehová y le sirven con lealtad, Jehová cuidará de ellos  y los llenará de bendiciones.  

Números 35:11-32 vemos como las ciudades de refugio del antiguo Israel servían de protección para el homicida involuntario, corrían a una de ellas y permanecían allí hasta la muerte del sumo sacerdote. Aunque hoy en día para sobrevivir al fin del sistemas de cosas y poder salvarnos no debemos de manera literal refugiarnos en algún lugar, sí debemos ejercer fe en Jehová y aprovechar al máximo los medios que nos proporciona para sobrevivir.

Números 34:1 se menciona como “Jehová volvió a hablar con Moisés” al dirigirse al pueblo, utilizó un medio para hacer llegar sus instrucciones. Aunque Moisés no era perfecto, Jehová lo utilizó y el pueblo debía confiar en él. Esto me enseña que los hermanos que llevan la delantera no son perfectos y se pueden equivocar, sin embargo no debemos centrarnos en sus debilidades sino más bien aceptar de buena gana la información, instrucciones y consejos que nos dan puesto que son para nuestro bien.

Números 34:2-12. Notamos un denominador común en la herencia de la tierra. Y es que las fronteras se extienden y delimitan con el mar. Esto genera beneficios muy positivos tanto a nivel de biomas, diversidad y climatología contribuyendo a la abundancia de esta tierra. Cuando Jehová nos entregue la tierra convertida en un paraíso, sabremos que también será abundante y lo tendrá todo, todo lo mejor para sus siervos.

Números 34:13. Sabemos que las zonas geográficas se repartieron por sorteo y luego proporcionalmente reflejando justicia. Cuando pensamos en el nuevo mundo, puede que digamos que queremos nuestra casa al lado de la playa, o de una montaña, o en el campo… lo que sí podemos estar seguro es que habrá tierra en abundancia y que su reparto será siguiendo dos cualidades de Jehová, el orden y la justicia.

Números 34:16,17. Jehová le dijo a Moisés los nombres de los hombres que repartirían la tierra en propiedad. Israel era muy extenso en habitantes, y la tierra que les prometió lo era aún más, y todo se hizo en orden, con justicia y sin ningún tipo de conflicto. Así será en el Nuevo Mundo, sabemos que se abrirán nuevos rollos y se nos darán nuevas instrucciones, podemos estar seguras que éstas serán similares a las que se les dio al pueblo de Israel en cuanto a su orden, justicia y equidad.

Números 35:4. Jehová proporcionó en abundancia todo lo que necesita su pueblo, no se olvido de nadie y tuvo en cuenta hasta el último detalle, como con los levitas. En este versículo sobra una palabra, y es la “muralla”. Las murallas no serán necesarias cuando Dios traiga su voluntad sobre toda la Tierra. Habrá en abundancia y no tendremos más preocupaciones para las que necesitemos murallas.

Números 35:4-5. En la extensión en codos que leemos en estos versículos nos da la seguridad que en el Nuevo Orden habrá mucho trabajo que hacer bajo la voluntad de Dios. Y como sabemos, será un trabajo grato y gustoso de hacer ya que no existirán más preocupaciones de ningún tipo ni maldad.

Números 35:6. Jehová en su extraordinaria misericordia pensó en personas que se han convertido en homicidas involuntarios, que por causa de una tragedia o accidente en el trabajo hayan quitado la vida de una persona. Jehová le dio asilo a estas personas. Y es que Dios siempre nos dará asilo y protección cuando cometemos errores de forma no intencionada, somos conscientes de ello y nos arrepentimos.

Números 35:11. Estas ciudades que servían de asilo para tragedias involuntarias o accidentes no intencionados. No eran cárceles o estaban en lugares de difícil acceso para complicar más la vida a estas personas que ahora harán grandes sacrificios y tendrán que vivir toda su vida en estas ciudades. Estas ciudades tenían que ser accesibles y ser tratados con hospitalidad a estas personas, lo que refleja la gran misericordia y bondad de Dios.

Números 35:16-18. Jehová es misericordioso pero también es Dios de justicia. Estas ciudades asilo estaban solo contempladas para tragedias y accidentes involuntarios. No permitía que hubieran asesinos que se aprovecharan de estas condiciones, para lo que instituyó un procedimiento legal de forma que hubiera justicia para cada caso de forma personalizada y concreta que dictaminara la inocencia de la persona.

Números 35:29. Jehová dio la responsabilidad de juzgar en caso de un pecado grave a los ancianos de congregación. Y tal como se hacia con el procedimiento judicial en la antigüedad, se debe hacer analizando de forma concreta cada caso, no tomando decisiones generales iguales para cada error o pecado. Porque esto no sería justo, hay que analizar cada caso de forma especial porque así se verán otras cosas, cómo la actitud de la persona y su arrepentimiento o remordimiento, o si fue involuntario o voluntario y cómo se siente ahora.

Números 35:30-32. De aquí aprendemos, sobre todo para los ancianos que deben tomar decisiones importantes, a no precipitarse y ser prudentes. No se puede juzgar por lo que haya dicho una persona, aunque sea un hermano con mucha experiencia y años en la verdad. Hay que conocer todos los hechos, todas las partes implicadas y valorarlo todo. No tomar decisiones o precipitarse en juzgar por lo que haya dicho alguien, porque esto pueden ser solo rumores y crear aún más daño y dolor a la congregación.

Números 36:9. Jehová había prometido a su pueblo esta Tierra Prometida. Y con esta disposición judicial se aseguraba que la propiedad de la tierra se quedara en su pueblo y no hubieran conflictos externos de herencias. Hoy día la herencia es un motivo de conflicto entre las familias. Jehová en su sabiduría sabía esto, y legisló para que no hubieran estos tipos de problemas. Seamos sabios como Dios y que no hayan conflictos de herencia entre nosotros, porque nuestra herencia, es única y es común para todos, es vivir para siempre en un paraíso. 
Números 34:2. Jehová mismo fijó los límites que tendrían las tribus y las familias de Israel cuando estuvieran en la Tierra Prometida y también dio instrucciones para que se dividiera entre las diferentes tribus de Israel, se asignó una parte a cada familia, con  la orden de que cada porción asignada había de conservarse para las generaciones futuras, lo que Jehová hizo en el Israel de la antigüedad ilustra el derecho soberano de Jehová de dar al hombre una concesión de tierra a fin de llevar a cabo su propósito, esto lo podremos ver nosotros mismo reflejado cuando estemos en el nuevo mundo.
Números 34:11. El mar de Kinéret sirvió como referencia para establecer el uno de los límites de la futura nación de Israel, este mar interior de agua dulce y que se encuentra en la parte Norte de Palestina está prácticamente rodeado de colinas y montañas, está situado, como promedio, a unos 210 metros por debajo del nivel del mar Mediterráneo y Este lago se abastece principalmente del río Jordán con el tiempo este mar se convertiría en un lugar frecuente en el ministerio terrestre de Jesús, por ejemplo hablando varias veces desde una barca a grandes multitudes reunidas en su orilla, a este lago también se le conoce como lago de Generarte, mar de Libertades o  mejor conocido como el Mar de Galilea.
Números 35:9-15. Dios suministró amorosamente ciudades de refugio para quienes mataran a alguien por accidente o sin intención, estas seis ciudades estaban convenientemente ubicadas cerca de caminos que se mantenían en buenas condiciones, el motivo por el cual Jehová dio estas ciudades fue para que la tierra no se contaminara con sangre inocente y para que el pueblo no se hiciera culpable de derramamiento de sangre, para ser imparcial y para que se hiciera justicia templada con misericordia, la mayoría de las personas se compadecían del homicida que huía del vengador de la sangre, pues sabían que ellas también podían cometer una ofensa similar, sin intención, y necesitar refugio y misericordia.
Números 35:12. En este versículo pareciera explicar que el homicida involuntaria que escapaba a una de las ciudades de refugio debía comparecer delante de toda la asamblea de Israel, aunque es cierto que la palabra asamblea generalmente hace referencia a todo el pueblo, cuando la Biblia habla de llevar causas judiciales delante de la asamblea o congregación, se refiere a los que representaban al pueblo, es decir, a los jueces ya que ellos eran los nombrados para atender tales casos, así mismo en la congregación son solo los ancianos quienes tienen que intervenir en casos en los que se requiera una acción judicial hacia algún hermano debido a algún pecado grave.
Números 35:26-28. Pueda que nos hayamos preguntado porque el homicida involuntario debía permanecer en la ciudad de refugio hasta la muerte del sumo sacerdote, pues bien el sumo sacerdote era una de las personas más destacadas de la nación, por lo tanto, su muerte sería un suceso tan notable que se comunicaría por todas las tribus de Israel, todos los que habían huido a las ciudades de refugio podrían entonces regresar a su hogar sin preocuparse de caer en las manos de los vengadores de la sangre, porque la Ley de Dios decretaba que la oportunidad de matar al homicida caducaba al morir el sumo sacerdote, y todo el mundo lo sabía aunque también tenían la posibilidad de vivir en aquella ciudad por el resto de su vida.
Números 36:1-9. Algunos patriarcas de la tribu de Manases acudieron a Moisés y a los demás jefes tribales en búsqueda de guía puesto que ellos tenían una duda, ellos se preguntaban que deberían hacer en el caso de que las hijas de Zelofehad llegaran a casarse con israelitas que no fueran de la tribu de Manases, ante esto Moisés mediante la guía de Jehová les explicó que ellas debían casarse con hombres que fueran de su misma tribu para así conservar esa herencia y también este caso sirvió para dejar un precedente ninguna herencia debe pasar de una tribu a otra, porque cada tribu de Israel debe conservar su propia herencia, con este caso vemos los beneficios de buscar ayuda y consejo.
Números 36:10-12. El consejo que recibieron las hijas de Zelofehad sin duda les beneficiaron de mucho, ellas recibieron el consejo de que, cuando pensaran en casarse, debían hacerlo con alguien que pertenecía a la mismo tribu que ellas, con esto se garantizaba que la herencia que ellas lograron conseguir con mucho esfuerzo continuara junto con la tribu de la familia de su padre, estas mujeres obedientes siguieron las órdenes de Jehová y recibieron recompensas, algo que pueden imitar los cristianos solteros que son espirituales es confiar en Dios y obedecer el mandamiento acerca de casarse solo en el Señor, al hacerlo, estos hermanos estarían demostrando ser obedientes y escuchar los consejos de Dios.
Números 36:13. Los israelitas ya se encontraban en las llanuras desérticas de Moab, junto al Jordán y frente a Jericó, en otras palabras ya estaban a punto de entrar en la Tierra Prometida, es por eso que fue apropiado que ellos recibieran mandamientos y decisiones judiciales que Jehová les dio así como recordar otras disposiciones que ellos tendrían que cumplir estando una vez ya en la Tierra Prometida, repetir constantemente instrucciones útiles sobre cierto asunto permite a los demás grabarlas tanto en su mente como en su corazón y así se pueda actuar en concordancia con los principios bíblicos en los que están basados, seguir instrucciones sin duda trae muchos beneficios.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *