Descargar Aplicación

Estudio De La Atalaya,4-10 de octubre 2021, ¿Estamos dispuestos a esperar a que Jehová actúe?, Respuestas Subrayadas.

1, 2. ¿Qué analizaremos en este artículo?

Supongamos que estamos esperando que nos llegue un envío que necesitamos mucho pero que está tardando en llegar más de lo que esperábamos. ¿Cómo nos sentiríamos? Tal vez estaríamos inquietos. Con razón Proverbios 13:12 dice: “Las expectativas que tardan en cumplirse enferman el corazón”. Pero ¿y si nos enteramos de que hay razones de peso por las que todavía no ha llegado? En ese caso, seguramente estemos más dispuestos a esperar con paciencia.

En este artículo, veremos varios principios bíblicos que pueden ayudarnos a seguir esperando con paciencia (Miq. 7:7). Luego, hablaremos de dos situaciones en las que debemos ser pacientes y esperar a que Jehová actúe. Por último, analizaremos las bendiciones que recibirán quienes estén dispuestos a hacerlo.

PRINCIPIOS BÍBLICOS QUE NOS ENSEÑAN A SER PACIENTES




3. ¿Qué principio se destaca en Proverbios 13:11?

En Proverbios 13:11 encontramos un ejemplo que demuestra la importancia de ser pacientes. Allí dice: “Las riquezas que se consiguen con rapidez disminuirán, pero las que se van juntando poquito a poco aumentarán”. ¿Qué principio aprendemos en este versículo? Que lo más sabio es hacer las cosas con paciencia, paso a paso.

4. ¿Qué principio encontramos en Proverbios 4:18?

Proverbios 4:18 nos dice que “la senda de los justos es como la luz brillante de la mañana, que brilla cada vez más hasta que es pleno día”. Estas palabras nos muestran  con claridad que Jehová le enseña a su pueblo su propósito de manera progresiva. Ahora bien, este versículo también se puede aplicar de manera más amplia al progreso espiritual del cristiano. Este es un proceso que toma tiempo, no se puede acelerar. Si estudiamos con cuidado y ponemos en práctica los consejos que recibimos mediante la Palabra de Dios y su organización, poco a poco adoptaremos la personalidad de Cristo y conoceremos mejor a Dios. Jesús explicó este punto con un ejemplo. Vamos a verlo.

5. ¿Qué ejemplo utilizó Jesús para enseñarnos que el crecimiento espiritual es progresivo?

En una parábola, Jesús comparó el mensaje del Reino que predicamos a una semillita que crece poco a poco en el interior de las personas de buen corazón. Dijo: “Las semillas brotan y las plantas se hacen grandes, aunque él [el sembrador] no sabe exactamente cómo. Por sí sola, la tierra va dando fruto: primero el tallo, luego la espiga y por último el grano maduro en la espiga” (Mar. 4:27, 28). ¿Qué quiso decir? Que la persona que acepta el mensaje del Reino crece en sentido espiritual igual que una planta: poquito a poco. Por ejemplo, esto lo podemos ver cuando nuestros estudiantes de la Biblia se van acercando a Jehová y empezamos a notar los cambios que hacen en su vida (Efes. 4:22-24). Pero debemos recordar que es Jehová quien hace crecer esa semillita (1 Cor. 3:7).

ILUSTRACION:

Serie de imágenes: El progreso del estudiante de la Biblia se compara al crecimiento gradual de una planta. 1. Un agricultor siembra semillas; un hombre escucha a un hermano que predica junto a un carrito de publicaciones. 2. Las semillas brotan; el hombre estudia la Biblia, pero todavía tiene un árbol de Navidad en su casa. 3. Las plantas crecen; el hombre saluda a un hermano en una reunión de congregación. 4. Las semillas dan fruto; el hombre se bautiza.

La persona que escucha y acepta el mensaje del Reino crece en sentido espiritual igual que una planta: poquito a poco. (Vea el párrafo 5).

6, 7. ¿Qué aprendemos de la manera en que Jehová creó la Tierra?

Siempre que hace algo, Jehová es paciente y se toma el tiempo que sea necesario. Y lo hace tanto por la gloria de su nombre como por el bien de los demás. Veamos, por ejemplo, los pasos que siguió cuando preparó la Tierra para los seres humanos.

Al describir cómo Jehová creó la  Tierra, la Biblia dice que “fijó sus dimensiones”, encajó “sus bases” y “colocó su piedra angular” (Job 38:5, 6). Incluso dedicó tiempo a reflexionar en su obra (Gén. 1:10, 12). ¿Podemos imaginarnos cómo se sentían los ángeles cuando veían que Jehová iba creando cada cosa? Debieron de emocionarse muchísimo, pues en cierto momento hasta “lanzaron gritos de alabanza” (Job 38:7). ¿Qué aprendemos? Que a Jehová le tomó miles de años crear la Tierra, las estrellas y los seres vivos, y, cuando se detuvo a mirar todo lo que había creado, dijo que “todo era muy bueno” (Gén. 1:31).




8. ¿Qué veremos ahora?

Como hemos visto en los ejemplos anteriores, la Biblia contiene muchos principios que nos enseñan la importancia de ser pacientes. Veamos ahora dos situaciones en las que debemos estar dispuestos a esperar a que Jehová actúe.

SITUACIONES EN LAS QUE DEBEMOS ESPERAR A QUE JEHOVÁ ACTÚE

9. ¿En qué situación tenemos que esperar a que Jehová actúe?

Cuando nos parece que Jehová no responde nuestras oraciones de inmediato. Si le pedimos que nos dé fuerzas para enfrentarnos a un problema o que nos ayude a superar una debilidad, tal vez sintamos que está tardando en contestarnos más de lo que esperábamos. ¿Por qué no responde Jehová todas nuestras oraciones al instante?

10. ¿Por qué debemos ser pacientes cuando oramos?

Jehová les presta mucha atención a nuestras oraciones (Sal. 65:2). Las considera una prueba de la fe que tenemos (Heb. 11:6). Además, tiene mucho interés en ver si de verdad estamos decididos a vivir en armonía con lo que le pedimos y a hacer su voluntad (1 Juan 3:22). Por eso, si estamos intentando superar una mala costumbre o una debilidad, tal vez tengamos que ser pacientes y actuar de acuerdo con nuestras oraciones. Jesús dio a entender que Dios tal vez no respondería algunas de nuestras oraciones de inmediato al decir: “Sigan pidiendo y se les dará, sigan buscando y encontrarán, sigan tocando a la puerta y se les abrirá. Porque todo el que pide recibe, y todo el que busca encuentra, y a todo el que toca a la puerta se le abrirá” (Mat. 7:7, 8). Si seguimos este consejo y perseveramos en la oración, podemos estar seguros de que nuestro Padre celestial nos escucha y nos responderá (Col. 4:2).

11. ¿Cómo nos ayuda Hebreos 4:16 cuando nos parece que la respuesta a una oración tarda en llegar?

Puede que nos parezca que la respuesta a una oración tarda en llegar, pero Jehová promete que nos responderá “justo en el momento” debido (lea Hebreos 4:16). Así que nunca debemos pensar que Jehová comete un error si no nos responde cuando a nosotros nos parece que debe hacerlo. Por ejemplo, muchos llevan años pidiéndole que les permita ver cómo su Reino acaba con este sistema. Jesús incluso dijo que pidamos que venga el Reino de Dios (Mat. 6:10). Pero qué insensato sería que perdiéramos la fe en Dios porque el fin no haya llegado cuando nosotros lo esperábamos (Hab. 2:3; Mat. 24:44). Lo sabio es seguir esperando a que Jehová actúe  y orando con fe. El fin llegará justo en el momento debido porque Jehová ya ha fijado “el día y la hora”. Y será el mejor momento para todos (Mat. 24:36; 2 Ped. 3:15).

ILUSTRACION:

[Imágenes de la página 11]

Sigamos orando con fe mientras esperamos a que Jehová actúe. (Vea el párrafo 11). *

12. ¿Cuándo puede ser especialmente difícil ser paciente?

Cuando sufrimos injusticias. Hoy día, la gente maltrata a quienes son diferentes por su género, raza, etnia, cultura, nacionalidad o por alguna discapacidad física o mental. A muchos siervos de Dios se les ha tratado injustamente por sus creencias basadas en la Biblia. Si estamos en uno de esos casos, recordemos estas palabras de Jesús: “El que aguante hasta el fin será salvado” (Mat. 24:13). Pero ¿y si nos enteramos de que alguien en la congregación ha cometido un pecado grave? Si los ancianos ya están enterados, ¿seremos pacientes y confiaremos en que atenderán el asunto siguiendo la guía de Jehová? ¿Qué harán?

13. ¿Cómo quiere Jehová que se atiendan los casos de pecados graves?

Cuando los ancianos se enteran de que alguien de la congregación ha cometido un pecado grave, le piden a Jehová que les dé “la sabiduría de arriba” para que puedan ver la situación como él la ve (Sant. 3:17). Su objetivo es ayudar a la persona que ha pecado a volver “de su mal camino”, si es posible (Sant. 5:19, 20). También quieren hacer todo lo que esté en su mano para proteger a la congregación y para consolar a quienes estén heridos (2 Cor. 1:3, 4). Al atender pecados graves, lo primero que deben hacer los ancianos es obtener todos los hechos. Esto toma tiempo. Luego, deben orar, aconsejar con cuidado a la persona usando la Biblia y darle corrección “hasta el grado debido” (Jer. 30:11). Claro, no retrasarán su decisión innecesariamente, pero tampoco la tomarán de manera apresurada. Cuando los ancianos siguen la guía de Jehová, se logra el mayor beneficio para todos en la congregación. Aun así, puede haber alguna víctima inocente que todavía se sienta herida. Si ese es nuestro caso, ¿qué podemos hacer para aliviar el dolor que sentimos?

14. ¿Qué ejemplo bíblico nos puede ayudar si un hermano nos ha hecho mucho daño?

¿Alguna vez nos ha hecho mucho daño alguien, tal vez incluso dentro de la congregación? Si así es, en la Palabra de Dios podemos encontrar ejemplos que nos ayudan a esperar a que Jehová arregle las cosas. Por ejemplo, José no permitió que lo amargaran las injusticias y pecados que sus hermanos cometieron contra él. Más bien, siguió centrado en servir a Jehová, y él lo bendijo por su paciencia y aguante (Gén. 39:21). Con el tiempo, José pudo perdonar a sus hermanos y ver cómo Jehová lo había bendecido (Gén. 45:5). Al igual que José, nosotros sentimos consuelo cuando nos acercamos a Jehová y dejamos que sea él quien haga justicia (Sal. 7:17; 73:28).

ILUSTRACION:

Serie de imágenes: 1. Los hermanos de José lo arrastran y lo echan en una cisterna vacía. 2. José mira al cielo desde el interior de una prisión. 3. José se reencuentra muy feliz con su padre, Jacob.

¿Qué lección de paciencia nos enseña el ejemplo de José? (Vea los párrafos 12 a 14).

15. ¿Qué ayudó a una hermana a aguantar una injusticia con paciencia?

Claro, tal vez no suframos injusticias tan graves como José, pero a todos nos duele que nos traten mal. En cualquier caso, si tenemos un problema con alguien, incluso aunque no sea testigo de Jehová, nos hará bien seguir los principios bíblicos (Filip. 2:3, 4). Veamos lo que hizo una hermana cuando descubrió que una compañera de trabajo estaba diciendo cosas malas sobre ella que no eran verdad. Aunque estaba muy dolida, no se dejó llevar por el enojo, sino que se puso a pensar en el ejemplo de Jesús, que no devolvió los insultos cuando lo estaban insultando (1 Ped. 2:21, 23). Así que la hermana decidió no darle importancia a lo que había sucedido. Después se enteró de que la compañera sufría un grave problema de salud y tenía los nervios a flor de piel. La hermana llegó a la conclusión de que su compañera probablemente no tenía malas intenciones. Así que se quedó en paz y se alegró mucho de haber sido paciente cuando la trataron de manera injusta.

16. ¿Qué puede consolarnos si estamos aguantando una injusticia? (1 Pedro 3:12).

Si estamos aguantando una injusticia o algún otro problema que nos causa dolor, recordemos que Jehová se acerca a “los que tienen el corazón destrozado”  (Sal. 34:18). Él nos ama porque somos pacientes y arrojamos nuestra carga sobre él (Sal. 55:22). Es el Juez de toda la Tierra y sus ojos lo ven todo (lea 1 Pedro 3:12). Por eso, si pasamos por problemas difíciles que no podemos resolver, recordemos que debemos estar dispuestos a esperar a que Jehová actúe.

QUIENES ESPERAN A QUE JEHOVÁ ACTÚE TENDRÁN BENDICIONES SIN FIN

17. ¿Qué nos promete Jehová en Isaías 30:18?

Dentro de poco, nuestro Padre celestial nos dará muchas bendiciones por medio de su Reino. Isaías 30:18 dice: “Jehová espera pacientemente para mostrarles favor, y se levantará para mostrarles misericordia. Porque Jehová es un Dios de justicia. Felices todos los que lo esperan con anhelo”. Quienes esperan con anhelo a que Jehová actúe tendrán muchas bendiciones ahora y en el futuro nuevo mundo.

18. ¿Qué bendiciones nos esperan?

En el nuevo mundo, los siervos de Dios nunca más tendremos que volver a aguantar los problemas y preocupaciones que enfrentamos hoy. No habrá más injusticias ni dolor (Apoc. 21:4). No tendremos que preocuparnos por conseguir las cosas necesarias, porque habrá de todo en abundancia (Sal. 72:16; Is. 54:13). ¡Qué maravilla!

19. ¿Para qué nos está preparando Jehová poco a poco?

Mientras tanto, al ayudarnos a vencer malas costumbres y a cultivar cualidades cristianas, Jehová nos va preparando para cuando vivamos bajo su gobierno. No nos desanimemos y no nos rindamos. Lo mejor está por llegar. Nos espera un futuro maravilloso, así que sigamos dispuestos a esperar con paciencia a que Jehová cumpla todo lo que nos ha prometido.

¿QUÉ RESPONDERÍA?

¿Qué principios bíblicos pueden ayudarnos a seguir esperando con paciencia?

En Proverbios 13:11 encontramos un principio bíblico: Que lo más sabio es hacer las cosas con paciencia, paso a paso. Encontramos un principio bíblico en Proverbios 4:18, Estas palabras nos muestran  con claridad que Jehová le enseña a su pueblo su propósito de manera progresiva.

¿En qué dos situaciones tenemos que ser pacientes?

Cuando nos parece que Jehová no responde nuestras oraciones de inmediato o Si le pedimos que nos dé fuerzas para enfrentarnos a un problema o que nos ayude a superar una debilidad.

¿Qué bendiciones recibirán quienes estén dispuestos a esperar?

Quienes esperan con anhelo a que Jehová actúe tendrán muchas bendiciones. En el nuevo mundo, los siervos de Dios nunca más tendremos que volver a aguantar los problemas y preocupaciones que enfrentamos hoy. No habrá más injusticias ni dolor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *