Descargar Aplicación

Estudio del Libro de la congregación, 15-21 Febrero 2021, Capítulo 5, Párrafos. 10-17, Video, Análisis y Respuestas.

Estudio bíblico de la congregación (30 mins.): rr sección 2, cap. 5 párrs. 1-8 y video.

ANALISIS DEL VIDEO Y RESPUESTAS DE LOS PARRAFOS

Jehová amaba y cuidaba a los israelitas eran su posesión valiosa pero, ¿Cómo le pagaron ellos ese amor?, adorando a dioses falsos en ese templo que llevaba el nombre de Dios  al hacer eso le rompieron el corazón y mancharon la reputación de Jehová, ¿Porque cayó Israel tan bajo?, ¿Qué podemos aprender de las profecías de Ezequiel sobre la destrucción de Jerusalén?. Esas preguntas se contestarán en la sección 2 del libro La Adoración pura de Jehová por fin restaurada. Esta sección está basada en Ezequiel 5:11 y se titula “Contaminante Mi Santuario”, el primer capítulo de esta sección  se centra en la decadencia espiritual y moral de la Judá apóstata.

Ezequiel conocía a fondo la ley de Moisés, sabía lo que implicaba darle a Jehová Adoración pura, las cosas que vio en el templo de Jerusalén Escandalizarian  a cualquier siervo fiel de Jehová 

Ezequiel 8:9, este pasaje se estudiará en el capítulo 5. Ahí se ve las cosas malas y detestables  que los israelitas estaban haciendo, al estudiar este capítulo se nos anima a buscar las respuestas a las siguientes preguntas: ¿Qué es lo que Jehová tiene derecho a exigir de sus siervos?,  y ¿Qué podemos hacer nosotros para estar a la altura de lo que él exige?, ¿Cómo demostró Israel que se había contaminado en sentido espiritual?, ¿Cómo podemos mantenernos espiritualmente puros? y ¿Porqué está usted resuelto a permanecer Moralmente puro?. Al estudiar esta información debemos preguntarnos: ¿Qué tentaciones debe rechazar si quiero permanecer espiritualmente puro?

El vídeo nos anima a tener la seguridad de qué ciudad nos dará las fuerzas que necesitamos  para resistir cualquier tentación o abandonar cualquier hábito impuro, pero sólo si permanecemos puros podremos dar a Jehová lo que él se merece “Adoración Pura”. 

1-3. ¿Qué quiere Jehová que vea Ezequiel en el templo de Jerusalén, y por qué? (Vea las páginas de introducción a la sección 2).

Jehová quiere que Ezequiel, hijo de sacerdote que conocía profundamente la Ley de Moisés y que estaba muy familiarizado con el templo, vea las cosas tan lamentables que estaban sucediendo en el templo y que se lo contará a los ancianos de Judá que eran judíos desterrados que estaban reunidos en su casa. Estas escenas lamentables que le hizo ver a Ezequiel eran la idolatría que estaban haciendo a cuatro escenas espantosas por parte de una nación que se había arruinado en sentido espiritual.

RESPUESTAS BASADAS EN LAS PAGINAS DE INTRODUCCION: (SECCION 2)

Estas visiones de la contaminación de la adoración a Dios en Jerusalén que vio Ezequiel por medio de estas visiones fue posible a que Jehová por medio de espíritu santo traslada a Ezequiel desde su casa en Tel-Abib, en Babilonia a Jerusalén, a cientos de kilómetros, y lleva a Ezequiel justamente a la puerta norte del patio interior del templo, haciendo desde allí un recorrido por todo el templo donde habrá experimentado muchos sentimientos al ver la decadencia que se había instaurado con símbolos de adoración idolátrica.

COMENTARIOS ADICIONALES

Lo que Jehová deseaba era que Ezequiel viera las cosas lamentables que estaban sucediendo en el templo, con el objetivo de que se lo contara a “los ancianos de Judá”, es decir, se lo contara a los judíos desterrados que estaban reunidos en su casa.

Y es que Ezequiel era hijo de un sacerdote, eso significaba que conocía a fondo la Ley de Moisés, y que estaba familiarizado con el templo de Jerusalén y con la adoración pura que se le tendría que dar allí. Es por eso que Jehová le muestra las cosas lamentables que estaban sucediendo en el templo.

En las páginas de introducción a la sección 2 se nos dice en parte que eran esas cosas lamentables que estaban sucediendo en el templo; a saber, la moralidad y espiritualidad del pueblo de Israel habían decaído y habían comenzado a adorar a dioses falsos ¡precisamente en el templo que llevaba el nombre de Jehová!

“Soy un Dios que exige devoción exclusiva”

4. ¿Qué exige Jehová de quienes lo adoran?

Devoción exclusiva, así de preciso y conciso fue Dios cuando le habló a los israelitas, de hecho, el segundo de los Diez Mandamientos es que exige devoción exclusiva, como leemos en Éxodo 20:5, Jehová dijo que no se inclinaran ante ninguna otra cosa. El mandato de Dios fue muy claro, directo y conciso y no dejó en ningún momento ninguna duda, Jehová exige devoción exclusiva.

COMENTARIOS ADICIONALES

Hemos analizado y estudiado en el capítulo 2 de este libro cómo y qué es adoración pura, y un requisito fundamental y principal es que el destinatario de nuestra devoción sea Dios, de lo contrario, no estaríamos teniendo una adoración pura, sino engañándolo y engañándonos a nosotros mismo, por lo que, lo primero que tenemos que poner en nuestra vida por encima de todas las demás cosas es nuestra adoración a Dios, todo lo demás es material.

Para que nuestra adoración sea pura, tenemos que estar limpios en sentido espiritual, que lo primero y principal en nuestra vida sea nuestro servicio a Dios y no antepongamos ninguna cosa material a ello. Jehová es fiel a sus pactos, los israelitas se comprometieron con el pacto de la Ley y vemos lo que pasó. Nosotros queremos ser fiel a nuestro pacto con Dios, así lo espera Jehová que cumple sus pactos para con todos.

En Deuteronomio 7:9,10 leemos lo que sabemos que ocurrirá con aquellas personas que guardan también su pacto y le muestra una adoración pura y los que van en contra de él y lo odian, los cuáles, cuando llegue el momento indicado por Dios les pagarán directamente con destrucción como dice el versículo, el cuál también dice que no tardará mucho en ocuparse de estas personas que lo odian y que se dedican a la adoración falsa.

Lo que Jehová exige es que quienes lo adoran se mantengan limpios en sentido espiritual y no mezclen la adoración verdadera con la falsa. Precisamente en el segundo de los Diez Mandamientos les dijo a los israelitas: “Yo, Jehová tu Dios, soy un Dios que exige devoción exclusiva” (Éxodo 20:5). Al decir “devoción exclusiva”, Jehová da a entender que no  tolerará que se adore a ningún otro dios.

De hecho en el capítulo 2 de este libro, analizamos que el primer requisito de la adoración pura es que Jehová sea el destinatario de nuestra devoción. Por eso nosotros cómo sus adoradores tenemos que poner a Jehová en primer lugar en nuestra vida (Éxodo 20:3).

Y así cómo los israelitas en el año 1513 antes de nuestra era se comprometieron a darle a Jehová devoción exclusiva, cada uno de nosotros también nos hemos comprometido a darle a Jehová nuestra adoración exclusiva el día en el que nos bautizamos por lo que debemos de ser fieles a nuestro compromiso así cómo Jehová es fiel para con nosotros.

INFORMACIÓN SUPLEMENTARIA 

Devoción exclusiva: La palabra “devoción” significa intensa adhesión a alguien y amor ferviente por esa misma persona. Por otra parte, la palabra “exclusiva” proviene del latín exclusus (excluido), por lo que devoción exclusiva significa adhesión total a Dios, que excluye de nuestro corazón y de nuestro comportamiento a toda otra persona o cosa y reserva para Dios un lugar que solo puede pertenecerle a Él.

5, 6. ¿Por qué merecía Jehová que los israelitas le dieran devoción exclusiva?

Sabemos todo lo que hizo Jehová por los israelitas y lo hemos vuelto a estudiar y analizar durante las últimas semanas. Es por medio de Dios, de su profundo amor y bondad, por lo que fueron liberados de la esclavitud a la que estaban sometidos en Egipto y le proporcionó posteriormente todas las cosas. ¿Quién, si no hubiera sido Jehová, los hubiera liberado de esta esclavitud?, Jehová los liberó como les recuerda en Éxodo 20:2, solo esto es motivo de estar eternamente agradecidos, y a esto hay que añadirle todo lo que les proporcionó y todas las buenas cualidades de Dios.

COMENTARIOS ADICIONALES

Porque Él es el Dios Todopoderoso, el Soberano del universo, “la fuente de la vida” y quien la sustenta. Además, fue el Libertador de los israelitas. Y cuando le dio los Diez Mandamientos a su pueblo, ahí les recordó que Él los había sacado de la tierra de Egipto el lugar en donde ellos eran unos simples esclavos (Éxodo 20:2).

La Biblia relaciona el amor intenso que sentimos por Jehová con la devoción a él. Y el amor se basa en el conocimiento que se tiene sobre algo o alguien, y precisamente nosotros cómo pueblo de Dios hemos llegado a adquirir un gran conocimiento sobre Jehová. Gracias a este conocimiento debemos de esforzarnos por darle a Jehová nuestra devoción exclusiva y a aprovechar que todo lo que sigamos aprendiendo de Él nos ayude a fortalecer esa devoción.

Quizá debido a que ya habían pasado algunos años desde el pacto que los israelitas habían hecho en el año de 1513 a.E.C. ellos llegaron a pensar que ese pacto ya no estaba en vigor o simplemente que quizá la manera de pensar de Jehová había cambiado, pero si es que los israelitas llegaron a pensar en eso significa que olvidaron lo que dice Malaquías 3:6, que Jehová no cambia y que sus normas permanecen constantes, estables, inmutables y sin la más mínima variación .

Jehová no fue exigente con los israelitas, solo le pidió una serie de cosas coherentes para que fueran más felices y vivieran en abundancia y paz. Es el soberano del universo, es la fuente de la vida, es el Dios Todopoderoso, Dios es amor y nunca les pidió nada exigente, es más, fue su Libertador… debería haber ocupado un lugar exclusivo en el corazón de los israelitas, y sin embargo muchos se corrompieron cayendo en una adoración falsa por medio de símbolos idolátricos cuando Jehová fue muy claro al pedir devoción exclusiva.

En Malaquías 3:6 dice que Jehová no cambia, que es el mismo y que por tanto, pide las mismas cosas, siempre ha pedido devoción exclusiva, así lo demostramos sus siervos fieles hoy día con nuestras vidas. Ezequiel se horrorizó con lo que vio, nosotros con solo pensarlo también lo hacemos, ahora mismo es inconcebible vernos fallar como hicieron los israelitas pero recordemos que Satanás es muy astuto… a Jesús lo único que le pidió fue un solo acto de adoración, podríamos caer en cualquier momento poniendo por delante de nuestra adoración pura cualquier otra cosa, por ello, siempre tenemos que estar alertas.

Primera escena: “El símbolo idolátrico de celos”

7. a) ¿Qué estaban haciendo unos judíos apóstatas en la puerta norte del templo? ¿Y qué reacción provocaron en Jehová? (Vea el dibujo del principio). 

Estos judíos apóstatas estaban adorando una imagen o símbolo idolátrico, sea lo que sea que representara este símbolo, que podría ser a Aserá, una diosa falsa de los cananeos que la consideraban la esposa de Baal, estaban desobedeciendo un mandato fundamental, estaban rompiendo el pacto de la Ley, estaban haciendo mucho daño a Jehová por sus acciones corruptas, provocaron los celos de Dios y como dice Deuteronomio 32:16, también su ira, lo enfurecieron con cosas detestables.

COMENTARIO ADICIONAL

En la puerta norte del templo había unos judíos apóstatas adorando una imagen o símbolo idolátrico. Se menciona que quizá era un poste sagrado que representaba a Aserá, la diosa falsa de los cananeos, quienes la consideraban esposa de Baal. Fuera lo que fuera, aquellos israelitas idólatras no cumplieron con los términos del pacto que tenían con Jehová. Este tipo de acciones idólatras y apóstatas provocaron los celos de Jehová y su justa ira. 

7. b) ¿En qué sentido despertaron esos judíos los celos de Jehová? (Vea la nota).

Durante más de cuatrocientos años el templo había sido el santuario que representaba la presencia de Jehová y ahora los judíos lo habían corrompido, la misma casa de Jehová, con ídolos falsos haciendo que Jehová se alejara del que era su santuario. La palabra “celos” que se usa para denotar lo que sintió Dios refleja la alta fidelidad de sus pactos y de su Palabra para con sus siervos, este acto detestable le produjo mucha indignación y con toda la razón.

COMENTARIO ADICIONAL

La Nota menciona que los celos y la indignación que sintió Jehová fueron semejantes a los que sentiría un esposo al enterarse de la infidelidad de su esposa. Y no era para menos ya que la indignación y deslealtad era muy grande ya que por más de cuatrocientos años, el santuario del templo se había asociado con la presencia de Jehová. Y ahora los judíos habían introducido la idolatría justo en el templo.

Cuando vemos estas imágenes que ha preparado el esclavo fiel y prudente y estudiamos estas visiones de Ezequiel, sentimos dolor y nos duele verlas, el cómo pudieron hacer tal cosa, nos sentimos tristes de lo que ocurrió y de lo que habrá sentido Dios, ni nos imaginamos cómo se habrá sentido Jehová. Se nos cita Proverbios 6:34 para comprender estos celos con los que sentiría un esposo cuando existe una infidelidad, esto nos ayuda a hacernos una idea y acercarnos un poco a la gravedad de la situación.

8. ¿Con qué podemos relacionar nosotros hoy la visión del símbolo de celos que vio Ezequiel?

Se relaciona con las muchas religiones falsas que dicen que adoran y sirven a Dios y aún así usan muchos símbolos, imágenes y otros elementos de idolatría, religiones supuestamente cristianas que están llenas de ídolos. Jehová no cambia, lo leímos en Malaquías 3:6 y en Éxodo 20:5 que no te inclines ante estas cosas. La cristiandad, sin duda, ha provocado la justa ira de Dios igual que la Judá apóstata.

COMENTARIO ADICIONAL

Podemos relacionarla con la falsa cristiandad, es decir las religiones que supuestamente son cristianas. Y es que la “supuesta adoración” de estas religiones está llena de ídolos y seguramente por eso está falsa cristiandad ha provocado la justa ira de Dios, igual que la Judá apóstata.

INFORMACIÓN SUPLEMENTARIA

Muchas religiones afirman que las imágenes no son ídolos, sino un medio para acercarse y honrar a la persona a la que representan. Pero ¿es eso cierto? De acuerdo con una enciclopedia, “es posible que, al principio, las imágenes tuvieran fines principalmente didácticos y decorativos; al menos, así era como se justificaba su uso. Sin embargo, pronto resultó evidente que se habían convertido en objeto de veneración. Esto es especialmente cierto en el caso de los iconos de la Iglesia Ortodoxa Oriental, donde llegaron a ser parte principal del culto” (The Encyclopedia of Religion). Ahora bien, ¿tienen algún valor esas imágenes? No, pues el profeta Isaías dijo: “¿A quién, pues, compararéis a Dios y a qué imagen haréis que se le asemeje?” (Isaías 40:18, Nácar-Colunga, 1972).

2 comentarios en «Estudio del Libro de la congregación, Semana del 15 al 21 de Febrero del 2021, Capítulo 5, Párrafos, 1 al 8, Video, Análisis y Respuestas.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *