Descargar Aplicación

Estudio del Libro de la congregación, 8-14 Marzo 2021, Capítulo 6, Párrafos. 1-6, Video, Análisis y Respuestas.

 

Estudio bíblico de la congregación (30 mins.): rr cap. 6 párrs. 1-6 y video.

ANALISIS DEL VIDEO Y RESPUESTAS DE LOS PARRAFOS

Jehová le pidió al profeta Ezequiel que hiciera algunas cosas raras, Por ejemplo: en una ocasión estuvo una semana sentado y sin hablar, de repente se levantó  y se encerró en su casa. Cuándo volvió a salir, agarró un ladrillo e hizo un grabado en él, fue extraño el comportamiento de Ezequiel. Pero lo que hizo transmite un mensaje muy importante para nosotros, El capítulo 6 del libro La Adoración Pura habla de este comportamiento extraño de Ezequiel  se titula “Ahora te ha llegado el fin”. Esta declaración se encuentra en Ezequiel 7:3,  El texto temático de este capítulo: “Ahora te ha llegado el fin. y soltaré mi furia contra ti, te juzgaré según tu conducta y te pediré cuentas por todas tus acciones detestables” 

Al estudiar este capítulo, en el video se nos animó a buscar las respuestas a estas tres preguntas: ¿Qué futuros acontecimientos trascendentales vienen a nuestra mente al estudiar las escenificaciones proféticas Ezequiel?, ¿Qué efecto tienen la forma de ver la predicación la manera en que Ezequiel transmitió las advertencias de Jehová?, ¿Por qué nos animan las profecías que hay en este capítulo a replantear nuestras prioridades?.

También se nos anima  a que este capítulo  influya en nosotros y nos ayude a fijar nuestras prioridades y que las decisiones que tomemos nos permitan darle a Jehová la adoración pura que él se merece.

“Ahora te ha llegado el fin”

IDEA PRINCIPAL: Las sentencias de Jehová contra Jerusalén y su cumplimiento

1, 2. a) ¿Qué extraño comportamiento tuvo Ezequiel? (Vea el dibujo del principio).

El profeta Ezequiel llevaba una semana sentado, sin hablar con nadie, aturdido. Y después, de la nada, sin decir nada se levanta y se encierra en su casa. Luego aparece de nuevo cogiendo un ladrillo que se lo pone delante y comienza a grabar la ciudad de Jerusalén, sigue sin decir una palabra, mientras empieza a construir una muralla en miniatura alrededor de ella.

COMENTARIOS ADICIONALES

Es importante destacar que Ezequiel se comportó de esta manera debido a instrucciones por parte de Jehová, aunque eran extrañas, le había pedido que fuera al lugar donde se encontraban los judios desterrados del pueblo en Tel-abib (Ezeq. 3:10, 11, 15).

Jehová envió al profeta Ezequiel a donde estaba los desterrados de su pueblo en Tel-Abib y se quedó viviendo entre ellos porque Jehová quería transmitir un mensaje. En el versículo 26 dice que Jehová hará que la lengua de Ezequiel se pegue al paladar y no pudiera decir ni una palabra, así estuvo una semana y fue recibiendo instrucciones de Jehová, como el que se levantara, fuera a su casa, cogiera un ladrillo y empezara a grabar esta profecía que los judíos desterrados no entenderían hasta tiempo de

1, 2. b) ¿Qué predecían las cosas que hizo?

Predecía la llegada de un acontecimiento terrible que sería muestra de la justa indignación de Dios.

COMENTARIO ADICIONAL

En Ezequiel 4:1,2 vemos lo que Jehová le mandó a grabar a Ezequiel, fue la ciudad de Jerusalén, con un muro de asedio alrededor de ella, una rampa con la que la atacaban y campamentos y arietes preparados para la lucha. El comportamiento de Ezequiel y su grabado predecía una acontecimiento terrible motivo de la justa indignación de Dios como vimos en el capítulo anterior tornándose su ira contra la nación de Israel.

Un ladrillo, trigo y una espada afilada

3, 4. a) ¿Qué tres aspectos de la sentencia de Dios escenificó Ezequiel? 

Los tres aspectos que escenificó Ezequiel y que veremos ahora son el asedio a Jerusalén, el sufrimiento de sus habitantes y la destrucción de la ciudad y su gente. Vemos que son tres importantes aspectos, lo que representa toda la ciudad, y el sufrimiento que tendría sus habitantes como consecuencia de sus actos y el fin de todo lo malo que estaba haciendo con la destrucción de una ciudad que nunca se pensaba que sería destruida.

COMENTARIOS ADICIONALES

Tal como se menciona en la nota, Ezequiel mientras realizo estas acciones lo hizo de manera pública tal como cuando horneó el pan o cuando se llevó su equipaje.

Al profeta Ezequiel se le mandó que representara las condiciones igualmente deplorables que le sobrevendrían a Jerusalén usando estiércol como combustible para cocer su alimento. (Eze. 4:12-17) Además de que como parte de una representación pública que simbolizaba el destierro que Jerusalén estaba por sufrir en Babilonia, Ezequiel sacó de su casa “equipaje para destierro”. (Eze 12:7)

Además, cuando Ezequiel representó estos tres escenarios de la sentencia de Dios contra Jerusalén no lo hizo en secreto, como vemos en la nota del párrafo, es lógico pensar que Ezequiel estaba delante de otras personas que lo miraban cómo hacía estas cosas, así se puede leer en Ezequiel 4:12 con el caso del pan.

3, 4. b) ¿Cómo representó Ezequiel el asedio de Jerusalén?

Tal como le dijo Jehová. Ezequiel se valió de un ladrillo que representaba la ciudad de Jerusalén la cual había grabado en el ladrillo. Ezequiel representaba el propio ejército babilonio que Jehová usaría y entre él y la ciudad había una lámina de hierro que significaba la gran fuerza de este ejército. El ladrillo lo cercó con una muralla en miniatura, además los babilonios usarían rampas, arietes y campamentos preparados para la lucha y para cercar Jerusalén y atacarla.

COMENTARIOS ADICIONALES

El ladrillo era en representación de la ciudad de Jerusalén y Ezequiel a su vez personificaba el ejército babilonio el cual Jehová utilizaría. Construyó una muralla en miniatura junto con una rampa de ataque y arietes, instrumentos que colocó alrededor del ladrillo indicando de esta manera que los enemigos de Jerusalén lo utilizarian para atacar la ciudad.

Además una manera de  mostrar que los soldados enemigos serían tan fuertes, Ezequiel colocó una lámina o “plancha de hierro” entre él y la ciudad, y luego fijó su mirada en la ciudad. Todas estas acciones sirvieron para mostrar la “señal para la casa de Israel”, una señal de que algo les pasaría pronto puesto que Jehová usaría al ejército enemigo para asediar Jerusalén, 

Ezequiel personificaba al ejército babilonio… fijó su vista, su mirada en la ciudad. Todo esto representaba y era señal de un suceso inesperado terrible que sufriría dentro de poco Jerusalén. Jehová utilizará al ejército enemigo para asediar la principal ciudad de su pueblo, donde se encuentra su propio templo, aunque corrompido hasta la base.

5. ¿Cómo escenificó Ezequiel lo que les ocurriría a los habitantes de Jerusalén?

Ezequiel pasó de personificar al ejército babilonio a representar a los habitantes de Jerusalén y para ello tomó los alimentos e ingredientes que le dijo Jehová y los racionó de la forma que le ordenó. Esto significa que habría hambre, que faltaría el alimento hasta el punto que se comería lo primero que encontrarían y que nunca antes habían comido. La situación sería como flechas mortales del hambre que causaría mucho sufrimiento y los habitantes se estarían consumiendo desconcertados por culpa de sus errores al faltarle el pan y el agua como leemos en Ezequiel 4:17.

COMENTARIOS ADICIONALES

Ezequiel preparó el pan con una mezcla rara de ingredientes, lo que mostró que la gente comería lo primero que encontrara. Y esto fue porque Jehová solicitó a Ezequiel (Ezeq. 4:9-16).

Ezequiel ya no personificaba al ejército babilonio, sino a los habitantes de Jerusalén y lo que hizo el profeta bajo órdenes de Jehová indicaba que por culpa del asedio escasearía la comida en la ciudad. Y esto era tan serio que incluso dijo que “las flechas mortales de hambre” causarían mucho sufrimiento. (Ezeq. 5:10, 16).

Este sufrimiento debido a la falta de alimento es un hambre extrema, no habría que comer ni beber, hasta el punto que Ezequiel dijo como si les hablara directamente a los habitantes de Jerusalén las terribles palabras que leemos en Ezequiel 5:10. Jerusalén no solo tenía la preocupación del ejército babilonio sino incluso una peor ya que Jehová cortó el suministro de alimento.

6. a) ¿Qué dos papeles interpretó Ezequiel a la vez? 

Por un lado Ezequiel representó lo que Jehová haría, sosteniendo la espada que simbolizaba la mano de Jehová mientras la usaba como navaja de un barbero, su justa sentencia ejecutada por medio del ejército babilonio. Y al afeitarse la cabeza y la barba reflejaba el sufrimiento por el que pasarían los judíos que serían atacados y de la gran matanza que habría.

COMENTARIOS ADICIONALES

Jehová le pidió que tomara una espada afilada y que la utilizara como “navaja de barbero”. La mano con la que sostenía esa espada simbolizaba la mano de Jehová, la sentencia que ejecutaría por medio del ejército babilonio.

También le mandó que se “afeitara la cabeza y barba” como representación de que los judíos serían atacados y habría una gran amenaza.

6. b) ¿Qué significado tenía la orden de pesar el pelo y dividirlo en porciones?

Que la sentencia de Jehová contra Jerusalén no se llevaría a cabo de manera loca o sin control, sino de una manera meticulosa y total.

COMENTARIOS ADICIONALES

El que Jehová le dijera a Ezequiel que cogiera el pelo que se había cortado, que lo pesara y lo dividiera en porciones significa y demuestra que la sentencia de Jehová contra Jerusalén no se hizo sin control y saliera como saliera, sino que todo se haría de una forma meticulosa hasta el más mínimo detalle.

A Ezequiel se le ordenó que se cortase el pelo y la barba, que dividiese los cabellos en tres partes y que utilizara cada parte de una manera que indicaría proféticamente las aflicciones que les sobrevendrían a los habitantes de Jerusalén cuando Dios ejecutara sus juicios. Además de que arrancarse el pelo o cortárselo también representaba angustia y aflicción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *