Descargar Aplicación

TESOROS DE LA BIBLIA, 18-24 de octubre 2021, “Sigamos a Jehová con todo el corazón”, Discurso Preparado.

“Sigamos a Jehová con todo el corazón” (10 mins.)

En este mundo tan competitivo, una persona que pase de los 40 o 50 años ya no tiene cabida en un empleo o en algo que puede desempeñarlo correctamente, pero para el mundo ya no, es una persona muy mayor. ¡Que distinto es Jehová! Él comisionó, utilizo a personas muy mayores desde el punto de vista nuestro para hacer un trabajo que tal vez otros no podían realizar.

Por ejemplo, Moisés. Él comenzó su actividad de libertador alrededor de los 80 años. Que decirte el profeta Daniel cuando Belsasar lo llamó para que interpretara la Escritura en la pared tenía alrededor de 90 años. Y qué decir del apóstol Juan, con casi 100 años, recibió la revelación de parte de Dios.

Del personaje que vamos a hablar en esta ocasión. También era alguien de muchos años, de Caleb. En esta sección de Tesoros de la Biblia, con el título: «Sigamos a Jehová con todo el corazón», hablaremos como este siervo de Dios. Con alrededor de setenta y nueve años cruzó el río Jordán para comenzar a apoyar la conquista de Israel sobre Canaán.

¿Cómo consiguió esto? No fue sin duda nada fácil. Caleb fue el compañero de Josué. Cuando Moisés envió siendo jóvenes para que espiara la tierra, ellos fueron los dos únicos que trajeron buenos informes.

VAMOS A LEER: Josué 14:7,8

Yo tenía 40 años cuando Moisés, el siervo de Jehová, me envió desde Cadés-Barnea para espiar la tierra, y yo regresé con un informe franco y honesto. 8  Y, aunque mis hermanos, los que subieron conmigo, hicieron que el pueblo se acobardara, yo seguí a Jehová mi Dios con todo el corazón.

Qué hermoso recordatorio, Caleb hablándole a Josué, El solo conocía muy bien porque fue su compañero. Y él dijo claramente por qué lo hizo desde esa relativa juventud, porque siguió a Jehová a su Dios con todo el corazón.

Lo mismo sucede con muchos de nuestros hermanos en la organización que desde muy jóvenes le han servido a Jehová y se han mantenido fuertes sirviendo hombro a hombro con los más jóvenes. El hecho de que alguien llegue a ser mayor en edad no quiere decir que se lo desecha en la organización, más bien es valioso porque tiene un caudal de conocimiento y experiencia que muchos de nosotros quisiéramos tener.

Y en el caso de Caleb, cuando se dirigió a Josué delante del pueblo, él estaba pidiendo algo que no cualquiera lo haría. Él no estaba tratando de conseguir favoritismo de parte de un buen conocido de él como Josué, sino más bien estaba pidiendo una asignación bastante complicada. 

VAMOS A LEER: Josué 14:10-12

Y ahora Jehová, tal como lo prometió, me ha mantenido con vida estos 45 años desde que Jehová le hizo esa promesa a Moisés cuando Israel andaba en el desierto; y hoy sigo aquí, con 85 años. 11  Y estoy tan fuerte ahora como el día en que Moisés me envió. Sigo teniendo la misma fuerza que en ese entonces, tanto para la guerra como para otras cosas. 12  Por eso, dame esta región montañosa que Jehová me prometió aquel día. Aunque aquel día tú oíste que allí estaban los anaquim con grandes ciudades fortificadas, seguro que Jehová estará conmigo y yo los expulsaré, tal como Jehová lo prometió”.

Pues aquí estamos escuchando a una persona de 85 años que se sentía con la misma energía que de joven. Pero, ¿Cuál era su apoyo? Como bien se decía en el versículo 12 «seguro que Jehová estará conmigo, y yo los expulsare».

Y a quienes tenía que expulsar eran a los Anaquim, hombres de una estatura enorme, muy aguerridos, guerreros expertos en la batalla. Ellos los conocieron. Tanto Josué como Caleb personalmente a ellos cuando fueron a espiar la tierra prometida. Y fue una de las causas de propagar el terror entre los habitantes de Israel cuando dijeron que habían visto a gente enorme comparado a los que existieron en la época pre diluviando.

Pero aquí se ve a un hombre que, aunque mayor, no está pidiendo nada fácil. Pero, ¿Por qué se atrevía a eso? Porque confiaba en Jehová, porque su corazón se mantenía directo hacia Dios. Y así fue. Logró conquistar la ciudad de Hebrón, que luego se convirtió en una ciudad de refugio.

Esto nos muestra, hermanos, que tenemos tantos hermanos en la organización, mayores que ellos no eluden ninguna asignación teocrática, por más difícil que sea. No solamente ellos. Nosotros si tenemos menos edad, queremos también ser valerosos, enfrentarnos a situaciones complicadas que podrían parecerse a un Anakin algo enorme, pero que si seguimos a Jehová con todo el corazón, lo podemos conseguir.

VAMOS A LEER: Josué 14:13,14

Así que Josué bendijo a Caleb hijo de Jefuné y le dio Hebrón como herencia. 14  Por eso Hebrón le pertenece a Caleb hijo de Jefuné el quenizita como herencia hasta el día de hoy, porque él siguió a Jehová, el Dios de Israel, con todo el corazón.

Este par de amigos y siervos de Dios, Josué y Caleb, realmente gustaron los beneficios de servir a Dios. Caleb pidió una asignación nada fácil, pero no dependía de él exclusivamente, como bien lo dijo. Dependía del apoyo de Jehová.

Nosotros también queremos hacer lo mismo. Si a usted se le ofrece una asignación que parece difícil de cumplir. Recuerde, la edad no tiene nada que ver en si se la realiza o no, sino si seguimos a Jehová con todo el corazón.

Si en su congregación tiene un hermano o una hermana mayor, ¿Por qué no se acerca a ella y entabla una conversación para que realmente usted salga fortalecido? Son hermanos que han visto tantos cambios en la organización que han visto el progreso gracias a la bendición de Jehová y son hermanos que en ocasiones son los primeros en llegar al Salón del Reino o estar presente en las reuniones.

Son los que no se cansan de estar en la predicación a pesar de sus dolencias físicas. En ocasiones son los que se mantienen como precursores hasta el fin de sus vidas, porque son cristianos que siguen a Jehová con todo el corazón. La próxima vez que pueda hablar con uno de ellos, deles la gracia por ser un buen ejemplo de fidelidad dentro de nuestra congregación.

Y aunque nuestro modelo principal es Jesús, pero estos hermanos son los modelos vivientes que tenemos a nuestra vista de personas que se han gastado tanto en el servicio de Jehová como Caleb, y que tienen tal vez sus energías un poco debilitadas, pero su corazón completo para Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *