Descargar Aplicación

Estudio De La Atalaya, 7-13 Diciembre 2020, Cómo llevar a un estudiante al bautismo (parte 1),  Respuestas Subrayadas.

 

 

1. ¿Cómo nos ayuda 2 Corintios 3:1-3 a ver que llevar a un estudiante de la Biblia al bautismo es un gran honor? (Vea la foto de la portada).

¿CÓMO nos sentimos cuando se bautiza un estudiante de la Biblia del territorio de nuestra congregación? De seguro que muy contentos (Mat. 28:19). Y, si fuimos nosotros los que le dimos clases de la Biblia, nos sentimos más felices todavía (1 Tes. 2:19, 20). Los discípulos recién bautizados son excelentes “cartas de recomendación” que hablan bien no solo de su maestro, sino de toda la congregación (lea 2 Corintios 3:1-3).

ILUSTRACION

 

 

Una joven bautizándose, no hay nada que haga más feliz a una congregación que ver bautizarse a un estudiante de la Biblia a quien todos han llegado a querer.

2. a) ¿Qué pregunta importante debemos hacernos, y por qué? b) ¿Qué es un curso bíblico? (Vea la nota).

 Nos alegra ver que durante los pasados cuatro años se han informado un promedio mensual de 10.000.000 de cursos bíblicos * por todo el mundo. Y durante ese mismo periodo de tiempo se han bautizado un promedio anual de más de 280.000 personas. a). Como vemos, todavía quedan varios millones de estudiantes que podrían bautizarse. ¿Cómo podemos ayudarlos? porque ,Jehová es paciente y todavía les está dando a las personas la oportunidad de llegar a ser discípulos de Cristo. El tiempo se está agotando, así que queremos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para ayudarlas a progresar lo más rápido posible y bautizarse (1 Cor. 7:29a; 1 Ped. 4:7).




IDEA IMPORTANTE: b). Si mantenemos conversaciones de la Biblia con una persona de manera regular y usando alguna publicación o basándonos en ella, estamos dirigiendo un curso bíblico. Podemos informarlo si lo hemos conducido dos veces después de haberle mostrado a la persona cómo se realiza y tenemos motivos para creer que continuará.

3. ¿Qué analizará este artículo?

 Para atender la necesidad urgente de llevar a más estudiantes al bautismo, el Cuerpo Gobernante hizo una encuesta entre las sucursales. En este artículo y en el siguiente, veremos lo que podemos aprender de algunos superintendentes de circuito, misioneros y precursores experimentados (Prov. 11:14; 15:22). * Sus comentarios nos revelan lo que pueden hacer tanto maestros como estudiantes para conseguir mejores resultados. Este artículo analizará cinco cosas que debe hacer todo estudiante para llegar al bautismo y cómo el maestro puede ayudarlo.

 ESTUDIAR TODAS LAS SEMANAS

 4. ¿Qué debemos entender sobre los cursos bíblicos que se dirigen en la puerta?

Muchos hermanos dirigen cursos bíblicos en la puerta de la casa de la persona. Aunque esta es una buena manera de cultivar su interés, estas conversaciones por lo general son breves y puede que no se tengan todas las semanas. Y, para seguir cultivándolo, algunos le piden a la persona sus datos de contacto y luego la llaman o le envían un mensaje entre una y otra visita para comentar una idea bíblica. * Esta situación puede prolongarse durante meses sin que el estudiante haga progresos. Pero debemos entender que es poco probable que llegue a la dedicación y al bautismo si ese es todo el tiempo y esfuerzo que le dedica al estudio de la Palabra de Dios.

5. ¿Qué enseñó Jesús en Lucas 14:27-33 que puede ayudarnos con los estudiantes?

En cierta ocasión, Jesús usó un par de ejemplos para enseñar lo que alguien debe hacer para ser su discípulo. Habló de una persona que quiere construir una torre y de un rey que va a salir a guerrear contra otro. Dijo que el que quiere construir la torre debe sentarse antes para “calcular los gastos y ver si tiene suficiente para terminarla”, y que el rey debe sentarse primero y consultar para ver si los soldados pueden lograr su objetivo (lea Lucas 14:27-33). Jesús sabía que, de manera parecida, todo el que desee ser su discípulo debe pensar con cuidado en lo que debe hacer para  lograrlo. Para que la persona pueda hacer lo que dijo Jesús, debemos animarla a estudiar todas las semanas. ¿Cómo podemos lograrlo?

6. ¿Qué podemos intentar para que el estudiante progrese?

El primer paso es prolongar la duración de las clases en la puerta. Por ejemplo, analicemos más de un versículo de la Biblia cada vez. Cuando la persona se sienta cómoda con que las visitas sean más largas, preguntémosle si hay algún lugar donde nos podamos sentar para seguir con la conversación. Su respuesta nos hará ver si está tomándose en serio el curso de la Biblia. Y, con el tiempo, hasta podríamos preguntarle si le gustaría estudiar un par de veces a la semana, lo que la ayudaría a progresar más rápido. Veamos qué otra cosa más debe hacer el estudiante.

 ILUSTRACION

 

 

Serie de imágenes: 1. Una hermana le da clases de la Biblia a una mujer en la puerta de su casa. 2. Otro día, la mujer invita a la hermana a estudiar dentro de su casa.

Preguntemos al estudiante si podemos sentarnos para hablar de la Biblia.

PREPARARSE PARA CADA CLASE

7. ¿Cómo debe prepararse el maestro para cada sesión de estudio de la Biblia?

Es importante que el maestro se prepare bien para cada sesión de estudio de la Biblia. Podemos empezar leyendo la información y buscando los textos. Identifiquemos los puntos principales. Pensemos en el título de la lección, los subtítulos, las preguntas, los textos “lea”, las imágenes y cualquier video que nos ayude a explicar el tema. Luego pensemos en las circunstancias del estudiante y en cómo le explicaremos la información de manera clara y sencilla para que pueda entenderla y ponerla en práctica (Neh. 8:8; Prov. 15:28a).

8. Según las palabras de Pablo en Colosenses 1:9, 10, ¿Qué debemos hacer a favor del estudiante?

Hablarle a Jehová sobre el estudiante y sus necesidades también es parte de la preparación. Pidámosle que nos ayude a usar la Biblia de manera que le lleguemos al corazón (lea Colosenses 1:9, 10). Pensemos en si habrá algo que se le haga difícil de entender o de aceptar. No olvidemos que nuestra meta es ayudarlo a llegar al bautismo.

9. ¿Cómo podemos ayudar al estudiante a prepararse las clases?

Esperamos que el estudio regular de la Biblia ayude al estudiante a valorar lo que Jehová y Jesús han hecho, y  que desee aprender más (Mat. 5:3, 6). Para que aproveche al máximo las clases, el estudiante debe concentrarse en lo que está aprendiendo. Para ello, recalquémosle que es importante que se prepare cada lección leyendo la información de antemano y pensando en cómo ponerla en práctica. Podemos ayudarlo preparándonos una lección con él para mostrarle cómo se hace. * Enseñémosle a buscar la respuesta a la pregunta y que marcar unas pocas palabras lo ayudará a recordar la respuesta. Luego pidámosle que conteste con sus propias palabras. Así sabremos si ha entendido bien la información. Veamos la tercera cosa que debe aprender a hacer el estudiante.

 ILUSTRACION

 

 

Serie de imágenes: 1. La hermana se prepara para dirigir el curso bíblico. 2. Más tarde, la hermana ayuda a la estudiante a decidir qué puntos marcará en su publicación.

Preparémonos bien para el curso bíblico y enseñémosle al estudiante cómo hacerlo.

COMUNICARSE CON JEHOVÁ TODOS LOS DÍAS

10. ¿Por qué es importante que el estudiante lea la Biblia a diario, y qué debe hacer para aprovechar al máximo esa lectura?

Además de recibir las clases semanales con su maestro, es bueno que el estudiante haga ciertas cosas cada día por su cuenta. Debe comunicarse con Jehová escuchándolo y hablando con él. La manera de escucharlo es leyendo la Biblia todos los días (Jos. 1:8; Sal. 1:1-3). Enseñémosle a usar el programa de lectura de la Biblia que está disponible en jw.org y se puede imprimir. * Claro, para que aproveche al máximo su lectura de la Biblia, animémoslo a meditar en lo que esta le enseña de Jehová y en cómo puede poner en práctica en su vida lo que aprende (Hech. 17:11; Sant. 1:25).

11. ¿Cómo puede aprender a orar un estudiante, y por qué es importante que lo haga a menudo?

Animemos al estudiante a hablar con Jehová orándole todos los días. Oremos desde el corazón al principio y al final de cada clase, y mencionemos al estudiante. y esto es importante porque así aprenderá a orar desde el corazón y a dirigirse a Jehová en el nombre de Jesucristo (Mat. 6:9; Juan 15:16). Imaginemos cuánto se acercará a Dios cuando lo escuche leyendo la Biblia todos los días y cuando hable con él orándole (Sant. 4:8). Estas buenas costumbres lo ayudarán a conseguir algo que lo puede llevar a dedicarse y bautizarse. Veamos de qué se trata.

ILUSTRACION

 

 

Serie de imágenes: 1. La hermana ora antes de empezar una clase con su estudiante. 2. En otra ocasión, la estudiante está orando ella sola.

Enseñemos al estudiante a comunicarse con Jehová.

 HACERSE AMIGO DE JEHOVÁ

12. ¿Cómo podemos ayudar al estudiante a ser amigo de Jehová?

Lo que el estudiante aprende en el curso bíblico no solo debe llegarle a la mente, sino también al corazón. ¿Por qué? Porque el corazón —que incluye los deseos, las emociones y los sentimientos— es lo que nos motiva a actuar. Jesús llegaba a la mente porque enseñaba de manera lógica. Pero las personas lo seguían porque también les llegaba al corazón (Luc. 24:15, 27, 32). El estudiante debe ver a Jehová como una persona real, alguien con quien puede crear una relación como Padre, Dios y Amigo (Sal. 25:4, 5). Durante el curso bíblico, destaquemos las hermosas cualidades de nuestro Dios (Éx. 34:5, 6; 1 Ped. 5:6, 7). Sin importar el tema del que estemos hablando, hagámosle ver la clase de persona que es Jehová. Ayudémoslo a valorar su amor, su bondad y su compasión. Jesús dijo que “el primero y el más importante de los mandamientos” es “Ama a Jehová tu Dios” (Mat. 22:37, 38). Esforcémonos por que el estudiante llegue a sentir un amor muy profundo por Dios.

13. Explique con un ejemplo cómo podemos ayudar al estudiante a descubrir la maravillosa personalidad de Jehová.

Cuando conversemos con el estudiante, digámosle lo que sentimos por Jehová. Esto quizás lo ayude a ver que él debe tener su propia amistad con Dios y llegar a amarlo (Sal. 73:28). Por ejemplo, supongamos que estamos analizando una publicación o un texto que nos llega al corazón porque nos dice algo sobre el amor, la sabiduría, la justicia o el poder de Jehová. En ese caso, podemos decirle al estudiante que esa es una de las muchas razones por las que amamos a nuestro Padre celestial. Ahora veamos la quinta cosa que todo estudiante debe hacer para llegar al bautismo.

ASISTIR A LAS REUNIONES

14. Según Hebreos 10:24, 25, ¿Qué ayudará al estudiante a progresar?

Todos deseamos que los estudiantes lleguen al bautismo. Una forma importante de hacerlo es animándolos a asistir a las reuniones. Los maestros de experiencia dicen que los estudiantes que asisten a las reuniones enseguida son los que progresan más rápido (Sal. 111:1). Algunos les explican a sus estudiantes  que recibirán la mitad de su educación bíblica en sus clases semanales y la otra mitad en las reuniones. Leamos Hebreos 10:24, 25 con el estudiante y expliquémosle los beneficios de asistir a las reuniones (léalo). También podemos mostrarle el video ¿Cómo son nuestras reuniones? * Ayudemos al estudiante a ponerse la meta de asistir a todas las reuniones.

15. ¿Qué podemos hacer para animar al estudiante a ir a todas las reuniones?

¿Qué podemos hacer si el estudiante todavía no ha asistido a una reunión o si solo va de vez en cuando? Contémosle con entusiasmo algo que hayamos aprendido en una reunión reciente. Eso es más eficaz que tan solo invitarlo a asistir. Entreguémosle un ejemplar de La Atalaya o de la Guía de actividades que se esté estudiando en ese momento. Mostrémosle lo que se analizará en la siguiente reunión y preguntémosle qué parte le parece más interesante. Lo que él viva en la primera reunión superará por mucho a cualquier cosa que haya visto o escuchado en cualquier otra reunión religiosa (1 Cor. 14:24, 25). Conocerá a otras personas que son un buen ejemplo para él y que lo ayudarán a llegar al bautismo.

ILUSTRACION

 

 

Serie de imágenes: 1. Valiéndose de una revista “La Atalaya”, un video y una invitación para las reuniones, la hermana le explica a la estudiante cómo son nuestras reuniones. 2. La hermana ofrece un comentario durante el Estudio de “La Atalaya”. La estudiante está sentada a su lado y la mira con atención. Animemos al estudiante a ir a las reuniones lo antes posible.

 16. a) ¿Qué hay que hacer para llevar a un estudiante al bautismo? b) ¿Qué aprenderemos en el artículo siguiente?

 En conclusión, ¿Cómo podemos llevar a un estudiante al bautismo? Para ayudarlo a tomarse en serio las clases, animémoslo a estudiar todas las semanas y a prepararse bien cada lección. Enseñémosle a comunicarse con Jehová todos los días y a ser su amigo. Y animémoslo a asistir a las reuniones. (Vea el recuadro “ Lo que debe hacer el estudiante”). Ahora bien, como veremos en el artículo siguiente, hay cinco cosas que deben hacer los maestros de la Biblia para llevar a un estudiante al bautismo.

Lo que debe hacer el estudiante

 

 

1.Estudiar todas las semanas

Dedicar el tiempo y esfuerzo necesario para estudiar con regularidad.

 Si es posible, estudiar dos veces a la semana.

 2.Prepararse para cada clase

 Leer la lección de antemano.

 Marcar las palabras o frases clave que respondan cada pregunta.

Pensar en cómo puede poner en práctica lo que aprende.

3.Comunicarse con Jehová todos los días

Escuchar a Jehová leyendo la Biblia a diario.

Pensar en lo que la Biblia le enseña sobre Jehová.

Hablar con Jehová orándole todos los días.

4.Hacerse amigo de Jehová

Ver a Jehová como una persona real.

Valorar las hermosas cualidades de Jehová.

Aprender a amar a Jehová de corazón.

5.Asistir a las reuniones

Comprender que las reuniones son parte de su programa de estudio bíblico.

Ver los beneficios de asistir a las reuniones.

Conocer a otras personas que son un buen ejemplo.

¿QUÉ HEMOS APRENDIDO?

¿Cómo podemos hacer para que los cursos bíblicos que se dirigen en la puerta sean más productivos?

Los estudios en la puerta son una buena herramienta para cultivar el interés pero para que sean productivos deberían ser regulares y procurar prolongar la duración de las sesiones de estudio, lo importante es que el estudiante se tome en serio el curso bíblico.

¿Cómo podemos enseñarle al estudiante a comunicarse con Jehová todos los días?

El maestro debería orar desde el corazón en cada sesión de estudio y mencionar personalmente al estudiante, así es como aprenderá a dirigirse a Jehová en el nombre de Jesucristo, pues esto lo acercará mucho más a Dios y lo ayudará a llegar a la dedicación y bautismo.

¿Qué podemos hacer para animar al estudiante a asistir a las reuniones?

Podríamos explicarle al estudiante desde el principio que recibirá la mitad de su educación bíblica en sus clases semanales y la otra mitad en las reuniones o incluso mostrarle el video ¿Cómo son nuestras reuniones? desde las primeras sesiones de estudio.

Un comentario en «Estudio De La Atalaya, Semana del 7 al 13 de Diciembre del 2020, Cómo llevar a un estudiante al bautismo (parte 1), Respuestas Subrayadas.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *