Descargar Aplicación

BUSQUEMOS PERLAS ESCONDIDAS: 19-25 de julio 2021, Deuteronomio 16 al 18.

Dt 17:7. ¿Por qué exigía la Ley que los testigos de un pecado fueran los primeros en apedrear al culpable? (it-1 900).

Porque de esa forma los testigos estarían demostrando su celo por la ley de Dios y por la pureza de la congregación de Israel.

COMENTARIOS ADICIONALES

La razón era porque demostraría que estos testigos tenían celo por la ley de Dios y deseaban mantener la pureza de la congregación de Israel. A la misma vez, el que se castigara a una persona con esa pena, sería un factor disuasivo para no dar un testimonio falso, descuidado o precipitado.

También el hecho de que los testigos de un pecado fueran los primeros en apedrear al culpable sería un factor para demostrar la seria responsabilidad que conlleva dar testimonio de un suceso, que no es algo que se tome a la ligera y mediante el ejemplo evitar que otros den un testimonio falso, descuidado o precipitado.

Para que se castigara a una persona con esa pena, las pruebas debían demostrarse por el testimonio de, al menos, dos testigos. Y estos testigos tenían que ser los primeros en lapidar al culpable. Lo que demostraría su celo por la ley de Dios y por la pureza de la congregación de Israel. Por otra parte, sería un factor disuasivo para no dar un testimonio falso, descuidado o precipitado.




¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Deuteronomio 16:16, Las tres fiestas eran oportunidades para que los «Varones» o cabezas de familia israelitas mostraran que eran temerosos y adoradores del Dios verdadero, Jehová, Esto me ENSEÑA: que, de igual manera, los «varones» o cabezas de familia deben aprovechar toda ocasión para mostrar que quieren cumplir con su responsabilidad de «temer y adorar a Jehová». Él espera que ellos lleven la delantera en satisfacer las necesidades espirituales de ellos mismos y sus familias. Evidentemente, «los hombres temerosos de Dios» son dignos de encomio y del agrado de Dios verdadero, Jehová.

Deuteronomio 16:16, Aun cuando eran gozosas, también podían calificarse de «convocaciones santas». Para los varones israelitas fieles era estimulante y placentero viajar, a menudo acompañados de sus familias, a Jerusalén, el lugar que Jehová había escogido, y contribuían con generosidad para las tres grandes fiestas. Este texto me enseña que es un privilegio asistir a una reunión cristiana, asistir a ellas es una muestra de nuestro amor hacia Él. Es un medio importante de alimentarnos en este tiempo del fin y fortalecer nuestra fe. Además, nos animamos unos a otros mediante nuestros comentarios bien preparados.

Deuteronomio 17:18,19, Según las normas de Jehová, el rey no estaba más allá del alcance de la ley, más bien se le pedía que hiciera una copia de esta y tenía que dar el ejemplo en leerla todos los días y ponerla por obra. Esto me ENSEÑA: que Jehová desea qué los que tienen puestos de responsabilidad sean ejemplos en leer y aplicar las normas de la Biblia en sus vidas. Esto les ayudará a mantener un punto de vista apropiado de sí mismo y de las personas que están bajo su cuidado. También, nos enseña lo avanzada y justas que son las leyes de Dios puesto que «todos» debían cumplirla y nadie podía ir más allá de ella sin tener consecuencias.

Deuteronomio 17:18,19, Aún antes que Israel tuviera reyes, Jehová ya previó  en la ley que debía hacerse una copia personal de los mandatos del soberano y leerla todos los días. Sin embargo, esto no era un ejercicio mental para su memoria, sino para que recordara la condición del corazón que debía tener para dirigir al pueblo de Dios.

Deuteronomio 18:15 Moisés les dijo israelitas que «Jehová nombraría un profeta como él». De esta manera estaba profetizando la llegada del Mesías «el Cristo, el Escogido de Jehová». Esto me ENSEÑA: que las profecías de Jehová no son promesas vacías, sino descripciones de sucesos futuros precisos y confiables. El cumplimiento exacto de esta predicción debe fortalecer nuestra fe y hacernos tener confianza en que todas las demás profecías bíblicas se cumplirán. Por lo tanto, mantengámonos despiertos y seamos obedientes, así tendremos la oportunidad de ser testigos de como Jehová cumple con «todas sus profecías».

Deuteronomio 17:2-5, Jehová prohibió a los israelitas el culto al sol, la luna y las estrellas. El hombre o mujer que lo hiciera debía morir apedreado. Esto me ENSEÑA: el punto de vista que tiene Jehová en cuanto a la astrología: Él la condena. Por eso, los cristianos verdaderos hemos adoptado una firme postura contra la astrología y no consultamos de esta ni ocasionalmente ni como simple distracción o por curiosidad, más bien, consultamos los consejos y normas de la Biblia que es nuestra guía segura para la vida ahora y el futuro.

Deuteronomio 18:20-22, Según la ley, el profeta verdadero tenía que, hablar en el nombre de Jehová, y su mensaje debía promover la adoración pura. Esto me ENSEÑA: que los falsos profetas, adivinos y oráculos tradicionales de hoy en día, no revelan ni cumplen con estos requisitos divinos. Sus predicciones se fundan en conocimiento y adivinación místicos. Por lo tanto, esas profecías no son declaraciones inspiradas de la voluntad divina. El hecho de que se meten en la magia, en el ocultismo y en la astrología los desenmascara. Así que, ¡Evitemos estos falsos profetas!

Deuteronomio 17:16-17, Jehová advirtió a los que llegaran a ser reyes de no «aumentar para si caballos» ni «multiplicarse esposas», la razón fue: para que no se desviara su corazón. esto me ENSEÑA: que todos debemos cuidarnos para que nada de lo que hay en el mundo de Satanás, nos desvié e impida servir a Jehová con un corazón completo. Por eso, es necesario hacernos un autoexamen de nuestras prioridades, esto nos ayudará a comprobar el estado en que está nuestro corazón y corregirlo. Así que, escuchemos siempre las advertencias de Jehová y asegurémonos que nuestro corazón esté unido y tema su nombre. 

Deuteronomio 18:9-12, Moisés no se cansa de «repetirles» a los israelitas que eviten imitar las prácticas detestables de las naciones vecinas, porque a los ojos de Jehová era cosas detestables lo que ellos hacían. Los israelitas no se molestaron que él les repitiera estos recordatorios. Esto me ENSEÑA: que «la repetición» es la madre de la retención. Por eso es tan importante que se nos recuerden vez tras vez las enseñan, principios, leyes, mandatos, advertencias y consejos que nos da Jehová mediante su palabra la Biblia. Sin duda alguna «la repetición» es muestra que Jehová nos ama y quiere ayudarnos a mantenernos fieles.

Deuteronomio 17:17-18, Podemos decir enfática y sinceramente que todo  cristiano verdadero debe examinar la biblia por sí mismo. No es algo que se hace únicamente cuando se empieza a estudiar la palabra de Dios con los testigos de Jehová. Nuestra mente debe recordar que dependemos de Jehová en todo y nuestro corazón siempre debe permanecer inclinado al servicio a Jehová.

Deuteronomio 17:12-13, Es también de gran interés la manera en que se trataba a los delincuentes irreformables en Israel, aunque sus delitos no merecían originalmente la pena de muerte. Si las personas deliberadamente rehusaban cumplir con la ley, si eran irreformables, eran ejecutadas. De esa manera se disuadía a otros de rebelarse y se protegía a los inocentes que deseaban llevar su vida de acuerdo con la ley. De modo que no se complementaba la existencia de cárceles en el antiguo Israel.

Deuteronomio 18:18, El apóstol Pedro aplicó estas palabras a Jesús. Ambos huyeron de matanza a varoncitos. Vinieron de Egipto y después de un tiempo sirvieron a Jehová. Mostraron ser apacible en su trato hacia los demás. Dejaron atrás puestos prominentes y muchas riquezas. Ambos llegaron a ser ungidos de Jehová. Ayunaron 40 días. Realizaron milagros para demostrar para engrandecer a Jehová. Libraron a personas de la esclavitud. Fueron mediadores de pactos.

Deuteronomio 17:12,13, en este versículo  vemos que en los tiempos de los Israelitas, muchas personas rehusaban en cumplir la ley de Dios y se les consideraba delincuentes, entonces eran ejecutados de esa manera se evitaba que otros intentan rebelarse y así se protegían los demás, este texto me enseña que hoy en día Igualmente el pueblo de Dios permanece santo, porque así como en la antigüedad se protegía a su pueblo hoy también al expulsar a un miembro que ha cometido un pecado grave y no ha demostrado arrepentimiento, lo cual también es una muestra del amor que Jehová nos tiene al apartar al pecador no arrepentido de su pueblo.

Deuteronomio 16:16, Muestra que  el congregar eran ocasiones gozosas y también eran convocatorias Santas para los israelitas que tenían que viajar junto a su familia a Jerusalén el lugar que Jehová había escogido, esto me enseña que es un privilegio asistir a nuestras reuniones cristianas, y queremos  siempre estar presentes por qué es un medio importante de alimentarnos en este tiempo del fin y fortalecer nuestra fe,  además es una muestra de nuestro amor a Jehová Dios.

Deuteronomio 17:17,18, en este texto vemos que Jehová había ordenado a los Israelitas que debían escribir una copia de la ley para que recordarán siempre, y de ésta manera ellos podían ver cómo estaba su corazón,  Esto me enseña hoy en día debemos leer estudiar y meditar la palabra de Dios para que nuestro corazón siempre esté inclinado al servicio de Jehová.

Deuteronomio  18:6,7, vemos aquí que si un Levita tenía que viajar o vivir en otro lugar, Igualmente podría servir a Jehová desde allí, Esto me enseña Igualmente hoy en día debemos seguir sirviendo a Jehová sea el lugar donde nos toque servir, pues debemos hacerlo porque para nosotros es muy importante hacer su voluntad, ya que eso es lo único que él espera de nosotros.

Deuteronomio 17:16,17,  el texto menciona que Jehová advirtió los que llegarán a ser Reyes de no aumentar para sí caballos ni multiplicarse esposas, con el d e que no se desviara su corazón, Esto nos enseña que todos debemos cuidarnos para que nada de lo que hay en el mundo de satanás nos desvíe e impida servir a Jehová con un corazón completo.

Deuteronomio 16:3. Es interesante notar que se les llame a las tortas no fermentadas o pan sin levadura el pan del sufrimiento, para los israelitas eran un recordatorio anual de su apresurada salida de la tierra de Egipto porque no tuvieron tiempo de que fermentara la masa de sus panes y de esta forma recordaban el estado de aflicción y esclavitud del que Israel había sido liberado, como Jehová mismo había dicho, la conciencia de su libertad nacional y el reconocimiento de Jehová como su Libertador constituían un trasfondo adecuado para la primera de las tres grandes fiestas anuales de los israelitas.

Deuteronomio 16:16, 17. Al asistir a las tres fiestas anuales, cada varón israelita tenía que presentar una ofrenda en proporción con la bendición que haya recibido de Jehová, de modo que antes debía reflexionar en las bendiciones recibidas y auto examinarse para decidir cuál sería la mejor ofrenda que podía presentar, en nuestro caso, cuando meditamos en las muchas bendiciones que hemos recibido de Jehová, nos sentimos impulsados a darle lo mejor que tenemos lo que incluye nuestras contribuciones monetarias, sin importar la cantidad, es un reflejo de lo mucho que agradecemos las bendiciones que Jehová ha derramado sobre nosotros.

Deuteronomio 16:19. Moisés dirigió unas palabras a aquellos israelitas que servirían como jueces de la nación y que siempre debían tener presente, él les recomendó y advirtió que en cualquier audiencia ellos debían juzgar con justicia y ser imparciales ante los implicados, la imparcialidad es una característica de la sabiduría de Jehová y esa misma sabiduría deben manifestar los ancianos que sirven en comités judiciales, esa sabiduría les ayudará a discernir la diferencia entre la debilidad y la iniquidad, los ancianos tienen que juzgar con justicia, en conformidad con las normas de Jehová sobre lo que es correcto y lo que es incorrecto y mostrar imparcialidad ante los casos.

Deuteronomio 17:4. La Ley aconsejaba a los ancianos de las ciudades que cuando se informara de un asunto o se llegará a escuchar de él, entonces se debía investigar a fondo, esta investigación se exigía para poder determinar la veracidad del acto y así determinar el castigo adecuado para la falta cometida pero también servía para descartar la acción en caso de sea así porque podían existir los informes falsos y los malos entendidos y así también evitar que se actuará de forma precipitada, igualmente  este consejo es útil para los ancianos de la congregación ya que tener toda la información sobre un asunto les permitirá tomar la decisión correcta.

Deuteronomio 17:18-20. Jehová mandó que cualquiera que fuera rey sobre su pueblo hiciera al principio de su reinado una copia de la Ley de Dios directamente de la que guardaban los sacerdotes y luego debía leer en ella todos los días de su vida, su objetivo no era simplemente memorizar su contenido, sino que meditará profundamente en lo que leía y que de esa forma pudieran aplicar lo que leían tanto en su vida personal como al gobernar a la nación, los ancianos de la congregación cristiana no son en modo alguno reyes sobre los hermanos, sin embargo, como en el caso de los reyes, es esencial que ellos lean la Palabra de Dios y mediten en ella.

Deuteronomio 18:1, 2. A diferencia de las demás tribus de Israel, los levitas no recibieran porción alguna del territorio cuando entraran en la Tierra Prometida, sin embargo aquí Jehová les da una frase de consuelo, él mismo sería su herencia, aunque no tenían tierras, gozaban de una honrosa posición de servicio, aparte, Jehová siempre se  ocupaba de sus necesidades básicas, sin duda tener a Jehová como herencia era mejor que cualquier cosa que la Tierra Promedia pueda ofrecer, de igual modo, los cristianos que tienen el privilegio de trabajar a favor de los intereses del Reino pueden estar seguros de que sus necesidades serán cubiertas.

Deuteronomio 18:13.  Este versículo animaba a todo siervo de Jehová a que fuera intachable delante de Dios, obviamente no podemos ser intachables en el sentido amplio de la palabra debido a nuestra imperfección pero podemos ser intachables cuando evitemos a toda costa que nuestra vida limpia y dedicada a Dios se manche con las impurezas del mundo, nos mantenemos intachables si no permitimos que las ambiciones materialistas desfiguren nuestra personalidad cristiana, observamos las leyes y principios divinos, preservamos nuestra pureza moral, respetamos la santidad de la sangre y evitamos todo tipo de idolatría.

Deuteronomio 18:18. Jehová hizo que Moisés escribiera de manera profética que se levantaría un profeta en medio de Israel y que Jehová se encargaría de poner sus palabras en su boca y este profeta hablaría todo lo que le mandó, sin duda esas palabras describían a alguien que sería muy especial, el apóstol Pedro siglos después citó esta profecía y la aplicó a Jesucristo y de hecho hay muchas similitudes entre Jesús y Moisés, por ejemplo ambos se libraron de una matanza de niños ordenada por un gobernante, ambos ayunaron durante cuarenta días en el desierto, se destacaron por su gran mansedumbre y humildad, los dos hicieron milagros y ambos mediaron un pacto entre Dios y su pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *