Descargar Aplicación

NUESTRA VIDA CRISTIANA, 27 Septiembre 3 Octubre 2021 , Desobedecer a propósito siempre acaba mal, Video, Ni una sola palabra ha fallado (fragmento), Análisis y Respuestas.

Desobedecer a propósito siempre acaba mal (10 mins.): Análisis con el auditorio. Ponga el video Ni una sola palabra ha fallado (fragmento). Luego pregunte: 

¿Qué había ordenado Jehová que se hiciera con todo lo que había en Jericó?

Jehová había ordenado que se destruyera todo lo que había en la ciudad de Jericó, y con respecto al oro y la plata que debían llevarse al tesoro de Jehová, nadie debía quedarse con nada.

ADICIONAL

Jehová había ordenado que todo lo de Jericó se destruyera, menos el oro y la plata que debía llevarse al tesoro de Jehová.

¿Qué hicieron Acán y su familia, y por qué? 

Escondieron todo lo que había robado Acán entre esas cosas estaba un manto, 200 siclos de plata y una barra de oro de 50 ciclos, y lo hicieron por que dejaron que su deseos entrarán por sus ojos y así dejaron que este deseo entre a su nuestro corazón y como consecuencia llegaron a cometer algo desagradable a los ojos de Jehová.

ADICIONAL

Y algo interesante que observamos en el video es que Acán y toda su familia pensaba que era imposible que alguien los viera, pues tenían la seguridad que todo estaba oculto, pero se había olvidado que Jehová ya lo había visto todo, ya que Jehová reveló que un israelita se había quedado con algo que debía haberse destruido y había robado oro y plata que era para el tesoro de Jehová, pues a la mañana siguiente hizo que todo Israel se presentará tribu por tribu, familia por familia, casa por casa, hombre por hombre y al final Jehová mostró quien había desobedecido.

Ácan llevo a su casa cosas que debió destruir y dar al tesoro de Jehová, y su familia lo apoyó, todos estuvieron de acuerdo en encubrirlo y esconder lo robado. Y lo hicieron por ambición, según lo que decían, así tendrían un buen comienzo en la tierra prometida, les preocupaba era si alguien los hubiera visto, nunca pensaban en Jehová.

Ellos se quedaron con algo que debían haber destruido recordemos que solo decían que era el oro y la plata que debían conservarse, pero ellos se habían quedado con una ropa oficial de Sinar y aparte de eso pues se habían quedado con el oro y la plata, que como había dicho Josue era para el tesoro de Jehová y lo hicieron todo esto fue por la ambición, por la codicia, pues en el vídeo más o menos se nos da una idea de lo que pensaron quizás creían que iban a tener un mejor comienzo en la tierra prometida y que serían ricos.

¿Qué nos enseña este relato?




Este relato nos enseña que Jehová nos advierte mediante su palabra que desobedecer a propósito o deliberadamente tiene consecuencias graves, pues lo que le ocurrió a Acán es una prueba más de que la palabra de Jehová nunca falla.

ADICIONAL

Nos enseña que la palabra de Jehová nunca falla, el les había advertido lo que ocurriría el desobedecían y así ocurrió.

Nos enseña que Jehová siempre lo ve todo, entonces no hay nada oculto de lo que hacemos y que nadie lo puede engañar, y además que siempre es desobedecer sus normas deliberadamente o el no pensar en las consecuencias que nos traerá tarde temprano estas consecuencias más graves como en el caso de que Acán y su familia murieron.

También nos enseña que la palabra de Jehová siempre se cumple

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *