Descargar Aplicación

Estudio De La Atalaya, 2-8 de agosto 2021, Cómo ayudar a los estudiantes a bautizarse, Respuestas Subrayadas.

1. Cuando una multitud preguntó qué debía hacer, ¿Qué respuesta recibió?

UNA gran multitud de hombres y mujeres había viajado a Jerusalén. Venían de muchos países y hablaban diferentes idiomas. Ese día sucedió algo extraordinario: de repente, algunos judíos empezaron a hablar en los idiomas de aquellas personas. Pero lo más destacable no fue que hablaran esos idiomas, sino lo que dijeron aquellos judíos y lo que a continuación les dijo el apóstol Pedro a todos. Entre otras cosas, les explicó que podían salvarse si ponían su fe en Jesucristo. Aquellas palabras les calaron tan hondo que preguntaron: “¿Qué debemos hacer?”. Y Pedro les respondió: “Que cada uno de ustedes se bautice” (Hech. 2:37, 38).

ILUSTRACION:

Un hermano acompañado de su esposa le da clases de la Biblia a un joven, que tiene un ejemplar impreso del libro Disfrute de la vida. (Vea el párrafo 2).

2. ¿Qué analizaremos en este artículo? (Vea la foto de la portada).

Lo que ocurrió a continuación fue impresionante: aquel día, unas 3.000 personas se bautizaron y así llegaron a ser discípulos de Cristo. Esto marcó el inicio de la inmensa obra de hacer discípulos que Jesús les encomendó a sus seguidores. Y esa obra ha llegado hasta el siglo veintiuno. En nuestros días, no bastan unas horas para ayudar a alguien a estar listo para el bautismo. Para que un estudiante logre ese objetivo, tal vez necesite meses o incluso un año o más. Hacer discípulos requiere mucho esfuerzo, como bien saben los que le están dando clases de la Biblia a alguien. En este artículo, analizaremos qué  podemos hacer para ayudar a los estudiantes a bautizarse.

AYUDEMOS AL ESTUDIANTE A APLICAR LO QUE ESTÁ APRENDIENDO

3. Según Mateo 28:19, 20, ¿Qué debe hacer el estudiante para llegar al bautismo?

Antes de bautizarse, el estudiante debe poner en práctica lo que enseña la Biblia (lea Mateo 28:19, 20). Cuando lo hace, es como el “hombre prudente” del ejemplo de Jesús que cavó muy hondo para construir su casa sobre la sólida roca (Mat. 7:24, 25; Luc. 6:47, 48). Veamos ahora tres cosas que podemos hacer para ayudar al estudiante a poner en práctica lo que aprende.

4. ¿Cómo podemos ayudar al estudiante a que siga progresando hacia el bautismo? (Vea también el recuadro “ Ayude al estudiante a ponerse metas y alcanzarlas”).

Ayudemos al estudiante a fijarse metas. ¿Por qué es esto tan importante? Pensemos en este ejemplo: si vamos a hacer un largo viaje por carretera, puede que decidamos hacer pequeñas paradas en ciertos lugares de interés. Así no nos parecerá que el destino está demasiado lejos. De manera parecida, cuando el estudiante se pone metas a corto plazo y las alcanza, es probable que se dé cuenta de que la meta del bautismo está a su alcance. Podemos usar el recuadro “Propóngase esto” del libro Disfrute de la vida para ayudar al estudiante a progresar. Al final de cada lección, expliquémosle qué tiene que ver esa meta con lo que acaba de aprender. Si queremos proponerle una meta diferente, podemos escribirla donde dice “Más objetivos”. Aprovechemos siempre este momento del curso para repasar con el estudiante sus metas a corto y a largo plazo.

ILUSTRACION:

Un hermano y su estudiante de la Biblia suben por una pendiente, y mientras tanto van alcanzando y dejando atrás varias banderitas que representan metas. Serie de imágenes: 1. El estudiante anota en su libro ‘Disfrute de la vida’ una meta que le gustaría alcanzar. 2. El estudiante asiste a una reunión de congregación.

Ayude al estudiante a ponerse metas y alcanzarlas

1.Hable con él de las metas que podría ponerse.

2.Ayúdelo a pensar cómo alcanzarlas.

3.Felicítelo con regularidad por sus progresos.

5. Según el relato de Marcos 10:17-22, ¿Qué le dijo Jesús a un hombre rico, y por qué?

Ayudemos al estudiante a hacer cambios en su vida (lea Marcos 10:17-22). Jesús le dijo a un hombre rico que vendiera todo lo que tenía, aunque sabía que no iba a ser nada fácil para él (Mar. 10:23). ¿Por qué le dijo eso? Porque sentía cariño por él. Puede que a veces no nos atrevamos a decirle al estudiante que debe poner en práctica lo que está aprendiendo porque pensamos que no está preparado. Claro, vestirse con la nueva personalidad y hacer ciertos cambios por lo general lleva su tiempo (Col. 3:9, 10). Pero, cuanto más temprano hablemos del tema, más pronto podrá poner manos a la obra. Este tipo de conversaciones le demostrarán nuestro cariño (Sal. 141:5; Prov. 27:17).

6. ¿Por qué es importante hacer preguntas de opinión?

Es importante que le hagamos al estudiante preguntas de opinión. Este tipo de preguntas nos ayudarán a saber lo que entiende y lo que cree. Si tenemos la costumbre de hacerlo, nos será más fácil hablar con él de temas delicados más adelante. El libro Disfrute de la vida tiene muchas preguntas de opinión. Por ejemplo, la lección 4 pregunta: “¿Cómo cree que se siente Jehová cuando usted usa su nombre?”. Y en la lección 9 encontramos esta otra pregunta: “¿Sobre qué cosas le gustaría orar?”. Al principio, puede que el estudiante necesite que le demos tiempo para saber qué responder a esta clase de preguntas. Podemos ayudarlo enseñándole a pensar en los textos bíblicos y en las imágenes que aparecen en la lección.

7. ¿Cómo podemos usar experiencias de la vida real para ayudar al estudiante?

Una vez que el estudiante comprenda lo que tiene que hacer, animémoslo a actuar utilizando experiencias de la vida real. Por ejemplo, si le cuesta ir a las reuniones, podemos mostrarle el video Jehová se interesa por mí, que aparece en la sección “Descubra algo más” de la lección 14. Muchas lecciones del libro Disfrute de la vida contienen experiencias en las secciones “Profundicemos en el tema” o “Descubra algo más”. * No comparemos al estudiante con otra persona diciendo: “Si ella puede, usted también”. Dejemos que él llegue a esa conclusión por sí mismo. Mencionemos las cosas que ayudaron a la persona del video a aplicar las enseñanzas de la Biblia, como un texto importante o algo que hizo en concreto. Siempre que sea posible, destaquemos cómo ayudó Jehová a esa persona.

8. ¿Cómo podemos ayudar al estudiante a amar a Jehová?

Ayudemos al estudiante a amar a Jehová. Busquemos momentos para hablar de las cualidades de Jehová. Ayudemos al estudiante a ver que Jehová es un Dios feliz que siempre está ahí para los que lo aman (1 Tim. 1:11; Heb. 11:6). Mostrémosle cómo se beneficiará de poner en práctica lo que aprende y expliquémosle que esto es una prueba del amor que Jehová siente por él (Is. 48:17, 18). Cuanto más amor sienta por Jehová, más grande será su deseo  de hacer los cambios necesarios (1 Juan 5:3).

PRESENTÉMOSLE OTROS TESTIGOS AL ESTUDIANTE

9. Según Marcos 10:29, 30, ¿Qué ayudará a una persona a hacer sacrificios para llegar al bautismo?

Para llegar al bautismo, el estudiante tendrá que hacer sacrificios. Como el hombre rico mencionado en el párrafo 5, puede que algunos estudiantes tengan que renunciar a cosas materiales. Quizás incluso tengan que dejar su trabajo si este va en contra de los principios bíblicos. Es posible que muchos tengan que cortar la amistad con personas que no aman a Jehová. Otros tal vez sufran el rechazo de familiares que están en contra de los testigos de Jehová. Jesús dijo que a algunas personas les resultaría difícil hacer esos sacrificios. Pero prometió que Jehová bendeciría a sus discípulos con una cariñosa familia espiritual (lea Marcos 10:29, 30). ¿Cómo podemos ayudar al estudiante a beneficiarse de este precioso regalo?

10. ¿Qué aprendemos de lo que dice Manuel?

Hagámonos amigos del estudiante. Es necesario que le demostremos que él nos importa. ¿Por qué? Veamos lo que dice un hermano de México llamado Manuel sobre la época en la que estudiaba la Biblia: “Antes de empezar la clase, mi maestro siempre me preguntaba cómo estaba. Esto me ayudaba a relajarme y a contarle lo que fuera. Sentía que de veras se interesaba por mí”.

11. ¿Por qué es bueno que pasemos tiempo con el estudiante?

Tal como Jesús pasó tiempo con sus discípulos, pasemos tiempo con el estudiante (Juan 3:22). Si va dando pasos y lo vemos apropiado, podemos invitarlo a nuestra casa para tomar un café o una  comida o ver juntos el programa mensual de JW Broadcasting. Seguro que agradecerá especialmente que lo invitemos durante las épocas de fiestas, cuando es posible que se sienta solo. Kazibwe, que vive en Uganda, dice: “Los ratos que pasé con mi maestro me enseñaron tantas cosas sobre Jehová como las clases de la Biblia. Vi lo mucho que le importan a Jehová sus siervos y lo felices que son. Eso es lo que yo quería para mí”.

ILUSTRACION:

Serie de imágenes: Un hermano lleva a diferentes publicadores al curso bíblico. 1. A su esposa. 2. A otro hermano, que está comentándole algo al estudiante. 3. A un hermano mayor, que le está mostrando un video al estudiante.

Si llevamos a diferentes publicadores a un curso bíblico, al estudiante se le hará más fácil ir a las reuniones. (Vea el párrafo 12). 

12. ¿Por qué es bueno que llevemos a diferentes publicadores al curso bíblico?

Invitemos a diferentes publicadores al curso bíblico. Puede que a veces nos parezca más fácil ir solos o con el mismo publicador. Aunque en ocasiones esto puede ser práctico, el estudiante se beneficiará de que vayamos con diferentes hermanos. Dimitri, que vive en Moldavia, cuenta: “Cada publicador que acompañaba a mi maestro tenía su propia manera de explicar las cosas. Esto me ayudó a ver lo que aprendía desde diferentes puntos de vista. Y también me dio menos vergüenza ir a mi primera reunión porque ya conocía a muchos hermanos y hermanas”.

13. ¿Por qué debemos ayudar al estudiante a asistir a las reuniones?

Ayudemos al estudiante a asistir a las reuniones. ¿Por qué? Porque reunirnos es un mandato de Jehová y forma parte de nuestra adoración (Heb. 10:24, 25). Además, los hermanos de la congregación son nuestra familia en sentido espiritual. Cuando estamos con ellos en las reuniones, es como si estuviéramos todos juntos disfrutando de un banquete. Al ayudar al estudiante a asistir a las reuniones, lo estamos ayudando a dar uno de los pasos más importantes para llegar al bautismo. Pero puede que haya algún obstáculo que le impida dar ese paso. ¿Cómo podemos usar el libro Disfrute de la vida para ayudarlo?

14. ¿Cómo podemos motivar al estudiante a asistir a las reuniones?

Podemos utilizar la lección 10 del libro Disfrute de la vida para motivar al estudiante a asistir a las reuniones. Antes de que se presentara este libro, se les pidió a algunos publicadores con experiencia que analizaran esta lección con sus estudiantes, y tuvieron muy buenos resultados. Claro, no hace falta que esperemos a llegar a la lección 10 para invitar al estudiante a las reuniones. Invitémoslo lo antes posible y hagámoslo con frecuencia. Cada estudiante es diferente y tiene sus propios retos. Así que centrémonos en las necesidades de cada uno y pensemos en cómo podemos ayudarlo. No nos desanimemos si no asiste a las reuniones enseguida. Seamos pacientes pero constantes.

AYUDEMOS AL ESTUDIANTE A VENCER SUS TEMORES

15. ¿Qué temores puede tener el estudiante?

Si recordamos cuando nosotros estábamos estudiando la Biblia, ¿nos daba un poco de miedo hacernos testigos de Jehová? Quizás pensábamos que jamás podríamos predicar de casa en casa. O tal vez nos asustaba que nuestros familiares o amigos se pusieran en contra de nosotros. En ese caso, podemos entender lo que siente el estudiante. Jesús dijo que algunas personas tendrían esos temores. Pero animó a sus discípulos a no dejar que el miedo les impidiera  servir a Jehová (Mat. 10:16, 17, 27, 28). ¿Cómo los ayudó a vencer sus temores? Y ¿Cómo podemos hacer nosotros lo mismo?

16. ¿Cómo podemos enseñar al estudiante a hablar de lo que está aprendiendo?

Enseñemos poco a poco al estudiante a hablar de lo que está aprendiendo. Seguro que los discípulos de Jesús se pusieron nerviosos cuando él los mandó a predicar. Pero él los ayudó diciéndoles a quiénes podían predicar y qué decir (Mat. 10:5-7). ¿Cómo podemos imitar su ejemplo? Ayudando al estudiante a ver a qué personas puede predicar. Por ejemplo, preguntémosle si sabe de alguien a quien le beneficiaría conocer una enseñanza bíblica concreta. Después, ayudémoslo a preparar lo que puede decir mostrándole una manera sencilla de explicar esa verdad. Cuando lo veamos apropiado, podemos practicar con él usando las secciones “Lo que algunos dicen” y “Lo que algunos preguntan” del libro Disfrute de la vida. En estas sesiones de práctica, concentrémonos en enseñarle a usar la Biblia para responder con sencillez y tacto.

17. ¿Cómo podemos usar Mateo 10:19, 20, 29-31 para ayudar al estudiante a confiar en Jehová?

Ayudemos al estudiante a confiar en Jehová. Jesús les dijo a sus discípulos que Jehová los amaba y por eso los ayudaría (lea Mateo 10:19, 20, 29-31). Recordémosle al estudiante que Jehová también estará a su lado. Podemos enseñarle a apoyarse en Jehová orando con él sobre sus metas. Franciszek, que vive en Polonia, dice: “En sus oraciones, mi maestro hablaba muchas veces de mis metas. Al ver cómo Jehová le respondía, enseguida empecé a orar yo también. Sentí que Jehová me ayudó cuando tuve que pedir días libres en mi nuevo trabajo para ir a las reuniones y a la asamblea”.

18. ¿Cómo se siente Jehová por todo lo que hacen los maestros de la Biblia?

Ahora bien, ¿y si en la actualidad no dirigimos ningún curso bíblico? ¿Todavía podemos ayudar a los estudiantes a progresar hacia el bautismo? Sí. ¿Cómo? Acompañando a otros publicadores a sus cursos. Está claro que Jehová se interesa mucho por nuestros estudiantes de la Biblia. También valora todo lo que hacemos por ayudarlos a acercarse a él y nos ama por ello (Is. 52:7).

¿CÓMO PODEMOS AYUDAR AL ESTUDIANTE A HACER ESTAS COSAS?

Aplicar lo que está aprendiendo.

Fijarse metas. Sección del libro Disfrute de la vida. Hacer cambios en sus vidas, hablar lo más pronto de esos temas. Usar experiencias de la vida real. Resaltar las hermosas cualidades de Jehová.

Conocer a otros Testigos.

Extender nuestra amistad cuando sea conveniente invitar a otros publicadores al curso bíblico ayudar al estudiante a asistir a las reuniones.

Vencer sus temores.

Enseñar a hablar poco a poco a otros usando la Biblia y hablando con tacto y sencillez. Que perciba que Jehová está a su lado apoyando sus esfuerzos.

2 comentarios en «Estudio De La Atalaya, Semana del 2 al 8 de agosto del 2021, Cómo ayudar a los estudiantes a bautizarse, Respuestas Subrayadas.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *