Descargar Aplicación

SEAMOS MEJORES MAESTROS: 31 de mayo al 06 de junio del 2021, Discurso, Lección 13, Asignación Preparada.

 

Discurso (5 mins.): w13 15/8 11 párr. 7. Título: No haga comentarios negativos ni los escuche (th lec. 13).

Parece que existe un derecho natural para todas las personas de opinar y criticar sobre nuestras vidas o el trabajo que hacemos con tanto esfuerzo y dedicación, posiblemente cuando esa persona tiene las mismas o más faltas de las que nos echa en cara. Son tantos los comentarios negativos que escuchamos hoy día, que podemos pensar que estamos acostumbrados y que ya no nos afecta. Esto realmente no suele ser cierto, y aunque nos afecte menos, nos sigue afectando inconscientemente y habrán ocasiones en las que nos afectará aún más.

Requiere mucha experiencia, reflexión, replanteamiento de nuestras ideas y concepción de las personas para poder obviar los comentarios negativos y que no nos afecte en nada, es algo muy complicado de lograr. Y claro, estamos hablando de personas a las que no conocemos. Cuando este comentario viene de alguien cercano a quién consideramos un amigo, una persona en la que confiar y ser respetable o de un familiar… esto sí que nos afecta, mucho, y puede hasta hundirnos. 

Los israelitas estaban muy cerca de llegar a la Tierra Prometida. Habían pasado mucho para poder llegar a ella. Todos ellos vieron lo que Jehová hizo, el poder que tiene al liberarlos  de la esclavitud de Egipto con las diez plagas, no solo una, sino 10 demostraciones de su inmenso poder.




Además de la entrecruzada del Mar Rojo con el faraón de Egipto que se consideraba un Dios. Jehová nunca les había fallado, ¿Qué justificación tendrían para hacerlo ahora? Ninguna. Entonces, ¿por qué lo hicieron?

Por el informe negativo que dieron los espías que fueron enviados, espías a los que los israelitas conocían y eran parte de su familia.

 VAMOS A LEER Números 13:31.

“No podemos subir contra esa gente, porque es más fuerte que nosotros”

¿Qué persona es más poderosa que Jehová? Claro. Los israelitas habían pasado mucho y soportado muchas cosas. Nosotros aguantamos muchos comentarios hirientes sin ningún tipo de necesidad, hasta podemos decir que estamos acostumbrados.

Los israelitas también lo estaban, pero en ese momento, estaban alegres de estar tan cerca de la Tierra Prometida y de repente, todo este ánimo se destruye por las palabras de unos pocos espías que fueron negativos porque vieron sus limitaciones personales y no pensaron en el poder de Jehová.

Muchas veces los comentarios negativos que nos hacen son fruto de las propias limitaciones de estas personas, de sus celos o de su incapacidad de hacer y conseguir lo que estamos 

haciendo nosotros. Pero si caemos en su trampa, que es otra trampa que usa Satanás para desanimarnos y debitarnos espiritualmente podríamos acabar como los israelitas.

VAMOS A LEER Deuteronomio 1:35

“Ningún hombre de esta malvada generación verá la buena tierra que juré darles a los padres de ustedes”

Nuestra única meta es cumplir con la voluntad y el propósito de Dios, y es por ello, que queda muy claro que no debemos escuchar ninguno de estos tipos de comentarios porque lo único que importa es lo que Jehová piense de nosotros. Y esto no nos lo podrá decir ninguna persona, porque nadie es capaz de pensar como él lo hace.

Nuestra única guía y faro que alumbra las acciones de nuestra vida es la que encontramos en su Palabra la Biblia. Todo lo demás que sea irrelevante y esté dicho para herir o debilitar, nos esforzaremos por no escucharlo para que no nos afecte, sobre todo más cuando provenga de un amigo, una persona a la que respetamos o un familiar o incluso desde dentro de la congregación cristiana, lo cual no debería ocurrir nunca.

Y recordemos hermanos, que no solo basta con no escuchar. Tal como a nosotros no nos gusta y nos afecta, no seamos instrumentos que Satanás use para herir y debilitar la fe de nuestros hermanos. Ya hay demasiada maldad en el mundo para que nosotros también contribuyamos con nuestras palabras a hundir a nuestro prójimo.

Si es cierto que somos imperfectos y que en algunas ocasiones nos podemos exceder con nuestras palabras y comentarios, esto es muy peligro y es una conducta totalmente anticristiana. Nadie es perfecto, todos cometemos errores, nadie tiene la verdad absoluta o el conocimiento cierto para cada situación. Si hacemos un comentario negativo, éste dice mucho de nuestra personalidad, y ninguna cosa positiva.

Cuando una persona hace un comentario negativo Satanás se está deleitando al cumplir con su objetivo, y si viene de parte de un cristiano hacia cualquier persona, más contento estará Satanás. ¿Queremos darle ese gusto?. Si hay algo que no nos gusta de nuestro prójimo, se habla con cordialidad. Todo se soluciona hablando amablemente, no criticando. Que todas nuestras palabras sean como las de Efesios 4:29.

 VAMOS A LEER  Efesios 4:29

“Que no salgan de su boca palabras corrompidas. Más bien, que todo lo que digan sirva para edificar a otros según sea necesario y para beneficiar a quienes los escuchan”

No escuchemos comentarios negativos, estos nos debilitan espiritual y mentalmente. Aprendamos a que no nos afecte y alejémonos de personas tóxicas. Y no seamos un motivo para que nuestros 

hermanos nos consideren tóxicos, no ayudemos a Satanás en su maldad, no hagamos comentarios negativos ni critiquemos a nuestro prójimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *