Descargar Aplicación

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: 12-18 de julio 2021, Deuteronomio 13 al 15.

Dt 14:21. ¿Qué nos enseña el mandato que prohibía hervir un cabrito en la leche de su madre? (w06 1/4 31).

Deuteronomio 14:21 Nos enseña la gran compasión de Jehová al orden que ha establecido y la relación entre progenitor y sus crías. Este mandato es por respeto a animal que refleja la elevada sensibilidad moral de nuestro Padre celestial. Este mandamiento protegía la dignidad del animal en cuestión y también impedía practicas y tradiciones falsas.

COMENTARIOS ADICIONALES

Nos enseña y hace comprender que Jehová tiene un sentido de lo que es recto, compasivo y tierno, pues servir un cabrito en la leche de su madre sería contrario al orden natural establecido por Jehová, nuestro creador proporcionó la leche de una madre para alimentar a sus pequeños, pero el hervir las crías en la leche resultaría en daño y muerte, así que los Israelitas no debían comportarse de manera despiadada sino compasiva.

También parece ser que esta práctica formaba parte de un rito pagano para hacer llover, si esto era así la disposición serviría para proteger a los israelitas de las tradiciones religiosas inútiles y crueles que practicaban las naciones a su alrededor.

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Deuteronomio 15:7,8 y 10, Jehová animó a su pueblo a ser generoso y a que no diera de mala gana o contitubeo a su hermano necesitado, si los Israelitas contribuían generosamente entre ellos, la bendición de Jehová estaría sobre sus hogares, esto me enseña que debido a que somos imperfectos y vivimos en un mundo egoísta es necesario que se nos recuerde constantemente que debemos ser generosos de corazón, si imitamos la generosidad de Jehová quien nos proporciona todas las cosas ricamente para que disfrutemos de ellas, estaremos listos para compartir con los demás y así contribuir a su felicidad.

Deuteronomio 14:1, la ley de Dios prohibía específicamente a hacerse cortaduras en la carne por causa de los muertos, estas manifestaciones extremas de duelo eran totalmente impropias para un pueblo consciente de la condición real de los muertos, esto me enseña que de igual manera los cristianos verdaderos evitamos costumbres o tradiciones que muestren tener relación con la religión falsa y falta de respeto al cuerpo humano creado por Jehová, pues comprendemos la condición de los muertos y conocemos la verdad acerca de la resurrección, eso nos impide hacer demostraciones extremas de duelo por los muertos.

Deuteronomio 13:1 al 3-5, Jehová condenaba al Israelita que promoviera ideas engañosas o el culto a dioses falsos, este debía ser un momento por fomentar una rebelión contra él, esto me enseña que Jehová ve a la religión falsa y a quienes la promueven como un mal, por lo tanto debemos rechazar toda una doctrina falsa y evitar a quienes fomenten mentiras sobre Dios y su palabra, debemos aprovechar al máximo los medios que Jehová nos ha dado para protegernos, como la biblia las diferentes publicaciones y las reuniones, estas amorosas provisiones nos ayudarán a mantenernos alejados de la adoración falsa y de quienes a sabiendas las prácticas.

Deuteronomio 134, los israelitas tenían que seguir a Jehová temerle obedecerle y aferrarse a él, la palabra aferrarse denota una relación muy estrecha e íntima, esto implicaba para el Israelita hacer un esfuerzo consistente para que su relación con Jehová tuviera éxito, esto le enseña que nosotros también podemos disfrutar de una estrecha e íntima relación con Jehová, si él es real para nosotros y lo amamos tanto que temamos desagradarle de algún modo tengamos la seguridad que tendremos éxito y beneficios eternos, si nos aferramos realmente y hacemos un esfuerzo consistente en nuestra relación con Jehová.

Deuteronomio 14:1, Moises les dijo a los Israelitas ustedes son hijos de Jehová su Dios al llamar hijos a la nación de Israel este texto nos muestra que Jehova asumio su responsabilidad paterna y se interesó por enseñar con cariño a sus hijos israelitas, esto me enseña que los padres cristianos que imitamos a Jehová asumimos nuestra responsabilidad paterna y nos interesamos por enseñar con cariño a nuestros hijos valores y lecciones prácticas que les ayudarán a ser personas de provecho en la sociedad, sobre todo entrenamos sus facultades y capacidades de tal manera que resulten en tener el favor de dios el único camino seguro del éxito.

Deuteronomio 13:6-10, El israelita que se hacía apóstata debía recibir muerte, esto era una prueba difícil para su familia puesto que ellos tenían que decidir se mostrarían lealtad al familiar apóstata o serían leales a Jehová Dios, esto me enseña que hoy día sucede algo parecido, el cristiano que peca y no se arrepiente es expulsado de la congregación, cuando esto sucede naturalmente nuestras emociones humanas como familia pueden imponernos una prueba grave, pero si somos leales a Jehová y confiamos en su justicia perfecta no dudaremos en hacer lo que es correcto que es cortar toda relación con el malhechor.

Deuteronomio 14:22 y 24-26, en estos textos se nos muestra que los Israelitas se les enseñaba la importancia de ahorrar, por ejemplo tenían que apartar la décima parte de la semilla del campo cada año para la celebración de las fiestas nacionales, esto me enseña que aunque la Biblia no es un manual de finanzas, encontramos en ellas recomendaciones prácticas como la de estos versículos para que nos rinda el dinero uno de estos consejos es ahorrar, para eso debemos aprender a diferenciar los caprichos de las necesidades, así que propongamos nos hace pagar algo de dinero según nuestras posibilidades y ahorrar lo para las cosas importantes.

Deuteronomio 13:1-4. Hoy día hay personas que se dedican a predecir el futuro y muchas personan creen en ellas y confían porque se cumplen cosas que dicen, cosas tan generales que a todos en la vida nos ocurrirá en un momento u otro. Todo esto son trampas de Satanás y debemos alejarnos de ellas, sabemos que así lo hacemos. Pero hoy día no hace falta acudir a una persona de esta, basta con descargar una app para el móvil que nos diga la afinidad que tendremos con una determinada persona, por ejemplo. Son muchos las formas en la que se disfraza esta práctica hoy día, y debemos estar alertas por muy inofensiva que pensemos que sea.

Deuteronomio 13:8. Nos recuerda que no debemos dejarnos convencer por lo que piensan otras personas sobre un determinado aspecto. Y no solo eso, sino que no debemos mostrar compasión ni protegerlo. Si esto nos ocurre con alguna persona cercana, no debemos decir: “él sabrá” sino que debemos mostrar lo que dice la Biblia sobre este aspecto y ser firmes en este mandato que nos ha dado Dios.

Deuteronomio 14:2. Como ocurrió en aquel entonces, hoy día, de entre todas las personas, nos ha escogido a nosotros como su propiedad especial. El orgullo y respeto que sentimos por tener el honor de pertenecer al pueblo de Dios nos debe obligar a temer todos sus mandamientos y demostrar que de verdad somos merecedores de su Reino, tenemos que distinguirnos de las demás personas, y esto lo logramos si vivimos de acuerdo a lo que nos dice por medio de su Palabra la Biblia. De esta forma, estaremos honrando su santo nombre

Deuteronomio 14:3. Hoy día sigue existiendo la restricción de no comer nada con sangre. Sabemos del solemne significado de la sangre para Jehová y mostramos que respetamos su autoridad siendo también conscientes de la importancia que tiene la sangre y el uso que ésta tiene. De forma, que como cristianos amoroso y temerosos de Dios nuestra postura por la sangre siempre será firme.

Deuteronomio 14:22-29. Aunque hoy día no se nos exige una proporción fija que tengamos que donar a la obra de Dios. Somos conscientes que en este sistema material no hay nada gratis y que todo lo que se quiera hacer vale dinero. Nuestra obra mundial abarca muchos y diferentes frentes y sabemos del esfuerzo, trabajo y costes en lo que se incurre, es por eso, por amor a Jehová que apoyamos de corazón humilde y sincero todo lo que la organización hace por nosotros y en todo el mundo.

Deuteronomio 15:2. De este versículo podemos sacar una analogía con el perdón que debemos mostrar a nuestros hermanos. Cuando un hermano nos puede hacer algo que nos afecte emocionalmente o de otra índole no debemos pensar “esta me la pagarás o me la devolverás”. Esto no son pensamientos cristianos, un verdadero cristiano no tendrá en cuenta la ofensa del hermano y aunque la vuelva a hacer, estará allí con él ayudándolo.

Deuteronomio 15:5. Todos somos más o menos impulsivos, sobre todo en situaciones en las que se nos somete al límite. Pero como dice este versículo, debemos escuchar todo lo que Dios nos dice, de forma que en estas situaciones en especial, y en todas en general, reaccionemos de la forma apropiada que quiere Jehová y no de forma impulsiva poniendo por delante nuestros sentimientos.

Deuteronomio 15:8. Este versículo nos recuerda y anima a ser observadores y dadores con nuestros hermanos y familia que tienen menos recursos. El pueblo de Dios es humilde y amoroso y nos ayudamos unos a otros cuando lo necesitamos. Cualquiera de nosotros puede pasar por una mala situación en cualquier momento debido a este sistema, tenemos la responsabilidad de estar ahí para ellos.

Deuteronomio 15:14. Este versículo como otros de este capítulo nos enseña a ser bondadosos de corazón con nuestros hermanos. No debemos ser personas mezquinas como dice le versículo 10. Sino ser generosos y abrir nuestro corazón y nuestra mano a nuestros hermanos, aún cuando no nos han pedido nada.

Deuteronomio 13:3. La Palabra de Dios aquí asocia la adivinación con el espiritismo, lo que incluye el buscar agüeros, como en los sueños y lo cual implica la influencia de fuerzas espirituales inicuas, debido a que los espíritus inicuos en ocasiones inducen sueños que predicen el futuro correctamente, Dios advierte a su pueblo a apartarse del “soñador de un sueño” que estimularía la adoración falsa, aun si en efecto se realice la señal o el portento de que te habló, en la actualidad esta tendencia con sus variantes sigue presentes en muchas partes del mundo, pero al igual que los israelitas, nosotros también hacemos caso a la prohibición de evitar todo lo relacionado con la adivinación.

Deuteronomio 13:4. Justo antes del momento en que los israelitas debían entrar en la Tierra Prometida, Moises aconsejó a los israelitas que tenían que seguir a Jehová, temerle, obedecerle y adherirse a él, esto no significa que debían tenerle un temor mórbido o terrorífico sino que debían temer desagradarle de algún modo y también debían  adherirse, sobre esto cierto experto señala que esa palabra denota una relación muy estrecha e íntima con alguien en este caso Dios, en efecto, disfrutaremos de esta preciosa y estrecha relación con Jehová si él es real para nosotros y lo amamos tanto que temamos desagradarle de algún modo.

Deuteronomio 13:6. Este versículo demuestra una situación que se daba en el antiguo Israel y que también se puede dar en nuestros días, aquí se planta que la posibilidad de que un familiar muy cercano tratara de convencer a un israelita para que adorada a otros dioses era posible, apelando a sus cercanía o relación, el familiar o amigo infiel trataría de lograr que el israelita se dejara llevar por sus palabras y llegara a alejarse de Jehová, en nuestros días también podemos sufrir la presión de familiares y amigos cercanos que traten  de usar su relación para incítanos a que dejemos de servir a Jehová, no permitamos que nadie nos aleje de la adoración de Jehová

Deuteronomio 14:1. En este versículo se condena la práctica de cortarse o mutilarse para demostrar el dolor por la muerte de alguien, aunque el dolor emocional sea muy grande debe evitarse la automutilación, pues además de mostrar falta de respeto por el cuerpo humano, puede estar relacionada con la religión falsa, aunque en la actualidad en la mayoría de lugares ya no se practica la automutilación o si nunca se practicó, hay en cambio otras costumbres que están relacionadas con la religión falsa en las que se debe hacer una demostración excesiva de dolor por quien ha fallecido, muestra esperanza en la resurrección debería impedir semejantes extremos en las muestras de duelo por los muertos.

Deuteronomio 14:7. La Ley mosaica prohibía a los israelitas comer ciertos animales, entre ellos estaban los animales rumiantes y entre esos animales rumiantes estaban las liebres, algunas personas pueden decir que la Biblia se equivoca cuando considera las liebres como animales rumiantes, es decir, masticar por segunda el alimento, en ese caso podemos explicar que la palabra hebrea que se usa para rumiar significa vomitar y que los israelitas entendían por rumiante algo muy diferente a lo actual, también podemos usar la información de la obra Perspicacia en la que se explica que las liebres son rumiantes al  comer alimentos que ya fueron digeridos una vez.

Deuteronomio 15:1-3. Durante la celebración del año sabático tenía que haber un descanso o liberación de las deudas en las que un israelita hubiese incurrido, aunque otros lo ven de manera diferente, algunos comentaristas opinan que las deudas no se cancelaban en realidad, sino que, más bien, el acreedor no debía apremiar a un compañero hebreo para que pagase su deuda, puesto que ese año el agricultor no tendría ingresos, en cambio, otros expertos de la Ley sostienen el punto de vista de que quedaban canceladas las deudas relacionadas con préstamos caritativos para ayudar a un hermano pobre, sea como sea, el año sabático traía un gran alivio para todos en muchos sentidos.

Deuteronomio 15:7,8. Los israelitas podían demostrar confianza obedeciendo de buena gana las instrucciones divinas, cuando se les mando de que debían prestar ayuda a los pobres, es cierto que ellos podían aplicarlo de mala gana y aun así ayudarían un poco a los pobres, pero al hacerlo con esa mala actitud no estarían creando un ambiente de hermandad ni tampoco demostrarían que confiaban en que Jehová cubriría sus necesidades, Jehová se fijaba en lo que tenían en el corazón, y si realmente eran generosos, él bendeciría todo lo que hicieran, si de verdad confiaban en esa promesa, se sentirían impulsados a hacer el bien, y a cambio recibirían muchas bendiciones.

Deuteronomio 15:15. Este versículo nos hace recordar todo lo sucedido con los israelitas, se quedaron en Egipto algo más de dos siglos, más o menos la mitad de ese tiempo vivieron en paz con los egipcios, el faraón, que conocía y apreciaba a José, los había recibido amablemente pero la situación del pueblo de Dios iba a cambiar por completo, con el tiempo se levantó sobre Egipto un rey nuevo que no conocía a José y los egipcios hicieron trabajar a los hijos de Israel como esclavos, el faraón llegó a ordenar que se matara a todos los varones hebreos en cuanto nacieran pero un bebe llamado Moises sobrevivió, Jehová vio los sufrimientos de los israelitas y decidió liberarlos por medio de Moisés  y así fue como Jehová salvó a su pueblo de sus opresores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *