Descargar Aplicación

Estudio De La Atalaya, 13-19 de diciembre 2021, Servimos al Dios que es “rico en misericordia”, Respuestas Subrayadas.

1. ¿Qué es probable que nos venga a la mente cuando pensamos en una persona misericordiosa?

Cuando pensamos en una persona misericordiosa, quizás nos imaginemos a alguien que es amable, compasivo y generoso. Puede que nos venga a la mente el buen samaritano de la parábola de Jesús. Este extranjero trató con compasión a un judío que cayó en manos de unos ladrones. El samaritano “se conmovió profundamente” por el judío, y el amor lo movió a encargarse de que lo atendieran (Luc. 10:29-37). Esta parábola destaca una hermosa cualidad de nuestro Dios, una faceta de su amor que nos muestra todos los días y de muchas maneras: la misericordia.

2. ¿De qué otra manera se demuestra la misericordia?

La misericordia también se puede demostrar al no castigar a una persona cuando hay base para hacerlo. Jehová ha sido muy misericordioso con nosotros en este sentido, pues el escritor de un salmo dijo: “No nos ha tratado de acuerdo con nuestros pecados” (Sal. 103:10). Sin embargo, hay ocasiones en las que Jehová tiene que disciplinar con firmeza a alguien que ha pecado.

3. ¿Qué preguntas analizaremos en este artículo?

En este artículo, veremos la respuesta que da la Biblia a estas tres preguntas: ¿por qué muestra misericordia Jehová?, ¿Qué relación hay entre la disciplina que se da con firmeza y la misericordia? y ¿Qué puede ayudarnos a mostrar esta cualidad?

POR QUÉ MUESTRA MISERICORDIA JEHOVÁ

4. ¿Por qué muestra misericordia Jehová?

Por amor. El apóstol Pablo escribió por inspiración que Dios “es rico en misericordia”. En este contexto, Pablo se refería al hecho de que Dios les da a sus siervos ungidos  imperfectos la esperanza de vivir en el cielo (Efes. 2:4-7). Pero Dios no les muestra misericordia únicamente a los cristianos ungidos. David dijo en un salmo: “Jehová es bueno con todos, y su misericordia se ve en todas sus obras” (Sal. 145:9). Como Jehová ama a los seres humanos, él muestra misericordia siempre que encuentra una razón para hacerlo.

5. ¿Cómo aprendió Jesús que Jehová es misericordioso?

Jesús sabe mejor que nadie que a Jehová le encanta mostrar misericordia. Durante miles de años, él estuvo con su Padre en los cielos antes de venir a la Tierra (Prov. 8:30, 31). En muchas ocasiones, vio cómo les mostraba misericordia a los seres humanos pecadores (Sal. 78:37-42). Cuando enseñó a otros, Jesús a menudo resaltó esta hermosa cualidad de su Padre.

6. ¿Qué parábola contó Jesús para ayudarnos a ver que su Padre es misericordioso?

Como vimos en el artículo anterior, Jesús contó la conmovedora parábola del hijo pródigo para enseñar que a Jehová le encanta mostrar misericordia. El hijo de la parábola se fue de su casa y “malgastó su herencia llevando una vida desenfrenada” (Luc. 15:13). Con el tiempo, se arrepintió de la vida inmoral que había llevado, se humilló y regresó a su casa. ¿Cómo reaccionó su padre? El joven no tuvo que esperar mucho para averiguarlo. Jesús dijo: “Cuando él todavía estaba lejos, su padre alcanzó a verlo y se conmovió profundamente. Corrió a su encuentro, lo abrazó y lo besó con ternura”. En vez de humillarlo, el padre le mostró misericordia, lo perdonó y lo aceptó de nuevo en su familia. El hijo había cometido muchos pecados, pero su padre lo perdonó porque se había arrepentido. El padre misericordioso de la parábola representa a Jehová. Con este conmovedor ejemplo, Jesús enseñó que su Padre desea perdonar a los pecadores que se arrepienten de corazón (Luc. 15:17-24).

ILUSTRACION:

El padre no humilló a su hijo perdido; más bien, lo recibió con los brazos abiertos. (Vea el párrafo 6). *

7. ¿Qué relación hay entre la sabiduría de Jehová y su misericordia?

Por su sabiduría incomparable. La sabiduría de Jehová es algo más que una cualidad fría e intelectual. La Biblia dice que “la sabiduría de arriba” está “llena de misericordia y buenos frutos” (Sant. 3:17). Tal como un padre amoroso, Jehová  sabe que su misericordia beneficia a sus hijos (Sal. 103:13; Is. 49:15). Esta les da esperanza aunque sean imperfectos. Por su infinita sabiduría, les muestra misericordia siempre que encuentra una razón para hacerlo. Pero ejerce esta cualidad en perfecto equilibrio. Como es tan sabio, nunca se va al otro extremo y se vuelve permisivo.

8. ¿Qué es necesario hacer a veces, y por qué?

Ahora bien, supongamos que un siervo de Dios decide a propósito llevar una vida de pecado. Entonces, ¿Qué habría que hacer? Por inspiración, el apóstol Pablo escribió: “Dejen de relacionarse […] con esa persona” (1 Cor. 5:11). A los pecadores que no se arrepienten se les expulsa de la congregación. Es necesario hacerlo para proteger a los hermanos fieles y para reflejar la santidad de Jehová. Pero algunos piensan que la expulsión no es una muestra de la misericordia de Dios. Veamos si eso es cierto.

¿PUEDE SER LA EXPULSIÓN UNA MUESTRA DE MISERICORDIA?

9, 10. a) De acuerdo con Hebreos 12:5, 6, ¿por qué podemos decir que la expulsión es una muestra de misericordia? b) ¿Qué ejemplo nos ayuda a entenderlo?

Cuando se anuncia en una reunión que alguien a quien queremos “ya no es testigo de Jehová”, sentimos una profunda tristeza. Puede que nos preguntemos si era necesario expulsarlo. ¿De verdad es la expulsión una muestra de misericordia? Sí, lo es. Si alguien necesita disciplina, lo más sabio, misericordioso y amoroso es dársela (Prov. 13:24). ¿Puede la expulsión ayudar a un pecador que no se arrepiente a cambiar de actitud? Sí. Muchos que han cometido un pecado grave se han dado cuenta de que las medidas firmes que los ancianos tomaron fueron la sacudida que necesitaban para recobrar el juicio, cambiar su conducta y volver a los brazos de Jehová (lea Hebreos 12:5, 6).

Pensemos en este ejemplo. El pastor de un rebaño se da cuenta de que una de sus ovejas está enferma. Él sabe que para tratar esta enfermedad en particular tiene que aislar a la oveja del resto del rebaño. Pero las ovejas son seres sociales. Quieren estar con las demás y tienden a alterarse cuando las sacan del rebaño. Entonces, si el pastor aísla a una oveja para tratarla, ¿significa eso que está siendo cruel con ella? Claro que no. Sabe que, si permite que la oveja siga con el rebaño, la enfermedad se extenderá. Así que aislando a la enferma protege a todo el rebaño (compare con Levítico 13:3, 4).

11. a) ¿Por qué puede compararse la persona expulsada a una oveja enferma? b) ¿Con qué ayudas cuentan los expulsados?

Podríamos decir que un expulsado es como esa oveja, pues está enfermo en sentido espiritual (Sant. 5:14). Como algunas enfermedades físicas, la enfermedad espiritual puede ser muy contagiosa. Por eso, en algunos casos es necesario aislar a la persona de la congregación. Esta medida disciplinaria es una expresión del amor que Jehová siente por los miembros fieles del rebaño y puede tocar el corazón del pecador y hacer que se arrepienta. Mientras este está expulsado, tiene la posibilidad de asistir a las reuniones, donde puede recibir alimento espiritual y fortalecer su fe de nuevo. También puede conseguir publicaciones para su uso personal y ver JW Broadcasting®. Y, cuando los ancianos observan que va haciendo cambios, de vez en cuando pueden darle consejos y guía para ayudarlo a recuperarse y  que pueda ser readmitido como testigo de Jehová. *

ILUSTRACION:

Un pastor se acerca a una oveja enferma que está aislada del resto del rebaño.

Aunque se aparte del rebaño a una oveja enferma, esta sigue recibiendo los cuidados del pastor. (Vea los párrafos 9 a 11).

12. ¿Qué medida amorosa y misericordiosa pueden tomar los ancianos cuando un pecador no se arrepiente?

Es importante recordar que solo se expulsa a los pecadores que no se arrepienten. Los ancianos saben que este es un asunto serio que no se pueden tomar a la ligera. Y también saben que Jehová disciplina “hasta el grado debido” (Jer. 30:11). Aman a sus hermanos y no quieren hacer nada que vaya a dañar su relación con Jehová. Pero, a veces, lo amoroso y misericordioso es sacar de la congregación al pecador.

13. ¿Por qué hubo que expulsar a un cristiano de la congregación de Corinto?

Veamos cómo atendió el apóstol Pablo en el siglo primero el caso de un pecador que no estaba arrepentido. Este cristiano de Corinto tenía una conducta inmoral, pues estaba viviendo con la esposa de su padre. ¡Qué escandaloso! Jehová le había dicho a la antigua nación de Israel: “El hombre que se acuesta con la esposa de su padre le ha traído deshonra a su padre. Los dos deben morir sin falta” (Lev. 20:11). Claro, Pablo no le podía decir a la congregación de Corinto que ejecutara a aquel hombre; pero sí le dijo que lo expulsara. La conducta inmoral de este hombre estaba afectando a una parte de la congregación. Incluso había algunos que pensaban que no se trataba de un pecado tan grave (1 Cor. 5:1, 2, 13).

14. ¿Cómo le mostró Pablo misericordia al hombre expulsado de Corinto, y por qué? (2 Corintios 2:5-8, 11).

Algún tiempo después, Pablo se enteró de que el pecador había hecho cambios y se había arrepentido de verdad. Aunque el hombre había manchado el nombre de la congregación, Pablo les dijo a los ancianos que no quería ser “demasiado severo”. Les dio la siguiente instrucción: “Deben perdonarlo bondadosamente y consolarlo”. Y les explicó por qué: “Para que no se sienta abrumado por estar demasiado triste”. Pablo sintió lástima por este hombre que se había arrepentido. El apóstol no quería que se sintiera tan abrumado y aplastado por la culpa que  dejara de buscar el perdón (lea 2 Corintios 2:5-8, 11).

15. ¿Cómo muestran los ancianos firmeza y misericordia con equilibrio?

Como sucede en el caso de Jehová, a los ancianos les encanta mostrar misericordia. Actúan con firmeza cuando es necesario, pero muestran misericordia cuando es posible si hay una razón de peso para hacerlo. Si no disciplinaran al pecador, no estarían mostrando misericordia, sino que estarían siendo permisivos. Ahora bien, ¿son los ancianos los únicos que deben mostrar misericordia?

QUÉ PUEDE AYUDARNOS A TODOS A MOSTRAR MISERICORDIA

16. Según Proverbios 21:13, ¿Qué hace Jehová con los que no muestran misericordia?

Todos los cristianos queremos ser misericordiosos como Jehová. ¿Por qué? Una razón es que él no escucha a los que no les muestran misericordia a los demás (lea Proverbios 21:13). Como no queremos que Jehová se niegue a escuchar nuestras oraciones, tenemos mucho cuidado de no ser duros con otros. En vez de tapar nuestros oídos “a los gritos del necesitado”, siempre estamos listos para escuchar al cristiano que está sufriendo dolor. Además, nos tomamos en serio esta advertencia que nos da la Biblia: “El que no muestra misericordia tendrá un juicio sin misericordia” (Sant. 2:13). Si somos humildes y tenemos presente cuánto necesitamos que se nos muestre misericordia, estaremos más dispuestos a mostrarla a otros. Sobre todo, queremos hacerlo cuando un pecador arrepentido vuelve a la congregación.

17. ¿Cómo demostró el rey David misericordia de corazón?

En la Biblia, encontramos ejemplos que nos enseñan a mostrarles misericordia a otros y no tratarlos con dureza. Pensemos en el rey David, alguien que a menudo mostró misericordia de corazón. Aunque Saúl quería matarlo, David fue misericordioso con este rey que Dios había nombrado y nunca trató de vengarse de él o de hacerle daño (1 Sam. 24:9-12, 18, 19).

18, 19. ¿En qué dos ocasiones David no mostró misericordia?

Sin embargo, David no siempre mostró misericordia. Por ejemplo, cuando Nabal —que era un hombre rudo por naturaleza— lo insultó y se negó a darles alimento a David y a sus hombres, David se enfureció y dijo que mataría a Nabal y a todos los hombres de su casa. Gracias a que la esposa de Nabal, Abigaíl, actuó con rapidez, bondad y paciencia, David no se hizo culpable de derramar sangre (1 Sam. 25:9-22, 32-35).

En otra ocasión, el profeta Natán le habló a David de un hombre rico que le robó a un hombre pobre una ovejita a la que le tenía mucho cariño. David se enfureció y dijo: “¡Tan cierto como que Jehová vive, el hombre que hizo esto merece morir!”  (2 Sam. 12:1-6). Él sabía que la Ley de Moisés decía que, si una persona robaba una oveja, debía dar cuatro ovejas en compensación (Éx. 22:1). Pero decir que aquel hombre merecía morir era un juicio demasiado severo. En realidad, Natán puso aquel ejemplo para ayudar a David a entender que él mismo había cometido varios delitos mucho peores. Y Jehová le mostró a David mucha más misericordia que la que David le habría mostrado al hombre del ejemplo de Natán (2 Sam. 12:7-13).

20. ¿Qué nos enseña el ejemplo de David?

Notemos que, cuando David se dejó llevar por la furia, dijo que Nabal y todos sus hombres merecían morir. Y después no dudó en condenar a muerte al hombre del ejemplo de Natán. En este último caso, puede que nos preguntemos por qué un hombre que normalmente era tan bueno fue tan severo en su juicio. Pero pensemos en cuál era la situación de David. En aquel momento cargaba con una conciencia culpable. La tendencia a juzgar a los demás con dureza es una señal de mala salud espiritual. Jesús dio esta seria advertencia: “Dejen de juzgar, para que no sean juzgados. Porque así como juzguen a otros serán juzgados ustedes” (Mat. 7:1, 2). Así que evitemos ser duros con los demás y esforcémonos por ser ricos en misericordia, como nuestro Dios.

ILUSTRACION:

El rey David no le mostró misericordia al hombre del ejemplo de Natán. (Vea los párrafos 19 y 20). *

21, 22. ¿De qué maneras podemos mostrar misericordia?

La misericordia es más que un sentimiento; implica hacer cosas por otros. Todos podemos pensar en personas a las que ayudar en la familia, la congregación o el territorio. De seguro que hallaremos muchas formas de mostrarles misericordia. ¿Sabemos de alguien que necesite consuelo? ¿Podemos llevarle algo de comer a alguien o ayudarlo de otra manera? ¿Necesita algún hermano readmitido recibir ánimo o el consuelo de un amigo? ¿Podemos llevarles la esperanza de las buenas noticias a otros? Esta es una de las mejores formas de mostrarles misericordia a los demás (Job 29:12, 13; Rom. 10:14, 15; Sant. 1:27).

Si estamos pendientes, nos daremos cuenta de que a nuestro alrededor hay muchísimas oportunidades de mostrar misericordia. Si demostramos esta cualidad, haremos muy feliz a nuestro Padre celestial, el Dios que es “rico en misericordia”.

¿QUÉ RESPONDERÍA?

¿Por qué muestra misericordia Jehová?

Porque Jehová ama a los seres humanos, él muestra misericordia siempre que encuentra una razón para hacerlo.

¿Por qué es la expulsión una muestra de misericordia?

Si alguien necesita disciplina, lo más sabio, misericordioso y amoroso es dársela.

¿Qué nos ayudará a mostrar misericordia a los demás?

La misericordia es más que un sentimiento; implica hacer cosas por otros. Todos podemos pensar en personas a las que ayudar en la familia, la congregación o el territorio. Si estamos pendientes, nos daremos cuenta de que a nuestro alrededor hay muchísimas oportunidades de mostrar misericordia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *