Descargar Aplicación

Tesoros de la Biblia, “¿Para qué servían las ofrendas?”, Discurso, 9-15 Noviembre 2020.

 

 “¿Para qué servían las ofrendas?” (10 mins.)

Muy interesante el contenido del libro del Levítico, Jehová dio provisiones para que la nación de israel demostrara cuanto lo amaba. Si, tenían que demostrar que eran una nación dedicada a él.

Hizo el arreglo del sacrificio, algunos de estos sacrificios eran obligatorios, otros eran voluntarios, hoy vamos a analizar tres de estos sacrificios voluntarios.

El primero lo encontramos en Levítico capítulo 1  y el versículo 3, vamos a leerlo dice: Si alguien va a presentar una ofrenda quemada de grano vacuno. El animal debe ser un macho sano, lo presentará voluntariamente delante de Jehová a la entrada de la tienda de reunión.

Bueno aquí estamos hablando de las ofrendas quemadas, a veces los Israelitas ofrecían ofrendas que eran obligatorias, pero cuando eran voluntarias era porque eran parte del agradecimiento que le mostraban a Jehová y otras como en este caso las ofrendas quemadas eran porque deseaban la aprobación de jehová.

Las ofrendas quemadas de ese animal se ofrecia completamente a Jehová, no se quedaba con ninguna parte ni el sacerdote, ni el que ofrecía esa ofrenda, observemos la ilustración: estos sacrificios agradaba mucho a Jehová y representaban el sacrificio de Jesús o los beneficios de ese sacrificio, como entonamos en la canción de comienzo de la reunión. Los animales que se sacrificaban tenían que estar sanos sin defecto al igual que el cuerpo de Jesús que fue perfecto y no tenía desperfectos. 

Así que las ofrendas quemadas se ofrecían completos a Jehová como lo hizo Jesús que entregó por completo su cuerpo a favor de nosotros, ahora vamos a analizar la segunda ofrenda voluntaria leamos por favor el Libro de levítico, ahora los versículos 2 y el 1  de mismo Capítulo 1 dice: Ahora bien, si alguien presenta una ofrenda de grano para Jehová, debe ser de harina fina, el debe derramar aceite sobre ella y ponerle oliva no encima.

Aquí ya estamos hablando de las ofrendas de grano, pues servían para agradecer la generosidad de Dios, al dar bendiciones y prosperidad a la Nación, de las ofrendas quemadas y de las ofrendas de grano, se dice que Jehová la veía como un olor conducente a descanso.

Ahora llegamos a la tercera ofrenda voluntaria la encontramos en  Levítico capítulo 3 Versículo 1 dice así: y alguien va a ofrecer un sacrificio de paz del ganado vacuno sea macho o hembra, debe presentar delante de Jehová a un animal que esté sano.

Bueno casi en todas las ofrendas que hemos hablado que implica animales, el animal tenía que estar sano. Aquí estamos hablando de las ofrendas de paz y aquí hay una diferencia entre las ofrendas quemadas, la ofrenda de paz, la sangre y la grasa, esa iba dedicada a Jehová. La carne las porciones de carne, pues una parte la tenía que tomar uno de los sacerdotes implicados.

Y la persona que hacía ese sacrificio a Jehová es como si ellos estuvieran en una cena, pero una cena no obligada, era una cena voluntaria, donde se veía y se evidenciaba que había una relación pacífica de ellos con Jehová. 

Es verdad que todos los Israelitas estaban dedicados a Jehová por nacimiento, pero su deseo de servirle los motivaba a hacer esta ofrenda Observen la ilustración así, como quienes ofrecen un sacrificio de paz que estaban en paz con Dios los que participan en la cena de Dios, en la cena del Señor también están en paz con Jehová, porque Jehová aprecia todos los sacrificios que podamos hacer por el Reino, pues nos ha dejado un buen ejemplo el dio lo mejor en sacrificio por la humanidad, a su hijo Jesucristo, lo mismo hizo la Nación de Israel, en el caso de nosotros le daremos lo mejor a Jehová él lo apreciará y nosotros podemos contar con su bendición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *