Descargar Aplicación

TESOROS DE LA BIBLIA 16-22 de agosto: “Todas estas bendiciones nos alcanzarán”, Discurso.

“Todas estas bendiciones nos alcanzarán” (10 mins.)

Todos sabemos que la obediencia dentro del hogar trae beneficios, trae muy buenas recompensas. La obediencia de un hijo no solamente afecta la actitud del Padre, sino también en la del propio hijo. Y es lo que queremos ver con relación a Tesoros de la Biblia con el titulo: «Todas estas bendiciones nos alcanzarán».

Y es que Jehová siempre ha deseado lo mejor para sus siervos. Ya en el pasado, a los israelitas se les dijo con claridad que se esperaba que como hijos obedientes aceptaran hacer la voluntad de Jehová para siempre.

¿Qué conseguían ellos de beneficios? Examinemos algunos versículos que indicaba con total claridad las bendiciones que estarían sobre ellos. 

VAMOS A LEER: Deuteronomio 28:1

«Y, si de veras escuchas la voz de Jehová tu Dios y te aseguras de obedecer todos los mandamientos de él que te estoy mandando hoy, Jehová tu Dios te ensalzará por encima de las demás naciones de la tierra.

Como vemos en este versículo, lo que Jehová estaba diciendo es que iba a ser una nación especial, algo totalmente diferente a los demás, y lo que debían hacer es obedecer los mandamientos que se les estaba dando en ese momento.

Como en una casa, cuando la familia obedece, todo funciona bien y en ocasiones esa obediencia hace que ese hogar sea totalmente diferente a muchos otros, donde no hay amor. Pero Jehová incluso llegó a decir que la bendición llegaría a ser sobresaliente. Veamos ahora los versículos 3 al 6.

VAMOS A LEER: Deuteronomio 28:3-6

«Bendito serás en la ciudad y bendito serás  en el campo. 4 Bendito serán tus hijos, el fruto de tu tierra y las crías de tus animales: tus terneros y tus corderos. 5 Benditas será tu canasta y bendito será tu recipiente de amasar. 6 Bendito serás cuando entres  y bendito serás cuando salgas. 

En el versículo es muy claro hay que escuchar la voz de Jehová para obtener los beneficios como hijo cuando tiene que escuchar u obedecer a sus padres. Escuchar a Jehová significa varias cosas, por ejemplo, respetar profundamente su palabra y el alimento espiritual que Él nos da mediante el Esclavo fiel.

Queremos también obedecer lo que su Hijo ha dicho a sus discípulos que debemos hacer. Adicionalmente, implica someternos de buena gana a la organización y las pautas que nos han dado para continuar en ella. Así como tener profundo respeto a los ancianos en las congregaciones.

Por lo expuesto en estos versículos indica que la bendición de Jehová llegaría a todo ámbito de nuestra vida. En nuestro hogar, en el trato con otros, en el trabajo, en nuestra vida personal, todo realmente recibiría bendiciones de parte de Jehová.

Como cuando un niño es afectado en la obediencia, siempre lo está demostrando en todo momento. Aún si los padres no están presentes, él seguirá demostrando que tiene una conductora ejemplar. Y cuando un hijo es obediente, el papá sabe recompensar o la mamá, cualquier de los dos.

En ocasiones la recompensa ya puede ser avisada con anticipación, cuál sería. Y en otras ocasiones llega de sorpresa. Jehová también está indicando que él tiene todo el deseo de seguir dando bendiciones o recompensas por nuestra obediencia.

VAMOS A LEER: Deuteronomio 28:2

Todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te alcanzarán si escuchas siempre la voz de Jehová tu Dios.

Es de interés  que en este versículo 2 se utiliza la expresión «alcanzarán». Este viene de un verbo hebreo que significa o tiene que ver con la cacería. Así que el alcanzar significa llegar o agarrar una presa. En el caso de Jehová, él está seguro, Él está diciendo con toda seguridad que va a llegar ese cumplimiento mientras nosotros sigamos escuchando su voz.

Este es otro punto importante. Seguir escuchando significa acción continua. No de vez en cuando, sino en  todo momento de nuestra vida. Como decíamos, en relación a los hijos, no se necesita que estos hijos sean buenas personas con una actitud moral correcta. Aunque sus padres no estén presentes siempre se conducirán de la manera apropiada.

Lo mismo puede suceder con nosotros. Lo mismo va a suceder con nosotros. Pero, para hacerlo correctamente, no queremos hacerlo a la fuerza. ¿Qué pasaría de un hijo que, siempre bajo constante recordatorio, tiene que obedecer las cosas que se le han dicho? Eso indicaría que no tiene le deseo de realizarlo o que si lo hace sería de mala gana.

Servir a Jehová debe ser también clara demostración en nuestras actitud en nuestro corazón, en nuestro rostro que queremos realmente servirle como se merece. 

VAMOS A LEER: Deuteronomio 28:45-47 

Todas estas maldiciones vendrán sobre ti, te perseguirán y te alcanzarán hasta que hayas sido aniquilado, porque no escuchaste la voz de Jehová tu Dios ni obedeciste los mandamientos y los estatutos que él te mandó. 46 Y seguirán para siempre sobre ti y tu descendencia como señal y advertencia, 47 Porque no serviste a Jehová tu Dios con alegría y con un corazón contento cuando tuviste de  todo en abundancia.

Jehová al igual que cualquier padre humano, es muy claro si hacemos esto, sucede. Si hacemos lo contrario, esto pasa. Jehová quería de una manera amorosa decirle claramente que no cometan errores, por los cuales después vendrían consecuencias que no serían nada agradables.

Pero en el versículo 47 Jehová les dice que él quiere que le sirvamos con alegría, con un corazón contento. Que seamos agradecidos. Como decíamos, en el caso de un niño, el que lo haga, que obedezca siempre que haya una advertencia, no es lo correcto. Nada a la fuerza sale bien.

Con Jehová es igual. Él no quiere que le demos un simple cumplimiento mecánico, de predicar reuniones, sin alegría, sin sentimiento, sin deseo de demostrarle a Jehová de todo corazón, se nota aún en el semblante.

Por lo tanto, cuando estamos hablando de que las bendiciones de Jehová nos alcanzarán. No estamos hablando de meras suposiciones, sino de algo real. Las bendiciones que hoy disfrutamos dentro de la organización de Dios con una hermosa familia espiritual, ya la vivimos, ya la disfrutamos ya la sentimos.

Y por supuesto, en el futuro las bendiciones serían que ni siquiera tenemos idea de cómo será. Sabemos que habrán cosas hermosas, pero vivirlas, sentirlas será maravilloso. 

 Sigamos demostrando que escuchamos a Jehová con un corazón contento y tengamos la plena seguridad que las bendiciones que Jehová ha ofrecido nos alcanzarán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *