Descargar Aplicación

SEAMOS MEJORES MAESTROS: 14-20 junio 2021. Curso Bíblico  Lección .8 asignación preparada

Curso bíblico (5 mins.): fg lección 9 párrs. 6, 7 (th lec. 8).

PUBLICADOR: Muy bien Juan. Pues en esta primera toma de contacto con este nuevo manual hemos visto que la Biblia nos ayuda, de muchas formas como respondiendo a preguntas fundamentales cuyas respuestas no se conocen o son contradictorias.

ESTUDIANTE: Sí, y esto nos da tranquilidad y también esperanza de lo que vendrá. No solo para mi sino para mi familia e hijos.

PUBLICADOR: Exactamente, es como leímos en 2 Timoteo, todo lo escrito en la Biblia es útil. Y con este manual, con esta publicación, que como dice aquí, no sustituye ni mucho menos a la Biblia, nos ayudará a entenderla mejor y nos anima a estudiarla más profundamente. Y para que ello sea posible, hemos de profundizar en ella.

ESTUDIANTE: Claro, si no sabemos lo que nos dice, no vamos a saber cómo nos puede ayudar, ¿no?

PUBLICADOR: Es justamente eso Juan. Muchas personas dicen haber leído o conocer de la Biblia cuando eran pequeños o que la leyeron en un momento determinado de sus vidas… ¿así realmente pueden sacarle todo el beneficio que da?




ESTUDIANTE: Pues no creo no, no sabrán muchas cosas y eso es sí recuerdan lo que supuestamente sabían.

PUBLICADOR: Claro… mira, aquí, en este apartado de profundicemos en el tema… nos dice que veamos cómo la Biblia ha ayudado y ayuda a muchas personas. Vamos a poner un ejemplo que se me ocurre muy sencillo…

ESTUDIANTE: Vale, ¿cuál?

PUBLICADOR: Supongamos que vivimos unos años atrás y que aún no hay GPS ni móviles con ello. Entonces, cuando viajas a un sitio desconocido de vacaciones o por cualquier otra cosa circunstancia, ¿Qué es lo que te llevas?

ESTUDIANTE: Un mapa seguro, y tal vez una brújula si supiera usarla.

PUBLICADOR: Exacto. ¿Por qué te llevas un mapa?

ESTUDIANTE: Porque sino me voy a perder.

PUBLICADOR: Nuestra vida, desde que nacemos es como un viaje, un viaje en el que no tenemos un manual de instrucciones o un mapa. Vamos tomando decisiones en la vida, y estas nos van llevando de un lugar a otro… se nos van presentando situaciones más favorables o con más problemas… ¿realmente estamos solos sin un manual o mapa que nos guíe en nuestra vida?

ESTUDIANTE: Desde que nacemos yo diría que sí, no todo el mundo conoce la Biblia o está dispuesta a estudiarla.

PUBLICADOR: Entonces estamos de acuerdo que la Biblia es como nuestro mapa ¿no?

ESTUDIANTE: Sí, para mí lo empieza a ser.

PUBLICADOR: Bien, es cierto, la Biblia es nuestro mapa sobre cómo debemos orientar y a dónde ir en nuestra vida. Un mapa siempre es muy útil, pero hay que saber usarlo… y aquí me resulta interesante lo que dijiste sobre la brújula… te la llevas solo si sabes usarla…

ESTUDIANTE: Sí, es que sino estaré cargando algo que no voy a usar.

PUBLICADOR: Muy bien. Ese es justo el punto, tú puedes conocer la Biblia, pero si no sabes usarla, no te sirve de nada. Tu puedes tenerla, es tu mapa, pero si no sabes usarlo y no tienes una brújula que te diga dónde estás, te guía a seguir… ¿te será muy útil?

ESTUDIANTE: La verdad es que no.

PUBLICADOR: No basta con conocer la Biblia, o leerla de vez en cuando, ni siquiera leerla todos los días… leer no sirve de nada si no se pone en práctica, y hay que saber cómo poner en práctica lo que estudiamos… y esta publicación “Disfrute de la vida para siempre” nos servirá de brújula para que le saques el máximo partido a tu mapa la Biblia.

ESTUDIANTE: Me ha gustado mucho el ejemplo, es como dice aquí el punto 3, que la Biblia nos guía, es como un faro o como la linterna de este chico.

PUBLICADOR: Exactamente, la Biblia nos guía y orienta en todo momento, incluso en los momentos o situaciones más oscuros. Siempre nos da una salida y nos dice a dónde debemos ir o lo que tenemos que hacer. Fíjate en esto mismo, el párrafo debajo del punto 3.

ESTUDIANTE: Sí, es una luz muy potente capaz de iluminar nuestro camino, nos ayuda a tomar buenas decisiones y saber lo que ocurrirá en el futuro, dando también tranquilidad.

PUBLICADOR: El Salmo 119:105 dice “Tu palabra es una lámpara para mi pie y una luz para mi camino”. Ya lo has mencionado un poco haciendo referencia a la imagen de fondo, ¿crees que el salmista pensaba igual de la Biblia?

ESTUDIANTE: Sí, más claro no puede ser el texto. Una lámpara que alumbra mis pies, así sabe dónde se puede pisar.

PUBLICADOR: Muy bien, para no tropezar o caer en alguna trampa, por ejemplo.

ESTUDIANTE: Y una luz para mi camino.

 PUBLICADOR: La Biblia es este mapa que alumbra nuestro camino, nuestro viaje… ¿Cuál es este viaje? ¿Cuál es el destino al que deseamos llegar?

ESTUDIANTE: Esta esperanza de vivir para siempre.

PUBLICADOR: ¿Y cómo podemos llegar a nuestro destino?

ESTUDIANTE: Siendo guiados por la Biblia.

PUBLICADOR: Entonces, tu crees Juan que ¿la Biblia te puede ayudar como creía el salmista a que sea una lámpara, una luz que guía?

ESTUDIANTE: Cada vez más quiero que realmente sea mi mapa… aunque sé que no será fácil y que requerirá mucha constancia de mi parte y cambios que empiezo a ver que tengo que hacer.

PUBLICADOR: Cuando te vas de vacaciones…. no dices… “quiero ir a este sitio” y mañana ya estás allí, ¿no? Lo que haces es empezar a planificar tu viaje, desde cero, informándote primero… aquí ocurre lo mismo. Este viaje es tu vida, tu familia, tus hijos… ¿Cómo te va ayudar la Biblia?

ESTUDIANTE: A planificar mi vida, y como dices… hay que empezar por el principio, aprendiendo a cómo hacerlo…

PUBLICADOR: Son muchos los ejemplos de personas que se dejan guiar por la Biblia y que sus vidas han mejorado enormemente, ahora te cuento algunas experiencias y cómo me ha ayudado a mí personalmente también…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *