Descargar Aplicación

NUESTRA VIDA CRISTIANA, 12-18 Abril 2021, Video Digamos lo que “sirva para edificar a otros”, Análisis y Respuestas.

Digamos lo que “sirva para edificar a otros” (7 mins.): Análisis con el auditorio. Ponga el video. Luego pregunte: 

¿Qué efecto tienen las quejas y los comentarios negativos?  

Uno de los efectos es que hacen sentir tristes y avergonzados a quienes nos rodean. En el caso del hermano del video, sus comentarios negativos llegaron a afectar las emociones de su esposa y también la unidad de la congregación. 

COMENTARIOS ADICIONALES

Vemos también que una actitud cómo estas va creciendo. Quizá primero comienza con comentarios negativos dentro de la propia familia pero quizá después comencemos también a hablar negativamente de los hermanos de nuestra congregación, lo cual es muy peligroso ya que puede perturbar la unidad y el amor de la congregación. 

En el caso del hermano del video, él estaba consciente del problema que tenía. Eso en parte es de gran ayuda para poder mejorar. Sin embargo en algunas ocasiones algunos hermanos no se darán ni cuenta de que son así. En este caso debemos de ayudarlos y aconsejarlos con mucho tacto para hacerles ver su mala actitud y ellos puedan corregirla. Y si es uno el que tiene esa mala actitud pues aceptar el consejo y la ayuda y cambiar esta actitud y así decir siempre cosas que sirvan y edifiquen a otros. 

El hermano fue muy claro. Él mismo dice y reconoce que le hizo pasar vergüenza a su esposa. Usa él mismo la palabra vergüenza. Una situación, una invitación por el cuál ambos estarían alegres e impacientes de pasarlo bien con sus hermanos, cambia radicalmente por solo un comentario que puede amargar para alguno esa noche, pasando vergüenza.

Se pasó de un momento feliz a un momento incómodo y se recordará como un momento incómodo. Hay que tener cuidado de no excedernos por nuestros comentarios, tenemos que contener nuestros ánimos para que no se nos escape algo, que pensamos que es inofensivo, pero que si lo hubiéramos pensado mejor no lo hubiéramos dicho, porque nos damos cuenta que está fuera de lugar o puede ser incómodo para alguien.

El hermano era consciente en su interior que se estaba convirtiendo en una persona grosera donde sus comentarios estaban generando efectos negativos y vergüenza para su esposa. Él en un principio no quería hablar sobre el tema y vemos en el vídeo la preocupación de su esposa. Nuestra forma de hablar, puede edificar a los demás o generar muchos problemas. Usemos un habla cristiana sin comentarios negativos ni quejas, que nuestra habla sirva para edificar a los demás.

¿Qué ayudó al hermano del video a cambiar?

Junto con su esposa, busco información en la Biblioteca en Línea, bajo el tema “Cómo debemos hablar”. Encontraron el texto de Efesios 4:29 que dice: “Que no salgan de su boca palabras corrompidas. Más bien que todo lo que digan sirva para edificar”. El hermano comprendió que debía de cambiar su mala actitud ya que se dio cuenta que las palabras negativas son igual de repugnantes cómo la comida echada a perder. 

COMENTARIOS ADICIONALES

También vemos que el hermano no solo se limitó a estudiar información, sino que se apegó a un plan que le ayudará a erradicar esta mala actitud. Lo que hizo fue pensar antes de hablar y felicitar a alguien después de cada reunión por lo bueno que hacen. Apegarse a este plan práctico le ha hecho darse cuenta lo bien que se siente al hablar bien a los demás.

El hermano se fue dando cuenta poco a poco. Él era consciente de que se excedía a veces, pero ahora decide cambiar y le pide ayuda a su complemento perfecto, a su esposa. Quién estaría esperando y orando a Dios para que llegara este momento, ella no usa sus palabras ni aprovecha la situación para reprocharle todas las situaciones en las que se sintió mal, sino que puso a Dios por delante -de quizás lo que le hubiera gustado decir ella-, y juntos acudieron a la Biblia por medio de Efesios 4:29.

Al hermano le llegó al corazón las palabras de Efesios 4:29 y lo comparó con la comida podrida. Así estaba siendo su habla corrompida. Un habla que lo único que estaba haciendo era destruir. Destruir su relación con los demás, y también estaba destruyendo poco a poco su relación con su esposo aunque él no era consciente. Y esto no quedó aquí, no se cambia algo así del día a la mañana, así que el hermano ideó un plan.

El hermano se hizo un plan, una estrategia que se propuso para esforzarse e ir cambiando poco a poco esta forma arraigada que tiene de hablar. El plan es que ahora, antes de decir cualquier cosa, se detiene a pensar y reflexionar en las palabras que usa y su efecto en las personas. Se puso también la meta de felicitar en la reunión a los hermanos por las cosas buenas que hacen, esto le ayudará a no sentir celos ni a compararse con los demás, sino a ver las cosas buenas de los hermanos y sus cualidades. Y otra meta, fue el tema de las conversaciones, que trata que sean sanas y bondadosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *