Descargar Aplicación

Estudio del Libro de la congregación, 22-28 Marzo 2021, Capítulo 6, Párrafos. 14-19, Respuestas.

 

Estudio bíblico de la congregación (30 mins.): rr cap. 6 párrs. 14-19.

“¡Mira, ya viene!”

14 a) ¿Cómo demostró Ezequiel que confiaba en la rigurosa puntualidad de Jehová?

Ezequiel no sabía la fecha exacta y puede que no dedujera cuando será el año exacto de la destrucción de Jerusalén, pero eso no tenia mayor importancia porque estaba convencido en lo que Jehová le había dicho y hecho hacer, y sabía que vendría en la fecha que él había determinado y eso lo demostró avisando vez tras a vez a Jerusalén que su fin estaba cerca.

COMENTARIOS ADICIONALES

Las palabras que Ezequiel usaba para referirse y corroborar vez tras vez que la destrucción llegaría y sería puntual según la voluntad de Jehová son las expresiones que leemos en Ezequiel 7:3, y del 5 al 10. “Ahora te ha llegado el fin” “¡Mira! Ya viene”. Ezequiel, estaba advirtiendo constantemente que la destrucción, que la sentencia de Jehová la tenían a las puertas de la ciudad.

Aunque es probable que no supiera exactamente el año del fin de Jerusalén, durante los años previos a la destrucción de la ciudad, Ezequiel les advirtió vez tras vez a los judíos que la ejecución de la sentencia de Jehová estaba a las puertas. Con esto demostró su plena confianza en que Jehová cumpliría lo que le había dicho. 

b) ¿Qué sucedería antes de la destrucción de Jerusalén?

Ezequiel estaba convencido del cumplimiento de la palabra de Dios. Además, como dice Isaías 46:10, Jehová predice el fin desde el principio, desde mucho tiempo atrás antes de que suceden las cosas que manda, porque su decisión siempre se mantiene. Tal como dice este texto, Ezequiel junto a la profecía de la destrucción de Jerusalén dice que antes sucederían muchas cosas, vendría un desastre tras otro que llevarían poco a poco a la ciudad a su hundimiento social, el de la religión y el de los gobiernos.

COMENTARIOS ADICIONALES

En los años previos a la sentencia de la destrucción de Jerusalén por Jehová ocurrirían una serie de desastres. Ezequiel dice en su libro que la violencia que se formaría acabaría con todo, con sus habitantes, con sus riquezas y con su prestigio. Habrá angustia y no se encontrará paz, desastres y noticias preocupantes una tras otra. Los habitantes buscarán guía porque no sabrán qué hacer ante estas cosas, pero no la encontrarán porque la ley de los sacerdotes y de los ancianos dejarán de existir como se lee en Ezequiel 7:26.

El profeta Ezequiel también predijo lo que sucedería, mencionó en Ezequiel 7:25-27 que a Jerusalén le sobrevendrían un desastre tras otro, los cuales conducirían al hundimiento de la sociedad, la religión y los gobiernos.

15 ¿Qué partes de la profecía de Ezequiel empezaron a cumplirse a partir del 609 antes de nuestra era?

En el año 609 el ataque predicho por Ezequiel según lo que Jehová le había dicho estaba empezando. Se oyó un toque de trompeta por el que se avisaba a los habitantes que se preparan y acudieran a luchar y defender la ciudad. Pero tal como dijo Ezequiel, se cumplió que nadie acudió a la batalla. Su arrogancia y ego les llevó a pensar que Jehová ya les ayudaría como ocurrió en otras situaciones y de que la ciudad es indestructible y nadie se atrevería a atacarla.

COMENTARIOS ADICIONALES

Comenzó a cumplirse la caída de Jerusalén ya que el ataque a Jerusalén había comenzado. En ese momento Ezequiel sonó una trompeta llamando al pueblo para que defendiera la ciudad, pero se cumplió otra parte de la profecía en donde se decía que: “Nadie iría a la batalla” (Ezequiel 7:14).

Quizá llame la atención cómo es que una nación entera no fue a la batalla para defenderse de los invasores. Pero si nos ponemos a pensar que no hace mucho tiempo Jehová ya los había rescatado antes, cuando los asirios amenazaron con tomar la ciudad de Jerusalén y un ángel acabó con la mayor parte del ejército, en ese caso suena un poco más lógico comprender el actuar de Jerusalén.

Muchos habitantes de Jerusalén habrán pensado que Jehová los volvería a rescatar como hizo con los asirios por ejemplo. Pero esta vez era diferente, y Ezequiel lo dijo hace mucho tiempo antes durante muchos días, los ángeles de Dios no iban a acudir esta vez en su ayuda. El fin de Jerusalén estaba muy cerca.

Primero se cumplió que nadie acudió a dar batalla ni a defender la ciudad y cuando vieron al ejército babilonio preparado para iniciar el asedio ya era muy tarde y se cumple lo que también dice Ezequiel, la ciudad ya parecía una olla puesta en el fuego y sus habitantes estaban dentro de la olla. Esto ocurrió en poco tiempo cuando la ciudad fue cercada, y se inicia un asfixiante asedio de dieciocho meses hasta que finalmente Jerusalén es destruida.

Fijémonos que Jerusalén ya parecía una olla solo con estar cercada y ahora empezaría el asedio babilonio hasta la destrucción final. Un asedio asfixiante y un largo tiempo de dolor para todos los habitantes que estaban dentro de la olla y que muchos, la mayoría, terminarían perdiendo la vida como vimos con los grupos de las porciones de pelo de Ezequiel.

ILUSTRACIÓN CORRESPONDIENTE

Podemos ver en la ilustración lo que la ciudad de Jerusalén parecía una vez situada y sin contar con la salvación de Jehová. Literalmente parecían cómo una olla puesta al fuego y sus habitantes eran cómo pedazos de carne. Ellos se habían negado a defender la ciudad, esperando que Jehová los salvará a pesar de su pésima conducta, pero ahora su fin era inminente.

“Acumulen para ustedes tesoros en el cielo”

16 ¿Cómo podemos demostrar que confiamos en la extraordinaria puntualidad de Jehová?

Al igual que Ezequiel, no conocemos la fecha exacta ni sabemos cuándo llegará la fecha que Jehová ha establecido, pero sabemos que será puntual. Tal como dice 2 de Pedro 3:9,10, Jehová no es tarde para cumplir con su promesa, sino que es paciente porque quiere que el mayor número de personas se pueda salvar si pone fe en Jehová. Nosotros tenemos fe en su promesa, sabemos que se cumplirá y lo demostramos como Ezequiel, anunciando constantemente que está cerca.

COMENTARIOS ADICIONALES

Al igual que Ezequiel, nosotros tampoco sabemos la fecha exacta de la destrucción de la religión falsa. Sin embargo, igual que Ezequiel seguimos cumpliendo con lo que Jehová nos ha pedido, o sea, le advertimos una y otra vez a la gente: “Ahora te ha llegado el fin”.

Y quizá algunos piensen; “bueno, con una vez que demos este mensaje es más que suficiente”. En realidad no es suficiente con una sola vez, más bien es necesario que sigamos repitiendo ese mensaje. La razón es la misma por la que Ezequiel siguió repitiéndolo, la mayoría de la gente que escuchó el mensaje de la caída de Jerusalén no lo creyó. Pero mientras más lo repitamos habrá más probabilidades de que personas de buen corazón lleguen a encontrar el camino que lleva a la vida.

Puede que pensemos que la mayoría de personas no nos escucha en el ministerio, pero siempre hay personas que lo harán, aunque sean pocas, y debemos seguir buscando a los merecedores hasta la fecha final. A Ezequiel le pasó lo mismo, la mayoría de las personas no escucharon el mensaje de la caída de Jerusalén, y no por ello dejó de transmitirlo ni se desanimó. Confió en Jehová y en la puntualidad de su promesa, tal como debemos hacer nosotros.

Mientras quede tiempo hasta el final de los últimos días, tenemos que seguir transmitiendo este mensaje profético como hizo Ezequiel. Así demostramos plenamente confianza/fe en el cumplimiento de la promesa que nos ha hecho Dios a nosotros y ayudaremos a las personas que queden de buen corazón a salvarse de la gran tribulación como intenta la hermana de la fotografía.

Ahora más que nunca debemos dedicarnos a transmitir con la misma urgencia como hizo Ezequiel el mensaje de la venida del Reino. Ezequiel, en un libro tan corto, utilizó en muchas ocasiones las expresiones “venir” y “llegar”, porque estaba pronto. Como esta pronto el final de los últimos días. Y cuando llegue, se buscará guía y no se encontrará, porque nuestro mensaje habrá ya cambiado. Aprovechemos el tiempo que nos queda y confiemos en la obra de Dios.

ILUSTRACIÓN CORRESPONDIENTE

Podemos ver en la ilustración correspondiente a este párrafo cómo una de nuestras hermanas está predicando quizá en una estación de transporte. Algunas personas están ocupadas en sus actividades diarias pero algunas otras están sintiéndose atraídas por el mensaje de Jehová, incluida una niña pequeña. Mientras haya personas interesadas, aunque sean pocas, nosotros seguiremos buscándolas.

17 ¿Qué cosas veremos durante la inminente gran tribulación?

En la inminente gran tribulación veremos como estas personas que confiaron en sus organizaciones de religiones falsas no irán a la batalla sino que pedirán ayuda y no habrá respuesta. El miedo se apoderará de ellos y tirarán todas sus posesiones materiales y dinero porque se han dado cuenta que nada de eso podrá salvarlos, no tenían utilidad.

COMENTARIOS ADICIONALES

Una de las cosas que veremos es que los miembros de las organizaciones religiosas que serán atacadas no irán a la batalla, más bien dirán: “Señor, Señor”, pidiendo auxilio. Y, al ver que no hay ninguna respuesta, sus “manos se quedarán sin fuerzas” y “un temblor” se apoderará de ellos.

También se menciona en Ezequiel 7:19: “Arrojaran su plata por las calles”. Esta afirmación muestra con claridad lo que pasará durante la gran tribulación. En ese momento, la gente se dará cuenta de que el dinero no los puede salvar de la inminente calamidad.

Las organizaciones religiosas serán atacadas y no podrán hacer nada para defenderse. Sentirán asco hacia sus posesiones que no serán capaces de rescatarlos de la destrucción. Todo el orgullo y belleza de sus adornos son inservibles como leemos en Ezequiel 7:20, ninguno de sus ídolos repugnantes les salvará.

ILUSTRACIÓN CORRESPONDIENTE

Podemos ver en esta ilustración lo que seguramente son utensilios de plata. La gente en la gran tribulación se dará cuenta que eso por lo que tantos años se esforzaron por conseguir en realidad no vale nada cuando se trata de la venganza de Jehová. Desearán poder comprarle su salvación a Jehová pero el precio que Él pide sus riquezas no puede compensarlo.

18 ¿Qué lección sobre establecer prioridades extraemos de la profecía de Ezequiel?

Los habitantes de Jerusalén solo cambiaron cuando se estaba acercando el fin, no durante todos los años anteriores y pese a todas las advertencias de Ezequiel. Solo cambiaron cuando vieron los desastres tras desastres que se les venía encima, todas las calamidades y cómo sus riquezas no podían protegerlos. La Biblia nos advierte de todo lo que vendrá, por eso nuestro orden de prioridades en la vida está claro y es muy diferentes al resto de habitantes de este sistema.

COMENTARIOS ADICIONALES

Que no debemos de ser iguales a los habitantes de Jerusalén. Ellos solo cambiaron sus prioridades cuando se dieron cuenta que el fin de su ciudad y de su vida estaba frente a sus narices. Hasta ese momento fue que se deshicieron de sus pertenencias y se pusieron a buscar “la visión de un profeta”. Nosotros, por el contrario, nuestra fe en las promesas de Dios nos ha llevado a establecer correctamente nuestras prioridades en la vida.

Hoy día estamos dando muchas instrucciones y mensajes por medio de nuestra predicación de la Biblia. Y aunque no nos escuchen, llegará un momento en el que se buscara la guía que transmitíamos por medio de la Biblia y ya no se encontrará porque será demasiado tarde. Como cristianos, nuestras prioridades en la vida están claras, y no podemos permitirnos perdernos por la corriente de este sistema, porque puede que se nos haga tarde.

Es por lo que se ha comentado, que tenemos que tener muy presente lo que se dice en Mateo 6:19-21. Acumular tesoros en el cielo, porque cuando venga la gran tribulación, ninguna riqueza material los salvará de los que les caerá encima. Serán nuestras riquezas espirituales las que nos conducirá al camino de salvación.

19 ¿Qué efecto tienen hoy en nosotros las declaraciones proféticas de Ezequiel?

Este capítulo nos ha recordado que queda poco tiempo, queda poco tiempo para fortalecer nuestra fe, para consagrar nuestra adoración pura, para ayudar a las personas de corazón sincero a abrirlo al mensaje de Jehová y que se puedan salvar también. La obra de hacer discípulos es una prioridad y es urgente, y aunque no nos escuchen, debemos seguir perseverando como Ezequiel de forma que nadie pueda decir que no hemos dicho: “Ahora te ha llegado el fin”.

COMENTARIOS ADICIONALES

Nos recuerdan que queda poco tiempo para ayudar a otras personas a convertirse en siervos de Dios. Y por eso vemos la obra de hacer discípulos como una tarea urgente. Pero sobre todo nos hace estar decididos a mantener intacta nuestra confianza en Jehová y a que la adoración pura siga ocupando el primer lugar en nuestra vida. 

Y aunque hay personas de buen corazón que empiezan a adorar a nuestro Padre, Jehová, también hay muchos otros que no dan ese paso. Pero independientemente de la reacción de las personas nosotros seguimos dándoles el mismo mensaje de advertencia que Ezequiel le dio a la gente de su época: “Ahora te ha llegado el fin”.

La adoración pura y usted

¿Qué futuros acontecimientos trascendentales vienen a nuestra mente al estudiar las escenificaciones proféticas de Ezequiel?

Una de ellas es cuando Jehová ataque a todas las religiones falsas de la Tierra valiéndose de las autoridades políticas, ó cuando  la “gran tribulación”, culmine con la guerra de Armagedón, lo cual será una calamidad sin precedentes. Y también cuando llegue el ataque de la espada de Jehová en contra de todas las personas adoradoras de religiones falsas.

COMENTARIO ADICIONAL

Al igual que Jerusalén estaba contaminada, también lo está hoy nuestro mundo y le espera lo mismo o peor que a Jerusalén. Jehová atacará a las religiones falsas valiéndose de las mismas autoridades políticas. Una gran tribulación como nunca vista y que nunca más se verá, donde todos los habitantes serán destruidos y no encontrarán protección en ningún lugar, salvo la gran muchedumbre que ha puesto fe en las promesas de Dios.

¿Qué efecto tiene en su forma de ver la predicación la manera en que Ezequiel transmitió las advertencias de Jehová?

Que debo de ver la predicación cómo una obra urgente. Y que es ahora cuando tenemos que hacer todo lo que podamos para ayudar a las personas a servir a Jehová. ¿Por qué? Porque queda poco tiempo para hacer “discípulos de gente de todas las naciones”.

COMENTARIO ADICIONAL

Nuestra predicación es prioritaria y urgente, ahora más que nunca, el fin está muy cerca ya, y aunque no nos escuchen como a Ezequiel, debemos seguir buscando a los merecedores. Porque cuando el momento de Jehová llegué, nos quedaremos mudos como Ezequiel aunque las personas busquen guía. Nuestro mensaje, es posible que cambie a uno de sentencia en lugar de buenas noticias, las cuáles, debemos de dar ahora y llevarlas hasta el último rincón del planeta.

¿Por qué le animan las profecías que hemos estudiado en este capítulo a replantearse sus prioridades? ¿Qué cambios ha hecho usted ya?

Porque no quiero ser cómo los habitantes de Jerusalén quienes hasta que vieron su ciudad destruida y su vida en peligro fue que comenzaron a consultar al profeta de Jehová y a hacer cambios en su vida. Esa manera de actuar revela mucha hipocresía, algo que Jehová odia mucho. 

No dejar que el entretenimiento, el trabajo o el estilo de vida tan demandante de este sistema de cosas rija mi vida. Por el contrario, he centrado mi vida en las cosas espirituales, sobre todo la predicación, el estudio de la Biblia y la asistencia a las reuniones. 

COMENTARIO ADICIONAL

Hemos visto como las posesiones materiales, el oro y la plata, las cosas supuestamente bellas que tenían les dieron asco. Porque a la hora de la verdad, lo único que nos salvará será nuestra fe en Jehová y Jesús, serán nuestros tesoros que hemos trabajado en el cielo, las riquezas materiales no salvará a nadie y nuestros cambios deben estar enfocados a poner siempre en primer lugar el Reino de Dios.

2 comentarios en «Estudio del Libro de la congregación, Semana del 22 al 28 de Marzo del 2021, Capítulo 6, Párrafos, 14 al 19, Respuestas.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *